80 Relatos 6
 

 
INICIO
Pagina de Honor
Nuestra AMM
Entrevista Hnos Bañuelos
Inician los 40s
Pagina 1 Los 40s
Pagina 2
Pag 3
Pagina 4 Los 50s
Pag. 5 TIGRES DE TACUBAYA
Pag 6
Pagina 7
Fin de los 50s inician 60s.
Pagina 8
Pagina 9
Pagina 10
Pagina 11
Pagina 12
Pagina 13
Pagina 14
Pagina 15
Pagina 16
Pagina 17
Página 18
Pag 19 los 70s
Pagina 20
Pagina 21
Pagina 22
Pagina 23
Pagina 24
Pagina 25 Los 80s
Pagina 26
Pagina 27
Pagina 28
Pagina 29
Pagina 30
Pagina 31
Pagina 32
Pàgina 33
pagina 34
pagina 35
Pagina 36
Pag 37 - Fin de los 80s Inician Los 90s
Pagina 38
Pagina 39
pagina 40
Pagina 41
Pagina 42
Pagina 43
Pagina 44
Pagina 45 Los 2000
Pagina 46
Pagina 47
Pagina 48
49 Algo de Historia 1
50 Algo de Historia 2
51 FONDOS 1
52 FONDOS 2
53 FONDOS 3
54 TIGRES DESTACADOS 1
55 TIGRES DESTACADOS 2
56 Boletines 1
57 Boletines 2
58 Boletines 3
59 El Proyecto
60 Uniformes y Accs.
61 CANTOS
62 Encuentros 1
63 Encuentros 2
64 Grupo Occidente
65 Grupo Cancun
66 Grupo Guerrero y Merida
67 Gpo 20 SanbornsJunta 2012
68 Gpo 20 Cuernavaca 2009
69 Gpo 20 Club de Golf 2010
70 EL CASTILLO
71 Para Bajar 1
72 Para Bajar 2
73 VIDA DE CADETES
74 INDICE DE VIDA DE CADETES
75 Relatos 1
76 Relatos 2
77 Relatos 3
78 Relatos 4
79 Relatos 5
80 Relatos 6
81 Relatos 7
82 Nuestro General Bañuelos
83 Desayuno fin de año 2016
84 comida fin de año Gpo. occidente 2016
85 Aniversario 75 de la AMM
86 En Construcción
87 En Construcción
88 En Construcción
89 Aniv. 74 AMM
90 Queremos una nueva Academia
91 Diseños para todos
92 RECONOCIMIENTOS
93 LINKS
94 COMUNIDAD
95 Guia De Novedades
96 DIRECTORIO
97 ¿PORQUE EL CIERRE?
98 Revista El Tigre
99 Revista Diana
100 Servicios Profesionales Egresados AMM
imagen
Imagen
APENAS AYER CUANDO JOVEN, POR EL AÑO DE 1954, ESCUCHÉ QUE EN LA FAMOSA ACADEMIA MILITAR MÉXICO, ADEMÁS DE LA GALLARDÍA DE SUS CADETES, EXISTÍA UN EQUIPO DE FÚTBOL AMERICANO, ENTRENADO POR EL “LÁTIGO” GERNER, UNO DE LOS JUGADORES MÁS DESTACADOS DE ESE DEPORTE EN EL POLITÉCNICO; QUE ADEMÁS ERA MUY BUEN ENTRENADOR, GRAN MOTIVADOR Y CARITA; QUE HABÍA SIDO SELECCIONADO NACIONAL, QUE EL LLEVÓ AL PADRE LAMBERT AL POLITÉCNICO. QUE ESE NUEVO EQUIPO ESTABA LLAMADO A SER UNO DE LOS MEJORES DE LA LIGA PORQUE SUS JUGADORES ERAN CADETES CON DISCIPLINA MILITAR Y MUY PERO MUY ENTRONES PARA DARSE CON TODA EL ALMA CONTRA LOS RIVALES. QUE ENTRE ELLOS HABÍA PATOS, SAPOS, SARDOS, GATAS, NENES, VIEJOS, MÓFLES, RADARES, PÍNTOS, LANCHEROS, GANSOS, CHATOS, SOMBRAS, CHIVOS, ACAPULQUEÑOS Y UN ASPIRANTE A JUGADOR DESCENDIENTE DE TROSKY.

CON CURIOSIDAD INGRESÉ A LA ACADEMIA MILITAR MÉXICO, NO SE SI FUE POR EL UNIFORME, POR EL PRESTIGIADO PRIMER COMANDANTE DOCTOR GUILLERMO RUELAS ESPINOSA, QUE TENÍA FAMA DE SER COMPRENSIVO CON LOS ADOLESCENTES, O POR JUGAR FÚTBOL AMERICANO BAJO EL MANDO DE ANASTASIO “LÁTIGO” GERNER.

YA EN LA ACADEMIA MILITAR MÉXICO CONSEGUÍ LOS OBJETIVOS QUE HABÍA SOÑADO: ANDABA UNIFORMADO, CAMINANDO COMO POLLO ESPINADO POR LA BOTAS NUEVAS, CONOCÍ AL DOCTOR RUELAS QUE FUE MÁS QUE MI MAESTRO Y JUGUÉ FÚTBOL AMERICANO EN EL EQUIPO DE LA ACADEMIA MILITAR MÉXICO CON EL COACH ANASTASIO GERNER, TENIENDO COMO COMPAÑEROS A TODOS AQUELLOS FAMOSOS PERSONAJES QUE INTEGRABAN EL EQUIPO. DE LO QUE ME DI CUENTA A LOS POCOS DÍAS QUE TODOS ERAN APODOS. A MI TAMBIÉN ME PUSIERON EL CORRESPONDIENTE.

CUANDO CONOCÍ AL “LÁTIGO” GERNER FUE DE PASO, A LA LIGERA, CUANDO SE DIRIGÍA A LOS VESTIDORES. LUCÍA UNA ELEGANTE COMBINACIÓN E IBA ACOMPAÑADO POR DOS TRACTORES QUE LUEGO SUPE SE LLAMABAN O LES DECÍAN PEPITO Y ZACAHUIZCO. DE VERDAD NOS APANTALLÓ A TODOS LOS NOVATOS.

EL INICIAR LOS ENTRENAMIENTOS FUE ALGO MEMORABLE QUE AÚN PERDURA EN MIS RECUERDOS. El “LÁTIGO” ERA COMO LO IMAGINABA: UN TIPAZO, GRANDE FUERTE, CON UNA PERSONALIDAD INTENSA, ROPA DEPORTIVA AZUL, LOS PANTS A MEDIA POMPA, LA TABLA DE JUGADAS BAJO EL BRAZO, CACHUCHA, SILBATO Y UNOS TENIS CONVAIRS COMO DEL NÚMERO TRECE.

ASÍ FUE COMO EMPEZÓ ESTA NUEVA Y TRASCENDENTAL ETAPA DE MI VIDA. LA ACADEMIA MILITAR MÉXICO, EL PRIMER COMANDANTE, DOCTOR GUILLERMO RUELAS ESPINOSA, EL UNIFORME, EL “LÁTIGO” GERNER, EL FÚTBOL AMERICANO Y UN GRUPO DE AMIGOS PARA TODA LA VIDA. ADEMÁS EN LA ACADEMIA Y CON EL FÚTBOL AMERICANO APRENDÍ QUE LO DIFÍCIL ERA FÁCIL Y LO IMPOSIBLE POSIBLE.

CUANDO LO CONOCÍ, INMEDIATAMENTE ME DI CUENTA DE LO QUE BUSCABA EN SUS JUGADORES, ERA INFUNDIRLES BASES MORALES SÓLIDAS, PRINCIPIOS BÁSICOS FUERTES PARA QUE NO SE DOBLEGARAN ANTE NADA NI NADIE. PRINCIPIOS QUE NOS MANTUVIERAN SIEMPRE ERGUIDOS CON LA FRENTE ALTA COMO EN POSICIÓN DE FÚTBOL DE TRES CUARTOS, LISTOS PARA BLOQUEAR LOS MALOS MOMENTOS.

NOS REPETÍA CONSTANTEMENTE QUE LO QUE SE DEBE HACER ES FORMAR PARTE DEL MUNDO POSITIVO, ELIMINANDO LA ENVIDIA, VIVIENDO INTENSAMENTE EL PRESENTE, GOLPEANDO DURO, TACLEANDO MEJOR, MOVIENDO LAS PIERNAS, PERO SOBRE TODO PROYECTANDO EL FUTURO. NOS COMENTABA QUE EL PORVENIR SERÍA MUY DIFERENTE A LO PLANEADO EN ESE ENTONCES, PERO ANTE LO DESCONOCIDO HABÍA QUE MANTENER LA CALMA.

ANASTASIO “LÁTIGO” GERNER VIVIÓ UN MUNDO DE SUEÑOS, SOÑANDO E HIZO SUYOS MUCHOS PROYECTOS QUE IMAGINÓ Y QUE SE VIERON CRISTALIZADOS COMO LOS TIGRES DE LA ACADEMIA MILITAR MÉXICO. ADEMÁS AÚN EN LA ADVERSIDAD SIEMPRE SE MANTUVO SERENO.

CUANDO LLEGÓ EL COACH ANASTASIO GERNER CON EL FÚTBOL AMERICANO A LA ACADEMIA, HABÍAN EN LA ESCUELA ALREDEDOR DE 500 ALUMNOS, AL AÑO SIGUIENTE SE DUPLICÓ LA MATRÍCULA Y ASÍ HASTA LLEGAR A 1800 CADETES. EL FÚTBOL FUE PARA LA ACADEMIA LO QUE LE DIO UN TOQUE DE FELICIDAD A LOS CADETES DONDE SE DESFOGABAN DESPUÉS DE LAS PRÁCTICAS MILITARES. SE CONJUGARON A LAS MIL MARAVILLAS AMBAS ACTIVIDADES.

LLEGÓ A SER TAN INTENSO EL FÚTBOL AMERICANO EN NUESTRA ESCUELA QUE HABÍA EQUIPOS POR SALONES O POR AÑOS, HACIÉNDOSE TORNEOS INTERIORES EN LA AMM. ESO ADEMÁS DE LOS QUE JUGABAN EN LA LIGA COLEGIAL, EN JUVENIL, EN INTERMEDIA EN TODAS ÉSTAS CATEGORÍAS HABÍA DOS EQUIPOS. EL GUINDA Y EL ORO O EL INTERNADO Y ACADEMIA ASÍ COMO EL DE LIGA MAYOR.

EL “LÁTIGO” NOS ENTRENÓ EN EL FÚTBOL AMERICANO, NOS EDUCÓ, NOS ADIESTRÓ PARA HACER BUEN USO DE LA ENERGÍA PARA VIVIR BIEN, NOS LLEVÓ POR EL CAMINO DE NUESTRA PROPIA FELICIDAD. FUE UN GRAN ENTRENADOR Y FORMADOR DE JUGADORES, DE ALMAS A LOS QUE SUPO INCULCAR UN ESPÍRITU GANADOR, EL AMOR A SU EQUIPO Y A LA ACADEMIA MILITAR MÉXICO.

ME ATREVO A AFIRMAR QUE DE TODOS LOS EQUIPOS Y JUGADORES QUE TUVO EN SU VIDA DE ENTRENADOR. EN LA ACADEMIA FUE DONDE ENCONTRÓ ESE ALGO QUE LO ABSORBIÓ EN LO MÁS PROFUNDO DE SU SER, QUE INVADIÓ SU CUERPO Y ALMA, LE PODRÍAMOS LLAMAR ALEGRÍA CONTINUA. FUE EN LA ACADEMIA MILITAR MÉXICO, EN DONDE MÁS SEMILLAS DE AMOR LE FLORECIERON. SE DIO ENTRE EL Y AQUELLOS CADETES UN SÍMBOLO DE ETERNIDAD.

ENTRE EL COACH GERNER Y EL DOCTOR GUILLERMO RUELAS SIEMPRE HUBO UNA GRAN COMUNICACIÓN PORQUE EL AMOR Y EL DESEO DE AYUDAR A LOS JÓVENES LOS MANTUVO UNIDOS. AMBOS PENSABAN Y SENTÍAN QUE EDUCAR ES REDIMIR.

EL COACH ANASTASIO GERNER, CON SUS CHARLAS Y CONSEJOS NOS IMPULSÓ SIEMPRE A HACER UN SEGUNDO Y TERCER ESFUERZO. A HACER BIEN LAS COSAS, SURGIÓ MÁGICAMENTE UN APRENDIZAJE FORMATIVO NO TAN SÓLO EN LO DEPORTIVO SINO EN LO ÉTICO Y SOCIAL, QUE NOS AYUDARÍA TODA LA VIDA, EN TODO MOMENTO, PARA SALIR ADELANTE DE LAS VICISITUDES QUE SORPRESIVAMENTE NOS MARCA EL DESTINO. LO MÁS IMPORTANTE PARA EL, ERA PREPARAR A SUS JUGADORES PARA PRACTICAR EL JUEGO MÁS IMPORTANTE QUE ES EL DE LA VIDA.

ANASTASIO GERNER INSISTÍA QUE EL DEPORTE NO ES UN NEGOCIO PARA GANAR UN TROFEO. SINO UNA FINALIDAD, UNA PARTE INTEGRANTE DE LA EDUCACIÓN, DE LA EXISTENCIA, DE LA NECESIDAD DE LUCHAR A BRAZO PARTIDO, CON TODAS LAS FUERZAS Y EL ESPÍRITU ÍNTEGRO, A FAVOR DE UNA CAUSA QUE JUZGAMOS JUSTA Y BUSCANDO UN OBJETIVO QUE CALIFICAMOS COMO NECESARIO: ¡TRIUNFAR!

POR ELLO, EL COACH GERNER NOS REPETÍA INCANSABLEMENTE QUE EL DEPORTE ES LA ESCUELA DEL ESFUERZO COMÚN, DE LA COORDINACIÓN SOLIDARIA, DEL ENTRENAMIENTO COLECTIVO. Y NO ES QUE SE TRATE DE NEGARLE AL DEPORTE LA EXPRESIÓN DE LOS VALORES INDIVIDUALES, QUE ACABAN POR SIGNIFICARSE TARDE O TEMPRANO, SINO DE ACENTUAR LA IMPORTANCIA DEL CONJUNTO, DE LA ORGANIZACIÓN, DEL EQUIPO.

NOS DECÍA QUE LOS HOMBRES AISLADOS VALEN POR SUS MÉRITOS, POCO O MUCHO, PERO NUNCA SE LOGRARÁN LOS OBJETIVOS SUPERIORES SI NO ACEPTAMOS, LA VIEJA Y TRIVIAL LECCIÓN DE LA HUMANIDAD: EL HAZ DE VARAS ES IRROMPIBLE, MIENTRAS QUE LA VARA AISLADA ES FRÁGIL Y QUEBRADIZA. POR ELLO, LA ACADEMIA MILITAR MÉXICO INDEPENDIENTEMENTE DE SUS INDIVIDUALIDADES ERA SOBRE TODO UN GRAN CONJUNTO.

AL COACH GERNER, LO RESPETO, QUIERO Y ADMIRO PORQUE NOS ENSEÑÓ A JUGAR FÚTBOL AMERICANO, A SER GANADORES, A DEFENDERNOS EN LA EXISTENCIA, A PREPARARNOS FÍSICAMENTE, PARA SER HOMBRES SANOS.

CUANDO ALGUIEN SE SALÍA DE LOS LINEAMIENTOS DE CONDUCTA QUE MARCABA, LLEGABA EL DIÁLOGO, EL CONSEJO Y CON PATERNAL PERO ENÉRGICA ACTITUD LE LLAMABA LA ATENCIÓN…RECUERDO QUE UNO DE TANTOS CADETES QUE JUGABA FÚTBOL SE SALIÓ DEL ARO DÁNDOSE UNA BUENA ENTRADA DE GOLPES CON JÓVENES DE LA SECUNDARIA 3. El DOCTOR RUELAS Y NUESTRO ENTRENADOR DE FÚTBOL AMERICANO RÁPIDAMENTE TOMARON CARTAS EN EL ASUNTO, PERO FUE PRECISAMENTE EL COACH GERNER EL QUE LO MANDÓ LLAMAR Y LE DIJO: ¿ES USTED MUY HOMBRE?... AH SI, PUES ENTONCES PÓNGASE LAS HOMBRERAS Y ACOMPÁÑEME. YA EQUIPADO LE INDICÓ: DEMUÉSTREMELO TIRANDO A GOLPES ESE ÁRBOL. AL FINALIZAR LA TARDE AQUEL MUCHACHO CON LOS HOMBROS MORADOS PORQUE CON VERDADERO CORAJE HABÍA TRATADO DE DERRIBAR AL POBRE ÁRBOL ENTENDIÓ LO QUE EN LA ACADEMIA QUERÍAN DE SUS CADETES Y DE SUS JUGADORES. UN GRAN ESPÍTIRU DE LUCHA, MUCHA FUERZA, UN CAUDAL DE ENERGÍA, PERO SOBRE TODO JÓVENES BIEN ENCAUZADOS.

AL PASO DEL TIEMPO SE FUERON LOS JUEGOS DE INFANCIA, VOLÓ PARA SIEMPRE LA JUVENTUD, PERO SIGO CONSERVANDO LA BELLEZA DEL MUNDO, EL AMOR, LA FE Y SOBRE TODO LA HERMANDAD…HERMANDAD QUE TENEMOS AÚN CON AQUELLOS COMPAÑEROS QUE HAN EMPRENDIDO EL CAMINO HACIA EL SEÑOR ANTES QUE NOSOTROS, PORQUE CONSTANTEMENTE LOS RECORDAMOS CON TODO SU VIGOR COMO SI ESTUVIÉRAMOS ESTUDIANDO EN LA ACADEMIA, EN PRÁCTICAS MILITARES, EN UN ENTRENAMIENTO, O EN EL EMPARRILLADO JUGANDO Y DEJANDO EN EL CAMPO TODA NUESTRA CAPACIDAD PARA SER LOS MEJORES, COMO EN AQUELLOS TIEMPOS.

CUANDO TENÍA ALGUNA DUDA SOBRE MI ACTUAR, AL IGUAL QUE CON DON GUILLERMO RUELAS, SIEMPRE ACUDÍ CON EL “LÁTIGO” GERNER DE DONDE OBTENÍA LA RESPUESTA ADECUADA, RESTABLECIENDO LA FE EN MI PERSONA.

ASÍ PASARON LOS AÑOS… AHORA CON LA CREDENCIAL DE LA TERCERA EDAD, ACUDO A LOS RECUERDOS DEL DOCTOR RUELAS, DE MI VIEJA ESCUELA, DEL COACH ANASTASIO GERNER Y DE MIS COMPAÑEROS CADETES DE AQUELLOS TIEMPOS PARA QUE ME AYUDEN A SEGUIR VOLANDO SURCANDO LOS CIELOS, SINTIÉNDOME LIBRE, SIENDO UN SER VIVO QUE RAZONA, LLENO AÚN DE INQUIETUDES, DE SUEÑOS, DE ANHELOS… ¡COMO EN AQUELLOS AÑOS!

DON ANASTASIO GERNER NOS INCULCÓ QUE, EL MÉRITO DE LA AMISTAD SE DABA EN EL CAMPO DEL DEPORTE, EN PLENO JUEGO, Y EN LA ACADEMIA MILITAR MÉXICO, EN DONDE SE FINCARON LOS LAZOS DE LA CAMARADERÍA FUTURA, DE LA AMISTAD SÓLIDA, DE LA HERMANDAD IMPERECEDERA.

REUNIDOS, POR LA TECNOLOGÍA DEL INTERNET. ASÍ COMO ESTAMOS, AUNQUE CON VARIOS AYERES, SEGUIMOS JOVIALES Y CONTENTOS, PODEMOS EVOCAR AQUELLAS MEMORABLES, VIGOROSAS Y EMOCIONANTES JORNADAS DE PRÁCTICAS MILITARES Y FÚTBOL AMERICANO, EN QUE NO SÓLO SALÍAMOS AL CAMPO A TRATAR DE GANAR UN PARTIDO, SINO QUE EL JUEGO ERA UN PRETEXTO PARA QUE SE MANIFESTARA LA VIDA, LA ALEGRÍA DE VIVIR, EL JÚBILO DE LOS MÚSCULOS DISPARADOS Y LA EUFORIA INIGUALABLE DE LA VOLUNTAD DE PONER EN ACCIÓN TODA LA POTENCIALIDAD DEL SER.

AHORA REANUDEMOS LA MISMA AMISTAD, ANUDEMOS NUESTROS CORAZONES, ESTRECHEMOS NUESTRAS MANOS, Y DISPONGÁMONOS, COMO AYER, A REALIZAR NUESTRO MEJOR ESFUERZO, NUESTRO SEGUNDO ESFUERZO COMO NOS ENSEÑÓ ANASTASIO GERNER, PARA CONTINUAR JUNTOS CON EL DEVENIR EN LA VIDA.

CUANDO FUI RUKIE, HACE TANTOS AÑOS, ADMIRABA AL COACH ANASTASIO GERNER A Y A MIS COMPAÑEROS. AHORA QUE SOY RUCO LOS QUIERO Y RESPETO MÁS.

POR MÁS DE 25 AÑOS EL ÚLTIMO SÁBADO DE MES, NOS REUNIMOS A DESAYUNAR CON EL COACH GERNER MUCHOS CADETES Y JUGADORES A RECORDAR VIEJAS VIVENCIAS. LO CURIOSO ES QUE SIEMPRE PLATICÁBAMOS CASI LO MISMO. PERO AL ESCUCHARLO, TOMARNOS DE LAS MANOS CUANDO EL DECÍA UNA ORACIÓN NOS SENTÍAMOS JÓVENES COMO AYER, CADETES, JUGADORES ANTES DE UN GRAN PARTIDO, NOS LLENABA DE VIDA Y SALÍAMOS DEL DESAYUNO RENOVADOS… AHORA SIN EL NOS SEGUIMOS REUNIENDO, SU LUGAR QUEDA VACÍO FÍSICAMENTE PERO SABEMOS QUE NOS ACOMPAÑA, QUE ESTÁ PRESENTE, CUIDANDO A SUS MUCHACHOS DE ANTES.

EL COACH ANASTASIO GERNER DEJÓ EN SUS JUGADORES HUELLAS QUE JAMÁS DESAPARECERÁN.

MUCHAS GRACIAS POR LO QUE HIZO POR EL FÚTBOL AMERICANO Y POR LA ACADEMIA MILITAR MÉXICO.

CON TODO AMOR Y GRATITUD

ESCRITO POR; FERNANDO FLORESGÓMEZ GONZÁLEZ
NOCHE ACIAGA PARA LA AMM
NOCHE ACIAGA PARA LA AMM

Fue una noche húmeda de verano de 1962. Corría el día viernes 10 de agosto, cuando sucedió la tragedia que a la postre fue lo que se llamó, el fin de la AMM, la escuela militarizada de mas prestigio en la época de los 60, en la ciudad de México, D. F.

La escuela estaba enclavada en el barrio o colonia de Tacubaya, en el lugar conocido como “ palacio “ o “Castillo de los Escandón”, en un área que a principios de los años cuarenta, constaba de 18 hectáreas de arboledas y terrenos que se prestaban para este tipo de escuelas con régimen militarizado. Contaba con oficinas, patios para maniobras militares, campos de tiro, campos de juegos, sala de banderas, armario militar, instalaciones para albergar a 50 cadetes con régimen de internos que contaban con dormitorios que albergaban 5 o 6 cadetes cada uno, cocina, comedor, sala de espera con un piano de cola, instalaciones sanitarias con regaderas, baños y lavabos suficientes; sala de estudio y/o lectura, ropería, salón de peluquería. En el régimen de medio internos se contaba con 100 cadetes, los cuales tenían un comedor exclusivo para ellos, el cupo aproximado en esa fecha, contando con los alumnos de régimen externos, era de 1,000 a 1,200, aproximadamente.

El castillo contaba en la parte baja con las oficinas administrativas, sala de banderas, así como la cocina, comedores y salas de espera; en la planta alta se encontraban los dormitorios de los alumnos internos, baños, ropería, sala de estudio, peluquería y ropería así como un cuarto dormitorio que alojaba al maestro Manuel Mondragón, quien tenía bajo su custodia espiritual a los alumnos internos. En el segundo y último piso se hallaban grandes espacios en donde se almacenaban documentos administrativos de archivo muerto, exámenes escritos de los diversos alumnos, órdenes del día, documentos oficiales de años anteriores, etc.

La construcción era de grandes piedras de cantera, cemento, pisos de duela, ornatos de madera y hierro fundido, así como un gran candelabro de tipo francés, forjado en hierro, latón y vidrio, alusivo a la época de Luis xv, que pendía desde el techo del castillo hasta en donde empezaba el primer piso y que era suficiente para iluminar todo el espacio requerido en la parte central del inmueble, dormitorios con pisos de duela, closets de madera así como las puertas que daban al acceso a un cuadro que circundaba el área protegida con herrería y que formaba un vacío que se hacía en el segundo piso y terminaba en la planta baja, rematando en una doble escalera con barandales de hierro forjado y que comunicaba el primer piso con la planta baja.

Ese viernes y después de haber cenado, a las 7:45 p.m., se ordenó que, quienes desearan, podían pasar a la sala de estudio en donde se encontraba un aparato televisor con pantalla blanco y negro, en donde los martes y viernes por la noche, se nos permitía ver los programas musicales alusivos a la época. Algunos internos nos reunimos alrededor de la tv, otros se retiraron a sus dormitorios a descansar y otros formaban grupos para platicar y comentar los sucesos acecidos esa semana, otros, a limpiar sus zapatos y dar “braso” a la botonadura de sus uniformes, pues los integrantes de la banda de guerra, escoltas de bandera y banderín, estado mayor,, así como primera y segunda compañía de cadetes, tendrían “revista” de uniformes de gala, con los que desfilarían el día 16 de septiembre, a escasos días del siniestro.

El programa de “El Estudio Raleigh, de Pedro Vargas”, se transmitía de las 9:00 a las 10:00 p.m., todos los viernes, mismo que después de haberlo visto, me retiré al dormitorio, que compartía con los cadetes, Javier Rosique Palavicini, José Luis Manzanilla Sala, Pablo Miguel Pascual Lavalle (oriundos de tabasco) y José Eduardo Vera Martínez, nacido en Tehuetlán, Hidalgo, y se dio la instrucción de que se apagaran todas las luces para descansar y estar en buenas condiciones físicas para el día siguiente.

Eran las 10:50, aproximadamente, cuando se oyeron voces que decían ¡¡¡¡ “fuego, fuego, se quema el internado” !!!!, al proceder a abrir la puerta de acceso para salir del dormitorio, observamos que densas columnas de humo empezaban a llenar el castillo, al salir al pasillo y tratar de abandonarlo a través de otro que terminaba en una puerta de acceso a las escaleras que unían el inmueble con el edificio en donde se encontraban las aulas, aquel candelabro que pendía del techo del castillo, se derrumbó por completo envuelto en llamas, acompañado por pedazos de vigas produciendo un ruido ensordecedor.

Por cierto que al compañero Pablo Miguel Pascual Lavalle, se le tenía asignada la llave larga y blanca de la ropería, más larga que el común de las llaves, y la puerta que unía el castillo con las aulas, tenía un candado pequeño con su correspondiente llave, pablo miguel, al querer abrir este candado pequeño y con la desesperación de tener tras de él a todos los demás compañeros que querían salir, pretendía abrir el candado con la llave de la ropería, acto que no logró; pero en la huida los alumnos rompimos el candado y la puerta, dejando pasar a los cadetes que llenos de pánico salíamos rumbo a sitios en donde nos pudiéramos proteger del fuego y del humo.

Se formó una fila en el patio grande de maniobras para poder pasar lista de presente, observando que hacía falta un interno, de apellido mayo rodríguez, oriundo de Villahermosa, tabasco, el cual después de una breve búsqueda apareció trepado en la barda de la escuela en donde se encontraba la puerta de salida rumbo al mercado que se ubicaba enfrente, lo curioso del caso es de que él estaba enyesado de una de sus piernas, desde la cadera hasta el tobillo, debido a una fractura y nunca supimos, y quizá ni él, como pudo subirse a la barda, de unos 2.80 o 3 metros de alto, pero ya no pudo bajarse, recibiendo ayuda de parte de otros compañeros para ponerse a salvo.

Mientras tanto, los cadetes de mayor edad, decidimos entrar al cuarto de banderas y rescatar nuestro lábaro patrio y el banderín alusivo a la escuela, así mismo, desconectamos los tanques de gas que rodamos cuesta abajo del castillo para evitar una explosión, así como a empujar dos camiones propiedad de la academia, también cuesta abajo para evitar que se quemaran los tanques de gasolina. Recuerdo el apodo y/o nombres de algunos de los cadetes que realizamos estas maniobras, estos fueron el “Tijuana” y el “yanga”, que estaban incorporados a la escolta de banderín, juan José Hernández Prieto, comandante de la banda de guerra, pablo miguel Pascual Lavalle a la escolta de bandera, el “Oaxaco”, Joel Villalobos, Javier Rosique Palavicini, José Luis Manzanilla Sala, y un servidor, a la primera compañía, José Eduardo Vera Martínez, a la segunda compañía, y otros más que no recuerdo sus nombres, pero que en mi corazón siempre existirán por el acto realizado, poniendo en riesgo su vida. Dios les bendiga en donde quiera que se encuentren, ya que esta desgracia pudo haber cobrado la vida de muchos compañeros.

Los bomberos y la policía, así como algunos vecinos del barrio empezaron a llegar como a las 11:30 p.m., solo habían transcurrido algunos minutos, que a todos nos pareció una eternidad; logrando contener el incendio como a las 3 o 4 de la madrugada del día siguiente.

Algunos familiares de muchos internos hicieron presencia en el lugar de los hechos, procediendo a llevarse a sus hogares a sus hijos, sobrinos o amigos de sus familiares, pues muchos de los alumnos no pudimos contactar con nuestros familiares y tuvimos que alojarnos en la casa de estas personas que humanitariamente nos brindaron ayuda.

Al día siguiente, sábado, cual sería la gran sorpresa de todo el alumnado al llegar y encontrarse con el castillo derrumbado, humeante, como si llorara el hecho de verse destruido, derrotado, en cenizas, y sintiendo que ya no podría volver a albergar en su seno a los cadetes, internos, a los cadetes semi-internos, a los cadetes externos, a sus jefes militares, a los maestros que impartieron sus enseñanzas, a la jefatura que ahí tenía su comando, que ya no volvería a emitir desde sus columnas frente al asta bandera, las órdenes del día, ni a presenciar que se izara y arriara nuestra bandera, con todos los honores que ésta se merece, pareciera que realmente llorara su tragedia y lamentara el principio del fin de toda una era llena de tradición, disciplina, honor, respeto, gallardía, y por sobre todas las cosas, principios y valores morales que su sola presencia imbuía a todas las personas que nos visitaban, no solo a los cadetes, que en antaño presenciaron su majestuosidad y grandeza.

Quisiera seguir escribiendo mas recuerdos de esta trágica noche, que para todos los cadetes de nuestra queridísima Academia Militarizada México, se convirtió en nuestra "Noche Aciaga", noche que simbolizó, a mi muy particular punto de vista, el principio del fin, aunque todavía la academia abrió sus puertas por varios años mas, realmente, ya no fue lo mismo para aquellos jóvenes y niños que habíamos estado antes de este terrible suceso; realmente los sentimientos encontrados, la emoción que me embarga al traer estos aciagos recuerdos, el nudo que se me forma en la garganta, las lagrimas que incontrolablemente ruedan sobre mis mejillas, me impiden narrar mas al respecto.

Cuando este hecho sucedió, contaba con 17 años de edad, 51 años después lo recuerdo, como si hubiera pasado la noche anterior a la fecha actual, he soñado muchas veces con esta tragedia, nunca he podido olvidarme de ello, así como nunca podré olvidarme, hasta el fin de mi vida, y quizá después de la muerte, a nuestra respetada y queridisima:

Academia Militarizada México

Desde la villa más hermosa de la América Latina, Villahermosa, Tabasco, envío a todos mis hermanos tigres que estuvieron conmigo en esa aciaga noche, y a todos los hermanos, cadetes por siempre, un fuerte, respetuoso y fraternal abrazo. click para seleccionar