Untitled Document

LOS ARTÍCULOS DEL
PROFESOR MARIO VALVERDE
DESDE SAN JOSE (COSTA RICA)

 

Historia de una variante: El ataque Marshall en la apertura española


descargar en zip

 

Reflexiones sobre el error en ajedrez


descargar en zip

 

SERIE CAMPEONES DEL MUNDO:FRANCISCO FILIDOR 1726-1795

descargar en zip

 

EL REY EN EL CENTRO

descargar en zip

LA DEFENSA BERLINESA EN LA APERTURA ESPAÑOLA (ECO C 67)

descargar en zip

LA ACTITUD ANTE EL TABLERO.

descargar en zip

EL PAPA JUAN PABLO II TAMBIEN JUEGA AL AJEDREZ

descargar en zip

 

 MINIATURAS DE TODOS LOS TIEMPOS.

descargar en zip

LA OBSESIÓN DE UN AJEDRECISTA.

descargar en zip

 

Convocatoria de los torneos Zonales por e-mail CADAP

 

 

                                                                                          

 

    

HISTORIA DE UNA VARIANTE:
EL ATAQUE MARSHALL EN LA APERTURA ESPAÑOLA

Prof. Mario Valverde López.

A los que nos gusta el ajedrez, hablar de la Apertura Española es hacerlo de una de las más estudiadas pero que sigue siendo de las favoritas por los Grandes Maestros debido a la enorme cantidad de posibilidades que ofrece.
Dentro de esta apertura, el Ataque Marshall constituye una de las líneas más agresivas con amplios horizontes para la combinación y por la vivacidad que origina.
El siguiente trabajo versa sobre la historia del Ataque Marshall hasta concluir con algunas de las principales líneas que se juegan, para ello he dividido este trabajo en tres partes. En la primera, se verá un esbozo biográfico de los dos personajes que hicieron historia en el ajedrez al utilizar uno por primera vez este ataque y el otro por defenderse con éxito del mismo; en la segunda parte se verá una breve historia del Ataque Marshall hasta la posguerra y en la tercera parte, algunas de las principales líneas.
Este trabajo va dirigido a los amigos del ajedrez y que ojalá sirva de acicate para que otros, en un futuro, investiguen sobre otras líneas o aperturas.


DOS GRANDES MAESTROS DEL AJEDREZ.

FRANK J. MARSHALL
SU VIDA:
Hace años que murió y todavía hoy se admiran sus hazañas con los trebejos y los escaques. Fue uno de los más grandes jugadores combinativos que lo llevó a realizar innovaciones en muchas aperturas como la Defensa Petroff, la Defensa Francesa, el Gambito de Dama, pero la más "famosa es el Ataque Marshall en la Apertura Ruy López, espléndida línea de juego que los amantes del arte de combinar emplean con frecuencia"
La carrera ajedrecística de este gran jugador norteamericano fue muy rápida. Nació en Brooklyn, Nueva York, el 21 de agosto de 1877. Su padre, Alfred Marshall era inglés y su madre de descendientes escoceses e irlandeses. Su familia se trasladó a Montreal, Canadá y ahí pasó su niñez y es donde a los diez años que aprende a jugar el ajedrez. "Obtuvo un primer triunfo registrable al ganar en 1892 el campeonato de la ciudad, tenía, pues, solo quince años" . En 1895 regresa a Brooklyn con su familia y se vincula al Brooklyn Chess Club, lo que le permite practicar el juego ciencia y así obtener en 1899 el Torneo Mayor de la Asociación de Ajedrez del Estado de Nueva York. Este fue su primer triunfo en una competencia seria.
Analizando sus partidas y comparándolo con los tres grandes de su época: Lasker, Capablanca y Alekine, ninguno "le superó en maestría y arrojo para emprender el ataque y en celeridad para tomar la iniciativa desde la posición, al parecer más inapropiada, y pasar a la ofensiva" .
"Su estilo de juego era agresivo en extremo y en el prólogo de sus mejores partidas se le compara, tomando en cuenta los campos diferentes en que se actuaba, con Jack Dempsey, el boxeador que desde el primer momento salía a tratar de noquear al adversario" .
Su primera partida que se publicó fue una que jugó en una exhibición de simultáneas de Steinitz y que perdió, pero en la que fue felicitado por el Campeón por el juego desplegado.
Como ilustración de su gran talento combinativo, una de las partidas más bellas ganada en el Torneo de Breslau en 1912 contra Lewitky que llevaba las blancas. Su jugada 23... Dg3!!, es la más grandiosa hecha por un Maestro, el blanco no tiene opción alguna y debe rendirse. Lewitky así lo reconoció cuando inclinó su monarca en señal de rendición. El público reaccionó y "arrebatado por una emoción incontenible, dio rienda suelta a su entusiasmo, haciendo llover monedas de oro sobre el tablero, caso único en la historia ajedrecística" .
Torneo de Breslau.
1912
Blancas: Lewitky Negras: Frank J Marshall.
1.d4 e6 2.e4 d5 3.Cc3 c5 4.Cf3 Cc6 5.ed5 ed5 6.Ae2 Cf6 7.0-0 Ae7 8.Ag5 0-0 9.dc5 Ae6
10.Cd4 Ac5 11.Ce6 fe6 12.Ag4 Dd6 13.Ah3 Tae8 14.Dd2 Ab4! 15.Af6 Tf6 16.Tad1 Dc5
17.De2 Ac3 18.bc3 Dc3 19.Td5 Cd4 20.Dh5 Tef8! 21.Te5 Th6 22.Dg5 Th3!! 23.Tc5 Dg3!!! Rinde
Si 24.fg3 Ce2+ y Tf1#; si 24.hg3 mate en una y si 24.Dg3 Ce2+ 25.Rh1 Cg3+ 26.Rg1 Cf1 ganando.
Marshall murió el 9 de noviembre de 1944 cuando caminaba por las calles de Nueva York, de un ataque cardiaco.

SUS MEJORES EXITOS
Su carrera internacional comienza inmediatamente después de haber ganado el campeonato de Nueva York en 1899, cuando viaja a Londres a participar en un torneo que gana incluso sobre excelentes jugadores de la época como lo fueron Marcos y Mieses. Al año siguiente, 1900, compite en un torneo internacional en París con rivales destacadísimos como el Campeón del Mundo, Lasker, Pillsbury, Chigorín, Schlecther, Janowsky y otros, todos grandes y famosos ajedrecístas de ese momento. Ocupó el tercer lugar después de Lasker y Pillsbury, empatado con Maroczy.
En 1903 participa en el Torneo sobre el Gambito de Rey en Viena y quedó de segundo después de Chigorín. Participa en Montecarlo en 1904, torneo que pudo haber ganado si hubiera aceptado las tablas que le ofrecía Maroczy, pero como siempre jugaba a ganr, las declinó y terminó perdiendo la partida y así ocupar el tercer lugar. Fue en este mismo año cuando ocurre su gran triunfo internacional al vencer en Cambridge Spring, Estados Unidos, sobre jugadores como Lasker, Teichmann, Mieses, Pillsbury y otros. Después de este torneo, solo es cuestión de tiempo para que se enfrente al Campeón del Mundo y así "el sábado 26 de enero de 1907 se iniciaba en el Auditorio del edificio Thomas Jeffersson de Nueva York, la disputa del campeonato mundial entre el Campeón Enmanuel Lasker y el retador Frank J Marshall" .
Desde las primeras partidas se observó una lucha desigual, el norteamericano no estaba preparado para este encuentro, "el 6 de abril se jugó la décimoquinta y última partida, en la cual ganó el Doctor Lasker el punto decisivo para adjudicarse el premio".
En 1905 tiene un encuentro con Tarrasch y lo pierde con resultado de ocho perdidas, una ganada y ocho empates; también por estos años jugó cinco encuentros contra Janowsky, empatando el primero tres a tres y un empate; ganó el segundo ocho a cinco y cuatro empates; perdió el tercero dos a cinco y tres empates; ganó el cuarto seis a dos y dos empates, lo mismo con el quinto que ganó cuatro a uno y tres empates.
En 1909 ganó el Campeonato de Estados Unidos al derrotar a Jackson Showalter, título que mantuvo hasta 1936 en que lo renunció. En este mismo año fue cuando se enfrentó a Capablanca contra quien perdió en forma estrepitosa. "En 1922 rompió el récord de simultáneas al enfrentarse a ciento cincuenta y cinco jugadores, ganando ciento veintiséis, empatando veintiuna y perdiendo solo ocho, todo esto en solo siete horas con quince minutos, para un promedio de tres minutos por juego".
En 1914 fue invitado por el Zar de Rusia junto con Lasker, Capablanca, Alekine y Tarrasch para jugar el torneo de San Petersburgo donde tuvo destacada actuación. Representó con éxito a su país en varias disputas de la Copa Hamilton Rusell u Olimpiadas.


JOSE RAUL CAPABLANCA
SU VIDA:
Grande entre los grandes del ajedrez, Capablanca fue un consentido de la diosa Caissa. "Para él, el ajedrez fue tan sencillo como respirar, lo desarrolló sin esfuerzo, como algo natural e inherente a su persona".
Nació en La Habana, Cuba, el 19 de diciembre de 1888 en una familia de origen española y creció en un medio donde el ajedrez era muy popular. La capital cubana en ese tiempo, fue escenario de dos encuentros por el campeonato del mundo: Steinitz y Tchigorín (1889 y 1892).
A partir de 1892 comienza lo que algunos llaman la leyenda de Capablanca: ¿A qué edad aprendió a jugar el ajedrez? Para José A Gelabert, su primer biógrafo, sus primeras manifestaciones fueron a los cuatro años; pero para el Dr. Max Euwe, excampeón del mundo, eso no es así, pues asegura que el mismo Maestro desmiente la versión en 1920. Lo que sí es "un hecho que no se puede negar, de que Capablanca se convirtió en Campeón de Cuba a los trece años al derrrotar en un encuentro a Juan Corzo" , una de cuyas partidas transcribo.
VIII Partida del encuentro.
La Habana
Noviembre de 1901
Blancas: Juan Corzo (28 Años) Negras: José R Capablanca (13 años)
1.e4 e5 2.Cc3 Cc6 3.f4 ef4 4.Cf3 g5 5.h4 g4 6.Cg5 h6 7.Cf7 Rf7 8.d4 d5 9.ed5 De7+ 10.Rf2 g3+ 11.Rg1 Cd4!! 12.Dd4 Dc5! 13.Ce2 Db6 14.Db6 ab6 15.Cd4 Ac5 16.c3 Ta4
17.Ae2 Ad4 18.cd4 Td4 19.b3 Cf6 20.Ab2 Td2 21.Ah5! Ch5!! 22.Ah8 f3 23.gf3 Cf4
24.Ae5 Tg2+ 25.Rf1 Tf2+ 26.Re1 Cd3+ Rinde.

"¡Una partida sensacional en un niño!"
Desde esemomento su ascenso fue vertiginoso, más, luego del encuentro que sostuvo con el Campeón de los EEUU Frank J. Marshall en 1909 quien fue vencido inobjetablemente. En 1911 participó en el Torneo de San Sebastián, considerado como uno de los torneos más fuertes de todos los tiempos. "Todos los participantes poseían un brillante historial en torneos, mientras que Capablanca solo podía presentar su victoria sobre Marshall" , y en verdad que no defraudó, pues se adjudicó en forma impecable el primer lugar superando por medio punto a los Maestros Rubinstein y Vidmar. Su juego dio la impresión de que no había aún encontrado su estilo, "probablemente por hallarse ante una especie de dilema: su vanidad por un lado, y por otro, el positivismo necesario para tener éxitos" .
Después de la Primera Guerra Mundial vence a Lasker y se convierte en Campeón del Mundo, único latinoamericano que ha ostentado ese título hasta el presente. En 1927, en Nueva York, triunfó fácilmente en un torneo con los grandes de la época y tan fácil le resultó el triunfo, que muchos opinan que eso fue causa de su posterior derrota contra Alekine en Buenos Aires por el Campeonato del Mundo, ya que llegó confiado sin una adecuada preparación.
En 1939 participó en la Olimpiada de Buenos Aires donde no perdió partida alguna e incluso superó al Campeón del Mundo Alekine, quien nunca quiso darle la oportunidad del desquite. Su carrera terminó con un segundo puesto, detrás de Keres, en el Torneo de Margata, 1939.
Su muerte ocurrió en 1942 en Nueva York, he aquí como sucedió: "... tenía por costumbre visitar el Club de Ajedrez de Manhattan. La noche del 7 de marzo de 1942, allí se encontraba presenciando una partida entre los aficionados Saxon y S. Kenton. De pronto, se puso de pie exclamando con voz débil y angustiosa:
-¡Ayúdenme a quitarme el abrigo!
Su rostro se contrajo, adquiriendo sus ojos el color vidrioso que produce la asfixia... Inmediatamente después se procedió a trasladarlo al Hospital Mount Sinai, donde falleció a las cinco y media de la mañana..."
EL "PROBLEMA CAPABLANCA":
La hazaña de ganarle un encuentro al campeón norteamericano en su propio país y utilizando casi sistemáticamente la misma Apertura Española y el hecho de que dos años después destrozó a los más grandes jugadores -con excepción del Campeón del Mundo Enmanuel Lasker- en el Torneo de San Sebastián, contribuyó a que surgiera el llamado "Problema Capablanca". El gran cubano se hacía sentir y los maestros se preocupaban por buscarle solución, por resolver el problema buscando nuevos caminos, tratando de encontrar inútilmente el "Talón de Aquiles" de este gran ajedrecista.
Muchos fueron los experimentos practicados, pero con la sencillez que lo caracterizaba, Capablanca los refutaba después de pocos minutos de reflexión, sin dejar ninguna duda de su corrección. De todas las sorpresas que prepararon para tratar de vencer al cubano, la más importante fue sin duda la que constituye "El Ataque Marshall en la Apertura Española".
Lo positivo de esta lucha de los Grandes Maestros por encontrar la solución al "Problema Capablanca" fue el avance de la técnica ajedrecística, de donde va a surgir la llamada Escuela Hiper-Moderna, con nuevos conceptos estratégicos de la lucha que si perduran y establecen la base de la Escuela Moderna, que no es otra cosa que el perfeccionamiento de todos a través de la historia del milenario juego.

HISTORIA DE UNA VARIANTE.

NUEVE AÑOS ATRÁS:
UN ENCUENTRO PARA LA HISTORIA:

La historia del Ataque Marshall en la Apertura Española comienza realmente en 1909, cuando el joven Capablanca era estudiante de la Universidad de Columbia y muestra su virtuosismo, lo que le hace ganar mucho aprecio en el Club de Ajedrez de Manhattan en Nueva York hasta el extremo de que algunos mostraron interés por enfrentarlo al campeón norteamericano Frank J. Marshall.
La desigualdad entre los contrincantes era manifiesta; Marshall tenía su grandeza, era maestro de reputación, combinador de primera y con gran experiencia adquirida en varios torneos, uno de los últimos fue el Cambridge Springs en 1904 donde se "había impuesto a los grandes entre los grandes". El cubano, por su parte, carecía de experiencia internacional y no se había aun enfrentado a un maestro de verdadera categoría; sin embargo no titubeó y aceptó el desafío, "el cual quedaba interrumpido cuando uno de los adversarios ganara ocho partidas". Las sorpresas comenzaron desde el primer momento del encuentro. Ya en la segunda partida, Capablanca derrotaba rotundamente a su rival y a partir de ese instante no le va a permitir que revele sus dotes combinativas y poco a poco lo fue doblegando. El resultado final fue más que un gran éxito para el cubano, había ganado ocho partidas, empatado catorce y perdido solamente una. Desde este momento, Marshall comienza a pensar en cómo resolver el Problema Capablanca, lo que intentará en 1918 con su famosa jugada de gambito que originó una nueva variante en la Apertura Española.
Como derrotó Capablanca a Marshall, es palpable en la siguiente partida, segunda del encuentro:
21 de abril de 1909
Apertura Española (Gambito Jänisch)
Capablanca - Marshall
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 f5 4.Cc3 Cf6 5.De2 Cd4 6.Cd4 ed4 7.ef5+ Ae7 8.Ce4 0-0
9.Cf6+ Af6 10.0-0 d5 11.Ad3 c5 12.Dh5 Dd6 13.c4 dc4 14.Ac4+ Rh8 15.d3 Ad7
16.a4 De5 17.g4 Ae7 18.Ad2 De2 19.Tae1 Dd2 20.Te7 Ae8 21.f6! Dh6 22.Dh6 gh6 23.Tfe1 Aa4 24.Tb7 Tae8 25.Te8 Te8 26.Ta7 Ad1 27.h3 h5 28.g5 h4 29.f4 Ah5 30.f5 Tf8 31.Tc7 Tb8 32.Tc5 rinde.

¡CONSERVE SU SANGRE FRIA!
EL TORNEO DE NUEVA YORK EN 1918:

Había concluido la I Guerra Mundial. El mundo al fin miraba con fe la firma de la paz y de que fuera duradera. En tanto, los mejores ajedrecistas se reunen en Nueva York para competir en un torneo auspiciado por el Chess Manhattan Club, esto en 1918. Pero aquellos que aun recordaban el encuentro de 1909, la expectación aumentaba cuando más se acercaba la fecha del nuevo enfrentamiento de Marshall contra Capablanca y máxime que en cierta ocasión el cubano puso sus condiciones para darle el desquite. Así que este nuevo enfrentamiento era esperado con ansias por parte del norteamericano que para ello se preparó meticulosamente y lo expresó en cierta ocasión en que llegó al club: "Miren, miren, lo que tengo preparado para jugarle a Capablanca" , había nacido el Ataque Marshall en la Apertura Española, solo faltaba ponerla en práctica. Se llegó a la partida, Capablanca llevó las blancas y las primeras jugadas fueron las normales en la Apertura Española:
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0-0 Ae7 6.Te1 b5 7.Ab3 0-0 {Aquí lo común es 7. . .d6 y solo después de 8.c3 sigue 0-0. Pero Marshall idea algo completamente nuevo}8.c3 {8.a4 b4 9.d4 con buen juego para las blancas. No tan buena es la amenaza de ganarse un peón con 8.Ad5 a raíz de Ac5. Poca energía se observa en la partida Yates-Marshall, Nueva York 1924: 8.d3 d6 9.c3 Ae6 etc. En cambio 8.d4 hubiera sido erróneo a causa de Cd4 9.Cd4 ed4 10.e5 Ce8 11.Dd4 c5 12.De4 Tb8 quedando mejor las negras.}
8. . .d5?! Sorprendente sacrificio de peón que se realiza con ganancia de un tiempo; sin embargo veremos que Capablanca no se amilanó ni rehusó el gambito. Como ya sospechaba algo, se enfrentó a él con hidalguía y con cautela. Por su parte Marshall trata, en toda la partida de adueñarse de la iniciativa. 9.ed5 Cd5 10.Ce5 Ce5 11.Te5 Cf6 12.Te1
(En una partida Yates - O'Hanlon, Malvern 1921 siguió primeramente 12.d4 Ad6 y entonces 13.Te1 [13.Te2! como se demostró en una partida postal entre H. Wolf - Bernhard, esta jugada brinda más seguridad] 13. . .Cg4 14.h3) 12. . .Ad6 13.h3 Cg4! {Considero que era más tranquila 13. . .Ab7 14.d4 Dd7 pues ayudaba a sacar mejor provecho de la posición buscando conquistar la columna "e"} 14.Df3! [¡Brillantemente jugado! El caballo no puede tomarse por ahora ya que si 14.hg4 Dh4 15.g3 Ag3 16.fg3 Dg3 17.Rf1 Ag4! Y ganan.] 14. . .Dh4 Las negras han creado un ataque aparentemente irresistible. ¿Pueden las blancas salvarse? 15.d4... (No sirve 15.Te8 pese a su aspecto tentador, ya que entonces las negras contestarían Ab7! 16.Tf8 Tf8 17.Dg4 Te8! 18.Rf1 De7
19.Dd1 (o bien 19.Ae6 Ad5! 20.d3 Ae6 21.De4! f5! 22.De2 Ac4! 23.De7 Ad3 24.Rg1 Te7) De4 20.f3 De5 21.d4 Dh2 logrando de esta manera una posición ganadora. Tampoco servía 15.Te4 a causa de h5 16.d4 Ab7 17.Tg4 hg4 18.Db7 Tae8 19.Cd2 Te1 20.Cf1 gh3 y las negras ganan).
No les queda, pues, a las blancas otra alternativa más que esperar, conservando su sangre fría, a que pase la tempestad. 15. . .Cf2!! ¡El momento dramático! (Tal vez era mejor para las negras seguir con 15...h5) La posición de las blancas parece destrozada, mas Capablanca encuentra la salvación en una jugada de problema, aunque aparentemente sencilla: 19.Te2!! "Capablanca indicó que el movimiento del caballo en esta posición tiende a una trampa muy ingeniosa, esto es 16.Df2 entonces Ah2! (No enseguida 16...Ag3 en vista de 17.Df7! ganando) 17.Rf1 Ag3 18.De2 (ahora a 18.Df7 seguiría Tf7!) Ah3! 19.gh3 Tae8! 20.Ae3 Ae1 21.De1 Dh3 22.Rf2 Dh4 23.Rf1 De1 -Las negras rehusan el tablas- 24.Re1 Te3 25.Rf2 Tfe8 etc. 16.Tf2!! En la siguiente posición, este es el único movimiento que puede salvar a las blancas y que a un tiempo les da la ventaja ya que anula completamente la emboscada preparada por Marshall. 16. . .Ag4 Continuación prometedora del ataque, en cambio era insuficiente 16...Ch3 17.gh3 Ah3 a causa de 18.Te4!; tampoco servía 16...Ah3 17.gh3 Ch3 18.Rf1 y las negras no tienen más amenazas. Por el contrario es de considerar 16...Cg4 para seguir después de 17.Te8 [17.hg4 Ag4 o bien 17.Da8 Dg3 18.hg4 Dh2 19.Rf1 Ag3! 20.Ae3 Rh1 21.Ag1 Ah2 22.Re1 Dg1 23.Rd2 Af4 no daban a las blancas esperanza alguna y asimismo 17.Af4 Ab7! 18.d5! Cf6 19.Ad6 cd6 20.Cd2 Tae8
21.Tae1 De1 22.Te1 Te1 23.Rh2 Tfe8 era también favorable para las negras.] 17...Cf6 18.Tf8 Rf8 19.Cd2! Tb8 20.Cf1 Ab7 21.Df2 con juego más o menos parejo. 17.hg4 (Pero no 17.Df2 a raíz de Ag3 18.Df1 Ae2 19.De2 Tae8 y ganan.) 17. . .Ah2 {Si 17...Cg4 entonces 18.Af4 y el ataque queda detenido} 18.Rf1 Ag3 -Más sencillo parecía 18...Ch1 a lo cual Capablanca se peoponía jugar 19.Ae3 según su propio comentario que hizo en My Chess Career- 19.Tf2 -Salvando todo aunque más preciso era 19.Re1- 19. . .Dh1 20.Re2 Af2 Aquí es de considerar 20...Dc1 a lo que se puede seguir 21.Af7 Rh8 22.Tf1 Dc2 23.Cd2 Tae8 24.Ae8 Te8 25.De3 Te3 26.Re3 y ahora con g5! En vez de 26...h6 las negras lograban equilibrar la partida como sucedió en una partida postal entre Yates -O'Hanlon en 1920 o si no 21.Dg3 Db2 22.Rd3 (En una partida entre Moritz-Emmrich, Hamburgo 1921, las blancas jugaron aquí 22.Cd2 Tae8 23.Rd1 evitando complicaciones Da1 24.Rc2 Te1 25.Dc7 b4 26.Tf7! ganando) Da1 23.Rc2 y si bien las negras pueden liberar su dama jugando b4, las blancas contestan 24.g5 y quedan con superioridad numérica -dos piezas menores contra torre y peón- después de bc3 25.Dc3 Dc3 26.Cc3.
Con la jugada del texto desaparecen todas las amenazas de las negras. Las blancas ganan paulatinamente terreno, liberan su torre y se procuran un fuerte peón libre en b5 y terminan realizando su ventaja en forma muy acertada. 21.Ad2! Ah4 22.Dh3 Tae8 23.Rd3 Df1 24.Rc2 alcanzando el puerto seguro después de una defensa difícil y tenaz, Af2 25.Df3 Dg1 (Tratando de liberar a sus piezas clavadas y si 25...Te2 seguiría 26.a4! forzando la decisión. [En cuanto a 26.Ca3 Td2 27.Rd2 Da1 28.Df2 Db2 29.Cc2 c5 30.Ad5 conducía a un final difícil] De1 27.ab5! Ae3 28.Ac4! -más fuerte aun que 28.De3- Td2 29.Cd2 Dd2 30.Rb3 y las negras quedan indefensas ya que a ab5? Pierde por la réplica Df7!) 26.Ad5! c5 27.dc5 Ac5 28.b4 Ad6 29.a4 a5 -algo mejor era 28...Tc8. La jugada del texto facilita la creación de un peón pasado blanco y acelera el desenlace- 30.ab5 ab4 31.Ta6 bc3 32.Cc3 Ab4 33.b6 Ac3 34.Ac3 h6 35.b7 Te3 36.Af7 Tf7 37.b8=D Rh7 38.Th6 Rh6 39.Dh8 Rg5
40.Dh5#

Esta fue la partida que originó una extraordinaria variante con la entrega de un peón -8...d5!?- donde la posición de ataque es tremenda; sin embargo, el cubano encontró después de una larga reflexión -cosa extraña en él- la jugada salvadora -16.Te2!!- y vence gracias a su mejor preparación y resistencia física. En un terreno que desconocía por completo, siempre acertó la mejor jugada y rechazó el peligroso ataque del quizá más grande atacador de aquellos años.

TODOS CONTRA EL CUBANO:

Había pasado el torneo de Nueva York (1918). Se había dado la sorpresa y el gran triunfo del cubano, lo que viene a acentuar en la mente de los ajedrecistas el Problema Capablanca. El propio Marshall no quedó sastifecho con su resultado y junto con los grandes teóricos comenzaron a buscar la refutación a la jugada 16.Te2!! del blanco, comprobando que la respuesta 16...Ag4? fue un gran error y que las negras disponían de mejores jugadas como 16...Cg4 17.Te8... -malo sería 17.Af4 Ab7-, o si 17...Cf6 18.Tf8 Rf8 19.Cd2 Tb8 20.Cf1 con posición equilibrada.
Mientras el cubano encontró el camino seguro en la partida viva, sus adversarios necesitaron el laboratorio para hacerlo. Esa fue la gran hazaña de Capablanca.
La cosa no quedó ahí, la posición crítica se difundió y fue haciéndose del dominio público donde se analizó concienzudamente y después de numerosas investigaciones se encontró que 16.Ad2! le daba ventaja definitiva a las blancas, pues si:
a) 16...Cg4 17.Te8 Cf6 18.Tf8 Rf8 19.Da8...
b) 16...Ag4 17.Df2 Ah2 18.Rf1 Ag3 19.Ag5...
c) 16...Ch3 17.gh3 Ah3 18.Te4...
d) 16...Ah3 17.gh3 Ch3 18.Rf1 Cg5 19.Ag5 Dg5
En esta última línea, las negras tienen mejores perspectivas por el material sacrificado. Posteriormente, en una partida por correspondencia, se empleó una quinta posibilidad para las negras:
e) 16...Ab7 17.Db7! -malo sería 17.Df2? por Ah2 18.Rf1 Ag3 19.Dg1Tad8 20.Te3 Te3 y las negras ganan- Cd3 18.Te2 Dg3 19.Rf1 Dh2 20.g4 Dh3 21.Dg2 Dh4 22.Ae3 Te8 23.Cd2 Af4 24.Cf3... y después de controlar el ataque, la ventaja material debe imponerse.
Por fin, se dijo en ese entonces, se había llegado a una conclusión, el Ataque Marshall en la Apertura Española había sido definitivamente refutado.

LA POSGUERRA.
APORTE DE LOS MAESTROS SOVIETICOS:

Los años pasaban y no se hallaban nuevas variantes que revitalizaran este ataque. Todo parecía liquidado, pero al finalizar la II Guerra Mundial, los ajedrecistas soviéticos dieron un enorme impulso a la teoría y técnica del ajedrez donde apareció una nueva posibilidad con una idea en la que se buscaba explotar la posición sino que daba mucha importancia a lo estratégico; esta era más completa que la original de Marshall. La innovación se inició con la jugada 16...c6 -ya Marshall mismo la había recomendado en 1944, pero apareció en 1939 en la Olimpiada de Buenos Aires en la partida Dulanto - Alexander- que fue estudiada y practicada luego por la escuela soviética. Las negras renuncian a usar su caballo en el ataque contra el rey a cambio de restarle efectividad al alfil rey blanco cuya diagonal queda obstruida y si capturan en"d4", quedan con la ventaja material estratégica que significan el par de alfiles.
La continuación original fue 12.d4 Ad6 13.Te1 Dh4 14.g3 Dh3 15.Ae3!... que es la mejor continuación (Si 15.Te4 g5 daría mucho ataque al negro y no es posible 16.Ag5 por Df5 ganando) Ag4 (Interesante es 15...h5 16.Df3 h4 17.Cd2 Ag4 18.Dg2 hg3 19.fg3 Dh4 20.Af2 Ah3 21.De4 Af5 22.Dh4 Dg6 con posición poco clara) 16.Dd3 f5 17.f4 g5 (Si 17...Rh8 18.Ad5 cd5 19.Cd2 g5 20.Df1 Dh5 21.fg5 f4 22.Af4 Af4 23.gf4 Ah3 24.De2... con mejor juego) 18.Df1 Dh5 (A 18...Rh8 19.Ad5 cd5 20.Dh3 Ah3 21.fg5 f4 22.gf4 Af4 23.Cd2... con ventaja del blanco) 19.Cd2 Rh8 20.Ad5 cd5 21.fg5 f4 22.Af4 Tf5 23.Dg2 Af4 24.gf4 Tf4 25.Dd5 y las blancas ganan.
Un nuevo revés se sumó para las negras aunque se podía precisar que la cosa no era tan clara aún. En posiciones tan agudas, los temas de ataque surgen a cada momento y no existe duda que las negras tienen un campo fértil para ello en esta línea.
Tiempo después surgieron otras variantes como las siguientes:
a) 12.Ad5 cd5 13.d4 Ad6 14.Te3 Dh4 (Menos fuerte sería 14...f5 15.Cd2 f4 16.Te1 Tf5 17.Cf3 Ta7 18.a4...) 15.h3 Df4 16.Te5! Df6 17.Te1 Dg6 18.Df3 Af5 19.Ae3 Ae4 20.Dg4 h5 21.Dg4 Ag4 y a pesar del peón de menos, las negras no tuvieron dificultad para empatar, como sucedió en la quinta partida del encuentro Tal-Spassky en 1965.

b) 12.d3 Ad6 13.Te1 Af5! (Jugable es 13...Dh4 14.g3 Dh3 15.Te4!? Cf6 16.Th4 Df5 17.Ac2 Te8 18.Ae3 Te3! 19.fe3 g5 20.Td4 Ac7 21.Cd2 con presión pareja) 14.Ad5 cd5 15.Cd2 Ad3 16.Cf1 Ag6 y la ventaja del peón de dama aislado se compensa con el par de alfiles y la mayor movilidad del negro. En 1966 en el torneo de Harrachov surgió otra variante con 15.Ae3 Tfe8 16.Dd3 Ta7! 17.Cd2 Tae7 18.a4 ba4 19.Ta4 Rh8! Y las negras tuvieron una fuerte iniciativa.

LO QUE MARSHALL NO SE IMAGINO:

Si en un principio las negras fracasaron con su gambito originado en su jugada 8...d5!?, hoy se puede concluir que las posibilidades para los dos bandos son iguales. Frank J. Marshall no pudo imaginar los secretos maravillosos que encerraba aquel ataque preparado con ahínco y entusiasmo por él y en el cual, después de más de ochenta años, los ajedrecistas del mundo trabajan con tesón por encontrar la verdad en una variante que fue creada para derrotar al más grande de la época: José R. Capablanca.

LA VIGENCIA DEL ATAQUE:

Como prueba de su actual vigencia, transcribiré algunas partidas que corresponden a diferentes años.

Olimpiada de Buenos Aires 1939
A. Dulanto - Alexander
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0-0 Ae7 6.Te1 b5 7.Ab3 0-0 8.c3 d5!? 9.ed5 Cd5 10.Ce5 Ce5 11.Te5 c6!(Novedad, primera vez que se jugó) 12.Ad5 cd5 13.d4 Ad6 14.Te1 Dh4 15.g3 Dh3 16.Df3 Af5 17.Dg2 Dh5 18.Dd5 Tad8 19.Dg2 Tde8 20.Ae3 Ah3 21,Dh1 Ae6 22.Cd2 Ad5 23.f3 f5 24.Af2 g5 25.Dg2 g4 26.Te8 De8 27.Te1 Dg6 28.b3 gf3 29.Dh3 Af4 30.Cf1 Rh8 31.Ae3 Ae3 32.Ce3 f4 33.Cd5 fg3 34.Tc1 f2 35.Rh1 De4 0-1

Encuentro Holanda - Bélgica
Deventer 1959
De Rijcke - Bredewout
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0-0 Ae7 6.Te1 b5 7.Ab3 0-0 8.c3 d5!? 9.ed5 Cd5
10.Ce5 Ce5 11.Te5 c6 12.d4 Ad6 13.Te1 Dh4 14.g3 Dh3 15.Te4 Ad7 16.Th4 De6 17.Cd2 Tae8 18.Cf3 h6 19.Ac2 f5 20.a4 De2 21.ab5 Dd1 22.Ad1 ab5 23.Ta7 Ae6 24.Ad2 Ta8 25.Ta8 Ta8 26.Rg2 Ta1 27.Ae2 Ta2 28.Ad3 Tb2 29.Ah6 Cc3 30.Ac1 Ta2 31.Ce5 Cd1 0-1


Tbilisi (5) 1965
M. Thal - B. Spassky
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0-0 Ae7 6.Te1 b5 7.Ab3 0-0 8.c3 d5!? 9.ed5 Cd5
10.Ce5 Ce5 11.Te5 c6 12.Ad5 cd5 13.d4 Ad6 14.Te3 Dh4 15.h3 Df4 16.Te5! Df6 17.Te1
Dg6 18.Df3 Af5 19.Ae3 Ae4 20.Dg4 h5 21.Dg6 Ag6 22.Cd2 f6 23.Cb3 Af5 24.Cc5 Ac5
25.dc5 Ad7 26.Tad1 Ac6 27.h4 Tfe8 28.f3 Rf7 29.Rf2 Th8 30.Td2 Tae8 31.Tde2 Te6 32.Af4 Te2 33.Te2 Te8 34.Te8 Ae8 35.g4 g6 36.b4 Ac6 37.Re3 Re6 38.Rd4 Rf7 39.Ac7 Re7 40.Ad6 Re6 ½-½

Postal Europeo 1972
Baltruschat (Alemania Federal) - Marcinklewicz (Polonia)
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0-0 Ae7 6.Te1 b5 7.Ab3 0-0 8.c3 d5!? 9.ed5 Cd5 10.Ce5 Ce5 11.Te5 c6 12.Ad5 cd5 13.d4 Ad6 14.Te3 Dh4 15.g3 Ag4 16.Df1 Dh5
17.a4 ba4 18.Ta4 Ad7 19.Ta2 Ab5 20.De1 f5 21.f4 Tae8 22.Rg2 g5 23.Ca3 Ad3 24.b4 gf4 25.Te8 Te8 26.Df2 fg3 0-1

San José, 1981
III Torneo Metropolitano
Edgar Calvo - Mario Valverde
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0-0 Ae7 6.Te1 b5 7.Ab3 0-0 8.c3 d5!? 9.ed5 Cd5 10.Ce5 Ce5 11.Te5 c6 12.d4 Ad6 13.Te1 Dh4 14.g3 Dh3 15.Df3? Ag4 16.Dg2 Tae8 17.Te8 Te8 18.Ad2 Dh5 19.Ad5 cd5 20.Ca3 Ah3 21.g4 Ag4 22.Ah6! Te6 23.f3 Tg6 24.fg4 Tg4 25.Dg4 Dg4 26.Rh1 De2 0-1

Budapest 1995
Peters Enders - Peter Lukacs
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0-0 Ae7 6.Te1 b5 7.Ab3 0-0 8.c3 d5!? 9.ed5 Cd5 10.Ce5 Ce5 11.Te5 c6 12.d4 Ad6 13.Te2 Dh4 14.g3 Dh3 15.Cd2 Af5 16.c4 Cf6 17.c5 Ac7 18.f3 Ad3 19.Tf2 Tad8 20.d5 Cd5 21.Ce4 Ae4 22.fe4 Cf6 23.Df1 Df1 24.Tf1 Ae5 25.Rg2 Tfe8 26.a4 b4 27.Ac4 a5 28.Ta2 Ad4 29.b3 Te4 30.Td1 Tde8 31.Ag5 Ac5 32.Af6 gf6 33.Td7 T8e7 34.Te7 Ae7 35.Te2 f5 36.Rf3 Te2 37.Ae2
½-½

Budapest 2001
Campeonato Juvenil
A. Bacsi - G. Ladanyi
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0-0 Ae7 6.Te1 b5 7.Ab3 0-0 8.c3 d5!? 9.ed5
Cd5 10.Ce5 Ce5 11.Te5 c6 12.d4 Ad6 13.Te1 Dh4 14.g3 Dh3 15.Ae3 Ag4 16.Dd3 Tae8
17.Cd2 f5 18.Df1 Dh5 19.Dg2 f4 20.Af4 Te1 21.Te1 Af4 22.gf4 Tf4 23.Te5 Dg6 24.Ad5 cd5 25.Dd5 Ae6 0-1

MINIATURAS:

También se presentan miniaturas con este Ataque como podemos ver a continuación.
Postal Alemania Democrática, 1989
Graewe - Gerloff
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0-0 Ae7 6.Te1 b5 7.Ab3 0-0 8.c3 d5!? 9.ed5 Cd5
10.Ce5 Ce5 11.Te5 c6 12.d4 Ad6 13.Te1 Dh4 14.g3 Dh3 15.Ad5 cd5 16.Df3 Af5 17.Dd5 Tae8 18.Te8 Te8 19.Ae3 Ae4 0-1

Chalkidiki 1992
V. Kotronias - M. Adams
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0-0 Ae7 6.Te1 b5 7.Ab3 0-0 8.c3 d5!? 9.ed5 Cd5
10.Ce5 Ce5 11.Te5 c6 12.d4 Ad6 13.Te2 Dh4 14.g3 Dh3 15.Cd2 Af5 16.a4 Tae8 17.Te8 Te8 18.ab5 Cf4 19.gf4 Af4 20.Cf3 Dg4 21.Rf1 Ad3 0-1

Eslovaquia, 1993
Campeonato Cadete
Peter Pcola - Milan Izak
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0-0 Ae7 6.Te1 b5 7.Ab3 0-0 8.c3 d5!? 9.ed5 Cd5
10.Ce5 Ce5 11.Te5 c6 12.d4 Ad6 13.Te1 Cg4 14.h3 Dh4 15.Ae3 Te8 16.Df3 Ae6 17.Ae6 fe6 18.Dg4 Dg4 19.hg4 1-0

II Abierto de Hlodhovec, Eslovaquia, 1994
Maciej Nurklewicz - Roland Berzinsh
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0-0 Ae7 6.Te1 b5 7.Ab3 0-0 8.c3 d5!? 9.ed5 Cd5
10.Ce5 Ce5 11.Te5 c6 12.d4 Ad6 13.Te1 Dh4 14.g3 Dh3 15.Df3 Ag4 16.Dg2 Dh5 17.Ae3 Af3 18.Df1 f5 19.Ad1 Ad1 20.Td1 f4 21.gf4 Dg4 0-1

RESUMEN SOBRE ALGUNAS VARIANTES.


EL ATAQUE MARSHALL ORIGINAL.


Ahora el blanco tiene las siguientes alternativas:
A) 12. Te1... B) 12.h3... C) 12.d4...

A) 12.Te1...
12... Ad6 13.h3 Cg4! 14.hg4? Dh4 15.Df3 Ah2! 16.Rf1 Ag4 17.De4 Af4 (A 17... Rh8 18.d4 Dh5 19.Ad5? f5 20.Dd3 Af4 21.g3 Ac1 22.Tc1 Tae8 23.Rg1 f4 24.c4 Ae2 y está mejor) 18.g3 Dh2! 19.Te3 Tae8 20.Dd5 Ag3! 21.(Si 21. fg3 Ah3 22.Re1 Dg1 )22 Tg3 Ae2 22.Re1 Af3 ganando.
A1) 14.Df3!...
14... Dh4 15.Te8 Ab7! 16.Tf8 Tf8 17.Dg4 Te8 18.Rf1 De7 19.Dd1? De4 20.Af7 Rf8 21.Ad5 Dd3 ganando.

B) 12.h3 ...
12... Ad6 13.Te2 Ch5! 14.d3 Ab7 15.Ca3 Dh4 16.d4 Tae8 17.Te8 Te8 18.Cc2 Cf4 19.Af4 Df4 y está mejor el negro.

C) 12.d4 Ad6
C1) 13.Te1 Cg4 14.h3! Dh4 15.Df3 Cf2?! 16.Df2? Ah2! 17.Rf1 Ag3 18.De2 Ah3! 19.gh3 Tae8 ganando.
C2) 13.Te2! Ab7 14.Cd2 Dd7 15.f3 Df5 16.Cf1 Dh5 17.Ae3 Tae8 18.Dd2 Cd5 19.Ad5 Ad5 20.b3 con igualdad.

PARTIDAS ILUSTRATIVAS.

Campeonato Nacional de Islandia, 1940
Teodorsson - Sigurdsson
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0-0 Ae7 6.Te1 b5 7.Ab3 0-0 8.c3 d5 9.ed5 Cd5 10.Ce5 Ce5 11.Te5 Cf6 12.d4 Ad6 13.Te1 Cg4 [A 13... Ab7 sigue 14.Ag5!+/- y sí 13... Ah2 14.Rh2 Cg4 15.Rg1 Dh4 16.Df3] 14.h3! Dh4 15.Df3 Cf2?! 16.Df2? Ah2 [Tremendo error es 16... Ag3?? Por 17.Df7 Tf7 18.Te8#] 17.Rf1 Ag3 18.De3 [18.De2 Ah3! 19.gh3 Tae8! -+ en Matanovic-Matulovic, Belgrado 1954] 18... Ah3 19.Ad5 Ae6 20.c4 Ad5 21.cd5 Tae8 22.Te2 Dh1 23.Dg1 Te2 0-1

Viena, 1947
Manneby - Hildebrand
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0-0 Ae7 6.Te1 b5 7.Ab3 0-0 8.c3 d5 9.ed5 Cd5 10.Ce5 Ce5 11.Te5 Cf6 12.Te1 Ad6 13.h3 Cg4! 14.Df3 Dh4 15.Te8?! (Mejor es 15.d4 pero no 15.Te4? por h5 16.d4 Ab7 17.Tg4 hg4 18.Db7 Tae8 19.Cd2 Te1 20.Cf1 gh3 +-; y si 15.d3 Cf2 16.Df2 Ah2 17.Rf1 Ag3 18.Re2 Ah3 0-1 como en Koskinnen-Grawe, Correa 1965) 15... Ab7! 16.Tf8 Tf8 17.Dg4 Te8 18.Rf1 De7 19.Dd1? De4 (También 19... Ae4 20.g3 Dd7 21.Dg4 Ad3 22.Rg2 Dc6 23.Rh2 Te1 24.f3 Dc5 25.Dd4 Dd4 26.cd4 Tc1 27.Ad5 Tb1 0-1 en Cruz - Biriescu, Campeonato Mundial Juvenil, Atenas, 1971) 20.Af7 Rf8 21.Ad5 Dd3 22.Rg1 Ad5 23.b3 Dg6 24.f3 Dg3 25.Dc2 Dh2 0-1

IV Campeonato Postal de URSS, 1955
Fink - Kantorowicz
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0-0 Ae7 6.Te1 b5 7.Ab3 0-0 8.c3 d5 9.ed5 Cd5
10.Ce5 Ce5 11.Te5 Cf6 12.Te1 (Las blancas tienen varias opciones como por ejemplo: A) 12.f3 Ad6 13.Te2 Cg4 14.fg4!? Ag4 15.De1 Ae2 16.De2 Ah2 17.Rh2 Dh4 18.Rg1 Tae8 19.Af7 Rf7 20.Df2 Df2 21.Rf2 Rg6 22.Rg3 Te1 23.Ca3 Tff1-+ en Gil - Medina, Barcelona 1942; B) 12.Df3? Ag4 13.Dc6 Ad6 14.Te1 Te8! 15.Te8 De8 16.De8 Te8 17.f3 {17.Rf1 Ae2 ganando} Te1 18.Rf2 Tc1 -+; C) 12.De1? Ad6 13.Te2 Ah2 -+) 12... Ad6 13.h3 Cg4!
[13...Ab7 14.d4 Dd7 15.Ae3 Dc6 16.f3 Tfe8? 17.Cd2 Ag3 18.Te2 Cd5 19.Ad5 Dd5 20.Ce4 Ah4 21.Af2 +- sugerencia de Tartakower] 14.hg4? (Otra alternativa es 14.Df3!) Dh4 15.Df3 [Si 15.g3 Ag3 16.fg3 Dg3-+] Ah2! 16.Rf1 Ag4 17.De4 Rh8 (17...Af4 18.g3 Dh2! 19.Te3 -si 19.Af7 Rf7 20.Df4 Rg8- Tae8 20.Dd5 Ag3! 21.Tg3 {A 21.fg3 Ah3 22.Re1 Dg1 ganando} Ae2 22.Re1 Af3-+) 18.d4 Dh5 19.Ad5? f5 20.Dd3 Af4 21.g3 Ac1 22.Tc1 Tae8 23.Rg1 f4 24.c4 Ae2 25.Da3 Tf6 26.Cd2 Th6 27.Cf1 f3 0-1

VI Campeonato Postal de Alemania Federal, 1960
Meinhold - Tschater
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0-0 Ae7 6.Te1 b5 7.Ab3 0-0 8.c3 d5 9.ed5 Cd5 10.Ce5 Ce5 11.Te5 Cf6 12.h3 Ad6 (12... c5!? Se mira como algo interesante) 13.Te2 (A 13.Te3 Ab7 14.d4 Cd5 15.Te1 Cf4?! 16.Af4 Af4 17.Dg4 +- en Szabo - Stockl, Viena, 1947) Ch5! 14.d3 Ab7 15.Ca3 Dh4 16.d4 Tae8 17.Te8 Te8 18.Cc2 Cf4 19.Af4 Df4 20.g3 De4 21.d5 c5 22.Df1 c4 23.Te1 De1 ½-½


LA VARIANTE SPASSKY.


La idea de esta línea es doblar las torres en la columna "e" y en algunos casos la torre de "e6" puede colaborar en el ataque vía "h6", previa intercepción de la diagonal "c1-h6" mediante la maniobra Ad6-f4 o mediante el avance del peón "f". Por su parte, las blancas siempre juegan "f4" evitando el avance del peón "f" enemigo y obligando a las negras a tomar medidas extremas mediante la ruptura en "g5", aun a costa de dejar vulnerable su flanco de rey. El contrajuego del blanco hay que buscarlo en el flanco de dama jugando "a4"; esta movida encuadra perfectamente en los lineamientos generales de las blancas, pues al abrirse la columna, éstas podrán llegar a las inmediaciones del rey negro. Esta movida la introdujo Spassky en la década de los sesenta, contra Novopashin en 1963.
Ahora el blanco tiene las siguientes alternativas:
A) 18.Df1... B) 18.c4... C) 18.a4...

A) 18.Df1. . .
18. . . Dh5 19.Ad1?! Ad1 20.Tad1 f5! 21.f4 -Es lo mejor ya que si 21.De2? Dg6 22.Rh1 f4
23.gf4 Cf4 24.Df1 Cd3 25.Dg2 Dh5! 26.Cf1 Te3 27.Ce3 Tf2 28.Td3 Tg2 29.Rg2 Dg6 0-1 en Boucchechter-Spassky, Tel-Aviv Olimpiada 1964.
A1) 18.Df1 Dh5 19.c4?! Ce3 20.Te3 Th6 21.Dg2 c5! 22.d5 Ae5 23.Tae1 Ab2 24.h4 Tb6
25.Te8 Dg6 26.De4 De4 27.T1e4 Ad7 28.T8e7 Td6 29.Te2 Af6 30.T7e3 Tb6! 31.Rg2 Tfb8
32.Cf3 Rf8 33.Ce5 Ae5 34.Te5 b4 -/+
A2) 19.a4 Ah3 20.Ad1? (El blanco puede luchar por el tablas con 20.De2 Ag4 21.Df1Ah3 como en Salm-Dalko IV Campeonato Postal 1974) Df5 21.De2 Af4! 22.Df3! Tfe8 23.Cf1 Af1 y el negro está mejor.

B)18.c4
18. . . bc4 19.Ac4 f5 20.Db3 Rh8 21.Ag5 Tg6 22.Ad5 cd5 23.f4 h6 24.Ae7 Tb8! 25.Dd5 Af4! 26.Ad8! Td8 27.Dd8 Rh7 28.Te8 Te6! 29.Te6 Ag3 30.hg3 Dg3 tablas Neff-Jurado, Postal de EEUU 1966-67.

C)18.a4
18. . . Dh5! 19.ab5 ab5 20.c4 bc4 21.Cc4 Ab4 22.Tec1 Ae2 23.Ad1 Ad3 24.Ah5 Ac4 25.Tc4 Ce3 26.fe3 Ad2 tablas como en Parma-Geller Encuentro Yugieslavia-URSS 1966.
C1) 18. . . f5 19.f4?! Tfe8! 20.ab5 Af4! 21.bc6 Te3 22.Ad5 Rh8 23.Te3 Ae3 24.Rh1 Ad2
25.Dd2 Te2 26.De2 Ae2 27.b7 f4 y mejor el negro.

PARTIDAS ILUSTRATIVAS.

Leningrado, 1963
Novopashin - Spassky
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0-0 Ae7 6.Te1 b5 7.Ab3 0-0 8.c3 d5 9.ed5 Cd5 10.Ce5 Ce5 11.Te5 c6 12.d4 Ad6 13.Te1 Dh4 14.g3 Dh3 15.Ae3 Ag4 16.Dd3 Tae8 17.Cd2 Te6(N) 18.a4 ba4 19.Ta4 f5 20.f4 Af4 21.Af2 Te1 22.Ae1 Te8 0-1

Postal Letonia, 1968-69
Petkevics - Vitomskis
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0-0 Ae7 6.Te1 b5 7.Ab3 0-0 8.c3 d5 9.ed5 Cd5
10.Ce5 Ce5 11.Te5 c6 12.d4 Ad6 13.Te1 Dh4 14.g3 Dh3 15.Ae3 Ag4 16.Dd3 Tae8 17.Cd2 Te6 18.Ad5 cd5 19.Df1 Dh5 20.f4 Tfe8 21.Af2 Te2 22.Cb3 Ah3 23.Te2 Te2 0-1

Postal de Finlandia, 1977
J Koskinen - A Froberg
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0-0 Ae7 6.Te1 b5 7.Ab3 0-0 8.c3 d5 9.ed5 Cd5
10.Ce5 Ce5 11.Te5 c6 12.d4 Ad6 13.Te1 Dh4 14.g3 Dh3 15.Ae3 Ag4 16.Dd3 Tae8 17.Cd2 Te6 18.a4 f5 19.Df1 Dh5 20.f4 Tfe8 21.Ad5 cd5 22.Af2 Te2 23.Dg2 h6!? 24.Dd5 Rh7 25.h3 Ah3 26.Cf1 Te1 27.Ae1 Te4 28.Ch2 Af4!! 29.Rh1 De2 0-1

Campeonato Alemán, 1994-95.
Wolfgang Unzicker - Pavel Blatny
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0-0 Ae7 6.Te1 b5 7.Ab3 0-0 8.c3 d5 9.ed5 Cd5
10.Ce5 Ce5 11.Te5 c6 12.d4 Ad6 13.Te1 Dh4 14.g3 Dh3 15.Ae3 Ag4 16.Dd3 Tae8 17.Cd2 Te6 18.a4 ba4 19.Ta4 f5 20.Df1 Dh5 21.f4 Tfe8 22.Ta6 Te3 23.Te3 Te3 24.Tc6 De8 25.Ad5 Rf8 26.Td6 Te1 27.Te6 Tf1 28.Cf1 Db5 29.Ag2 Db2 30.h3 Ae2 31.d5 Ad3 32.Te3 Dc3 33.Rh2 Dd4 34.Te5 Df2 35.Ce3 Ae4 36.Tf5 Af5 37.Cf5 g5 38.d6 gf4 39.d7 Dd2 40.gf4 Df4 41.Rg1 Dc1 42.Af1 Dc5 43.Rg2 Dd5 44.Rg3 Dd7 45.Ce3 Re7 46.Ae2 De6 0-1

Preliminares Zonal Latinoamericano, 1999-2001
Ricardo Luna - Mario Valverde
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0-0 Ae7 6.Te1 b5 7.Ab3 0-0 8.c3 d5 9.ed5 Cd5 10.Ce5 Ce5 11.Te5 c6 12.d4 Ad6 13.Te1 Dh4 14.g3 Dh3 15.Ae3 Ag4 16.Dd3 Tae8 17.Cd2 Te6 18.Ad5 cd5 19.Df1 Dh5 20.f3 Tf6 21.Af4 Af4 22.gf4 Tf4 23.Te5 Tf5 0-1


LA VARIANTE KEVITZ.

E


Esta variante fue introducida por el Maestro norteamericano Alexander Kevitz en los años cuarenta del siglo pasado. Su variante busca la retirada de la torre a "e3" eb cambio de colocarla en "e1"; de esta manera el blanco es capaz de eludir la movida "g3" esperando llegar a un final que le sirva intentar explotar su ventaja material, aunque a veces no es posible hacerlo.

Ahora el negro tiene dos alternativas:

A) 14... f5!? B) 14... Dh4!

A) 14... f5!?
A1) 15.Cd2? f4 16.Te1 Rh8 17.Dh5 Af5 18.Cf3 Ae4 19.Ad2 Tf5 20.Dg4 Df6 21.a4 ba4 22.Ta4 g6 23.c4 Th5 24.Ce5 Th4 25.Dg5! +/- Zurakhov - Mnatsakanian, Espartaquiada, URSS, 1963.

A2) 15.Df3? Ta7! 16.Cd2 Taf7 17.Cb3 f4 18.Te1 Tf5 19.Ad2 Dh4 20.Cc5 Ac5 21.dc5 Tg5
22.Dd3 Th5 23.h3 Tg5 24.Rf1 Tg2! 25.Dd5 Rh8 26.Rg2 Dh3 27.Rg1 f3 28.Dg5 Ag4!! 0-1
Teichgraber-Wirsam, Postal Alemania Federal 1966.

B) 14... Dh4!
B1)15.h3 Df4 16.Te5! Df6 17.Te1Dg6 18.Df3 Af5 19.Ae3 Ae4? 20.Dg4 h5 21.Dg6 Ag6
22.Cd2 f6 23.Cb3?! con juego incierto.

B2) 15.g3 Ag4! 16.f3 Ag2 17.De2 Af4 18.fg4 f5 19.Th3 Dh3 20.Af4 fg4 21.Ae5 Tf3
22.Cd2 Te3 23.Df1 Tf8 24.Dh3 gh3 25.Tf1 Te2-/+

PARTIDAS ILUSTRATIVAS.

Riga, 1965
Serebrjakov - Vitomsky
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0-0 Ae7 6.Te1 b5 7.Ab3 0-0 8.c3 d5 9.ed5 Cd5 10.Ce5 Ce5 11.Te5 c6 12.Ad5 cd5 13.d4 Ad6 14.Te3 f5 15.Th3 f4 16.Th6 De7 17.Th5 Ag4 18.Te5 Ad1 19.Te7 Ae7 0-1

Campeonato Holandés, Den Haag, 1965
Van den Berg - Bredewout
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0-0 Ae7 6.Te1 b5 7.Ab3 0-0 8.c3 d5 9.ed5 Cd5
10.Ce5 Ce5 11.Te5 c6 12.Ad5 cd5 13.d4 Ad6 14.Te3 Dh4 15.h3 g5 16.Cd2 g4 17.Cf1 Rh8 18.hg4 Ag4 19.De1 Tg8 20.Ad2 Af4 21.g3 Dh3 22.Ch2 Af5 23.Tf3 Tge8 24.Dc1 Ad2 25.Dd2 Ae4 26.Df4 f5 27.Te1 Te6 28.Te4 Te4 29.Dc1 Tae8 0-1

Moscú, 1967
M Bonch Osmolovsky - Zaitsev
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0-0 Ae7 6.Te1 b5 7.Ab3 0-0 8.c3 d5 9.ed5 Cd5
10.Ce5 Ce5 11.Te5 c6 12.Ad5 cd5 13.d4 Ad6 14.Te3 Dh4 15.h3 Df4 16.Tg3 Df6 17.Tf3 Dg6 18.Dd3 Te8 19.Rf1 Dh5 20.Ae3 Ta7 21.Dd1 f5 22.Cd2 g5 23.Db3 Ae6 24.Tf5 Af5 25.Dd5 Te6 26.Ce4 Dg6 27.Cd6 Ad3 28.Rg1 Td7 29.Da8 Rg7 30.Cb7 Te8 31.Da7 Tee7 32.d5 Tb7 33.Dd4 Rg8 34.d6 Tf7 35.Td1 Ae4 36.Dc5 Af5 37.Td5 h6 38.Te5 Ad7 39.Dd5 Tb8 40.Te7 Ac6 0-1

BIBLIOGRAFIA

LIBROS CONSULTADOS:

Bronstein, David. 200 partidas abiertas. Barcelona: Ediciones Martínez Roca, 1973, España

Euwe, Max y Prins, L. Ajedrez Inmortal de Capablanca. Buenos Aires: Editorial Sopena, 1959, Argentina.

Ganza, Julio. La Apertura Española. Madrid: Editorial Aguilera, 1957, España.

Golmayo de la Torriente, Manuel. Temas clásicos de ajedrez. Madrid: Editorial Aguilera 1966, España.

Ivaldi, Normando José. La conquista del título mundial de ajedrez. Buenos Aires: Editorial Sopena, 1973, Argentina.

Morán, Pablo. Los niños prodigio del ajedrez. Barcelona: Ediciones Martínez Roca, 1978, España.

Pachmann, Ludek. Aperturas Abiertas. 2 ed. Barcelona: Ediciones Martínez Roca, 1971, España.

Tartakower, Savielly. La Moderna Partida de Ajedrez. Tr. Por Miguel Czerniak. Buenos Aires: Editorial Sopena, 1952, Argentina.


REVISTAS:

Barreras Merino, José Luis. "Los campeones del mundo: el niño prodigio". Jaque Mate
8(2-3): 80-82, febrero y marzo 1971.

"Frank J. Marshall: un ajedrecista genial", Ajedrez 13(151): 374-375, noviembre 1966.

Jiménez, Eleazar. "Homenaje a Marshall", Jaque Mate 15(2): 17-20, febrero 1977.

Studeneztzky, Moisés, "Ataque Marshall en la Apertura Española", Cuadernos Teóricos de Ajedrez 28: 43-62, febrero 1976.

 

 

 

 

 

REFLEXIONES SOBRE EL ERROR EN AJEDREZ

Prof. Mario Valverde López.

Todo los que jugamos el ajedrez estamos conscientes de que si una partida fuese conducida y desarrollada por ambos jugadores en perfecta armonía entre el ataque y la defensa, sin errores, sería tablas.
Según lo anterior, el tablero induce a la perfección simétrica en donde el movimiento de las piezas estaría igualmente calculado para generar presiones iguales en uno u otro bando, de forma que el avance de un lado corresponda a una reacción del otro con igual peso o importancia.
Así, cuando se produce una asimetría o cualquier desigualdad, esta deberá atribuirse solo al error de un bando. En fin, debemos tomar en cuenta que generalmente no se habla de los aciertos de un jugador, sino de los errores, ya que la victoria ajedrecística, primero es el huevo del error o del acierto y luego la gallina del jaque mate o el gallo del triunfo.
Todo ajedrecista debe poseer las virtudes para detectar y aprovechar los errores del rival, como asimismo hacer que el rival los produzca o cometa.


Por esto, muchos jugadores astutos se ocupan más del error del contrario que de la propia iniciativa; pero hemos de destacar de que el estudio de los errores es algo que no se ha sistematizado aun en tratados, sino que tenemos que basarnos en la filosofía que nos muestra la frase:

"NO JUEGUES EL JUEGO QUE DESEAS JUGAR, SINO EL QUE EL OTRO ESTA PREPARADO PARA PERDER".

No todos los errores ajedrecísticos tienen la misma importancia. El error de un principiante es suficiente para decidir una partida en pocas jugadas; por el contrario, el error de un Maestro o un buen jugador puede no manifestarse sino hasta después de una larga lucha, cuando el rival hace valer las debilidades y las insuficiencias a que dio lugar ese error.
Los que más conocen de esto, manifiestan que la primera consecuencia del error es muy positiva: "La experiencia para tratar de no volver a cometerlo".
El impacto de los errores tiene distinta intensidad según la etapa de la partida en que se cometan. Pueden ir de los leves a los demoledores. También debe considerarse el número de errores, ya que es conocido que después de un error viene otro. Miremos los siguientes ejemplos:
Torneo de aficionados en Austria: 1.e4 e5 2.Dh5? . . . (El negro va a buscar defender su peón con Df6 pero tocó el Rey y no le quedó otro remedio que moverlo.) 2. . . Re7?? 3.De5# Este fue un error demoledor para el negro.

En el siguiente, el blanco no era ningún principiante: Grecia 1979. Alvaro Paniagua (qdg) - Mario Valverde: 1.f4 e5 2.fe5 d6 3.ed6 Ad6 4.Cf3 g5 5.h3??Ag3# Error demoledor.

Esta partida se realizó como motivo de la eliminatoria de la Región Cubujuquí para los Juegos Nacionales de Puntarenas: Heredia 1994, Geovanny Monge - Alvaro Sibaja (Sto Domingo): 1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Ac6 dc6 5.Ce5?! Dd4 6.Cg4 De4+ 7.Ce3 Dg2?? Tremendo error que lo llevó a perder rápidamente la partida.

El último ejemplo: Murhau, Alemania 1936: Reinle - N.N: 1.e4 e5 2.f4 f5?? 3.ef5 e4
4.Dh5+ g6 5.fg6 h6 6.g7+ Re7 7.De5+ Rf7 8.gh8=C#

En la primera etapa de la partida, o sea la Apertura que comprende las primeras diez movidas, es cuando se presentan la mayor parte de los errores. Es entonces que debemos preguntarnos: ¿Cuántas jugadas podemos hacer libres de cometer un error? ¿Entre cuántos movimientos puedo escoger? Quienes así piensen cometen ya un error, pues están perdiendo de vista la esencia del juego: EL PLAN.
Un plan debe de abarcar los conceptos de ataque y defensa siguiendo un propósito: poner en situación de jaque mate al rey adversario mediante un proceso bien previsto y desarrollado. Por lo tanto, lo primero es ver si en realidad tal plan es posible y si corresponde a un esquema de contajuego para responder adecuadamente las acciones del oponente con las propias, ya sea neutralizándolas o volviéndolas en contra a base de inutilizar sus posiciones, clavar sus piezas, desviarlas o dispersarlas, abrir columnas y diagonales, etc, manteniendo la iniciativa hasta conseguir el jaque mate.
Al inicio cada bando dispone de 20 movidas posibles. Las blancas mueven primero y por lo tanto son las que proponen primero sus ideas; las negras son las que responden a esa primera proposición y esto ya nos permite componer un amplio repertorio de jugadas para luego escoger la más acertada en un determinado momento de la partida. Pero insistimos en que llegará el momento en que las combinaciones se vuelven incalculables, de donde entonces, destaca la importancia del plan (ataque y defensa) y llevarlo a condiciones en que las jugadas del repertorio sean fáciles de escoger.
El que comienza a mover las piezas se pregunta muchas veces: ¿Cuántos pasos debe moverse el peón al principio? Ante la duda, muchas veces se decide a jugarlo una sola casilla, con lo cual pone de manifiesto un primer error psicológico, al ver que no es capaz de enfrentar con prontitud y precisión el luchar por el dominio del centro y así vemos como juegan: 1.a3. . ., 1.h3. . ., 1.Ca3. . ., etc
Lo anterior indica un jugador carente de malicia, indeciso, sin un plan de lucha.
Lo contrario se observa en aquellos jugadores que conociendo los elementos básicos del desarrollo fingen cierto desconocimiento de los mismos con la intención de que su oponente crea que puede dar un mate rápido, con lo cual logran que cometa su rival errores seguidos como mal desarrollo de las piezas como una dama salida prematuramente, pérdidas de tiempo y espacio, etc; para luego cogerlo y castigarlo por sus errores.
Un caso de estos lo vamos a ver en la famosa "Inmortal" entre Anderssen y Kiesertsky, en la que el blanco ofreció sus dos torres con la pérfida intención de desviarle la dama y ponerla fuera de juego. El negro cayó en la trampa y no olió el error antes de capturar. Por lo tanto debemos tener buen olfato para los errores:
1.e4 e5 2.f4 ef4 3.Ac4 b5?! 4.Ab5 Dh4+ 5.Rf1 Cf6 6.Cf3 Dh6 7.d3 Ch5 8.Ch4 Dg5
9.Cf5 c6 10.Tg1 cb5 11.g4 Cf6 12.h4 Dg6 13.h5 Dg5 14.Df3 Cg8 15.Af4 Df6 16.Cc3 Ac5
(Esto permite al blanco enfilar el resto de sus piezas hacia el rey negro en una concentración tal que le dio mate en 23 movidas) 17.Cd5 Db2 18.Ad6 Da1+ (Observen las consecuencias del primer bocado del banquete de torres) 19.Re2 Af1 20.e5 Ca6 21.Cg7+Rd8 22.Df6+ Cf6 23.Ad7#

ESPERO QUE TRATEN DE NO COMETER ERRORES TAN GRAVES.

PRACTICA SOBRE RECONOCIMIENTO DE ERRORES.

PARA QUE SE EJERCITEN EN RECONOCER ERRORES, SE DAN A CONTINUACION UNA SERIE DE PARTIDAS CORTAS DONDE DEBE DE ESCRIBIR A LA PAR DE LA JUGADA CONSIDERADA ERROR UN SIGNO DE PREGUNTA (?)

San Ramón 1990, Campeonato Nacional Cadete. Roymer Solano - Sergio Minero.
1.e4 e6 2.d4 d5 3.ed5 ed5 4.Ad3 Ad6 5.c3 Ce7 6.Ce2 0-0 7.0-0 Af5 8.Af4 Cbc6
9.Dc2 Ad3 10.Dd3 Cg6 11.Ad6 Dd6 12.Cd2 Tae8 13.Tae1 Te6 14.Dg3 Te2 0-1

Londres 1912, Greville - Harrwitz.
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ac4 Ac5 4.d3 d6 5.Cg5 Df6 6.Af7+ Rf8 7.0-0 h6 8.Ag8 hg5
9.Ad5 Cd4 10.c3 Dh6 11.h3 Ah3 12.cd4 Ag2 13.Rg2 Dh3 14.Rg1 Dh2 0-1

Hungría 1897, Beu - Charousek.
1.e4 e5 2.f4 ef4 3.Cf3 g5 4.h4 g4 5.Ce5 Ag7 6.Cg4 d5 7.Cf2 de4 8.Ce4 De7 9.De2 Cc6
10.c3 Ch6 11.Cf2 Ae6 12.d4 Cf5 13.Af4 Cfd4 14.cd4 Cd4 15.Dd2 Ab3 16.Ae2 Ac4
17.Cc3 0-0-0 18.Tc1 Ce2 19.De3 Cf4 0-1

Inglaterra 1950, Lehmann - Teschner.
1.e4 e5 2.d4 d5 3.Cc3 de4 4.Ce4 Cd7 5.Cf3 Cgf6 6.Cfg5 Ae7 7.Cf7 Rf7 8.Cg5 Rg8
9.Ce6 De8 10.Cc7 Ab4 0-1

LICADAP 2001, Dr. Luis C Vega - Mario Valverde (Por E-Mail)
1.d4 e5 2.de5 Cc6 3.Cf3 De7 4.Dd5 f6 5.ef6 Cf6 6.Db3 d5 7.e3 Ad7 8.Db7 Tb8
9.Dc7 Dc5 10.Ad3 Ad6 0-1.

 

 

SERIE CAMPEONES DEL MUNDO


FRANCISCO FILIDOR
1726-1795.


Prof. Mario Valverde López

Su nombre completo fue Francisco Andrés Danican Philidor o Filidor como se le llama en español; nació en Dreux, Francia, el 7 de setiembre de 1726 y durante toda su vida se entregó por entero y alternativamente a sus dos pasiones: la música y el ajedrez.
Como músico fue un compositor de indubable mérito, creador del género llamado "ópera cómica".
Como ajedrecista, aprendió a jugar a los seis años y desde la edad de los veinte años ocupó el primer lugar como el mejor jugador de su época, conservando durante medio siglo el cetro mundial, demostrando sobre sus contemporáneos una superioridad indiscutible, de tal forma que para poder jugar tenía que darle ventaja a su rival que podía ser de una pieza o en la salida.
Sus ideas sobre la importancia que merecen los peones -el alma del ajedrez, según sus propias palabras- marcaron rumbos en la teoría y han constituido la base de muchos estudios posteriores.
Su capacidad analítica le permitió encontrar el procedimiento para obligar el mate de alfil y caballo y supo demostrar cómo se gana un final de torre y alfil contra torre. Sus estudios fueron reunidos en su obra "Analyse du jeux des Echécs", Análisis del Juego de Ajedrez, obra publicada en 1749 con la ayuda de sus amigos ingleses ya que no fue profeta en su tierra.
A raíz de la Revolución Francesa tuvo problemas en su país con el gremio de los músicos, por lo que aceptó una oferta de Inglaterra para trasladarse a Londres y trabajar como maestro de ajedrez cuatro meses al año, esto lo transformó en profesional del ajedrez y le sirvió para más críticas en su país, por lo que se quedó a vivir en Inglaterra hasta su muerte el 3 de setioembre de 1795.
También hizo aportes en las aperturas como la Defensa Filidor, el Gambito Filidor y otras.
Es considerado el principal representante de la Escuela de la Instauración por sus aportes al juego ciencia como lo vamos a ver de seguido en los siguientes principios que él estableció y que fueron aceptados universalmente:
a) Deben jugarse bien los peones. Ellos son el alma del ajedrezm los que originan únicamente el ataque y la defensa, y de su buena o mala colocación depende totalmente la ganancia o la pérdida de la partida.
b) Cuando hayan dos peones unidos en línea no debe avanzarse ninguno hasta que el adversario proponga el cambio de algún peón, lo que debe evitarse adelantando entonces el peón atacado.
c) Los peones deben ser unidos y llevados al centro.
d) Un peón doblado cuando está ligado, no es una desventaja si se aproxima al centro.
e) Conviene cambiar el peón de "f" por el de "e" contrario, de ese modo los peones de "d" y "e" pueden colocarse en el centro del tablero. Además, efectuando el enroque corto la torre de rey está dispuesta para actuar desde el principio del juego.
f) Cuando existan dos cadenas de peones separadas, conviene aumentar siempre la mayor.
g) Cuando se hallan demasiado avanzados uno o dos peones, están expuestos a ser capturados si no pueden ser sostenidos por otros o se tengan todas las piezas libres para socorrerlos.
h) Cuando se tienen peones pasados hay que deshacerse de los alfiles enemigos, porque ellos pueden frenarlos mejor que ninguna otra pieza.
i) Nunca deben adelantarse a la ligera los peones de los flancos antes de que haya enrocado el adversario.
j) No conviene apresurarse a formar un ataque de peones hasta que no estén bien sostenidos por sí mismos o por otras piezas; de lo contrario el ataque está condenado al fracaso.
k) Cuando el rey se halla tras de dos o tres peones que no se hayan movido y el enemigo los ataca tratando de abrirse paso, no debe avanzarse ninguno, a no ser indispensable.
l) Generalmente si se consigue abrir paso hacia el rey contrario con dos o tres peones, se gana irremisiblemente.
m) Siempre es ventajoso atacar un peón aislado aunque no sea más que para distraer a las piezas enemigas.
n) Cuando en una columna no hay peones, hay que evitar que el rey y la dama estén situados en ella.
o) La dama debe resguardarse detrás de los peones, sobre todo al comienzo de la partida.
p) Siempre es peligroso permitir que el alfil rey enemigo ataque el peón de "f" y cuando el peón de "d" no puede obstruir esta diagonal hay que oponerle el alfil de dama ubicándolo en "e3" o "e6" según sea el caso, ya que ésta es la única pieza que se le puede oponer eficazmente.
q) El que consigue apoderarse de una columna abierta con las torres dobladas tiene casi siempre la ventaja.
r) Teniendo dos caballos conviene tener entre ellos una comunicación recíproca y colocarlos donde no puedan ser atacados por peones enemigos.
s) A veces es mejor jugar el rey que enrocar, por formarse así más fácilmente un ataque de peones.
t) Conviene que el rey esté situado en una columna donde haya un peón contrario, porque así está al abrigo del ataque de las torres.
u) No hay verdaderos ataques sin la colaboración de muchas piezas.
v) Al final de la partida hay que procurar que los peones estén situados en casillas del color opuesto al del alfil propio, porque así se impide al adversario las infiltraciones; esta regla es indispensable cuando se ataca y se tienen peones pasados; cuando se está a la defensiva deben situarse los peones por el contrario, en las casillas del mismo color que domina el alfil.


OBSERVACIONES SOBRE LOS FINALES.

a) Un peón solo no debe ganar si el rey contrario tiene la oposición.
b) Un peón solo puede ganar si el rey se encuentra colocado delante de él.
c) Dos peones contra uno deben ganar en casi todos los casos, siempre que el que lo tenga evite cambiar uno de ellos.
d) Un peón y una pieza cualquiera deben ganar casi siempre. Se exceptúan los peones de torre cuando la pieza que los acompaña es un alfil: en tal caso, para ganar es necesario que el alfil sea del color de la casilla donde se corona el peón; de lo contrario la partida es tablas.
e) Dos caballos solos no pueden llegar a una posición de mate.
f) Dos alfiles solos pueden dar mate.
g) Una torre contra un caballo hace tablas la partida.
h) Una torre contra alfil produce tablas.
i) Una torre y caballo contra torre produce tablas.
j) Una torre y un alfil contra la dama produce tablas.
k) Lo mismo sucede si se tiene torre y caballo contra dama.
l) Una torre contra alfil y dos peones produce tablas.
m) Una torre contra caballo y dos peones hace tablas la partida porque no se puede evitar que la torre se sacrifique por los dos peones.
n) La dama contra una torre y dos peones entabla.


PARTIDAS DE FILIDOR.

Partida con ventaja. Debe quitarse el caballo de dama del tablero.
Londres, 1794. Filidor - Atwood.
1.e4 e5 2.f4 ef4 3.Cf3 g5 4.Ac4 Ag7 5.c3 De7 6.d4 d6 7.0-0 h5 8.h4 g4 9.Cg5 Ch6 10.Af4 0-0 11.Db3 Cc6 12.Ad2 Cd8 13.Dc2 Rh8 14.Tae1 Ce6 15.e5 Cg5
16.hg5 Cg8 17.ed6 Dd6 18.Af7 Dc6 19.d5 Dd7 20.Dg6 Ce7 21.Dh5+ Ah6 22.Dh6#

A ciegas y simultánea a tres partidas.
Saint James 1783. Conde Bruhl - Filidor.
1.e4 e5 2.Ac4 c6 3.De2 d6 4.c3 f5 5.d3 Cf6 6.ef5 Af5 7.d4 e4 8.Ag5 d5 9.Ab3 Ad6 10.Cd2 Cbd7 11.h3 h6 12.Ae3 De7 13.f4 h5 14.c4 a6 15.cd5 cd5 16.Df2 0-0 17.Ce2 b5 18.0-0 Cb6 19.Cg3 g6 20.Tac1 Cc4 21.Cf5 gf5 22.Dg3+ Dg7 23.Dg7+ Rg7 24.Ac4 bc4 25.g3 Tab8 26.b3 Aa3 27.Tc2 cb3 28.ab3 Tfc8 29.Tc8 Tc8 30.Ta1 Ab4 31.Ta6 Tc3 32.Rf2 Td3 33.Ta2 Ad2 34.Td2 Tb3 35.Tc2 h4 36.Tc7+ Rg6 37.gh4 Ch5 38.Td7 Cf4 39.Af4 Tf3+ 40.Rg2 Tf4 41.Td6 Tf3 42.Td8 Td3 43.d5 f4 44.d6 Td2+ 45.Rf1 Rf7 46.d7 e3 47.h5 f3
Rinde el blanco.

En las siguientes partidas, Filidor da la ventaja del peón "f" y dos tiempos en la salida.
Quite el peón de "f". Londres 1795. Atwood - Filidor.
1.e4 . . . 2.d4 e6 3.f4 d5 4.e5 c5 5.c3 Cc6 6.Cf3 Db6 7.Ad3 Ch6 8.Db3 c4 9.Db6 ab6 10.Ac2 b5 11.Ca3 b4 12.Cb5 Ta5 13.a4 Ad7 14.b3 Cb8 15.Ab2 Ae7 16.0-0 Ab5 17.ab5 Tb5 18.Ta8 0-0 19.bc4 dc4 20.Ae4 Cd7 21.Tf8+ Af8
22.Cg5 bc3 23.Ac3 Tb3 24.Tc1 Aa3 25.Tc2 Cg4 26.Ce6 Tb1+ (0-1)

Londres 1795. Atwood - Filidor.
1.e4 . . . 2.d4 e6 3.f4 d5 4.e5 c5 5.c3 Cc6 6.Cf3 Db6 7.Ad3 Ch6 8.Db3 c4
9.Db6 ab6 10.Ac2 b5 11.Ca3 b4 12.Cb5 Ta5 13.a4 b3 14.Ab1 Ad7 15.Cg5 g6
16.Ch7 Th7 17.Ag6+ Tf7 18.f5 Cf5 19.0-0 Cce7 20.Af7+ Rf7 (0-1)

Londres 1794. Bowdler - Filidor.
1.e4 . . . 2.f4 e6 3.d4 d5 4.e5 c5 5.c3 Cc6 6.Cf3 Db6 7.Db3 Ch6 8.Cg5 Ae7
9.Db6 ab6 10.Ab5 Ad7 11.Ac6 bc6 12.h4 cd4 13.cd4 Ag5 14.hg5 Cf5 15.Rd2 Cd4 16.Rd3 c5 17.Cc3 Cb3 18.Tb1 c4+ 19.Re2 Cd4+ 20.Re3 Cf5+ 21.Rf3 d4
22.Ce4 Ac6 23.g4? Ae4+ 24.Re4 Cg3+ 25.Rd4 Ch1 26.Ae3 Cg3 27.Rc4 h5
28.gh5 Th5 29.Ab6 Th4 30.Ae3 Ch5 31.Tf1 Th2 32.b4 Te2 33.Ad4 Cg3 34.Rd3 Ta3+ (0-1)

Londres 1794. Bowdler - Filidor.
1.e4 . . . 2.f4 e6 3.d4 d5 4.e5 c5 5.Cf3 Cc6 6.Ab5 Db6 7.Ac6+ bc6 8.c3 cd4
9.Cd4 c5 10.Cf3 Aa6 11.Db3 Ae7 12.g4 h5 13.gh5 Th5 14.Cg5 Ag5 15.fg5 Ce7 16.Db6 ab6 17.Cd2 Cg6 18.Cf3 Ad3 19.Rf2 Ae4 20.Te1 Th3 21.Te4 de4
22.Cg1 Td3 23.Ce2 Ce5 24.Cf4 Cg4+ 25.Rg2 c4 26.Ce6 Re7 27.Cd4 Tf8 28.Rg1 Td1+ 29.Rg2 Tf2+ 30.Rg3 Tg1+ 31.Rh3 Th2# (0-1)

Quite el peón de "f" negro. Londres 1794. Bowdler - Filidor.
1.e4 Ch6 2.Ac4 e6 3.Cc3 Cf7 4.f4 c6 5.De2 Ac5 6.Cf3 0-0 7.d4 Ae7 8.Ad3 d5
9.e5 Cd7 10.Ae3 g6 11.h4 Ch6 12.h5 Cf5 13.Df2 Rg7 14.g4 Ce3 15.De3 Th8
16.Rd2 c5 17.hg6 hg6 18.g5 c4 19.Ae2 a6 20.Th8 Dh8 21.Dg1 b5 22.Dh1 Dh1 23.Th1 Cb6 24.Th6 b4 25.Cd1 Ad7 26.Ch4 Ae8 27.Ag4 Af7 28.Ce3 Th8
29.Th8 Rh8 30.Cg6+ Ag6 31.Ae6 Ae4 32.Cg4 c3+ 33.bc3 Cc4+ 34.Re2 bc3
35.Cf6 Af6 36.ef6 Cd3 (0-1)

BIBLIOGRAFIA DE CONSULTA

FILIDOR: Análisis del Juego de Ajedrez, 3°ed, Traducción de Adolfo Gabarret, Editorial Sopena, Buenos Aires, Argentina, 1958.


HOOPER DAVID AND WHYLD KENNETH: The Oxford Companio to Chess, 2°ed, Oxford, Inglaterra, 1992.

GANZO JULIO: Historia General del Ajedrez, Editorial Aguilera, Madrid, España, 1966.

GANZO JULIO: Vandemecum de Ajedrez, 5°ed, Editorial Aguilera, Madrid, España, 1971.


 

EL REY EN EL CENTRO

Prof. Mario Valverde López

Ya en algunas ocasiones hemos hablado de táctica como un elemento fundamental en la conducción de una partida; y es que entre más se conozcan los elementos tácticos, mejores resultados se pueden obtener.
Tomen en consideración lo siguiente: En la posición inicial de la partida, si no se movieran peones, las únicas piezas que podrían jugarse serían los caballos.
Tanto la dama, como las torres y los alfiles quedarían inmóviles. Quiere decir que para que las piezas puedan entrar en actividad, los movimientos de los peones son un mal necesario. Decimos "mal" porque todo movimiento de l peón deja casillas débiles y abre vías para la infiltración de piezas enemigas.
Ahora bien, son los peones centrales los primeros que con más frecuencia se mueven en las primeras jugadas y eso no es por pura rutina, sino que la razón está en que quien domine el centro se hallará en mejores condiciones para desarrollar la partida y de ahí que con las primeras jugadas se trate de ocupar con los peones las casillas centrales.
Pero al mover los peones centrales, el Rey empieza a estar menos protegido y susceptible de ataques contrarios. Es por eso que el enroque tiene por objeto primordial guarecer al Rey detrás de sus peones y además con él, automáticamente entra al juego la torre que antes de enroque se hallaba inactiva.
No nos cansaremos de repetir que cuanto antes se enroque mejor. La mayoría de las partidas cortas o "miniaturas" tienen su origen en este defecto: el Rey en el centro. Estas miniaturas se ven no solamente en partidas de aficionados de mediana fuerza, sino también entre Grandes Maestros que en su afán de realizar finezas tácticas olvidan esta elemental premisa: primero el enroque.
En las siguientes partidas veremos como el Rey se convierte en el personaje principal de fuertes batallas tácticas y algunas veces muere pero en otras logra sobrevivir después de un tormentoso viaje por el centro del tablero.
Steinitz dijo en un momento que el Rey es una poderosa pieza, igual si se expone en el medio juego o en la apertura como que se debe defender solo en el final por sí mismo.
Muchos jugadores, si no todos, no opinan igual que Steinitz, sino que están convencidos que la exposición del Rey siempre conduce a un desastre, principalmente -esto no es ningún secreto- alguna literatura está llena de implacable persecución a muerte contra el Rey.
Veamos algunos ejemplos con partidas:

GAMBITO DE REY
KURZ - K. TREYBAL
PRAGA 1964

1.e4 e5 2.f4 ef4 3.Cf3 g5 4.Ac4 g4 5.Ce5?! d5 6.Ad5 Dh4+ 7.Rf1 Cf6 8.Af7+ Rd8
Vemos como ambos reyes están en peligro. En estos casos, casi es una regla que uno de ellos sobrevive y el otro será la víctima.
9.d4 Cc6 10.Cc6 bc6 11.Cc3 f3 12.g3 Dh3+ 13.Rf2 Dg2+ 14.Re3 Aa6! 15.Rf4 Ah6+ 16.Rf5 Dh3 17.Rf6...
La jugada del blanco pierde, pero es que ya en esta posición es difícil que el rey blanco pueda sobrevivir. Por ejemplo si 17.Ah6 Dh6 18.Dc1 Ac8+ 19.Re5 Cd7+ y mate en la siguiente.
17... Tf8 18.d5 Tf7+ 19.Rf7 Dh5+ 20.Rf6 Ag7+! 21.Rg7 Dg6+ 22.Rf8 Rd7#


APERTURA BIRD
VYBORNOV - IGOR ZAITZEV
URSS 1967

1.f4 d6 2.e4 c5 3.b3?! Cf6 4.Ac4?! Ce4 5.Af7+Rf7 6.Dh5+Re6!
El negro desea mantener su pieza extra y para ello lleva a su rey a terrenos tumultuosos.
7.Dh3+ Rf6 8.Ab2+ Rg6 9.g4 Cf6 10.f5+ Rf7 11.g5 Dd7!
Están viendo como después de un valeroso viaje el rey negro regresa a lugar seguro, defendiendo su ventaja en una situación ahora menos peligrosa.
12.gf6 ef6 13.Dh5+ Rg8 14.Ce2 Df5 15.De8 Cc6 16.Tf1??...
Una grave equivocación donde ahora el negro queda con posición ganadora.
16... Df1+ Rinde
Ya que si 17.Rf1 Ah3+


GAMBITO STAUTON
ZIRNAK - MATAS
ZILINA, CHESCOLOVAQUIA 1948

1.d4 f5 2.e4 fe4 3.Cc3 Cf6 4.Ag5 c6 5.Af6? ef6 6.Ce4 Db6! 7.De2??...
Aquí se recomienda la inmediata 7.Dh5+ g6 8.Cf6+ Rf7 9.Df3... con juego no muy claro. También da ventaja al negro jugar 8...Rd8!?
7... Db2! Es una buena jugada de riesgo, producto seguro de algún estudio casero.
8.Cd6+ Rd8 9.De8+ Rc7 10.Dc8+ Rd6 11.Td1 Ca6! 12.Da8 Rc7 13.Da7 Ab4+ 14.Re2 Dc2+ 15.Rf3 Df5+ 16.Rg3 Ad6+ Rinde. Si 17.Rh4 Dg5+ 18.Rh3 Dh5#
Por lo general la travesía del rey siempre está expuesta a peligros tácticos. En esta situación hay que jugar con precisión, pues después de un mal movimiento, el final es decisivo para sobrevivir o morir. Cuando se defiende una posición difícil, la esperanza de que el rey sobreviva depende de alguna mala jugada del rival.


DEFENSA SICILIANA (VARIANTE PAULSEN)
M. THAL - A. SUETIN
URSS 1967

1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cd4 4.Cd4 a6 5.Ad3 Ce7 6.Cc3 Cbc6 7.Cb3...
Las blancas no cambian evitando el retome del caballo en "c6".
7... Cg6 8.0-0 b5 9.Ae3 d6
Si analizamos un poco la posición vemos que las blancas tienen una clara ventaja en el desarrollo y las negras aun no han enrocado, estos factores conjugados provocan con frecuencia desenlaces violentos.
10.f4 Ae7 11.Dh5 Af6 12.Tad1 Ac3
Las negras se desprenden de su valioso alfil con lo que logran una mejor estructura de peones, sin embargo en una posición abierta, el rey negro sin enrocar y la peligrosa actividad de los alfiles blancos, el derrumbe del juego es inminente.
13.bc3 Dc7 14.Td2 Cce7 15.Cd4 Ad7 16.f5! ef5 17.ef5 Ce5 18.Ce6! Ae6 19.fe6 g6 20.De5! de5 21.ef7+ Rinde.
Si 21...Rf8 22.Ah6# y si 21... Rd8 22.f8=D+ Tf8 23.Tf8+ Rd7 24.Af5+d Rc6 25.Ae4+ y quedan con cuatro piezas por la dama.

GAMBITO TRAXLER
C. VAN DE LOO - M. HESSELING
INGLATERRA 1983

1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ac4 Cf6 4.Cg5 Ac5 5.Cf7...
Si no le gusta que su rey se convierta en viajero, hay que jugar entonces 5.Af7+, Re7 6.Ad5 Tf8 6.Cf3, etc.
5...Af2+ 6.Rf2 Ce4+ 7.Re3!? De7 8.c3 Cd4?!
Crucial para el blanco este pequeño desliz, más audaz era 8... d5 9.Ad5 Dc5+ 10.d4 Dd5 11.Ce5 Cf6! etc.
9.Re4! Dh4+ 10.Re3 Df4+ 11.Rd3 d5
El negro tiene aquí tablas con 11... Df5 12.Re3 Df4+ pero seguro de su victoria al aprovechar la mala colocación del rey blanco, no las buscó.
12.Ad5 Af5+ 13.Rc4 b5+ 14.Rc5!...
¡Solamente ahí! Si 14.Rb4 a5+ 15.Ra3 b4+ 16.Rb5 Tb8#
14... Dh4 15.Ce5...
Pero no 15.cd4? Dd4+ 16.Rb5 Tb8#
15... 0-0-0 Con la amenaza 16... Td5
16.c4 Td5+ 17.cd5 Td8
Ahora la amenaza es 18...Td5+ 19.Rd5 Dd8+ 20.Rc5 Dd6#
18.Cc3 Cc6 19.Da4!...
Este es un sacrificio ganador, cualquier otra jugada pierde como veremos:
a) 19.d4 De7+ 20.Rc6 Db4! 21.Cb5 Ad7+ 22.Cd7 Dc4+ 23.Cc5 Dd5#
b) 19.Rc6 Db4 20.Cb5 Ad7+ 21.Cd7 Dc4 22.Cc5 Dd5#
c) 19.Cb5 Db4+ 20.Rc6 Ad7+ 21.Cd7 Dc4+ 22.Cc5 Dd5#
d) 19.Ce4 Td5+ 20.Rd5 De4+ 21.Rc5 Db4+ 22.Rc6 Ae4#
e) 19.a3 Dd4+ 20.Rb5 a6+ 21.Ra6 Db6#
La jugada que realizó el blanco indica que aún tiene muchos recursos de defensa.
19... De7+
No se puede aceptar el sacrificio ya que si 19... ba4 20.Cc6 Ad3 21.b3 a5 22.g3 Df6 23.Te1 Df8+ 24.Ce7+ Rd7 25.Rd4! Aa6 26.Ce4 con un juego poco claro para el negro.
20.Rb5 De5 21.Dc4 Cd4+ 22.Ra4 Ad7+ 23.Ra5 Cc6+ 24.Ra6 Cb8+ 25.Ra7! (El blanco no acepta las tablas) c6 26.Cb5! Af5
Con la idea de si 27.dc6 Ad3!
27.d4 Td7+ 28.Ra8 De7 29.dc6??...
Mejor era 29.d6 para seguir 30.Ca7+ ganando material.
29... Ae4 30.d5 Ad5 31.Dd5 Td5 32.Ca7+ Rd8 33.Rb8 Dc7+??
Ahora el rey blanco logra sobrevivir. El negro ganaba de inmediato con 33... Db4+ 34.Ra8 Rc7 35.Af4+ Df4 y no hay defensa contra 36...Df8# o 36...Td8#
34.Ra8 Ta5 35.Ag5+! Tg5
Si 35... Re8 36.Tae1+ Rf8 37.Thf1+ Rg8 38.Te8#
36.Tad1+ Re8 37.The1+ Rf8 38.Td7 Dh2 39.Tee7 Dg2 40.Tb7 Tc5 41.c7 Dg4 42.Tf7! Re8 43.b4 Tc2 44.a4 h5 45.a5 h4 46.b5 h3 47.Cc6 h2 48.Tg7!! Rinde.
Realmente esta es una muestra de que el rey debe estar protegido y considerar de que si se calculan bien sus movimientos y su defensa, el viaje lleno de zozobra puede cristalizar en victoria si se aprovechan los errores del rival.

 

 

 

 

LA DEFENSA BERLINESA EN LA APERTURA ESPAÑOLA (ECO C 67)

Prof. Mario Valverde López.

Es esta una línea de juego muy sólida pero que presenta el inconveniente para el segundo jugador de llevarlo a posiciones excesivamente restringidas con escasas posibilidades de contraataque; de ahí que hoy día muy poco se practica, aunque a fines del siglo XIX estuvo de moda. Entre los que la jugaron con preferencia estuvo el entonces Campeón Mundial Dr. Enmanuel Lásker.
Sus jugadas constituyentes son:
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 Cf6 4.0-0 Ce4 5.d4...
La primera variante es 5...Ae7, veamos:

(2) Sauerman - Judowitsch [C67]
Postal Europeo, 1985
[Mario Valverde]
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 Cf6 4.0-0 Cxe4 5.d4 Ae7 6.De2 Cd6 7.Axc6 bxc6
[7...dxc6 8.dxe5 Cf5 9.Td1 Ad7 10.Cc3 0-0 11.g4 Ch6 12.h3+-]
8.dxe5 Cb7 9.Cc3 0-0 10.Te1
[10.Cd4 Ac5 11.Td1 Te8 12.Dh5 (12.Cxc6? Dh4 13.g3 Dh3 14.Cd4 d6-+) 12...De7 13.Af4 Axd4 14.Txd4 d5 15.h3 (15.Ce2!?) 15...Cc5 16.Ag3 Ce6 17.Th4 h6-+ ] 10...Cc5
[10...d5 11.exd6 Axd6 12.Ag5 Dd7 13.Tad1 Cc5 14.Af4 Ab7 15.De3 Tfd8 16.b4 Ce6 17.Axd6 cxd6 18.Ce4 Dc7 19.Cfg5+- ]
11.Ae3 Ce6 12.Tad1 d5 13.exd6 cxd6 14.Cd4 Cxd4 15.Axd4 Te8 16.Df3 d5 17.Ca4 Af8 18.Dc3 Txe1+ 19.Txe1 Dg5! 20.h3
[20.Dxc6 Ah3 21.g3 Tc8 22.Da6 Txc2„ ]
20...Af5 21.Te3 Tc8 22.Cc5 h5÷ *

La segunda variante se presenta con 5... Cd6
3) Ambroz - Pereira [C67]
Postal Portugal, 1990
[Mario Valverde]
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 Cf6 4.0-0 Cxe4 5.d4 Cd6 6.Axc6 dxc6
[6...bxc6?! 7.dxe5 Cb7 8.Ag5! Ae7 9.Axe7 Dxe7 10.Cc3 0-0 11.Te1+- ]
7.dxe5 Cf5
[7...Ce4 8.De2 Af5 9.Td1 Dc8 10.Td4 Cc5 11.Ae3 Ae7 12.Cc3 0-0 13.Ch4 Te8 14.Cxf5 Dxf5 15.f4 h5 16.Tc4 Ce6 17.Ce4 b5 18.Cg3 Dh7 19.Txc6+-]
8.Dxd8+ Rxd8 9.b3
[9.Cc3 Re8 (9...Ae6 10.b3 Ab4 11.Ab2 Axc3 12.Axc3 Ad5 13.Tad1 Re7 14.Ab4+ Re8 15.Cd4 Cxd4 16.Txd4² ) 10.b3 h5 11.Td1 Ae7 12.Ag5 Ch6 13.h3 Af5 14.Axe7 Rxe7 15.Cd4 Tad8 16.Td2 Ag6 17.Tad1 h4 18.b4 Cf5 19.Cce2 Cxd4 20.Cxd4 f6 21.exf6+ Rxf6 22.Cb3+- ; 9.Td1+ Re8 10.Cc3 h6 11.h3 Ae7 12.Ce2 g5 13.b3 Ae6 14.g4 Cg7 15.Cg3 c5± ] 9...h6
[9...Re8! 10.c4 a5! 11.Cc3 Ab4 12.Ab2 Axc3 13.Axc3 a4=]
10.Ab2 Ae6 11.Cbd2 Rc8 12.h3 c5 13.c4 b6 14.Ce4 Rb7 15.Tad1 g6 16.g4 Ce7 17.Ch2 g5 18.h4 h5 19.Cxg5 hxg4 20.Cxf7 Axf7 21.e6 Txh4 22.exf7 Cg6 23.Tfe1 Ad6 24.Txd6! cxd6 25.Te6 Ce5 26.Te8 Th8 27.Te7+ Rc6 28.Cxg4 Cf3+
[28...Cxf7 29.Txf7 Thg8 30.Ag7+-]
29.Rf1 Cd4 30.Cf6 Cf5 31.Te8 Ch6 32.Cg8!!+- 1-0


Como conclusión, decir que la bondad de la reputación de la Defensa Berlinesa se puso de manifiesto en el encuentro de Merano de 1981 entre Karpov-Korchnoi. En la actualidad se practica en torneos donde generalmente el blanco obtiene chances ganadoras y el negro solo llega una buena defensa cuando el blanco presenta una equivocación en su juego.
A continuación algunas partidas ilustrativas.

 

LA ACTITUD ANTE EL TABLERO.

(Recomendamos que este artículo sea descargado ya que las partidas no se pueden ver desde aqui, gracias)

Prof. Mario Valverde López

EL PROBLEMA DE LOS ERRORES:

No se debe creer que el ajedrez es un juego de tranquilidad mental en que los jugadores planeansin presión alguna sus mejores jugadas. No, los ajedrecistas pueden cometer errores, incluso cuando disponen de tiempo (Ver la primera partida por el Campeonato del Munddo entre Spassky y Fischer). Estos no son simples errores de criterio, sino tontas jugadas que echan a perder una partida. ¿Por qué ocurre esto?
Se han señalado varias razones y de seguido ennumeramos algunas para que usted le ponga atención y trate de evitar hacer continuas jugadas erróneas. Sin embargo, algunos errores garrafales siguen sumidos en el más profundo misterio.

ATENCION Y CONCENTRACION.

El gran campeón de EEUU por muchos años, Frank Marshall decía: "La atención es más importante que la concentración". Lo cierto es que concentración sin atención es un factor peligroso que puede dar al traste con una partida. Veamos los ejemplos siguientes:
Suetin - Kasparian 1-0

En el siguiente ejamplo veremos uno de los casos más famosos de errores garrafales en la historia del ajedrez. Hasta este momento Petrosian ha jugado magníficamente y Bronstein se ve limitado a mover su caballo centralizado de un lado para otro mientras el blanco aumenta la presión. Siguió:


Petrosian no estaba con apuro de tiempo y sin embargo deja la dama en el aire, igual que un principiante. ¿Cómo pudo suceder esto en un futuro campeón del mundo? Podría ser que Petrosian se confió en que el negro estaba tan restringido que no amenazaba nada y se concentró en cómo penetrar en la posición negra, olvidando que el caballo negro vagaba inúltimente por el tablero y que en cualquier momento podía capturar cualquier pieza puesta en su camino.
El anterior ejemplo es un caso de "concentración sin atención". Trate de que no le pase a usted...

LA IMAGEN RESIDUAL

Es esta una de las formas de error más comunesen el ajedrez. Consiste en que el ajedrecista analiza la posición pero en su mente permanece fija la posición anterior, a pesar de haber cambiado esa posición como vamos a ver de seguido:

Petrosian - Bronstein 0-1

En el siguiente ejemplo veremos un error más complejo.

LA ALEGRIA PREMATURA.

Vemos con frecuencia como un jugador actúa bien en una partida y cuando llega al final, inmediatamente comete un error tremendo. Hay que tener cuidado con las llamadas jugadas intermedias que muchas veces deciden una partida como vamos a ver de seguido:


Tal - Krogius Line

FALSAS ESPERANZAS

El jugador cuyas esperanzas emotivas sobrepasan lo que sucede en el tablero, no tarda en desmoronarse en cuanto la realidad de la partida le desvía del sueño. Vamos con la siguiente miniatura.
Boleslavsky - Geller 0-1
Quizá Frank Marshall estuviera en lo cierto después de todo; la atención habría evitado esos desastres. Naturalmente, eso es más fácil decirlo que hacerlo en el calor de la batalla, pero se trata de un factor vital que hay que retener. Tal vez lo más importante en cuanto a errores graves es no tolerar que el ocasional desastre nos trastorne en exceso.

 

EL PAPA JUAN PABLO II TAMBIEN JUEGA AL AJEDREZ.

(Recomendamos que este artículo sea descargado ya que las partidas no se pueden ver desde aqui, gracias)

AIP Mario Valverde L

Mucho se ha escrito sobre la gran personalidad de su Santidad el Papa Juan Pablo II en revistas y periódicos de todo el mundo, pero es poco lo que se ha dicho del Papa y el ajedrez!!
Es claro que en su juventud Karol Wojtyla fue un activo y fuerte aficionado al juego del ajedrez, especialmente en la rama de la composición artística como es este que he sacado de mis archivos para que lo disfruten, es un problema de mate en dos y hecho en 1946

 

MINIATURAS DE TODOS LOS TIEMPOS.

(Recomendamos que este artículo sea descargado ya que las partidas no se pueden ver desde aqui, gracias)


En este primer bloque va una interesante que jugó Fidel Castro contra el delegado de México a la olimpiada de la Habana en 1966 y que es inédita.

 

LA OBSESIÓN DE UN AJEDRECISTA.

AIP. MARIO VALVERDE LOPEZ

Son muchas las ocasiones en que un ajedrecista se sienta frente al tablero y no puede vencer a su rival y esto ocurre repetidamente frente a ese mismo oponente hasta que lleva a la exasperación. Esto nos pasa a todos los que jugamos ajedrez. Quién no recuerda la obsesión de Fischer por vencer a los soviéticos? O la de Korchnoi por ser campeón del mundo y siempre fracasó frente a su mismo rival Karpov.
Pues bien, en esta ocasión me referiré a la obsesión de un gran jugador y gran Campeón del Mundo: Alekine, frente a otro grande del ajedrez, el alemán E. Lasker. El ruso buscaba ganarle y ...
La historia de los encuentros entre Alekine y Lasker se remonta a San Petersburgo en 1914; fue un torneo para Grandes Maestros y ahí se reunieron Lasker, Campeón del Mundo; Capablanca que ya comenzaba a sobresalir; Rubinstein, el del estilo elegante; Tarrasch, el gran teórico ; Nimzowitch, el gran revolucionario del ajedrez; Marshall y Janowsky, ambos grandes combinadores y completando la nómina: Alekine, Berstein, Blackburne y Gunsberg. Comenzó el torneo y en la sétima ronda de la primera vuelta se enfrentan Lasker y Alekine por primera vez en sus vidas. El Campeón del Mundo inició con el peón de rey "e4" y el temperamental Alekine contestó con "d5" planteando la Defensa Escandinava y en la que pierde un peón; pero cuando todos le daban la victoria al gran Lasker, este equivocó el camino permitiendo al ruso empatar la partida mediante una ingeniosa combinación.
Vamos entonces con esta primera partida:
Defensa Escandinava: E. Lasker - A. Alekine 1.e4 d5 2.ed5 Cf6 3.d4 Cd5 4.Cf3 Ag4 5.c4 Cb6 6.Cc3 e5! Alekine aquí reacciona muy bien y recordamos que era fabuloso para las combinaciones, más en este momento que estaba en el inicio de su carrera. 7.c5 ed4 [Se puede 7...C6d7 pero la jugada del texto se presta más al temperamento de Alekine, pues lleva a un juego rico en combinaciones.] 8.Ce4 C6d7 9.Dd4 De7 10.Ab5! Cc6 Unica, si 10...c6 la casilla de "d6" se hará sentir después de Ae2. 11.Ac6 bc6 12.0-0! Af3 13.gf3 0-0-0! [No se puede 13...Cc5 por 14.Cc5 Dc5 15.Te1 ganando la dama.] 14.Da4! Ce5! 15.Rg2 De6 16.Da7 Df5 17.Da8 Rd7 18.Td1? [Con 18.Da3 defendiendo el peón de "f3" el blanco aseguraba su victoria. Ahora se puede observar lo que Alekine había preparado.] 18...Re6 19.Dd8 Df3 20.Rg1 Ae7! -Esta es la esencia de la combinación-. 21.Dd4 (Si 21.Dh8 Dd1 y ahora las blancas tendrán que ubicar su dama en una casilla negra de la columna "d" y será posible el jaque perpetuo, por la amenaza del jaque doble en f3) 21...Dg4 22.Rh1 Df3 23.Rg1 Dg4 24.Rh1 Df3 tablas.

Al terminar la primera vuelta se clasifican para la final Capablanca, Lasker, Tarrasch, Alekine y Marshall. Comienza la final y en la primera ronda, el segundo encuentro de Lasker y Alekine, pero en esta ocasión el alemán no se deja confundir por el ruso, logrando descifrar las complicaciones que le ponía y gana, ayudado por un error de Alekine en la jugada 26. De seguido dicha partida.

Contragambito Albin: E. Lasker - A. Alekine: 1.d4 d5 2.c4 e5 3.de5 d4 4.Cf3 Cc6 5.a3... Así jugaba Lasker, pero hoy se recomienda A) 5.g3... o B) 5.Cbd2... 5... Ag4 6.Cbd2 (Se puede 6.Af4 Cge7 7.Cbd2 Cg6 8.Ag3 De7, etc) Lasker deja de manifiesto con esta jugada que no tiene interés en retener el peón del gambito.
6...De7 7.h3 Af3 Después de esta movida podemos decir que el blanco está mejor y no es claro 7... Ah5 8.g4 Ag6 9.Ag2+/- 8.Cf3 0-0-0 9.Dd3!... parando la amenaza de capturar en "e5" y si 9.Ag5 f6 10.ef6 gf6 11.Af4 Ah6 12.Ah6 Ch6 13.Dd3 Ce5 14.Ce5 fe5 15.De4 Cf7 16.g3 Cd6 17.Dd3 c5 18.Ag2 e4 el negro va a tener buena posición de ataque. 9...h6 (Si 9... Ce5 10.Df5 Cd7 11.Cd4 está mejor el blanco.) 10.g3 g6 11.Ag2 Ag7 Después de 11... Ce5 12.Ce5 De5 13.0-0 las blancas pueden desarrollar su alfil de dama 12.0-0 Ce5 13.Ce5 Ae5 14.b4! f5! Podemos apreciar en este momento que la lucha es por ver quién llega primero... No es bueno 14... Cf6 por 15. f4 Ad6 16.c5 ± ganando. 15.c5 De6 (15...Cf6??) 16.c6 Ce7 y vemos que Alekine prefiere no complicarse aceptando el sacrificio del peón, pues si 16... bc6 17.Ab2 Ce7 18.Tac1 (Si 18... Cd5 19.Da6 Rd7 20.b5 cb5 21.Db5 Re7 22.Tc5±) Td6 19.Da6 Rd8 20.Da7 g5 21.b5± ganando. 17.cb7 Rb8 18.Ab2... No es la mejor casilla para el alfil , preferible era su desarrollo por "d2". Un fuerte ataque se iniciaba con 18.b5 Td6 19.a4 Thd8 20.a5 Cd5 21.Aa3 T6d7 22.Ac5 y el negro no puede defender su peón de "h7" ya que si 22... g5 sigue 23.b6 cb6 24.ab6 Cb6 25.Da6 Rc7 26.Da7± ganando. 18... Td6 (Si 18... f4 la blancas pueden forzar un final ventajoso con 19.gf4 Af4 20.De4 De4 (Si 20... Dd6? 21.Tfd1±) 21.Ae4 etc.) 19.Tac1 Thd8 20.Tc2 f4! 23.gf4 Af4 22.Td1 (Si 22.De4 Ae5 23.f4 Af6 24.De6 Te6 y el blanco no la tiene nada fácil para ganar. Mejor era 22.Ac1 Ae5 23.Ah6 Cd5 24.Ad2 Cb6) 22... Cf5 Y aquí apreciamos como Alekine ha conseguido contrajuego y amenaza al rey blanco lo que obliga a Lasker a jugar con mayor precisión. No servía 22... Cd5 por 23.Ad4!±. 23.Ac1? (Una imprecisión de Lasker, el negro perdía su ventaja contra 23.De4!) 23... Ce3! 24.Tc5! Df6 (Si 24... Cd1 25.Af4 Cb2 26.Ad6 con ataque y contra 24... Cg2 25.Rg2 Ac1 26.Tdc1 T8d7 27.Dg3 Tf7 el blanco tiene una leve ventaja.) 25.De4... (Otra alternativa era 25.Te1 Cg2 26.Rg2 Ac1 27.Tec1 forzando el empate.) 25... Cd1! 26.Af4 Cc3? Lo correcto era 26... Cf2 con las siguientes opciones: A: 27.Rf2? d3!! (Si 27... g5? 28.Tf5!) 28.Rg1 Df4! 29.Df4 d2 30.Tc1 dc1=D 31.Dc1 Td1µ ganando. B: 27.Df3 d3! 28.Ad6 Td6 29.ed3 Cd3 y se le hace difícil al negro buscar las tablas. C: 27.Ad6 Td6 28.De5 d3! 29.Df6 Tf6 30.ed3 (A 30.Td5 Td6! 31.Td6 cd6=) Cd3 31.Td5 Td6 32.Td6 cd6 con opciones de igualar la partida.
C1: 28.De8 Td8 29.De5 De5 30.Te5 d3! 31.ed3 Cd3 32.Te4 -evita Cf4- g5 33.Te6 Cf4 34.Th6 Cg2 35.Rg2 Td3 con igualdad. 27.Ad6!! Dd6 (Pero no 27... Ce4 por 28.Ac7 Rb7 29.Ae4 Ra6 30.b5#) 28.De5 Db6 29.De7 Dd6 30.Te5 d3 31.ed3 Dd3 32.Te3 Dd1 33.Rh2 Cb5 34.Te6 Ca3 35.Tf6 1-0 Una derrota que de seguro le dolió a Alekine.

El torneo de Grandes Maestros continúa y encontramos que en sus encuentros particulares, Lasker de 46 años aventaja por un punto a Alekine de 22 años y en el inicio de su grandiosa carrera.
En la sexta ronda de la segunda vuelta, se enfrentan por tercera vez. Alekine, testarudo como fue, escogió la variante Lasker en la Apertura Española, como es la variante del cambio que muy bien conocía el alemán. Así Lasker lo supera en el medio juego y después de una lucha intensa vino el desenlace. Veamos la partida:

Apertura Española: A. Alekine - E. Lasker: 1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Ac6 dc6 5.Cc3 f6 6.d4 ed4 7.Dd4 Dd4 8.Cd4 Ad6 9.Ae3 Ce7 10.0-0-0 0-0 11.Cb3 -Buscando controlar la casilla "c5"- Cg6 (Si ahora 11... b6? 12.Ab6! con ventaja) 12.Ac5 Af4 13.Rb1 Te8 14.The1 b6 15.Ae3 Ae5 16.Ad4 Ch4 17.Tg1 Ae6 (Una excelente alternativa era 17... g5 18.Ae5 fe5 19.Cd2 Ag4 20.f3 Ae6 21.g3 Cg6 22.Tdf1 Tf8µ) 18.f4! Ad6 19.Af2 -Ahora no sirve 19.Ab6 por Af4- Cg6 20.f5! Esto es mejor que 20.Ab6 Af4 21.Ad4 Ah2 y el negro gana un peón. 20... Ab3 21.Ab3!ƒ Superior a 21.fg6 Ae6 22.gh7 Rh8 23.Ab6 Ah2 24.Th1. 21... Cf8 22.Ab6 Ah2 23.Th1 cb6 24.Th2 b5 25.Te1 Cd7 26.Cd1 a5 y aquí miramos que Lasker no se preocupa por atacar el peón de "e4" y esto de seguro es porque él ya veía que la partida estaba ganada y que todo era cuestión de tiempo. 27.Th3 b4 28.Cf2 Cc5 -Más promisorio que 28... Ce5 29.Cd3...- 29.The3 a4 30.ba4 Ca4 31.e5 fe5 32.Te5 Teb8 Observamos que el negro tiene ahora más chances para atacar. 33.Ce4 (Si 33.T5e4?? Cc3!! 34.bc3 bc3 35.Rc1 Ta1#) 33... b3 (Si 33... Cc3 34.Cc3 bc3 35.b3±) 34.Te2 -Con 34.c3 el negro tiene fuerte ataque y si 34.cb3 Tb3 35.Te2 Tab8 gana un peón- 34... Cb6 (No es bueno para el negro 34... Cb2 35.Rb2 Ta2 36.Rc3 b2 37.Cd2) 35.cb3 Cd5 36.g4 h6 37.g5 hg5 38.Cg5 Cf6 -38... Tb3?? Lleva al mate en dos movidas- 39.Te7 Tb3 40.Tg2 Cd5 41.Td7? Td3!! -Forzando ganar con el cambio- 42.Td5 (Después de 42.Tb7 Td1 43.Rc2 Ce3µ ganando una torre o si 42.Rc1 Ta1 43.Rc2 Cb4#) 42... Td5 43.Ce6 Rf7 44.Tg7 Rf6 45.Tc7 Td6 46.Cc5 Rf5 47.Tf7 Re5 48.Rc2 Th6 49.Cd3 Rd6 50.Tf5 Tb8 51.Rc3 Rc7 52.Tf7 Rb6 53.Td7 Th3 54.Td4 Tbh8 55.Tb4 Rc7 56.Rc2 T8h4 57.Tb3 Th2 (Ahora si 57... c5 58.Tc3 Rd6 59.Ta3 c4 60.Ta6 Rd5 61.Cb4 Rd4µ se gana fácilmente. ) 58.Rc3 T4h3 59.Tb4 Th5 60.Tg4 T2h3 61.Rc2 Td5 62.Cf4 Tc5 63.Rb1 Th1 64.Ra2 Ta5 65.Rb3 Tb5 66.Rc3 Rb6 67.Cd3 Th3 68.Rc2 Td5 69.Tb4 Rc7 70.Tb3 Th2 71.Rc3 Rd6 72.Ta3 Tg2 73.Ta1 Tg3 74.Td1 Rc7 75.Td2 Rb6 76.Td1 Rb5 77.Rc2 (Si 77.Td2 Tc5 78.Rb3 Tc4 79.Td1 c5 80.Td2 Th3 81.Td1 Tg3 82.Td2 Th3 83.Td1 Te3 84.Td2 Tce4µ y el cambio de torres es inevitable.) 77... Rc4 78.b3 Rb5 79.Td2 Th3 80.Td1 Th2 81.Rc3 Td8 82.Tg1 Th3 83.Td1 Tdh8 84.Tg1 T8h5 85.Rc2 Td5 86.Td1 Tg5 87.Td2? Thg3 88.Cc1 Tg2 89.Ce2 Rb6! 0-1 Abandona el blanco porque es inevitable el cambio de la torre.

1914 vio el inicio de la I Guerra Mundial en la que Europa toma un baño de sangre y así, no será sino hasta diez años después que se enfrentan de nuevo estos dos colosos, pero en esta ocasión el escenario fue América. 1924, han pasado diez años desde que se enfrentaron por última vez en San Petersburgo. Existe una precaria paz en el mundo y Nueva York es la ciudad que organiza un magno torneo internacional donde Lasker con 56años triunfa y provoca nuevas amarguras al ruso Alekine, ya firme candidato a disputar el título mundial que tiene Capablanca. Es en la tercera ronda donde encontramos de nuevo a Alekine y Lasker; se jugó una Defensa Ortodoxa, Variante Saemisch y donde el excampeón del mundo obtiene una brillante victoria en tan solo 36 movimientos. Miremos esta nueva partida:

Defensa Ortodoxa en el Gambito de Dama: A. Alekine - E. Lasker: 1.d4 d5 2.c4 e6 3.Cf3 Cf6 4.Cc3 Cbd7 5.cd5 ed5 6.Af4 c6 7.e3 Ch5 8.Ad3 Cf4 9.ef4 Ad6 10.g3 0-0 11.0-0 Te8 En esta posición las blancas deben de tener ventaja por su dominio de "e5" y las posibilidades de ataque en el flanco de rey. Lasker, como se puede observar, se defiende muy bien y hace valer su mejor estructura de peones y su pareja de alfiles. 12.Dc2 Cf8 13.Cd1 f6 Fortificando cautelosamente sus puntos débiles. 14.Ce3 Ae6 15.Ch4 Ac7 16.b4 Ab6 17.Cf3 Af7 Y esta valorización de mover los alfiles hacia atrás es única en Lasker. 18.b5 Ah5! 19.g4 Af7 20.bc6 Tc8! 21.Db2 bc6 22.f5... Evita la mortal Ce6 pero eliminado posibilidades en la diagonal "b1-h7" y la buena casilla de "f5" llegándose así a una posición estratégicamente perdida. 22... Dd6 23.Cg2 Ac7 24.Tfe1 h5! 25.h3 Ch7 26.Te8 Te8 27.Te1 Tb8 28.Dc1 Cg5! 29.Ce5 ... Y vemos como Alekine busca complicar la partida pero sin resultado alguno 29... fe5 30.Dg5 e4 31.f6 g6 32.f4 hg4! 33.Ae2 gh3 34.Ah5 Tb2 35.Ch4 Df4 36.Df4 Af4 0-1

Ya son tres las heridas que sufre Alekine en manos de Lasker y así se arriba a la ronda XVIII cuando vuelven a enfrentarse y a pesar de que Alekine lleva negras, logró una pequeña ventaja que Lasker neutraliza y pactan las tablas en la jugada treinta. Miremos:

Apertura Reti invertida: E. Lasker - A. Alekine: 1.Cf3 Cf6 2.d4 g6 3.Af4 c5 4.c3 (4.e3 Db6 5.Cc3 y el sacrificio del peón no deja nada al negro sino que permite al blanco tener la iniciativa.) 4... b6 5.Cbd2... Lasker juega la apertura con tal exactitud como si la estuviera jugando el mismo Reti. Es de considerar 5.e3 seguido de Cbd2. 5... cd4 6.cd4 Ab7 7.e3 Ag7 8.Ad3 0-0 9.0-0 Cc6 10.h3 d6 11.De2 a6 12.Tfd1 Db8 13.Ah2 Da7 14.a3 Tac8 15.Tac1 b5 16.b4 Cd7 17.Cb3 Cb6 18.Tc2 Ca4 19.Tdc1 Da8 20.h4 Ca7 21.h5 Ae4 22.Ce1 Ad3 23.Cd3 Tc2 24.Tc2 Tc8 25.Ca5 Cb6 26.hg6 hg6 27.Ce1 De4 28.Ag3 Tc2 29.Dc2 Dc2 30.Cc2 Rf8 ½-½

Diez años después, Zurich, 1934, se encuentran de nuevo frente a frente en un torneo y hace 20 años que se enfrentaron por primera vez. Se encuentran en la XII ronda y ante una Defensa Ortodoxa del alemán, Alekine descarga toda su furia reprimida durante todo ese tiempo y el resultado no se deja esperar: Lasker y su record sobre el ruso sufren el primero y único tropiezo. Vamos a la partida:

Defensa Ortodoxa: A. Alekine - E. Lasker: 1.d4 d5 2.c4 e6 3.Cc3 Cf6 4.Cf3 Ae7 5.Ag5 Cbd7 6.e3 0-0 7.Tc1 c6 8.Ad3 dc4 Un cambio que ofrece más ventaja a la defensa si antes se juega h6, 9.Ac4 Cd5 10.Ae7 De7 11.Ce4... Mas usual es 11.0-0, pero siempre con su jugada el blanco va a tener cierta superioridad en el espacio y no temer por una derrota. 11... C5f6! 12.Cg3 e5 Observamos una interesante alternativa de Lasker que quiere resolver el problema de su alfil de dama, pero por lo general aquí se juega 12...Dg4 y después del cambio de damas la posición tiende a igualarse y la partida a ser tablas pero no es muy fácil conseguirlo. 13.0-0 ed4 14.Cf5 Dd8 15.C3d4 Ce5 16.Ab3 Af5 17.Cf5 Db6? Error que permite al blanco conseguir un fuerte ataque, la mejor defensa era 17... g6. 18.Dd6! Ced7 19.Tfd1 Tad8 20.Dg3 g6 21.Dg5 Rh8 22.Cd6 Rg7 23.e4! Cg8 24.Td3 f6
25. Cf5 Rh8 26.Dg6!! 1-0

Bueno, fueron veinte años de espera para Alekine, sin embargo el epílogo se presentó en 1936 en el Torneo de Nottingham, Inglaterra, cuando ambos acuerdan unas plácidas tablas. Vamos a la partida:

Defensa Nimzoindia: E. Lasker - A. Alekine: 1.d4 d5 2.c4 e6 3.Cc3 Ab4 4.Dc2 Cc6 5.Cf3 d6 6.a3 Ac3 7.Dc3 a5 8.Ag5 h6 9.Af6 Df6 10.e3 0-0 11.Ae2 e5 12.de5 de5 13.0-0 Ag4 14.h3 Ah5 15.Tfd1 Tfe8 16.Td5 Ag6 17.Tad1 Af5 18.T5d2 ½-½

Así terminó esta historia entre dos grandes genios del ajedrez universal del siglo XX. Fue la última vez en que se enfrentaron, pues Lasker murió en 1941 y Alekine en 1946.

 

 

Confederación Americana de Ajedrez Postal CADAP I.C.C.F. Zone II
Confederação Americana de Xadrez Postal (C.A.D.A.P.) I.C.C.F. Zone II
The International Correspondence Chess Federation (I.C.C.F.)


ICCF Invita a todos los aficionados residentes en Latinoamérica a participar en el más importante evento abierto de América Latina, que permite acceder a los ¾ de Final del Campeonato del Mundo de la ICCF. Se desarrollará en tres etapas, todas ellas por E-mail:

Etapa PRELIMINAR:
La inscripción es libre, sin distinción de categoría, edad o sexo. Pueden participar los jugadores residentes en Latinoamérica, así como los latinoamericanos residentes fuera del continente. Se conforman grupos independientes de 7 a 9 jugadores que juegan todos contra todos, a una sola partida. Clasifican a la etapa Semifinal dos jugadores por grupo. En caso de empate se aplicará el sistema de desempate de Sonneborn-Berger. Se permite la inscripción en más de un grupo.

Etapa SEMIFINAL:
Pueden participar además de los clasificados en los grupos Preliminares, los Maestros Latinoamericanos Postales, los Maestros Internacionales Postales residentes en Latinoamérica, los Campeones Nacionales en ejercicio de las Ligas de la Zona 2 (acreditados por sus respectivas ligas), los jugadores latinoamericanos con ranking ICCF igual o mayor a 2350, el segundo, el tercero y los que hayan obtenido el 60 % del puntaje en las Finales de los últimos Zonales concluidos. Se conforman grupos independientes de 11 a 15 jugadores que juegan todos contra todos, a una sola partida. Clasifican a la etapa Final los primeros tres jugadores de cada grupo. En caso de empate se aplicará el sistema de desempate de Sonneborn-Berger. Se permite la inscripción en hasta dos grupos.

FECHAS DE INICIO:
Preliminares XVII Zonal Latinoamericano: 31 de Marzo de 2002.
Semifinales XVI Zonal Latinoamericano: 31 de Marzo de 2002.

INSCRIPCIONES:
Para inscribirse en las diferentes etapas del Campeonato Zonal Latinoamericano, los jugadores deben remitir al Director de la Zona 2, Carlos Cranbourne (cacranb@attglobal.net), los siguientes datos:
Nombres y Apellidos completos, E-mail, cantidad de grupos (para las etapas Preliminar y Semifinal).
Previamente, debe abonarse la cuota de inscripción, efectuando el pago al Tesorero de su Liga Nacional, notificando al Tesorero de CADAP, Sr. Ángel Hugo Bericat (Av. Directorio 620 o C1424CIT Buenos Aires o República Argentina o ahberi@sinectis.com.ar). En el caso de no existir una Liga en su País, podrá abonar directamente al Tesorero de CADAP.

COUTAS DE INSCRICIÓN:
Preliminares: USD 10.- por grupo
Semifinales: USD 15.- por grupo

NOTA:
La fecha límite para inscribirse en las Etapas Preliminar y Semifinal es: 1º de Marzo de 2002.