ACTITUDES Y REALIDAD, UN EXPERIMENTO

Piensa en alguien que conozcas y que realmente te parezca una gran persona. Fíjate en las frases que están a continuación. Por orden ve fijándolas en tu mente y préstale atención a las reacciones que provocan en ti (ideas, sensaciones, diálogo interno, etc)

 

1.    Es evidente que esta persona es una gran persona.

2.    Yo pienso que esta persona es una gran persona.

3.    Me parece que esta persona es una gran persona.

4.    Mucha gente piensa que esta persona es una gran persona.

5.      No todo el mundo piensa que esta persona es una gran persona

 

Repite ahora el experimento con alguien que te resulte desagradable:

1.     Es evidente que esta persona es insoportable

2.     Yo pienso que esta persona es insoportable

3.     Me parece que esta persona es insoportable

4.       Mucha gente piensa que esta persona es insoportable

5.       No todo el mundo piensa que esta persona es insoportable

 

¿Cual es la diferencia entre la número uno y la número cinco de cada cuadro?

¿Con cuáles de esas frases te planteas más alternativas,  más opciones?

¿Cuál te encasilla más en tus opiniones?

¿Cuál o cuáles te permiten ser más flexible?