¿Cómo funciona el plan AUGE?
Beneficios para los usuarios

El Plan Auge es la cobertura mínima a la que acceden todas las personas, siendo el único requisito estar afiliados a Fonasa o a una isapre, ya sea como titular o como carga legal o familiar.
El Plan Auge entrega coberturas y garantías que están explicitadas, tales como garantía de oportunidad, garantía de acceso, garantía de calidad y cobertura financiera.
Es decir, el plan Auge ofrece montos de copago conocidos de antemano y con topes por evento, además de plazos definidos de atención, garantía de que los prestadores son instituciones serias y con experiencia en las patologías y que la atención efectivamente se va a producir en los plazos asignados.
Por ejemplo, si usted, en conjunto con su médico, descubre que tiene una patología incluída en el Plan Auge (y está afiliado a una isapre o a Fonasa) entonces tiene derecho, automáticamente, a todas las garantías que incluye este programa, sea cual sea la institución que lo asegura.
De esta manera, usted pagará un porcentaje menor (incluso cero, en algunos casos, como veremos) de las prestaciones. El resto será cubierto por su institución de salud.


¿Qué cubre?

Cubre una serie de 56 enfermedades, de las cuales 25 entraron en vigor durante 2005, 15 en julio de 2006 y el resto en julio de 2007.
Además, el Gobierno estará incorporando nuevas patologías, lo que ocurrirá en igual fecha de cada año, si así se estima conveniente.


¿Para quién está disponible?

Para todos los usuarios tanto del sistema público como de las isapres, las que deben ofrecerlo de manera obligatoria.


Procedimientos que cubre

El plan Auge cubre un total de 56 enfermedades, en sus distintas fases de tratamiento.
Las etapas de la enfermedad que cubre el plan Auge están determinadas según cada patología, y en la mayoría de los casos se incluye:

Diagnóstico: Fase en que se comprueba la existencia de una patología cubierta por el programa de Garantías Explícitas de Salud (Ges o Auge) o una condición de salud específica en un beneficiario del sistema, ya sea público o privado, mediante las correspondientes acciones de salud y/o tecnología sanitaria que corresponda.

Tratamiento: Fase en que se procede a efectuar las prestaciones de salud destinadas a solucionar o aliviar la patología que sufre la persona. Incluye cirugía (si procede) medicamentos, insumos (como lentes o prótesis) y/o otras prestaciones que sean necesarias para tratar la enfermedad.

Seguimiento y rehabilitación: Se garantiza, en enfermedades puntuales, el seguimiento de la enfermedad mediante visitas periódicas a un médico especialista y/o las prestaciones necesarias para la rehabilitación de la persona, lo que puede incluir fármacos.






Anterior | Siguiente