82 Nuestro General Bañuelos
 

 
INICIO
Pagina de Honor
Nuestra AMM
Entrevista Hnos Bañuelos
Inician los 40s
Pagina 1 Los 40s
Pagina 2
Pag 3
Pagina 4 Los 50s
Pag. 5 TIGRES DE TACUBAYA
Pag 6
Pagina 7
Fin de los 50s inician 60s.
Pagina 8
Pagina 9
Pagina 10
Pagina 11
Pagina 12
Pagina 13
Pagina 14
Pagina 15
Pagina 16
Pagina 17
Página 18
Pag 19 los 70s
Pagina 20
Pagina 21
Pagina 22
Pagina 23
Pagina 24
Pagina 25 Los 80s
Pagina 26
Pagina 27
Pagina 28
Pagina 29
Pagina 30
Pagina 31
Pagina 32
Pàgina 33
pagina 34
pagina 35
Pagina 36
Pag 37 - Fin de los 80s Inician Los 90s
Pagina 38
Pagina 39
pagina 40
Pagina 41
Pagina 42
Pagina 43
Pagina 44
Pagina 45 Los 2000
Pagina 46
Pagina 47
Pagina 48
49 Algo de Historia 1
50 Algo de Historia 2
51 FONDOS 1
52 FONDOS 2
53 FONDOS 3
54 TIGRES DESTACADOS 1
55 TIGRES DESTACADOS 2
56 Boletines 1
57 Boletines 2
58 Boletines 3
59 El Proyecto
60 Uniformes y Accs.
61 CANTOS
62 Encuentros 1
63 Encuentros 2
64 Grupo Occidente
65 Grupo Cancun
66 Grupo Guerrero y Merida
67 Gpo 20 SanbornsJunta 2012
68 Gpo 20 Cuernavaca 2009
69 Gpo 20 Club de Golf 2010
70 EL CASTILLO
71 Para Bajar 1
72 Para Bajar 2
73 VIDA DE CADETES
74 INDICE DE VIDA DE CADETES
75 Relatos 1
76 Relatos 2
77 Relatos 3
78 Relatos 4
79 Relatos 5
80 Relatos 6
81 Relatos 7
82 Nuestro General Bañuelos
83 Desayuno fin de año 2016
84 comida fin de año Gpo. occidente 2016
85 Aniversario 75 de la AMM
86 En Construcción
87 En Construcción
88 En Construcción
89 Aniv. 74 AMM
90 Queremos una nueva Academia
91 Diseños para todos
92 RECONOCIMIENTOS
93 LINKS
94 COMUNIDAD
95 Guia De Novedades
96 DIRECTORIO
97 ¿PORQUE EL CIERRE?
98 Revista El Tigre
99 Revista Diana
100 Servicios Profesionales Egresados AMM
imagen
imagen
Nuestro General Bañuelos

Estimados Tigres;

Mi trabajo no estaría completo si no hago saber lo más fundamental que se debe de saber de nuestro General fundador, Un gran hombre que nos dejó el legado de una estupenda y magnifica Academia militar privada en la que pasamos nuestros años mozos preparándonos cultural, moral y físicamente .

Adquirimos el valor para enfrentarnos a las adversidades de nuestra vida y a amar y respetar a nuestra familia, a nuestra patria y nuestros emblemas nacionales.
Bien dice el dicho “El hombre es producto de la historia” pero al mismo tiempo “Es el hombre el que hace la historia”… Y la historia de mi General Bañuelos se inició en “La Pastoría” una pequeña ranchería perdida en la sierra de los Huicholes en los límites de los estados de Jalisco y Zacatecas.
El día 1º. De octubre de 1878 nació un niño llamado José Félix Bañuelos Bañuelos, como hijo único, conoció la rigidez de la autoridad paterna, que le imponía duros trabajos de campo como criador y amansador de caballos y mulas, actividad que su señor padre hacia productible sin que esta situación económica le permitiera alternar con la elite de la sociedad porfirista o asistir a las pocas escuelas de las ciudades de Zacateas y Guadalajara.

La carencia de escuelas impedía que el pueblo obtuviera la información que permitiera aprovechar los recursos naturales creando en él la necesidad imperiosa de hacer todo lo posible y que tuviera a su alcance para que los niños contaran con escuelas. La rebelión y la lucha armada eran el único camino, los hombres cambiaron la pala y el azadón por carabinas 30-30 que terciaron en sus hombros y se dejaron arrastrar al torbellino de la revolución.
En compañía de Antonio Amaro y de Cruz Vázquez del Mercado se presentó al General Luis Moya por cuyo conducto conocieron al Centauro del Norte mi General Francisco Villa del que aprendió, que si el hombre, por falta de información o circunstancias especiales trasgrede la ley, todos tenemos la conciencia autocrítica que nos permita rectificar errores.
E una entrevista que tuve la fortuna de hacer al Dr. Félix de Jesús Bañuelos Vázquez del Mercado me comento que; “En cierta ocasión el General Villa le comento a nuestro General Bañuelos que él tenía el ideal de que al triunfo de la revolución, el país debería tener una escuela enfrente de cada iglesia que hubiere en el país. Eso comentario del General Villa, avivo su fe de que su sueño se haría realidad”… Ya en ese entonces mi General Bañuelos soñaba con una escuela militar privada, mientras eso pudiera suceder convenció a los habitantes de Monte Escobedo, Zac. y Mesquitic, Jal. Que aportaran lo que tuvieran a su alcance como huevos, leche, frijoles, pollos, etc. Para el sostenimiento de un maestro nombrado por las autoridades revolucionarias para que enseñara leer y a escribir a los niños de estos pueblos poniendo en práctica la propuesta revolucionaría EDUCAR AL PUEBLO.

Nuestro General Fundador permaneció al lado del Centauro del Norte hasta que este, se amnistió con el gobierno, al retirarse a su hacienda de Canutillo, dando a sus hombres la libertad de decidir su camino...

La confianza que le inspiro el General Álvaro Obregón reconociéndole el grado de General Brigadier. Grado que obtuvo por su participación en la toma de Zacatecas al lado de Villa. También fue nombrado jefe de operaciones en la ciudad de Aguascalientes… Estos hechos influyeron en su decisión de integrarse al gobierno del General Obregón, para seguir trabajando para su propio ideal. Ya no con los armas del rebelde, ahora contaba con el apoyo de un gobierno que iniciaba la reconstrucción del país, basado en el orden y la disciplina.

El ejército constitucionalista, la división del norte, y las fuerzas zapatistas, formados por campesinos que habían carecido de escuelas eran la materia prima para forjar al ejército mexicano, alma de nuestras instituciones.
Fue durante su mandato como gobernador de Zacatecas 1936-1940 cuando disfruto el informe de que el General Nicolás Fernández y jefes de los Dorados de Villa, que el anhelo de su comandante empezaba a verse realizado a reabrir la Escuela Normal de Maestros y el Instituto de Ciencias de Zacatecas, semilleros de maestros y profesionistas con sentido social que contribuiría al desarrollo del país. Y que si no había una escuela en cada iglesia por lo menos había ya, una en cada ejido del estado de Zacatecas. Y esto fue por él había destinado la mayor parte del presupuesto que tenía como gobernador a la educación para apagar la sed de conocimientos, como había apagado la sed de los habitantes de la capital al dotar a esta de un servicio de agua potable del que habían carecido durante 400 años.
Su instinto le decía que faltaba algo más. Algo que les brindara a los jóvenes no solo los conocimientos académicos, sino que les brindara también el orden con libertad. La disciplina razonada, el sentido social de la educación. Un desarrollo integral del amor a México. Con esta filosofía nació la idea de nuestra escuela que respeta la libertad de catedra y la mantiene en perfecto equilibrio con la rigidez de la disciplina militar, para brindarnos la oportunidad de pensar a decidir y a mandar obedeciendo.

Su buena estrella que lo saco ileso de la lucha revolucionaria lo siguió acompañando cuando busco la ayuda del General Lazaro Cárdenas, entonces Secretario de la Defensa Nacional. Después de muchas antesalas estériles en la Presidencia de la Republica, tuvo la suerte de coincidir en la finca de Palmira en el Estado de Morelos con el Presidente de la Republica el General Manuel Ávila Camacho que también visitaba a su amigo el General Lázaro Cárdenas, Ahí estando con ellos aprovecho este golpe de suerte y les planteo su idea la cual apoyo ampliamente el secretario de la Defensa Nacional Obteniendo el decreto que autorizaba la formación de una escuela privada con régimen militar reconocida por el ejército
El camino era difícil tenía que abrir brecha, era la única escuela particular con régimen militar, había que formar junto con el cuadro militar integrado por el General J. Félix Bañuelos, el Teniente Coronel José Durán, El Teniente España, el Teniente Alfonzo de Pablos, y el Subteniente Pereyra a los más destacado profesionistas.

El profesor Moisés Perea calificado maestro y hábil organizador al conocer la idea de una escuela privada con régimen militar se convirtió en el pilar de organización, ganándose a pulso la el privilegio de ser nombrado Director Académico y así fue que el 2 de febrero de 1942 nacía oficialmente la “Academia Militar México” primer academia con internado militar privada.

Con la ayuda y apoyo del eminente universitario, Dr. En Filosofía, Oswaldo Robles, Integró el cuerpo de maestros; Sodi Pallares, González Montesinos, Parés Chavero, Torres Torrija Frangos, Ruelas, Alfruche, Olvera y Gutiérrez, fueron los ilustres apellidos de los maestros fundadores.

Por causas de fuerza mayor el General Bañuelos tuvo que aceptar la renuncia de Moisés L. Perea en 1942, sustituyéndolo en el área administrativa el Lic. Salvador Bermúdez Ramírez, y en la dirección Académica El Dr. Guillermo Ruelas Espinoza entonces jóvenes y dinámicos profesionistas de su entera confianza.
Setenta años había jugado con la muerte nuestro Gral. Fundador, desde su época de amansador de potros que en la que llovieron balazos, la última carta de la jugada fie el Cáncer, que lo martirizo los últimos 8 años de su vida, él sabía que estaba sentenciado y sin embargo seguía trabajando incansablemente por sus ideales con la confianza y seguridad del ganador,
El 2 de septiembre del año de 1948 perdió el juego, apenas 6 años después que fundara nuestra gloriosa academia, el cáncer, había ganado, a su muerte la Sociedad de Colegios Militarizados S. de R. L. Tomo el timón de la escuela con el compromiso de seguir trazando la ruta marcada por su gran fundador.

Fue entonces que cambió su nombre de “Academia Militar México” por “Academia Militarizada México”.

Mi General José Félix Bañuelos, Su espíritu no ha muerto, vive en el corazón de todos los que nos sentimos orgullosos de trabajar sin más recompensa que la de saber que estamos cumpliendo con sus órdenes. Transmitir a los jóvenes su amor a México y rescatar la memoria de tan magnifica academia y dejarla escrita para siempre en la historia educativa de nuestra nación

Descanse en paz mi General José Feliz Bañuelos B. y desde esta mi trinchera le digo a usted mi General:

Mi General; Sin novedad, Se siguen cumpliendo sus órdenes.

Una Investigación y redacción de Carlos Vázquez y Salas
Fuentes; Dr. Félix de Jesús B. Vázquez del Mercado
Jobita Bañuelos y Archivos del Gral. Bañuelos
Publicada en el Libro y sitio "Vida de cadetes"
y "La Historia Gráfica de la AMM"
imagen
Homenaje a mi General Bañuelos

Hemos tenido el honor de figurar como alumnos de la Academia Militarizada México en nuestros años mozos, desde uno a doce años, y durante todos ellos constan en nuestros recuerdos cosas y hechos inolvidables que jamás se borraran de nuestra memoria. Escenas de honor, de varonía, de fraternal compañerismo, en donde el espíritu militar y la ciencia se dieron la mano, para conjuntarse en la formalidad de un nuevo tipo de enseñanza… Símbolo y fe, que hicieron germinar en nuestras conciencias el concepto del deber y el amor a lo nuestro. Y que despertaron una alteza de miras que nos proyectaron al porvenir con la seguridad de un bagaje ganado con el ejemplo legado por los que nos procedieron, y con el sacrificio y el amor con que nos condujeron por los asombrosos caminos del saber.

Y cuando nos hemos detenido en la jornada de nuestras vidas a meditar lo que hemos vivido en esa que fuera nuestra querida Academia y cuando la memoria de nuestros recuerdos precisa nuestros sentimientos profundos de gratitud…volvemos la vista hacia el pasado para sentir en la penumbra la edad de niño como brilla luminosa la figura recia e indeleble de un hombre que supo ser valiente entre los valientes y que en gestas inolvidables blandiera la espada redentora y enarbolara el lábaro de la libertad, para defender los derechos de los humildes y escribir con propia sangre las páginas de la Revolución.

Protagonista de mil combates… Su figura de leyenda se agranda cuando a través de las paginas se descorre el velo de los ideales puros y, se descubre la fuerza indómita de nuestra raza que sufrió la calumnia sin humillarse , luchando con pujante fibra para conquistar sus libertades.

Así llego este hombre al pináculo de su fama y así pasó a las páginas de la historia, suavemente, sin que nada ni nadie hiciera reproche, sin que nada ni nadie le disputara el honor que había conquistado…. Y cuando el fermento sangriento de nuestras luchas armadas se detuvo, y el producto humeante de sus hombres se consolidó en la paz que hoy disfrutamos, renació su espíritu de maestro guía, que quiso seguir asombrando, inconforme y que anhelaba ver a su patria , llena de seres en lucha , plenos de entusiasmo, por la conquista siempre incesante …. Y trocando el fusil por las ideas… Fundó a nuestra Academia y nos lanzo como a sus más fieles soldados, al conjuro de su espada de maestro hacia la lucha con la ciencia por la verdad… Y así fue como en las aulas de nuestra Academia día a día se renovó un juramento misterioso cuyo conjuro, sus nuevos soldados, sus cadetes pasamos lista de presentes, y recibimos la consigna de su espíritu que nos lanzó a la conquista del deber, con las mejores armas de su recuerdo.

Hoy después de 75 años de haber sido fundada nuestra Academia hemos recordado un rostro y hoy en raro privilegio que nos llega a lo profundo queremos rendir ante su recuerdo el último parte; “MI GENERAL J, FELIX BAÑUELOS NO TIENE USTED NOVEDAD EN LA ACADEMIA, SE SIGUEN SUS INTRUSCCIONES.

Atención…. ¡Firmes ¡!!.... ¡¡¡Yaaaaa!!!... Saludar… ¡¡¡¡Yaaaa!!!!