EL DON DE PROFECIA

COMO FUERON DADAS LAS VISIONES

 

Si bien que la caída trágica de nuestros primeros padres en el princípio los privase de conversar con su Creador face a face conforme Isaias 59:2, Dios no dejó al hombre sin medios por los cuales se pudiese comunicar con El. Para los que debian asi escojer si pudiésen aprovechar inteligentemente de las graciosas providencias tomadas para su salvación, era preciso recibir instrucciones, informaciones y guia. Los métodos de comunnicación eran bastante variados en su naturaleza, yendo desde la saludable voz de Dios oida en diversas ocasiones, al Urim y Tumim (Exodo 28:30),  por los cuales el pueblo podia interrogar al Señor. En várias ocasiones angeles han traido del Cielo mensages directas a indivíduos; por veces Dios ha dado  sueños para advertir de peligros inminentes; y en el decorrer de todos los siglos las voces de los profetas si ha hecho oir.

De estos vários medios de comunicación empleados por el Señor, el mas común y mas ampliamente usado era el del profeta. El propio Dios declaró a Israel Su intención en lenguaje simple: "Si entre vosotros hay profeta, Yo, el Señor, en visión a el Me haré conocer, o en sueños hablaré con él". (Número 12:6). Informaciones, instrucciones y direcciones debian ser dadas al profeta, para que él, por su vez, las comunicase al pueblo. El proceso por el cual el profeta recibia el mensaje divino no era conversa face a face con Dios, ni por otro lado era mediante impresiones o fuertes sentimientos; sino que por un proceso definido y divinamente escojido, denominado "visiones".

En todos los siglos de la história tubo Dios Sus verdaderos representantes entre los hombres. En nombre del Todo-Poderoso conservaron ellos bien alto el estandarte de la verdad y testificaron, con coraje, del derecho divino. Algunos de estos baluartes de la justicia se  destacaron mas que otros, en virtud de la época en que fueron despertados por Dios para desempeñar una función destacada. En los relatórios que dicen respecto a la aurora del mundo leemos especialmente de  Enoc, contemporaneo de Adan, a erguer su voz en clamor contra la impiedad y a anunciar el juicio venidero sobre toda  mala conducta. Mas tarde se levanta Noé, otro destemido  embajador de Dios, "pregonero de la justicia", anunciando un mensaje decisivo contra la creciente onda de la maldad humana, precursora de un dilúvio de aguas. Abrahan, el "amigo de Dios," es el caso mas preeminente de la escala de las testimonias de Dios," despues del dilúvio hasta Cristo. Sus inmediatos descendientes, Isaac y Jacob, lo siguieron  destemidamente, haciendo refulgir con firmeza la divina luz de la justicia celestial delante de una civilización desequilibrada. José, en Egipto, y Daniel en Babilonia, fueron otros brillantes porta-estandartes de la verdad de Dios. La história del Antiguo Testamento está repleta de otros dignos mensageros del Altísimo, que, con denodado  celo y rara devoción, desempeñaron el papel que les cupo en el divino plano de Dios.

También la história del Nuevo Testamento está ornada de eminentes hombres, aún cuando humildes y simples, que, como los de la antigua dispensación, levantaron destemerosamente la voz para testimoniar del Creador y de  Su Hijo Jesus Cristo. Tan elocuente fue el testimonio que dieron, que por El prefirieron antes morir a alterarlo.

Uno de los mas notables y destacados luminares que brillaron en la era apostólica en exaltación de Dios y del Salvador, fue Juan, el denominado "discípulo amado". Su padre era humilde pescador del mar de Galiléa; y su madre Salomé, parece haber sido íntima de Maria,  madre de Jesus. Juan fue uno de los primeros apóstoles a ser atraídos por el humilde Nazareno.

LA PERSONA DEL PROFETA

 

Cuando hablamos en profecias, uno de los principales factores de importancia que surge, es la persona del profeta. Pero, un profeta no es profeta porque deseó serlo o porque se hizo profeta por si mismo. El profeta es el indivíduo a quien Dios llama y lo inviste en el encargo de profeta, para ejercer el ofício de profeta. En ningun caso un profeta de Dios se investirá en este honroso encargo por su cuenta propia. No es cualquier hombre que está categorizado a ser un profeta de Dios. Cualquiera no seria escojido por Dios para tan alta función de profeta. El hombre de la preferencia de Dios para ser Su honrado profeta, debe ser distinto, poseer cualidades que lo habiliten a este tan sagrado ministério. Será un siervo leal de Dios, fiel en todos los sentidos a los reclamos de Su divina voluntad como exarada en Su santa ley; un hombre humilde, despretencioso, celoso de la honra de Dios, de Su causa y de Su pueblo; porta-voz de Dios, desembarazado de este mundo, de absoluta confianza, de ferviente fé y de mucha oración. enfin, un hombre que consienta en que Dios lo dirija en la obra para la cual es llamado y emposado. Asi fueron los profetas de Israel en la antiguedad, hombres de absoluta honradez y elevada consagración.

Sin embargo, el profeta no prevee cosa alguna. Todo lo que el propala oralmente o por escrito, en virtud de su investidura como profeta, le es antecipadamente mostrado o revelado por Dios. Como profeta el es tan solamente un porta-voz de Dios. Es un mensagero de Dios, portador de un mensaje de poder, de aprobación, de reprensión, de consejo o de previsión del futuro bueno o malo.

Por lo tanto, las profecias de las Sagradas Escrituras, procedentes de la pluma de los profetas de Dios, las únicas inspiradas y verdaderas, no pueden ser interpretadas segun el molde del pensamiento humano. Exclusivamente los eventos históricos de ellas comprobatórios, son sus legítimos intérpretes.

La profecia nada mas es, segun la palabra de Pedro, que "una luz que ilumina en lugar oscuro". Todo el futuro del mundo ha sido iluminado al pueblo de Dios por la palabra de la profecia. Su pueblo, que ha marchado a través de los siglos en demanda de su reino de paz y perfección, no ha andado a ciegas. Todo el futuro le ha sido claro, y esto lo reveló Dios por las profecias  infalibles, para que  se precaviese en virtud de sus enemigos de emboscadas a lo largo del camino. Todos los movimientos de los grandes impérios y de las naciones de la tierra fueron y son controlados por Dios y revelados a su escojido pueblo que, en medio a las tan variadas mutaciones de la História prosigue para el supremo albo, el glorioso reino del Señor. Todo, sin embargo, en lo que respecta a los marcos  principales de la História, fue trazado por Dios y comunicado a los profetas Sus siervos, principalmente a Daniel y Juan.

Se encuentran sobre nosotros los peligros de los últimos dias, y cumplenos vigilar y orar, estudiar y dar oidos a las lecciones que nos son dadas en los libros de Daniel y Apocalipsis, que nos estan  revelando, lo que ya dijimos en la lección primera: "La Base" " El  futuro abierto  a los ojos del presente". Como estamos notando, son profecias inspiradas, cuyo cumplimiento histórico ha sido incontestable.

Resumiendo diremos:  Que gloriosa luz nos dió Dios para este final de la história humana !  Anda en la escuridad apenas aquel que quiere ! Que no sea su caso. Amén.            


LAS FUNCIONES DEL DON PROFÉTICO EN EL NUEVO TESTAMENTO        

 

El  Nuevo Testamento concede al don de profecia un lugar preeminente entre los dones  del Espíritu Santo, colocandolo una  vez en primer lugar y dos veces en segundo, entre los ministérios de  mayor utilidad para la iglesia (vea Rom. 12:6; I Cor. 12:28 y Efes. 4:11). Ella estimuló los creyentes a desear de modo especial el don de profecia. (I Cor. 14:1 y 39).

El Nuevo Testamento sugiere que los profetas desempeñen las siguientes funciones: 1) - Que presten asistencia en la función de la Iglesia (Efes. 2:20; 2) - que eleven la extensión misionera de la Iglesia  Hechos 13:2-3; 3) - que edifiquen la Iglesia (I Cor. 14:3-4), y a Jesus Cristo (Efes. 4:11-12; 4) - que unan y protejan la Iglesia de las falsas doctrinas (Efes. 4:14); 5) - que adviertan los creyentes cuanto a los peligros y dificultades futuras (Hechos 20:23; 21:4, 10-14; 6) - que ayuden los creyentes en la confirmación de la fé en tiempos de controvérsia (Hechos 15:30-35).

 

EL DON PROFÉTICO EN LOS _LTIMOS DIAS                             

 

Muchos cristianos creen que el don profético cesó en el encerramiento de la era apostólica. Pero la Bíblia revela la necesidad especial de orientación divina durante las crisis del tiempo del fin; eso testifica de la contínua necesidad de la provisión del don profético despues de los tiempos del Nuevo Testamento. No existe cualquier evidencia bíblica de que Dios habria de retirar los dones espirituales por El concedidos a la Iglesia, antes que completasen Su propósito, el cual, de acuerdo con Pablo, seria llevar la Iglesia "a la unidad de la fé y del  pleno conocimiento del Hijo de Dios, a la perfecta varonilidad, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo" (Efes. 4:13). Una vez que la Iglesia aún no alcanzó tal experiencia, necesita ella aún de la presencia de los dones del Espíritu. Esos dones, incluyendo el don de profecia, continuarán a operar en benefício del pueblo de Dios hasta el retorno de Cristo. Consecuentemente, Pablo advirtió los creyentes a no "extinguir el Espíritu" ni "despreciar las profecias" (I Tes. 5:19-20), aconsejando aún: "procurad con celo los dones espirituales, pero principalmente que profetizeis" (I Cor. 14:1).

No siempre esos dones se manifestaron abundantemente en la experiencia de la iglesia cristiana. Despues de la muerte de los apóstoles, los profetas disfrutaron de respetabilidad en muchos círculos, hasta por vuelta del año 300 D.C. Pero el declínio de la espiritualidad de la iglesia y la consecuente apostasia, condujieron a una reducción tanto de la presencia del Espíritu cuanto de Sus dones. Al mismo tiempo falsos profetas ocasionaron pérdida de confianza en el don profético. El declínio del don profético durante ciertos períodos de la história de la Iglesia no significó que Dios hubiese retirado el don permanentemente. La Bíblia indica que, al aproximarse el fin de los tiempos, el don estaria presente a fin de asistir la Iglesia durante esos momentos de dificultades. Mas aún, ella garantiza que habria un incremento en la actividad de ese don.

 

EL DON PROFÉTICO INMEDIATAMENTE ANTES DEL SEGUNDO ADVENTO

 

Dios concedió el don profético a Juan Bautista para que anunciase el primer advento de Cristo. De modo similar, podemos esperar que El envie el mismo don para proclamar el Segundo Advento, de modo que todas las personas tengan oportunidad de prepararse para el encuentro con el Salvador.


De hecho, Cristo mencionó el surgimiento de falsos profetas como una de las señales de la  proximidad de Su segunda venida (Mat. 24:11 y 24). Si no debiesen existir  profetas verdaderos durante el tiempo del fin, Cristo no tendria advertido contra cualquier indivíduo que pretendiese poseer el don. Su advertencia en lo tocante a los falsos profetas implica que existirian igualmente profetas verdaderos.  El profeta Joel anunció un derramamiento especial del Santo Espíritu y del don profético justamente antes del retorno de Cristo. El dijo: (lea en Joel 2:28-31).

El primer pentecoste testimonió memorable manifestación. Pedro citando la profecia de Joel, destacó que Dios habia cumplido Su promesa (Hechos 2:2-21). Entretanto, debemos indagar si la profecia de Joel encontró su pleno y total cumplimiento en el dia de Pentecoste  o si aún debemos esperar otro cumplimiento, mas amplio y mas completo. No poseemos evidencias de que los fenomenos en el Sol y en la Luna, mencionados por Joel, ocurririan antes  o despues del derramamiento del Espíritu. En la verdad, ellos no ocurrieron sino muchos siglos mas tarde, (vea el Segundo Piso de este Edifício).

El Pentecoste representó, por lo tanto, un prelúdio de la plena manifestación del Espíritu que deverá ocurrir antes del Segundo Advento. Tal como la lluvia primera de Palestina, la cual caía en el otoño, poco tiempo despues que las semillas eran lanzadas al suelo,  el  derramamiento del Espíritu Santo por ocasión del Pentecoste inauguró  la  dispensación del Espíritu. El cumplimiento pleno y final de la profecia de  Joel corresponde a la lluvia tardia, la cual, cayendo en la primavera, amadurecia el grano (Joel 2:23). Semejantemente, la concesión final del Espíritu de  Dios  deberá  acontecer inmediatamente antes del segundo Advento, despues de las señales predictos para el Sol, Luna y estrellas (conf. Mat. 24:29; Apoc. 6:12-17; Joel 2:31). Tal como la lluvia primera, esta manifestación final del Espíritu amadurecerá la cosecha de la Tierra (Mat. 13:30 y 39), y "todo aquel que invocar el nombre del Señor será salvo" (Joel 2:32).

 

EL DON PROFÉTICO EN LA IGLESIA REMANENTE       

 

Conforme ya estudiamos en el Décimo Cuarto y en el Décimo Sexto Piso, Apocalipsis 12 menciona dos períodos de acentuada  persecución. Durante el primero, que se extendió  de 538 a 1798 D.C. (Apoc. 12:6 y 14; lea el capítulo 12 entero), los creyentes leales sufrieron intensa persecución. Una vez mas, justamente antes del Segundo Advento, Satanás atacará al restante de la semilla de la mujer", la iglesia remanente que se rehusa a abdicar de la obediencia que presta a Cristo. El Apocalipsis caracteriza los creyentes leales que constituirán el remanente como aquellos "que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesus" (Apoc. 12:17).

Que la frase "testimonio de Jesus" se refiere al don profético, es algo que se establece claramente en la conversa posterior del angel con Juan. Próximo al final del libro, el angel se identifica a si mismo como "consiervo tuyo y de tus hermanos que mantienen el testimonio de Jesus" (Apoc. 19:10) y como "consiervo tuyo y de tus hermanos, los profetas" (Apoc.22:9). Esas expresiones paralelas dejan claro que son los profetas que poseen el "testimonio de Jesus". Eso explica la declaración del angel, de que "el testimonio de Jesus es el Espíritu de Profecia" (Apoc. 19:10).

Explicando mejor: el testimonio de Jesus,(es lo mismo que, sustentado por Jesus, o sea, constituye el Espíritu de Profecia). Eso define especialmente los hermanos que mantienen el  testimonio de Jesus en la calidad de poseedores de la inspiración  profética. El testimonio de Jesus equivale en términos prácticos a la testificación de Jesus (Apoc. 22:20). Se trata de auto-revelación de Jesus (que, de acuerdo con Apoc. 1:1, se debe, en última análisis, a Dios, que movió los profetas cristianos).

Por lo tanto, la expresión Espíritu de Profecia puede referirse (1) - al Espíritu Santo que inspiró los profetas con la revelación procedente de Dios, (2) - a la operación  del don de prefecia y (3) - al instrumento de la profecia.

El don profético - el testimonio de Jesus "concedido a la Iglesia por medio de la profecia" - corresponde a una característica distintiva de la Iglesia remanente. Jeremias vinculó la retracción de ese don a la pecaminosidad. "Donde ya no vigora la ley, ni reciben visión alguna del Señor Sus profetas" (Lamentación 2:9).  El libro de Apocalipsis identifica la pose de las dos características de la iglesia verdadera de los últimos dias: ella guarda los mandamientos de Dios y tiene el testimonio de Jesus - el don profético (Apoc. 12:17).

A la iglesia del Exodo concedió Dios el don profético a fin de organizar, instruir y guiar Su pueblo (Hechos 7:38). "Pero el Señor, por medio de un profeta, hizo subir a Israel del Egipto, y por un profeta fue el guardado" (Oséas 12:13). No debe constituir sorpresa, por lo tanto, el hecho de encontrarmos un profeta en el medio del pueblo que está  envuelto con el último exodo - el escape del planeta Tierra, poluído por el pecado, en dirección a la Canaan celestial. Ese exodo, que ocurre en seguida al Segundo Advento, representa el cumplimiento último y completo de Isaias 11:11: "En aquel dia el Señor tornará a extender la mano para rescatar el restante de Su pueblo, que fue dejado...".

 

AUXµLIO EN LA CRISIS FINAL

 

Las Escrituras declaran que el pueblo de Dios experimentará en los últimos dias  de la história terrestre la plenitud de la ira del satanico poder del dragón, cuando este se envuelva en una tentativa final para destruirlos (Apoc. 12:17). Será ese un "tiempo de angústia, cual nunca hubo, desde que hubo nación hasta aquel tiempo" (Daniel 12:1). A fin de ayudarlos en la sobrevivencia en medio al mas intenso conflicto de todas las eras, Dios, en Su amorable bondad,  asegura a Su pueblo que no lo dejará solo. El testimonio de Jesus, el Espíritu de Profecia, los guiará en seguridad rumbo al objetivo final - la unión con el Salvador por ocasión del Segundo Advento.

La ilustración que sigue ilustra el relacionamento entre la Bíblia y las manifestaciones pós-bíblicas del don  profético: "Suponga que estamos a punto de iniciar un viaje. El proprietário del barco nos coloca en las manos el manual de instrucciones, diciendonos que  el  contiene  instrucciones  suficientes para todo el viaje, y que, si atendemos a aquello que está escrito en el manual, ciertamente alcanzaremos en seguridad el puerto de nuestro destino. Iniciando el viaje, abrimos el manual a fin de aprender lo que en el está escrito. Constatamos que el autor registró alli princípios de aplicación general para nuestra orientación, y nos instruye tanto cuanto  posible, analisando las várias contingencias que se podran  presentar  hasta el fin; pero él también nos advierte de que la última parte del viaje será particularmente peligrosa; que el trazado de la costa está siempre modificandose en virtud de bancos de arena y tempestades.  Para esta parte final del viaje - prosigue el autor - providencié un piloto, el cual vendrá a su encuentro y lo orientará completamente en lo tocante a las circunstancias y peligros de esa porción final del viaje. Atienda sus orientaciones. Con base en las instrucciones que estan en nuestro poder, conseguimos llegar a la porción final del viaje y el piloto, de acuerdo con la promesa, aparece. Pero algunos miembros de la  tripulación se levantan contra él en el momento en que él ofrece sus servicios. Poseemos el manual original - dicen ellos - y eso es suficiente para nosotros. Nos orientaremos de acuerdo con el, y solo de acuerdo con el. Nada queremos saber de usted. A partir de ese momento, quien está realmente siguiendo el manual original de instrucciones ? Aquellos que rechazan al piloto, o aquellos que lo aceptan, siguiendo la orden del manual? (Piense en esto).

 

LOS PROFETAS P_ST-BµBLICOS Y LA BµBLIA

 

Fue el don profético que produjo la propia Bíblia. En el período pós-bíblico, el no debe superar las Escrituras o acrescentar algo a ellas, una vez que el canon sagrado ya está completo.

El don profético actuará en el tiempo del fin asi como actuó en los dias de los apóstoles. Su objetivo es destacar la Bíblia como base de fé y práctica, explicar sus enseñamientos y aplicar sus princípios al vivir diário. El se encuentra envuelto en el establecimiento y edificación de la Iglesia, habilitandola a desempeñar su misión divinamente apuntada. El don profético reprueba, advierte, orienta y anima tanto indivíduos como la Iglesia, protegiendolos de las herejias y unificandolos en las verdades bíblicas.

Los profetas pós-bíblicos actuaron de modo semejante a Natan, Gade, Asafe, Semaías, Azarias, Eliézer, Aías, Obede, Mirian, Débora, Hulda, Simeon, Juan Bautista, °gabo, Silas, Ana y las cuatro hijas de Felipe, los cuales vivieron en tiempos bíblicos, pero no tubieron sus testimonios registrados como parte del compendio bíblico. El mismo Dios que a través de los profetas que escribieron la Bíblia, inspiró estos profetas y profetisas. Sus mensages no entraron en contradicción con la revelación divina previamente registrada.

        

TESTANDO EL DON PROFÉTICO

 

Una vez que  la  Bíblia advierte de que antes del retorno de Cristo aparecerian muchos falsos profetas, debemos investigar cuidadosamente todas las reivindicaciones de manifestación del don profético. Pablo asi se expresó: "No desprezeis profecias; juzgad todas las cosas, retened lo que es bueno; abstendeos de toda forma de mal" (I Tes. 5:20-22 y I Juan  4:1).

La Bíblia presenta várias lineas maestras que nos auxiliarán a distinguir el genuíno don profético de aquel que es espúrio.

1.- Por ventura se harmoniza el mensaje con la Bíblia ? - "A la ley y al testimonio ! Si ellos no hablan de esta manera, jamas verán el alba" (Isaias 8:20). Este texto implica que el mensaje de cualquier profeta debe estar de acuerdo con la ley y el testimonio de Dios,  manifestados a lo  largo de toda la Bíblia. Un profeta posterior jamas deberá contradecir un profeta anterior. El Santo Espíritu jamás contradice Su propio testimonio anteriormente concedido, pues en Dios "no puede existir variación, o sombra de mudanza" (Santiago 1:17).

2.- Las predicciones se comprobaron verdaderas ? -"Si digieres en tu corazón: Como conocereis la palabra que el Señor no dijo ? Sabe que cuando ese profeta hablar, en nombre del Señor, y la palabra de el no se cumple ni sucede, como profetizó, esta es la palabra  que el Señor no dijo; con soberbia la dijo el tal profeta; no tengas temor de el" (Deut. 18:21-23 y Jer. 28:1-17). Aún cuando las profecias puedan representar una parcela relativamente pequeña del mensaje profético,  su exactitud debe ser demostrada.

3.- Es reconocida la encarnación de Cristo ? "En esto reconocereis el Espíritu de Dios: todo espíritu que confiesa que Jesus Cristo vino en carne es de Dios; y todo espíritu que no confiesa a Jesus no procede de Dios" (I Juan 4:2-3). Ese texto exige mas que un simple reconocimiento de que Jesus Cristo vivió sobre la Tierra. El verdadero profeta debe confesar el enseñamiento bíblico de la encarnación - el debe creer en Su divindad y pré-existencia, Su nacimiento virginal, Su  verdadera  humanidad, vida sin pecado, sacrifício expiatório, resurrección, ascensión, ministério intercesório y segundo advento.

4.- Que tipos de frutos produce el profeta: buenos o malos ?  La profecia viene por la inspiración de "hombres santos de Dios" por parte del Espíritu Santo (II Pedro 1:21). Podemos discernir los  falsos profetas a partir de sus frutos. O conforme explicó Jesus: "Por sus frutos los conocereis. No puede el árbol bueno producir  frutos malos, ni el árbol malo producir frutos buenos. Todo árbol que no  produce fruto bueno es cortado y lanzada al fuego. Asi, por sus frutos los conocereis" Mat. 7:16,18-20.

Este consejo es crucial al avaliarse la reivindicación del profeta. En primer lugar viene la vida del profeta. No significa que el profeta deba ser absolutamente perfecto; las Escrituras dicen que Elias fue un hombre "semejante a nosotros, sujeto a los mismos sentimientos" (San. 5:17). Pero la vida del profeta deberia ser caracterizada por los frutos del Espíritu, no por las obras de la carne (Gál. 5:19-23).

En segundo lugar, ese princípio dice respecto a la influencia del profeta sobre otros. Cuales son los resultados observables en la  vida de aquellos que aceptan los mensages ? Por ventura los mensages del profeta habilitan el pueblo de Dios para la misión y lo unen en su fé ?  (Efes. 4:12-16). Toda persona que reivindica poseer el don profético, debe ser sometida a tales testes. Si enfrenta positivamente todos ellos, podemos tener la confianza de que efectivamente el Espíritu Santo concedió a ella el don de profecia.

 

EL ESPµRITU DE PROFECIA DE LOS _LTIMOS DIAS

 

El don de profecia se manifestó activamente en el ministério de Ellen G. White,  co-fundadora  del movimiento que anuncia  la segunda vuelta de Jesus Cristo. Fueron concedidas instrucciones inspiradas de la parte de Dios, en favor de Su pueblo de los últimos dias. El mundo, en el início del siglo diecinueve, cuando Ellen G. White comenzó a  presentar mensages de Dios, era un mundo del hombre. Su llamado profético la colocó bajo escrutínio crítico. Habiendo satisfecho los testes bíblicos, ella prosiguió en su ministério profético durante 70 años. Desde 1.844, cuando contaba con apenas 17 años de edad, hasta 1915, año de su muerte, ella recibió mas de dos mil visiones. Durante ese período, ella vivió y trabajó en la América del Norte, Europa y Austrália, aconsejando, estableciendo nuevos frentes de trabajo, predicando y escribiendo.

Ellen White jamas asumió el título de profetisa, pero no se oponia a que los otros asi la identificasen. Ella explicó: "Temprano en mi juventud me fue preguntado muchas veces: Es usted una profetisa? Siempre he respondido: soy la mensagera del Señor. Se que muchos me han llamado de profetisa, pero jamas reivindiqué ese título. ... Por que no reivindicó ser llamada de profetisa ?  Porque en estos dias muchos que audaciosamente pretenden ser profetas, representan un opróbio a la causa de Cristo; y porque mi obra incluye mucho mas   que lo que el término profeta significa. ... Reivindicar  ser profetisa es algo que jamas hice. Si otros me llaman por ese nombre, no discuto con ellos. Pero  mi obra alcanza tantos aspectos, que no puedo llamarme a mi misma sino una mensagera."


Cuanto a los testes proféticos, Ellen White pasó por todas las  pruebas bíblicas.

1.- Concordancia con la Bíblia. Su abundante producción literária incluye decenas de millares de textos bíblicos, acompañados por veces de detalladas exposiciones. Cuidadosos estudios han demostrado que sus escritos son coherentes, fidedignos y en total concordancia con la Escritura.

2.- La exactitud de las predicciones. Los escritos de Ellen White contienen un número relativamente pequeño de predicciones. Algunas de ellas estan hoy en proceso de cumplimiento, mientras otras aún aguardan ser cumplidas. Entretanto, aquellas que pueden ya ser testadas, se cumplieron con extraordinária precisión. Presentaremos, a seguir, dos ejemplos que demuestran su visión profética:

a.- El surgimiento del moderno espiritismo. En 1.850, cuando el espiritismo - movimiento que pretende mantener comunicación con el mundo de los espíritos y con los muertos - aún se encontraba en los primeros pasos, Ellen White lo identificó como uno de los grandes engaños de los últimos dias y predijo su crecimiento. Aún cuando en aquellos dias el movimiento fuese decididamente anticristiano, ella previó que la hostilidad se modificaria, y que vendria a hacerse respetable entre los cristianos. Desde aquellos dias, el espiritismo se ha extendido a todo el mundo, adquiriendo millones de adeptos. Su face anticristiana se modificó; efectivamente, muchos de ellos se identifican como cristianos espiritualistas, reivindicando poseer la verdadera fé cristiana, afirmando aún que "los espiritualistas son los únicos religiosos que usan los dones prometidos por Cristo, a través de los cuales curan los enfermos y demuestran una cresciencia futura y existencia progresiba". Ellos hasta  aseveran que el espiritismo "concede el conocimiento de todos los grandes sistemas de religión, y aún, concede mas conocimiento de la Bíblia cristiana del que todos los comentários combinados. La Bíblia es un libro de espiritualismo."

b.- Cooperación íntima entre protestantes y católicos romanos. Durante el período de vida de Ellen White, existia un abismo entre el protestantismo y el catolicismo romano, lo cual parecia impedir cualquier cooperación entre ambos. El anticatolicismo campeaba entre los protestantes. Ella profetizó que grandes mudanzas en el seno del protestantismo conducirian a un alejamiento de la fé proclamada por la reforma. Consecuentemente, las diferencias entre protestantes y católicos se reducirian, conduciendo al establecimiento de un puente para cubrir el abismo que antes separaba a ambos.

Los años posteriores a su muerte han testimoniado el surgimiento del movimento ecumenico, el establecimiento del Consejo Mundial de Iglesias, el Concílio Vaticano II, y la ignorancia o aún  decidido rechazo que el protestantismo hace de los puntos de vista de la Reforma en lo tocante a la interpretación profética. Esas grandes mudanzas han derrumbado muchas barreras hasta entonces existentes entre católicos y protestantes, conduciendo a un proceso de creciente cooperación.

3.- El reconocimiento de la encarnación de Cristo. Ellen White escribió extensamente sobre la vida de Cristo. Su papel como Señor y Salvador, Su sacrifício expiatório en la cruz, y Su actual ministério intercesório, representan temas dominantes en su obra literária. El libro El Deseado de Todas las Gentes ha sido aclamado como uno de los  mas espirituales tratados sobre la vida de Cristo, mientras Camino a Cristo - su obra mas ampliamente difundida - ha conducido millones de personas a un relacionamento mas íntimo con El. Sus libros retratan claramente a Jesus como plenamente Dios y plenamente hombre. Su exposición equilibrada coincide con los puntos de vista bíblicos, evitando de forma cuidadosa el enfasis exagerado cuanto a una u otra naturaleza - un problema que causóu tanta controvérsia a lo largo de la história del cristianismo.

Todo el tratamiento que ella dá al ministério de Cristo es de cuño práctico. No importa cuales son los aspectos que ella trate, su preocupación fundamental es conducir al lector a un relacionamento mas profundo con el Salvador.

4.- La influencia de su ministério. Decorrido mas de un siglo desde que Ellen White recibió el don profético, la Iglesia y la vida de aquellos que atendieron a Sus consejos, revelan el impacto de su vida y de sus mensajes.

Aún cuando ella jamas haya ocupado una posición o cargo oficial, ni recibido una ordenación ministerial, y tampoco  salário de la Iglesia, a no ser despues de la muerte del esposo, su influencia moldó la Iglesia mas que cualquier otro factor, excepto la Santa Bíblia. Ella representó la fuerza motriz por detrás del establecimiento de las actividades de la Iglesia en los sectores de publicaciones, escuelas, obra médico-misionera y el desenvolvimiento misionero de extensión mundial, que hicieron la Iglesia una de las organizaciones misioneras de mayor extensión y mas rápido crecimiento.

El material por ella escrito constituye mas de 80 libros, de los cuales poseemos: la série Conflicto de los Siglos, que comprende siete volumenes: 1. Patriarcas y Profetas, 2. Profetas  y Reyes, 3. El Deseado de Todas las Gentes, 4. Hechos de los Apóstoles, 5. Conflicto Cósmico, 6. La Batalla Final, y 7. História de la Redención.  La série Salud y Temperanza con cinco volumenes: 8. Ciencia del Buen Vivir, 9. Consejos Sobre Regimen Alimentar, 10. Medicina y Salvación, 11. Temperanza. La série Educación con nueve volumenes: 12. Consejos a los Padres, Profesores y  Estudiantes, 13. Consejos Sobre Educación, 14. Educación, 15. Fundamentos  de la Educación Cristiana, 16. El Hogar Adventista, 17. Mensaje a los Jovenes, 18. Mente, Carácter y Personalidad Volumen 1, 19. Idem, volumen 2, 20. Orientación del Niño.  La série Consejos con seis volumenes: 21. Consejos Sobre Escuela Sabatica, 22. Consejos Sobre Mayordomia, 23. Mensajes Escojidas vol.1, 24. Idem, vol.2, 25. Idem, vol.3, 26. Primeros Escritos. La série Jesus  con seis volumenes: 27. Camino a Cristo, 28. Cristo en Su Santuário, 29. El Mayor Discurso de Cristo, 30. En el Desierto de la Tentación, 31. Parábolas de Jesus, 32. Vida de Jesus. La série Vida y Santificación, cuatro volumenes: 33. Fé y Obras, 34. La Iglesia Remanente, 35. Santificación, 36. Vida en el Campo. La série Misionera con cinco volumenes: 37. Beneficencia Social, 38. Evangelismo, 39. La Obra de Aquel Otro Angel, 40. Obreros Evangélicos, 41. Servicio Cristiano. 42. La série Testimonios con cuatro volumenes: 43. Testimonios Selectos Vol.1, 44. Idem vol.2 y 45. vol. 3, 46. Testimonios para Ministros. Y finalmente 47. Vida y Enseñanza. Este libro cuenta toda su vida desde los nueve años de edad, cuando recibió una pedrada de una menina de 13 años de edad que le alcnzó su nariz. Dice ella: "quedé aturdida con el golpe y caí al piso, desmayada". Sin poder continuar sus estudios hasta los diecisiete años cuando entonces comenzó a recibir sus visiones. (Pág.13).

Como podemos notar, sus testimonios alcanzan todos los asuntos de nuestro dia a dia. Y mas 200 folletos y panfletos y 4.600 artículos en periódicos. Sermones diários, testimonios especiales y cartas comprenden otras 60.000 páginas de material manuscrito.

El alcance de ese material es asombroso. El conocimiento de Ellen White no se limita a algunas áreas específicas. El Señor le transmitió consejos en asuntos como salud, educación, vida familiar, temperanza, evangelismo, ministério de publicaciones, dieta adecuada, obra médica y muchas otras  áreas. Talvez sus escritos en el campo de la salud hayan sido los mas extraordinários, una vez que la iluminación por ella recibida, en parte hace mas de un siglo, ha sido comprobada a través de la ciencia moderna.

Sus escritos focalizan a Cristo Jesus y presentan los elevados valores morales y éticos de la tradición judaico-cristiana. Aún cuando muchos de sus escritos sean dirigidos a la Iglesia Remanente,  aquellos que estan aguardando la segunda venida de Cristo, guardando Sus Mandamientos y sustentando el testimonio de Jesus, vastas porciones de esos escritos han sido apreciados por el público en general. Su conocido livreto, Camino a Cristo, fue traducido  para mas de cien idiomas y vendió mas de 15 millones de ejemplares. Su obra mas conocida es  la série El Conflicto de los Siglos, arriba mencionado, que presenta en  detalles la  gran controvérsia entre Cristo y Satanás, desde el origen del pecado hasta su erradicación final del Universo. 

El impacto de sus escritos sobre los indivíduos es profundo. Recientemente el Instituto Ministerial de la Iglesia de la Universidad Andrews, Estados Unidos, emprendió un estudio comparando las actitudes y comportamiento del pueblo que lee regularmente los escritos de Ellen White con el de aquellos que no lo hacen. Esa pesquisa demostró el impacto de sus escritos sobre la vida de aquellos que los leen. El estudio llegó a la siguiente conclusión: "Los lectores poseen un relacionamento mas íntimo con Cristo, mas certeza de su situación delante de Dios y con mayor probabilidad identifican sus dones espirituales. Se demuestran mas dispuestos a gastarse en favor del evangelismo público y contribuyen de modo mas significativo con los  proyectos misioneros locales. Se sienten mas bien preparados para testimoniar y efectivamente se envuelven mas en predicación y programas comunitários. Son mas inclinados a estudiar la Bíblia diariamente, a orar en favor de las personas, a reunirse en grupos de comunión y a desenvolver el culto familiar diário. Ven su iglesia con ojos mas positivos y sienten responsabilidad por obtener mayor número de conversos".

 

EL ESPµRITU DE PROFECIA Y LA BµBLIA

 

Los escritos de Ellen White no constituyen un substituto para la Bíblia. No pueden ser colocados en el mismo nivel. Las Escrituras Sagradas ocupan posición única, pues son el único padrón por el cual sus escritos o cualquier otro - deben ser juzgados y al cual deben estar subordinados.

1.- La Bíblia es el padrón supremo. Los remanentes apoyan plenamente el princípio de la Reforma, la Bíblia como su propio intérprete y la Bíblia, sola, como base de todas las doctrinas. Los fundadores de la iglesia desenvolvieron sus creencias fundamentales a traves del estudio de la Bíblia; no recibieron tales doctrinas a través de las visiones de Ellen White. Su principal papel durante el desenvolvimiento de las doctrinas de la iglesia fue orientar la comprensión de la Bíblia y confirmar las conclusiones a las cuales se llegaba a través del estudio de la Bíblia.

La propia Ellen White creia y enseñaba que la Bíblia representa la norma final de la Iglesia. En su primer libro, publicado en 1.851, ella escribió: "Recomiendoos, caro lector, la Palabra de Dios como regla de vuestra fé y práctica. Por esa Palabra seremos juzgados". (Primeros Escritos, pág. 78). Ella jamas modificó ese punto de  vista. Años mas tarde, volvió a escribir: "En Su Palabra, Dios confirió a los hombres o conocimiento necesario a la salvación. Las Santas Escrituras deben ser aceptadas como autorizada e infalible revelación de Su voluntad. Ellas son la norma del carácter, el revelador de las doctrinas,  la piedra de toque de la experiencia religiosa." (Conflicto Cósmico, pág. 7). En 1909, durante su última palestra delante de una sesión de la Asociación General de la Iglesia, ella abrió su Bíblia, la levantó delante de la congregación y dijo: "Hermanos e hermanas, os recomiendo este Libro."(Review and Herald 1.937,  pág. 30).

En respuesta a los creyentes que consideraban sus escritos como una adición a la Bíblia, ella escribió, diciendo: "Tomé la preciosa Bíblia y la circundé con los vários Testimonios Para la Iglesia, concedido al pueblo de Dios... No estais familiarizados con las Escrituras. Si hubieses hecho de la Palabra de Dios objeto de estudio regular, con el deseo de alcanzar los padrones bíblicos y de alcanzar la perfección cristiana, no habria habido necesidad de los Testimonios. Es porque negligenciastes familiarizaros con el Libro inspirado de Dios, que El procuró alcanzaros a través de testimonio simple y directo, llamando la atención para las palabras de la inspiración que negligenciastes obedecer, insistiendo en que vuestra vida se paute de acuerdo con esas puras y elevadas enseñanzas". (Testimonies for the Church, vol.5, págs. 664-665).

2.- Un guia para la Bíblia. Ella encaró su trabajo como la conducción de las personas de vuelta  a la Bíblia. "Poca importancia es dada a la Bíblia", escribió ella, y asi "el Señor concedió una luz menor para conducir hombres y mujeres a la luz mayor". (El Colportor Evangelista, pág. 125). "La Palabra de Dios", prosigue la autora, "es suficiente para iluminar la mente mas obscurecida y puede ser comprendida por todos aquellos que sienten el deseo de entenderla. Apesar de todo esto, algunos que pretenden estar haciendo de la Palabra  de Dios su objeto de estudio, se encuentran viviendo en directa oposición a sus mas claras enseñanzas. Consecuentemente, para que hombres y mujeres queden sin excusa, Dios concede testimonios cla- ros y  directos, haciendo con que estas personas vuelvan a la Palabra que habian negligenciado en seguir." (Testimonies, vol.5, pág. 663).

3.- Un guia en la comprensión de la Bíblia. Ellen White consideraba sus escritos como un guia para la comprensión mas clara de la Bíblia. "No son presentadas verdades nuevas; a través de los Testimonios, sin embargo, Dios simplificó las grandes verdades ya concedidas y segun la forma por El mismo escojida, las trajo delante del  pueblo, tratando de despertarlos e impresionarles la mente, a fin de que todos ellos queden sin excusa". "Los testimonios escritos no  son concedidos a fin de proveer nueva luz, sino para imprimir vividamente sobre el corazón las verdades de la inspiración ya anteriormente reveladas". (Idem, pág. 665).

4.- Un guia para aplicar princípios bíblicos. Muchos de sus escritos aplican los consejos bíblicos al vivir diário. Ellen White dijo que ella fue "orientada a presentar princípios generales, y al mismo tiempo especificar los peligros, errores y pecados de algunos indivíduos, a fin de que todos pudiésen ser advertidos, reprovados y aconsejados". (Ibid, pág. 660). Cristo habia prometido semejante orientación profética a Su Iglesia. La propia Ellen White observó: "El hecho de que Dios reveló Su voluntad a los hombres por medio de Su Palabra, no hizo desnecesária la contínua presencia y dirección del Espíritu Santo. Al contrário, el Espíritu fue prometido por nuestro Salvador para aclarar la Palabra a Sus siervos, para iluminar y aplicar Sus enseñanzas." (Conflicto Cósmico, pág.7).

 

EL DESAFIO AL CREYENTE

 

El libro de Apocalipsis profetiza que el "Testimonio de Jesus" habria de manifestarse a través del "Espíritu de Profecia" en los últimos dias de la história terrestre. Eso representa un desafio a todos, en el sentido de no asumir una actitud de indiferencia o descreencia, sino que "probar todas las cosas" y "retener lo que es bueno". Existe mucho a ganar - o perder - en virtud a la actitud con la cual asumimos esa investigación biblicamente ordenada. Josafá exortó en el  pasado: "Creed en Sus profetas, y prosperareis" (II Cronicas 20:20). Esas palabras suenan como perfectamente verdaderas, aún en los dias de hoy.

 

Que Dios lo bendiga.

 

Principal Profecía @migos J@SD Postales Enlaces Música
Ilustraciones Sermones Poesía Apocalipsis Creencias Cursos
Historia IASD Elena G. De W. Reflexiones Santuario Mail Himnario