ACTIVIDADES PARA ACTUAR


 

Permitimos la participación activa de los alumnos cuando les ofrecemos oportunidades para hacer algo con resultados concretos y, si es posible, a corto plazo. Por ejemplo, si les damos a leer un texto con vocabulario nuevo, les podemos pedir que se levanten a escribir en la pizarra las palabras que no entienden y, paralelamente, cuando vean en la pizarra una palabra que conocen, que se levanten a escribir su significado. De esa forma convertimos la lectura en algo mucho más activo de lo que es habitualmente.

 

En la clase de lengua podemos utilizar cuestionarios como el que está a continuación,  en los que les pedimos que entrevisten a los compañeros para conseguir información. El objetivo lingüístico es que practiquen la estructura que nos interese, creando a la vez una oportunidad para la acción

 

Levántate y, lo más rápidamente que puedes, encuentra a alguien de la clase que responda afirmativamente una de las siguientes preguntas. Recuerda que necesitas una persona distinta para cada pregunta.
Alguien que se levantará antes de las 7 a.m.
alguien que tenga tres hermanos pequeños
Alguien que juegue al tenis
Alguien que haya estado este año en el extranjero
Alguien que venga andando al colegio
Alguien que beba más de dos litros de agua al día
Alguien que disfrute con las matemáticas