ESTRATEGIAS DE LECTURA
ACTIVIDADES DE AULA
  • Los buenos lectores saben para que leen y que tipo de información están buscando, es decir, se marcan objetivos claros y se concentran en ellos.
Esta actividad desarrolla esa estrategia:
 

Lee el texto siguiente. Tienes 30 segundos para contar el número de veces que aparece la palabra estrategias

Desgraciadamente no conozco ningún libro sobre estrategias que sea realmente útil para el trabajo en el aula. Lo que he leído sobre estrategias es muy teórico y se centra en clasificar las estrategias en categorías como estrategias cognitivas o meta-cognitivas. Tengo que reconocer que cuando estoy en el aula con mis alumnos me preocupa muy poco saber si las estrategias que utilizan son meta-cognitivas o no.
 

Este tipo de actividad, además de practicar la lectura con un objetivo muy concreto, pone de manifiesto que hay muchas maneras de leer y que no siempre nos interesa una lectura detallada. Además al leer con un objetivo y un tiempo marcados esta actividad resulta especialmente útil para los alumnos acostumbrados a leerlo siempre todo, palabra por palabra. Es importante establecer un objetivo lo bastante fácil como para que todos los alumnos lo puedan conseguir sin dificultad.
 

  • Los buenos lectores no leen palabra por palabra, sino frases enteras de las que extraen el significado.

Elige un texto que sea más difícil de lo acostumbrado. Dales copias del texto a tus alumnos y pídeles que subrayen (mejor con un rotulador fluorescente) todo lo que entienden. Insiste en que tienen que subrayar todo lo que entienden, por insignificante que les parezca.

Por difícil que sea el texto que hayas elegido todos se encontrarán con que subrayan más de lo que dejan sin subrayar.

Pídeles que vuelvan a leer el texto, pero esta vez fijándose únicamente en el texto subrayado.

Utilizando la parte del texto que entienden pídeles que te explican de que trata el texto.

 

Este tipo de actividad ayuda a los alumnos a centrar su atención en lo que saben y no en lo que no saben. El subrayar con fluorescente les demuestra que saben mucho más de lo que piensan.
 

  • Cuando no saben algo no se bloquean sino que adivinan, elaboran hipótesis y corren ‘riesgos’.
Esta actividad les enseña a adivinar a partir del contexto:
 

La mejor manera de aprender nuevas palabras y sus significados es a base de trompetacion. Cuando una palabra se repite varias veces en el mismo congrojo, te resulta fácil hacerte una idea bomberana del significado aproximado. Este método es mucho más eficaz que el gluntar continuamente a un jantele para consultar el significado de las palabras altortas.

¿Qué significan las palabras en cursiva?

  1. trompetacion:.congrojo
  2. .bomberana
  3. gluntar
  4. jantele
  5. altortas

Al realizar en su lengua materna una actividad de este tipo, con palabras obviamente inexistentes, los alumnos pueden centrarse en el proceso de adivinar y elaborar hipótesis.
 

  • Utilizan toda la información a su alcance, el título, los dibujos, diagramas, conocimientos previos, etc.

Antes de empezar a leer, pídeles que te digan lo que saben del tema y lo que pueden deducir a partir del titulo, las ilustraciones, etc.

 

  • Identifican los conceptos clave y los relacionan entre sí y con sus conocimientos previos.

Leer un texto y realizar un mapa conceptual de los personajes implicados.

 

  • Son flexibles, utilizan distintas estrategias de lectura según el texto, la complejidad del tema, sus conocimientos previos, etc.

Realizar actividades para practicar estrategias de lectura, explicando porqué las hacemos, para que sirven y que estrategia concreta nos ayudan a desarrollar es, en sí mismo, una manera de desarrollar la flexibilidad y la capacidad de utilizar estrategias distintas según el contexto. 
 

Ninguna de estas actividades es nueva. Trabajar estrategias en el aula muchas veces no implica cambiar lo que estamos haciendo, sino hacerlo de manera más sistemática y explicando a nuestros alumnos porqué lo hacemos.