proyecto1

MEDIACIÓN PARA EL ACOGIMIENTO FAMILIAR DE MENORES

Asociación “ALCORES”

 

 

 

 

 

INDICE

 

 

 

1.     Objetivos Generales........................................................ 4

 

2.     Destinatarios del Programa............................................ 8

 

3.     Equipo Técnico y Recursos............................................. 9

 

4.     Fases del proceso de Acogimiento.................................. 11

 

5.     Normas básicas de funcionamiento................................ 20

 

6.     Temporalización............................................................... 22

 

 

 

1.    Objetivos Generales

Entre los objetivos que se viene marcando la Asociación “ALCORES” se encuentra que "toda niña y niño tenga una familia", y ello siempre desde el principio de "buscar familias para niños y no niños para familias". Desde esta óptica se constata que en el campo de los acogimientos y adopciones en España, existen lagunas no cubiertas satisfactoriamente, que provocan que muchos niños no puedan optar a encontrar una familia que los acoja o adopte.

En concreto, se sabe de la existencia de muchos niños que viven en Centros de Menores en la provincia de Huelva y que, estando en situación legal de ser acogidos o adoptados, encuentran dificultad para que esto se haga realidad. Técnicamente se argumenta la existencia de unas características personales que hacen "más difícil" su acogimiento: edad, etnia, historia personal, handicaps psicológicos, físicos o mentales, grupo de hermanos, etc.

Ante la existencia de este número de niñas y niños institucionalizados que se encuentran en espera de una familia en la provincia, la Asociación  “ALCORES” propone poner en marcha este proyecto como refuerzo al Programa de Acogimientos Familiares de nuestra provincia.

 

Se plantean los siguientes objetivos con carácter general para la realización del  Programa de Mediación para el Acogimiento Familiar de Menores, a realizar por los profesionales de la Asociación “ALCORES” de Rociana del Condado (Huelva):

 

·        Captación de Familias Acogedoras

 

·        Estudio para la valoración de la idoneidad de posibles acogedores, siempre que hayan formulado la oportuna solicitud ante la Consejería de Asuntos Sociales.

 

·        Preparación y formación de las familias acogedoras.

 

·        Intervención en el proceso de integración del menor y la familia de acogida, así como el seguimiento posterior.

 

·        Preparación de los menores para el acogimiento familiar.

 

·        Trabajo con la familia de origen del menor desde una perspectiva psicosocial.

 

·        Coordinación con las Entidades Públicas o privadas relacionadas con los menores objeto de actuación.

 

·        Otras actuaciones que puedan establecerse por convenio.

 

 

¿QUÉ MENSAJES QUEREMOS TRANSMITIR?

 

EL ACOGIMIENTO FAMILIAR COMO ALTERNATIVA

 

El acogimiento familiar surge como una alternativa a la institucionalización prolongada de niños y niñas.

 

El acogimiento familiar de niños consiste en cuidar, atender y educar, en un medio familiar, a todos aquellos niños que en un momento dado no pueden recibirlo de su familia biológica.

 

El acogimiento familiar es una respuesta eficaz y solidaria para los niños y niñas que necesitan una realidad familiar.

 

Todos los niños son diferentes, tienen necesidades diversas, y las condiciones y motivaciones de las personas o familias interesadas en nuestro programa también son plurales.

La Administración proporcionará apoyos económicos para gastos especiales.

Hay diferentes maneras en las que las familias o personas solas pueden colaborar:

 

¿CUÁLES SERÁN NUESTRAS LÍNEAS ESENCIALES DE TRABAJO?

1. INFORMAR A LA SOCIEDAD

·         De la existencia de niños institucionalizados con especiales dificultades para encontrar familias.

·         Del Acogimiento Familiar como respuesta válida para estos niños.

2. SENSIBILIZAR A PERSONAS O COLECTIVOS INTERESADOS

·         De la particular situación que viven los niños institucionalizados.

·         De la viabilidad del acogimiento familiar como medidas necesarias para estos niños.

3. IMPLICAR A ENTIDADES PÚBLICAS Y PRIVADAS

·         En la difusión de los mensajes de Campaña.

·         En la distribución de los materiales de Campaña.

4. BUSCAR Y ENCONTRAR FAMILIAS

·         Con interés por conocer de cerca este Programa.

·         En disposición de acoger a estos niños por un cierto período de tiempo o de forma indeterminada.

5. PREPARAR A LAS FAMILIAS Y A LOS NIÑOS

·         A través de la formación necesaria para llevar a cabo con éxito el acogimiento.

·         Elaborando un plan de acoplamiento específico que facilite la adaptación mutua entre el niño y la familia.

·         Escuchando y resolviendo las dudas a lo largo de todo el proceso.

 

6. ACOMPAÑAR A LAS FAMILIAS

·         Organizando y dirigiendo grupos de autoayuda en los que poder compartir las dudas, soluciones, sentimientos, experiencias..., tanto con las familias acogedoras como con las familias biológicas de los menores objetos de este programa.

·         Realizando sesiones de seguimiento individuales con cada familia, con la finalidad de ayudarles en todo momento a resolver los problemas que pudieran surgir.

 

¿QUÉ APOYOS BRINDARÁ EL EQUIPO DE PROFESIONALES DE LA ASOCIACIÓN “ALCORES”?

 

·         Acompañamiento y seguimiento continuado a las personas o familias que acojan o adopten algún niño.

·         Gestión del apoyo económico de la Administración para cubrir gastos especiales.

 

 

2.    Destinatarios del Programa

 

En nuestra provincia, Huelva, existe un número significativo de menores bajo la protección de la Consejería de Asuntos Sociales, viviendo todos ellos en las residencias y pisos con que cuentan los Servicios Sociales de la provincia. Los niños a los cuales se dirige nuestro programa viven en estos centros de protección por diversos problemas sociofamiliares y esperan desde hace tiempo poder encontrar a alguna persona o familia que los acoja. Además, tienen alguna de las siguientes particularidades que hacen más difícil en algunos casos el encontrar familias dispuestas a acogerlos:

Características del menor:

Son susceptibles de Acogimiento Familiar los menores de 0 a 18 años, que por diversas circunstancias se tienen que separar provisionalmente de su familia.

 

Alguno de estos menores, provienen de familias que están en situación de crisis o conflictos familiares graves.

Otros, además, son niños institucionalizados que presentan cierta problemática:

·        Características especiales de salud, (nutrición, desarrollo físico, etc.)

·        Problemas de desarrollo (motor, dificultades de lenguaje, etc.)

·        Problemas de comportamiento (hiperactividad, agresividad, afectividad, etc.)

¿Quién puede ser Familia de Acogida?

Cualquier familia y/o persona mayor de edad, motivada socialmente y dispuesta a prestar una ayuda solidaria, con carácter temporal, a niños cuyas familias presentan situaciones de dificultad y que reunan los requisitos de idoneidad establecidos al respecto.

Ser acogedor implica:

1.     Aceptación, por parte de todos los miembros de la unidad familiar, de las características del acogimiento, del niño y de su familia.

2.     Capacidad educativa.

3.     Capacidad de colaboración con los profesionales.

4.     Capacidad de adaptación a nuevas situaciones, planificando la llegada del niño.

5.     Capacidad de aceptación del retorno.

¿Qué puede proporcionar, a un menor, la familia de acogida?

1.     Una solución temporal a la situación familiar del niño.

2.     Un ambiente familiar estable y afectivo.

3.     Pautas educativas (higiene, alimentación, etc.)

4.     Un ambiente cultural adecuado, con participación en actividades de ocio y tiempo libre, facilitando así las relaciones sociales.

3.    Equipo Técnico y Recursos

 

El Programa de Mediación para el Acogimiento Familiar que propone nuestra asociación contará con profesionales de las áreas psicológica, del trabajo social y del derecho.

 

El trabajo se realizará desde un enfoque multidisciplinar e integral con la aplicación de los últimos avances y conocimientos en las distintas áreas de intervención, tanto con los menores como con las familias o con las familias de origen de forma individualizada.

 

El equipo de trabajo estará formado por:

 

·        Un coordinador

·        Un psicólogo con conocimientos en clínica y psicología social

·        Un profesional del trabajo social

·        Un abogado

 

Cada uno de ellos posibilitará y velará por la integridad de los menores desde su ámbito de aplicación profesional, elaborando informes y diseñando estrategias de actuación para cada caso de forma individualizada y en coordinación con el resto de profesionales del programa, así como con el resto de instancias de orden jurídico y público implicados en la medida de acogimiento que se esté llevando a cabo.

 

Dicho personal se mantendrá ininterrumpidamente durante toda la ejecución del programa, dedicándose al mismo en jornada completa.

 

Todos los profesionales adscritos al programa se regirán por las siguientes pautas de carácter básico:

 

1.     Tratarán en todo momento de forma digna y profesional a los usuarios del programa, no realizando actuaciones que supongan discriminación alguna.

 

2.     Informarán a los usuarios de las normas de funcionamiento del programa, de los objetivos que se marcarán y de las pautas a seguir, fomentando la participación y adhesión al programa en bienestar de la consecución de logros que repercutirán en la integridad del menor en cuestión.

 

3.     Dará a conocer el calendario de encuentros con la familia de origen de acuerdo a las resoluciones pertinentes que obren en la medida que ostente el menor en cuestión.

 

4.     Mediará y evitará las situaciones que den lugar a conflictos, siendo siempre intermediario entre los acogedores y las familias de origen siempre por la defensa del menor.

 

5.     Derivarán al órgano que dictó la resolución cualquier demanda o informe procedente de las partes o abogados representantes.

 

6.     Elaborará informes y documentos que resulten necesarios reflejando en los mismos la evolución del proceso de intervención:

 

·        Informe inicial y apertura de Expediente

 

Se elaborará tras el primer encuentro individualizado con la familia demandante de acogimiento.

 

·        Informes de seguimiento

 

Elaborados con una periodicidad adecuada con el objeto de adecuar el seguimiento al bienestar tanto del menor como de los acogedores y de las familias de origen.

 

·        Informe final

 

Se elaborará a la finalización del acogimiento.

·        Informe-propuesta

 

Cuando procedan cambios significativos a los itinerarios de trabajo marcados. Se remitirá al organismo competente para que tome resolución.

 

·        Informes de incidencia

 

Recogerán y valorarán las incidencias que se produzcan , dejando constancia de las mismas en el expediente y/o comunicándose al órgano judicial competente si entrañan responsabilidad judicial.

 

·        Informes a la Entidad Pública

 

En el mismo modo, si la derivación se ha realizado por la Entidad Pública competente le serán remitidos los informes anteriormente expuestos.

 

·        Solicitud de información

 

Los órganos derivantes podrán solicitar cualquier otra información que consideren relevante. Del mismo modo la Entidad Colaboradora se reserva el derecho de solicitar información que considere de interés para la intervención de un caso concreto.

 

4.    Fases del proceso de Acogimiento:

1.     Difusión y sensibilización:

El objetivo primordial será sensibilizar a la población sobre la importancia que tiene para los niños el que sean acogidos por familias sustitutas mientras que dure la situación.

Para ello la Asociación recurrirá a todos los medios de comunicación de la provincia de Huelva:

·         Prensa: Publicación de artículos sobre el recurso de familia de acogida, reportajes, anuncios, etc.

·         Televisión: De ámbito autonómico y local, emisión de reportajes, entrevistas, intervención en programas de difusión, emisión de un vídeo en las redes de televisión local.

·         Radio: Participación en entrevistas, coloquios y anuncios puntuales.

·         Movimientos asociativos: El equipo técnico impartirá charlas y exposiciones a diversas asociaciones.

Tras el primer contacto con las familias interesadas tendrá lugar una sesión informativa que será impartida por el licenciado en derecho y el trabajador social, abriendo una ficha de recepción cuya estructura básica será la siguiente:

a.     datos personales

b.     composición familiar

c.     datos del domicilio y entorno

d.     datos laborales

e.     por qué están interesados en ser acogedores

f.       otros

Con posterioridad a este paso previo y una vez se cuente con un número significativo de familias, se llevará a cabo una sesión informativa con las mismas con el objeto de explicar y aclarar el concepto de acogimiento familiar. Dicha sesión se estructurará mediante una fase de recepción, donde el equipo técnico recibirá a las familias iniciando las presentaciones entre ellos. Se continuará con una fase de exposición del contenido de la sesión informativa dando lugar seguidamente a una fase de preguntas y coloquios.

Esta fase informativa se regirá por la aclaración de preguntas tales como:

·        ¿Qué es el acogimiento familiar?

·        ¿Qué significa ser familia acogedora?

·        Explicación sobre la normativa de protección jurídica del menor

·        ¿Quién es la Asociación ALCORES y qué pretende?

·        ¿Quiénes forman el equipo técnico y qué apoyos van a prestar?

·        Tema de visitas y contactos de los menores con la familia de origen y de la posibilidad de que ambas familias (acogedora y biológica) se conozcan siempre bajo la supervisión del equipo técnico.

Tras las preguntas y aclaraciones se hará la propuesta de solicitudes de participación en el proceso de estudio y selección para ejercer como familias acogedoras en las diferentes modalidades dejando previamente el tiempo de reflexión que necesiten.

Las familias interesadas firmarán con la asociación un compromiso entre las partes para el estudio de idoneidad según la modalidad de acogimiento que elijan.

2.     Proceso de habilitación de familias para el acogimiento familiar: Estudio y selección

El proceso de estudio y selección consistirá esencialmente en entrevistas psicológicas, sociales y educativas, así como sesiones multidisciplinares entre los técnicos encargados en la selección.

Una vez realizado el proceso de estudio se llevará a cabo un ciclo formativo con las familias que posibilitará junto con el estudio realizado la selección de la misma y el asesoramiento por parte del equipo técnico a inclinarse por un tipo de acogimiento u otro.

La primera entrevista, de corte social, será llevada a cabo el/la trabajador/a social valorándose aspectos relacionados con:

a.     Características del grupo familiar: Composición, historia, dinámica cotidiana...

b.     Nivel cultural y actividad profesional: Historia escolar, profesión, estabilidad laboral, grado de satisfacción...

c.     Economía familiar: Ingresos, recursos ante la incorporación de un nuevo miembro en la familia...

d.     Salud: Hábitos, enfermedades...

e.     Características del entorno social: Vivienda, zona de residencia, relaciones sociales...

f.       Aspectos sobre el acogimiento: Perfil del menor, por qué quieren acoger, opinión de la familia extensa...

Una vez llevada a cabo esta entrevista y tras la valoración conjunta de la misma por parte del equipo técnico, de observarse incompatibilidades para continuar con el proceso de acogimiento familiar, se dará por finalizado el estudio, llevándose a cabo una sesión de devolución de resultado con las familias donde se les explicarán y detallarán los motivos que han provocado el rechazo de la correspondiente solicitud.

Aquellas familias que superen esta primera entrevista continuarán el proceso con una entrevista con el psicólogo:

1.     Historia de pareja: Se llevará a cabo mediante entrevista y batería de tests cuando se considere oportuno para matizar algún rasgo no deseable que se detecte en la exploración.

2.     Perfil psicológico de la pareja: Se realizará mediante entrevista de exploración no estructurada y la realización de tests proyectivos que permitirán detectar posibles rasgos patológicos.

3.     Estructura y dinámica familiar: Se procederá a la realización de un genograma transgeneracional comentado.

4.     Expectativas y motivación ante el acogimiento.

5.     Exploración psicoeducativa de otros menores pertenecientes al núcleo familiar.

Una vez llevadas a cabo ambas entrevistas se expondrán y valorarán en una sesión clínica con el equipo técnico, determinando qué familias pasarían al posterior ciclo formativo.

3.     Ciclo formativo

Aunque presentamos este punto como independiente dentro del proceso para el acogimiento familiar, es indiscutible que el ciclo formativo se integra dentro del proceso de selección como una parte complementaria y excluyente.

Los objetivos primordiales en torno a los cuales girará este ciclo podemos agruparlos en los siguientes apartados:

a.     Crear en las familias un sentimiento de pertenencia a una red de familias solidarias

b.     Concienciar de la importancia de recibir una formación (preparación) para ser acogedores

c.     Fomentar la empatía hacia las familias de los menores acogidos facilitando así una actitud de colaboración hacia ellas.

d.     Dar a conocer el marco legal en torno al acogimiento familiar explicándoles sus derechos y obligaciones como familias acogedoras e incidiendo en los derechos de las familias biológicas a mantener el contacto con los menores y de los menores a no ser desvinculados de sus familias de origen.

e.     Concienciar a las familias del trabajo en grupo a realizar entre ellos y el equipo técnico.

Una vez asimilados estos objetivos y con las familias que aún sigan valorando como óptima la posibilidad de realizar un acogimiento familiar continuaría el ciclo formativo en la siguiente línea:

f.       Preparar a las familias para los problemas que puedan surgir durante el acogimiento. Se realizará esta preparación mediante la utilización de técnicas como role-play, dramatizaciones con el objetivo de exponerles a situaciones que podrían convertirse en cotidianas dentro de la convivencia con el menor acogido

g.     Se instruirá a las familias sobre las necesidades de los menores en acogimiento y cómo responder ante ellas.

h.     Preparar a la familia para la despedida del menor incidiendo en la temporalidad del acogimiento y en la importancia de su colaboración para hacer más fácil la separación.

i.       Adiestramiento en la cumplimentación de registros observacionales tanto del menor en acogimiento como de la propia familia, facilitando así la labor de seguimiento del equipo técnico.

j.       Evaluación por parte de las familias acerca de cómo ha cambiado su percepción y sus expectativas ante el acogimiento desde que iniciaron el proceso hasta el final del ciclo formativo.

k.    Introducción a la creación de espacios de convivencia y conocimiento mutuo entre las familias acogedoras y posibles aspirantes.

Finalizado el ciclo formativo se llevará a cabo una sesión clínica por parte del equipo técnico que determinará qué familias serán propuestas al Servicio de Atención al Niño como acogedoras. Una vez valorados los informes por los técnicos de dicho Servicio se emitirá por parte del mismo resolución de idoneidad.

 

4.     Preparación y acoplamiento familiar para el acogimiento familiar

El núcleo central de todo el proceso de acogimiento es sin duda alguna la figura del menor que se inserta en el mismo.

No podemos decir que exista una estrategia única a la hora de preparar a un menor para su reubicación en una familia que sustituya los diferentes vínculos que en él se han creado, tanto los que de raíz mantienen con su familia biológica como los que se han ido produciendo hacia su núcleo de referencia residencial donde cohabitan con un elevado número de adultos y de menores con características similares. Si podemos decir que la preparación del niño para el acogimiento se ve condicionada por una serie de variables que determinarán la elaboración y puesta en marcha de estrategias que permitan un acoplamiento familiar lo menos traumático posible.

         Hemos de tener en cuenta a la hora de enfrentarnos a la realidad de un menor en concreto que existen unas características que van a determinar cada una de las áreas vivenciales de él mismo y su realidad. Estas características se verán influenciadas tanto en su génesis como en su mantenimiento por aspectos derivados de la procedencia de un medio familiar muy específico en el que predominan bajos niveles culturales, de formación y económicos, contactos directos e indirectos con sustancias nocivas (alcohol, drogas...), relaciones familiares conflictivas y escasos niveles educacionales. A estos aspectos familiares se suman aquellos relacionados con la propia personalidad del niño en la que se hace evidente la exacerbación de ciertos rasgos, tales como hostilidad, agresividad y baja autoestima entre otros.

         No han de pasarse por alto aquellos aspectos derivados de la institucionalización que en cada caso será más o menos prolongado. La misma provoca en los menores un fuerte desarraigo, desfavorecimiento de la individualidad y privacidad, prevalencia de lo normativo sobre lo afectivo, fomento de la dependencia, etc.

         El estudio y la exploración de todas estas variables nos permitirán recabar un perfil psicosocioeductativo del menor, proporcionándonos las directrices esenciales a tener en cuenta para su ubicación como acogido en un núcleo familiar concreto.

         Reviste especial importancia el trabajo con grupos de hermanos, sobre todo en los casos donde sea pertinente la separación de los mismos. A este respecto hemos de señalar que la directriz a seguir será la no separación de los mismos salvo que las circunstancias dicten lo contrario.

         El proceso de acogimiento desde la referencia del menor comenzaría con reuniones previas de los técnicos del S.A.N., con los equipos técnicos que obre en el centro y de la asociación. En estas reuniones de coordinación se elaborarán las estrategias de intervención con el menor de los distintos profesionales así como las áreas concretas a intervenir. Se hará especial hincapié en la preparación del niño en función de la edad, de sus características personales y de la modalidad de acogimiento que se determine viable.

         El psicólogo/a de la asociación una vez recabado el estudio clínico de los menores trabajará individualmente siguiendo las directrices marcadas en las reuniones de coordinación. Para dicho trabajo utilizará las técnicas e instrumentos a su alcance posibilitando que el menor interiorice todo el proceso de una forma lo más natural posible. Se hará hincapié en la diferencia existente entre acogimiento y adopción, así como en la vinculación hacia la familia de origen. Se trabajará el desarrollo de habilidades sociales que le permitan una fácil adaptación a la nueva situación de acogimiento. Igualmente se intervendrá sobre las áreas afectivas y emocionales del menor y se facilitará la vinculación del niño con los acogedores. Ha de quedar suficientemente claro en todo el proceso de preparación del niño que el acogimiento es sólo y exclusivamente una perspectiva de futuro.

 

¿ QUE APOYO RECIBIRÁN LAS FAMILIAS ACOGEDORAS ?

Las familias interesadas recibirán apoyo técnico a lo largo del proceso de acogimiento.

En las campañas de captación se ofrecerá información individualizada para aclarar cualquier tipo de duda sobre el acogimiento.

En el proceso de selección las familias recibirán un curso de formación teórico-práctico sobre los diferentes aspectos del acogimiento: aspectos legales, las modalidades, lo que implica la separación del niño/a de su familia, el proceso de adaptación al nuevo ambiente, las visitas y la posibilidad de retorno.

En la fase de acoplamiento se les informará sobre las características específicas del niño/a y su familia y del acogimiento, así como de las adaptaciones a realizar para recibir al niño/a.

En el seguimiento las familias acogedoras tendrán a su disposición al equipo de técnicos para comentar y resolver las posibles situaciones que se produzcan en el acogimiento.

La Consejería de Asuntos Sociales, de acuerdo con las características de los acogimientos, determinará una cuantía económica para las familias cogedoras. Esta cuantía irá destinada a cubrir fundamentalmente las necesidades del niño/a en cuanto a su alimentación, vestido, transporte y pequeños gastos semanales.

5.     Seguimiento y evaluación en el acogimiento familiar

Una vez ubicado el menor dentro de un núcleo familiar acorde con sus características, será tarea del equipo técnico de esta asociación el llevar a cabo un seguimiento y evaluación pormenorizados tanto de la familia de acogida como el menor en cuestión.

La evaluación se realizará de forma continua y sistmática con el objetivo de ir introduciendo los ajuste necesarios en el proceso.

         Se tendrá en cuenta que el hecho de la evaluación y el seguimiento sean lo menos intrusivo posible, con el objetivo de no alterar la convivencia cotidiana de la familia y de su nuevo miembro.

         Se evaluarán como primordiales los siguientes elementos:

1.     El menor: Evolución, patrones de conducta, nivel de integración en la familia, vinculación, necesidades especiales, conflictos...

2.     Familia de acogida: Capacidad de adaptación y reestructuración familiar, capacidad de resolución de crisis o conflictos, capacidad para ofrecer respuestas adecuadas al menor, influencia en la dinámica familiar de la relación del menor con su familia biológica...

3.     Familia biológica: Proceso de recuperación de la familia, desarrollo de habilidades parentales...

La familia acogedora tendrá como referencia a un técnico del equipo (trabajador/a, psicólogo/a), que será quien lleve a cabo la evaluación y el seguimiento.

Este seguimiento y evaluación se llevará a cabo mediante hojas de registro y fichas de recogida de información. Se mantendrán contactos telefónicos con la familia, visitas domiciliarias, entrevistas semiestructuradas con el menor y la familia. La periodicidad será establecida de acuerdo con las características de cada caso concreto.

         Toda la información recabada en esta etapa del proceso se expondrá igualmente en las reuniones de coordinación con el equipo técnico del S.A.N.

6.     La familia biológica, trabajo terapéutico y pronóstico de recuperación

Ha de tenerse en cuenta y no olvidar en ningún caso que el acogimiento familiar no supone la desvinculación con el núcleo familiar de origen, salvo en aquellos casos donde por resolución judicial y/o administrativa, en salvaguarda de la integridad del menor así se designe. Por lo tanto, se convierte en tarea esencial el prestar apoyo terapéutico a las familias biológicas de los menores que se encuentran con una medida de acogimiento temporal y/o permanente.

La primera tarea a realizar es contar con un estudio pormenorizado de las características biopsicosociales que envuelven a dichas familias. A través de la coordinación con los Servicios Sociales Comunitarios, con el equipo de recepción del S.A.N. y con otras instituciones se puede tanto recabar información acerca de la familia biológica como elaborar estrategias de trabajo con las mismas para modificar aquellos aspectos que impiden la convivencia normal e integrada de todo el núcleo familiar.

Del mismo modo el contacto terapéutico y el apoyo social prestado a dichas familias posibilitará una mejor adaptación del menor procedente de la misma a la familia de acogida.

Llegados a este punto debemos tener en cuenta que en los casos en los que las familias acogedoras no perciban como adecuado que las visitas de la familia biológica tengan lugar dentro del entorno familiar, éstas podrán llevarse a cabo tanto en las instalaciones de la asociación (cuando sea viable) como en los centros residenciales de referencia del menor, en cuyo caso se harán desde la supervisión del equipo técnico o educadores de dicho centro.

El apoyo terapéutico a las familias biológicas será prestado por los técnicos de la asociación en aquellos casos que exista un pronóstico de recuperabilidad positivo, así como de una viabilidad patente del retorno del menor a su núcleo familiar de origen Dicho apoyo terapéutico tras una evaluación inicial a la familia podrá llevarse a cabo tanto de forma individualizada como grupal, interviniendo tanto el psicólogo/a como trabajador/a social según el área de intervención concreta

7.     Finalización del acogimiento familiar. Criterios de finalización

A continuación exponemos los criterios de finalización para acogimientos familiares simples y permanentes.

         Los acogimientos pueden finalizar por:

1.      Actuaciones administrativas y/o judiciales:

a.     Cumplimiento del plazo fijado en el acogimiento simple

b.     Mayoría de edad del menor acogido

c.     Por decisión judicial

d.     Por decisión del S.A.N.

e.     Por petición del cese por parte de los padres no privados de patria potestad, pudiendo haber o no intervención judicial

f.       Por promoción de la tutela o adopción en acogimientos permanentes promovidos por el S.A.N.

2.     Actuaciones desde el punto de vista técnico debidas a:

a.     Finalización del plan de intervención por cumplimiento de los objetivos

b.     Debidas a dificultades en la integración del menor que provocan el fracaso del acogimiento:

·        Mal acoplamiento acogedores-menor

·        Mal acoplamiento familia biológica-familia acogedora

·        Falta de habilidades educativas de los acogedores

·        Causas de fuerza mayor

 

 

5.    Normas básicas de funcionamiento

 

Deberes de la familia de acogida

1.     Tener al niño en su compañía, cuidarlo, alimentarlo, educarlo y procurarle una formación integral.

2.     Respetar los acuerdos establecidos en el plan de intervención.

3.     Informar periódicamente y aportar la documentación, requerida por el equipo técnico, sobre el desarrollo del niño, a nivel físico, psíquico, escolar, etc.

4.     Proporcionar al niño cobertura sanitaria.

 

Derechos y Deberes de la Familia Biológica:

- Participar en el proceso de Acogimiento Familiar.

- Fases del proceso de Acogimiento.

- Conocer las características del Acogimiento.

- Estar informados de cualquier acción o decisión tomada sobre su hijo.

- Respetar los acuerdos a nivel de:

·         Colaboración con el equipo técnico.

 

El programa se regirá básicamente por las siguientes normas:

 

·        Cada caso recibirá por parte de los profesionales una atención individualizada y respetando la confidencialidad.

 

·        Cada usuario que acuda al programa dispondrá de una historia individualizada, ficha de apertura de la misma y protocolos de observación, intervención y seguimiento.

 

·        En los expedientes se incluirán los resultados de las intervenciones, los informes  que se elaboren del caso durante todo el proceso de orientación y cualquier otro documento que se vaya generando durante el proceso de orientación-intervención.

 

·        Cualquier tipo de intervención-orientación que se lleve a cabo será acorde y diseñada de acuerdo al plan de intervención inicial que se diseñe para el caso en concreto, dentro de los límites que marcan los objetivos que se recogen en el programa.

 

·        Las normas de funcionamiento del programa deberán ser conocidas por los usuarios y firmado por los mismos el acuerdo de su cumplimiento.

 

·        Las incidencias que acontezcan constarán en el expediente abierto y serán informadas al organismo que proceda.

 

·        De los expedientes que se vayan recepcionando en el programa, se remitirá mensualmente a la Dirección General de Infancia y Familia un estadillo, con datos básicos de los mismos.

 

·        Se elaborará una memoria anual del desarrollo del programa y de la eficacia de la intervención profesional.

 

 

6.    Temporalización

 

El programa se llevará a cabo durante el periodo de tiempo que se estipule por convenio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VºBº: Este programa ha sido realizado por el Equipo de Profesionales de la Asociación “ALCORES” y bajo supervisión de su Presidente y Secretario.

 

 

 

 

Rociana del Condado a veintiocho de mayo de dos mil uno

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Carlos Fco. Díaz Amigo                                           Antonio M. Martín Márquez

                  Presidente                                                        Secretario y Coordinador