GUERRA AEREA EN EL CENEPA: 1995

El último conflicto armado entre Perú y Ecuador puso a las fuerzas aéreas ecuatoriana y peruana frente a frente en la mayor campaña aérea de su historia y mostró al mundo la primera batalla entre fuerzas aéreas latinoamericanas desde la erróneamente llamada "Guerra del Fútbol". Sin embargo, a la larga, dejó la promesa de una paz duradera y si hubo severas lecciones para el Perú fue por culpa de los gobiernos malhadados, irresponsables y nada patrióticos de Alan García (1985-1990) y Alberto Fujimori (1990-1995), quienes en aras de sus mezquinos intereses personales y políticos, descuidaron la defensa nacional y muy en especial a la Fuerza Aérea del Perú


26 DE ENERO DE 1995

El conflicto entre los ejércitos del Perú y del Ecuador ha sido siempre endémico en esta zona de la frontera, practicamente todos los años se han producido choques esporádicos en la zona, todos provocados por los rencorosos soldados ecuatorianos, especialmente en los meses de verano. La patrullas peruanas de la zona (pertenecientes a la 5ta. División de Infanteria de Selva, con sede en la Base "El Milagro", al mando -en aquel entonces- del General de Brigada EP Vladimiro López Trigoso) estaban acostumbradas a la presencia de patrullas ecuatorianas infiltradas, frecuentemente los incidentes fronterizos se superaban "amistosamente" entre los oficiales y ambas patrullas se retiraban de la zona. Pero a partir de Noviembre de 1994 las infiltraciones de patrullas ecuatorianas eran cada vez mas frecuentes y hostiles. El 11 de Enero de 1995 una patrulla ecuatoriana infiltrada en el Valle del Cenepa (esto es en territorio peruano) atacó a una patrulla peruana de reconocimiento y como consecuencia de eso se produjo un intercambio de fuego en la zona que posteriormente seria el teatro de operaciones, incidentes de este tipo los agresivos ecuatorianos repitieron el 19 y el 22 de enero. Al dia siguiente (23 de enero) los helicópteros de las Fuerzas Armadas del Perú detectaron una presencia mayor de lo usual de fuerzas ecuatorianas, las FF.AA. del Perú fueron puestas en alerta amarilla y se enviaron refuerzos a la zona. El día 26 de Enero a las 4 y 30 de la tarde una patrulla peruana del Batallón de Infantería de Selva "Callao" Nº 25 fue atacada alevosamente por fuerzas ecuatorianas que le causaron cinco soldados muertos y dos soldados secuestrados. El Consejo de Defensa Nacional que asesora al presidente en estas circunstancias ya se hallaba reunido en ese momento y el presidente Fujimori declaró al consejo en sesión permanente y ordenó el desalojo de las tropas ecuatorianas. La Primera Región Militar (con sede en Piura y al mando del General de División EP César Ramal Pesantes) la Quinta Región Militar (con sede en Iquitos y al mando del General de División EP Enrique Torrico Urrunaga) y el Ala Aérea Nº 1 (con sede en Piura y al mando del Mayor General FAP Wilfredo Barrantes Bolívar) fueron puestas en alerta máxima y sus efectivos desplegados a lo largo de toda la frontera con el Ecuador. Al día siguiente los noticieros diurnos mostraron al pais a las fuerzas de la Primera Región Militar saliendo de sus cuarteles y dirigiéndose a sus posiciones en medio de los aplausos de las habitantes del norte. La opinión pública peruana recién comprendió la gravedad de la situación.


Un Antonov 72 aterriza en El Valor

LA CORDILLERA DEL CONDOR

La Cordillera del Cóndor demarca naturalmente una parte de la frontera entre Ecuador y Perú. La frontera forma en este sector una "oreja" que es el valle del rio Cenepa, una pequeña porción de territorio peruano rodeado por tres de sus lados por territorio ecuatoriano situado a mayor altura, el lugar perfecto para una operación de infiltración que, además, en 1995 no estaba fisicamente demarcado con los hitos correspondientes. En los márgenes del rio Cenepa se encuentran los puestos fronterizos peruanos PV-1, PV-2 y Teniente EP Alberto Jiménez Banda, siendo el PV-1 el mas cercano a la frontera. Al lado occidental de la cordillera del Cóndor se encuentra el puesto ecuatoriano "Cóndor Mirador".

 

Teatro de operaciones

 

PUENTE AEREO

En la madrugada del dia 27 de Enero se estableció un puente aéreo para abastecer a las tropas que estaban siendo desplazadas a la zona y para enviar refuerzos. El puente empezaba en Lima, Iquitos y las ciudades del norte peruano desde donde los aviones de transporte Hércules y Antonov del Grupo Aereo Nº 8 y los aviones de transporte de la Aviación Naval volaban hasta la aeropista de El Valor en las afueras de Bagua. Desde El Valor los Harbin Y-12 y DHC-6 Twin Otter del Grupo Aéreo Nº 42 y los helicópteros Mi-17 del Grupo Aéreo Nº 3 de la F.A.P. y Mi-8T de la Aviación del Ejército del Perú volaban hasta la base de Ciro Alegría. A partir de ese punto solo los helicópteros podían llegar a la base mas cercana a la zona de combate el PV-1. Esta última etapa del puente aéreo sería la mas peligrosa ya que los helicópteros fueron blanco de los arteros misiles anti-aéreos ecuatorianos escondidos en la maraña de la selva.


Tropas peruanas en Ciro Alegría, al fondo un Harbin Y-12 de la F.A.P. y un MI-8T de la Aviación del Ejército del Perú.

Con los pertrechos para las tropas del Batallón de Infantería de Selva "CALLAO" Nº 25 que hasta ese momento habían llevado todo el peso de las operaciones llegaron a la zona los primeros refuerzos consistentes en varios batallones regulares (incluidos los experimentados y fogueados batallones antisubversivos de los frentes del Huallaga y Huamanga) además de la mayor parte de las fuerzas de operaciones especiales de las tres armas. Posteriormente llegaron además unidades anti-aéreas y de artillería de campaña de montaña.

LA F.A.E. Y LA F.A.P. EN 1995

En 1995 tanto la F.A.E. como la F.A.P. eran formidables fuerzas de combate. La F.A.E. acababa de pasar por un proceso de modernización que incluía la compra de aviones Kfir y la modernización de sus Jaguar y Mirage F-1 y era una fuerza relativamente poderosa para un pais bananero del tamaño de Ecuador. Por culpa de los gobiernos miópes e irresponsables que tuvo el Perú desde 1985, la F.A.P. en 1995 había decaído bastante desde la posición que tenía a comienzos de la década de 1980 debido principalmente a serios errores en la política de defensa nacional cometidos por el controvertido y corrupto gobierno de Alan García (reducción drástica e irresponsable de la compra de los Mirage 2000/P) y a la crisis económica que este gobernante malhadado y nada patriota dejó al Perú, la cual impidió cualquier programa serio de modernización en los años posteriores, sin embargo y a pesar de esto por el número y la calidad de las aeronaves de la F.A.P. esta seguía siendo una de las más respetables fuerzas aéreas de la región. La principal fuerza de combate de la F.A.E. es el Ala Aérea Nº 21 con base en Taura a 150 Km. de la frontera, esta unidad agrupaba a todos los aviones de combate de la F.A.E. exceptuando el A-37. Para 1995 la F.A.E. disponía de 10 aviones IAI (Israel Aircraft Industries) Kfir, 13 SEPECAT Jaguar, 18 Dassault Mirage F-1 y 10 Cessna A-37B. La defensa aérea de la frontera norte es responsabilidad de Ala Aérea Nº 1 de la F.A.P. que en 1995 estaba formada por el Grupo Aéreo Nº 11 equipado con al menos 20 Sukhoi Su-22 modernizados y con base en Talara, el Grupo Aéreo Nº 6 con 15 Mirage 5P basados en Chiclayo y el Grupo Aéreo Nº 7 con 24 aviones subsónicos A-37B. Al menós en número el Ala Aérea Nº 1 superaba al total de aviones de combate de la F.A.E. pero los únicos aviones de combate de última generación de la F.A.P. eran los Mirage 2000/P que fueron rápidamente desplazados hacia el teatro de operaciones desde su base en el sur con los helicópteros de ataque tipo Mil Mi-25 Hind D del Grupo Aéreo Nº 2 que empezaron a operar desde Ciro Alegría con los Mi-17 del Grupo Aéreo Nº 3 y los Mi-8T Hip de la Aviación del Ejército del Perú.

FALSA BASE SUR Y FALSA CUEVA DE LOS TAYOS

Las fuerzas invasoras ecuatorianas habían logrado establecer al momento del inicio de las hostilidades tres puntos "fuertes" en territorio peruano que eran las falsas bases: Cueva de los Tayos, Base Sur y Tiwinza. Este último era aparentemente el mas fuerte y los otros dos estaban siendo rápidamente acondicionados. El plan para recapturarlos consistía en recuperar los puestos uno por uno con asaltos desde las posiciones peruanas en PV-1 y un cruce de trochas denominado la Y. Cada asalto sería precedido por ataques con cohetes de parte de los Mi-25, Mi-17 y Mi-8T de Ciro Alegría. Además todas las posiciones ecuatorianas serían ablandadas continuamente con ataques de los aviones Su-22, A-37B y Canberra de la FAP los cuales serían escoltados por los Mirage 5P del Grupo Aéreo Nº 6 mientras que los Mirage 2000/P del Grupo Aéreo Nº 4 protegerían las ciudades y las bases aéreas del norte en caso de un ataque sorpresa ecuatoriano. El 27 de Enero un Mi-17, un Mi-25 y un Mi-8T Hip atacarón la falsa Cueva de los Tayos. En seguida el Batallón de Infantería de Selva "CALLAO" Nº 25 logró tomar la posición ecuatoriana. El 28 de Enero le tocó el turno a la falsa Base Sur al mediodía aviones A-37B, Su-22 y Canberra de la F.A.P. bombardearon falsa Base Sur luego de lo cual el BIS "CALLAO" Nº 25 y el Regimiento de Caballería Blindada "JOSE BUENAVENTURA SEPULVEDA" Nº 113 avanzarón sobre falsa Base Sur. En la tarde del 27 de enero de 1995 arribaron a la base "Ciro Alegría" los helicópteros Mi-25 Hind D con matrícula FAP-646 y FAP-663. Eran las naves desplegadas en el Huallaga. Al día siguiente amaneció con mal tiempo. Aún así entraron inmediatamente en acción, por lo que en la tarde se intentó un ataque punitivo sobre la base ecuatoriana de Coangos, en una patrulla con los Mi-8T del Ejército numerados EP-586 y EP-587. Pero el blanco estaba totalmente cubierto. El 29 de enero las condiciones mejoraron. Al promediar las 8 de la mañana, la escuadrilla de Mi-25 y Mi-8T despegó rumbo al puesto fronterizo de Coangos. El Teniente Coronel EP Cantoni -indicativo Felino- piloto del Mi-8T EP-586 recuerda: "Subimos por la quebrada y de acuerdo al GPS faltaba un minuto y 30 segundos para llegar a Coangos. Estaba en rumbo CDI y no veía nada adelante. A 1 minuto y 15 segundos del objetivo, escuche al Capitán EP García, piloto del Mi-8T EP-587 gritar ¡Mac Guiver en caliente! Hace un viraje brusco a la izquierda y se clava en picada, suelta la primera andanada de cohetes, que cayó corta, levanta la proa de su helicóptero y vuelve a meter todos sus cohetes. A la vez yo también levanté la proa, giré y cuando ya me mandaba en picada, lo tenía todo delante de mí, grité ¡Mac Guiver! ¡sal!... ¡sal!... estoy en picada. Lo vi soltar su última andanada, salió por la izquierda, yo con la misma empecé a disparar al bulto, vi. volar maderas, calaminas -techos prefabricados-, observé una trocha carrozable y luego escuche... ¡Felino! ¡sal! ¡sal!. Era Voraz -Mayor FAP Revilla- que venía encima con todo. Le di... le di... repetía Voraz, que también llegó a soltar todos sus cohetes. Atrás llegaba Cóndor -Mayor FAP Chipoco-, alertando con sus gritos de ¡sal! ¡sal! ¡Voraz!... disparamos bien los cohetes y salimos a toda máquina a Mesones Muro. En el trayecto escuchamos que de Gualaquiza y Macas (Ecuador) habían salido cazas para atacarnos. Entonces nos pegamos lo más posible a los árboles. Al pisar suelo la gente nos recibió con hurras y aplausos". Según datos ecuatorianos, esta acción provocó siete bajas en sus fuerzas, además del daño a sus instalaciones y material. Con esto se vengó el ataque del 26 de enero por cinco Super Puma enemigos sobre la patrulla de reconocimiento Peruana "Roosevelt". Esa misma tarde se decide realizar otra misión. En este momento eran atacadas varias patrullas Peruanas en la zona. Salen otra vez los Mi-8T y Mi-25, en ruta a sus objetivos, pero a las 13:35 horas en circunstancias en que se dirigían a auxiliar a la Patrulla "ROOSEVELT", que -desde el 26 de Enero de 1995- heroicamente resistía los ataques aleves del enemigo en el punto de encuentro denominado por los invasores ecuatorianos como base norte (falsa base norte para ser mas precisos), para luego cumplir misión de abastecimiento al Puesto de Vigilancia "Teniente EP Alberto Jiménez Banda", las naves son emboscadas por misiles antiaéreos portátiles siendo alcanzado por un misil tierra-aire IGLA-1, disparado por la artillería antiaérea enemiga desde la cota 1298, a 4 kilómetros al Nor Este de la falsa base Cueva de los Tayos -en territorio peruano-, el helicóptero Mi-8T Hip E Nº 587 de la Aviación del Ejército Peruano piloteado por el Capitán de Artillería EP Luis García Rojas, que explota en el aire, muriendo en cumplimiento del deber su heroica tripulación compuesta por el Capitán de Artillería EP Luís GARCIA ROJAS, Teniente de Infantería EP Augusto GUTIERREZ MENDOZA y los Sub Oficiales : Técnico de 3ra. MA EP Victoriano CASTILLO VELARDE, SO1 MAE EP Rubén de la Cruz Huarcaya y SO3 OC EP Gustavo BEGAZO GONZALES). El resto de la escuadrilla evade los mísiles cubiertos por las bengalas "flare" dispersadas por los Mi-25. El mal tiempo impide las operaciones de los helicópteros sobre la zona por algunos días, pero para la primera semana de febrero llegaron tres Mi-25 de refuerzo. Además se decidió que los helicópteros Mi-8T y Mi-17 suspendieran totalmente sus ataques por carecer de dispensadores chaff/flare, lo que causó la demora de la captura de la falsa Base Sur hasta el mediodía del 2 de febrero el mismo día en que apareció la F.A.E. cuando aviones A-37 bombardearon, sin conseguir su objetivo, la recién capturada falsa Base Sur.

Con respecto a acciones aéreas ocurridas en el sub sector Santiago, un enviado de la agencia AFP, que llegó hasta el puesto ecuatoriano de Soldado Monge, en el río Santiago, dice que dos helicópteros peruanos bombardearon ese destacamento el vienes 27 de enero de 1995. El enviado de AFP que logró ingresar al área de los combates, comprobó que los ataques de los aparatos peruanos destruyeron parcialmente las canchas de fútbol y voleibol, una tribuna de madera de las instalaciones deportivas y una rústica vivienda donde estaba instalado el comando del puesto. (Diario Expreso de Lima, Sábado 4 de febrero de 1995).


Los Tucano de la F.A.P. realizaron misiones de ataque nocturno contra las posiciones ecuatorianas.

LA F.A.P. VUELVE AL COMBATE

A pesar de saber lo intensamente defendida que estaba la zona de falsa Tiwinza y Coangos (con misiles AA Igla y Blowpipe y cañones de 23 y 37 mm. además de la presencia de la F.A.E.) la F.A.P. decidió volver a presentar batalla porque sin apoyo aéreo no había otra manera de desalojar a los invasores ecuatorianos. A partir del día cuatro volvieron al ataque los aviones Sukhoi, A-37B y BAC Canberra a los que se habían añadido los Aermacchi y Tucano del Grupo Aéreo Nº 51 (Estos últimos realizaron operaciones de ataque nocturno). En la mañana del 6 de Febrero un BAC Canberra B (I) Mk.8 piloteado por los Capitanes FAP Percy Phillips Cuba y Miguel Alegre Rodríguez desapareció sin dejar rastro sobre la zona de operaciones, presumiéndose, en un principio, que debido a las condiciones climáticas se estrelló en la cordillera. Con relación a la pérdida del avión canberra ocurrida el 6 de febrero de 1995 en la selva próxima a falsa base sur, el experto peruano en asuntos militares y especialista en temas de defensa Enrique Obando Investigador principal del Centro Peruano de Estudios Internacionales (CEPEI), en una entrevista que le hiciera el periodista Juan Carlos Tafur del diario limeño "El Mundo" en su edición Nº 114 del 4-5 de Marzo de 1995 página 2 dijo lo siguiente: "Respecto del mantenimiento, hay varios aviones que se han caído solos, el Canberra se ha caído solo.....", opinión fundamentada en información oficial de la Fuerza Aérea del Perú. El último reporte radial desde el avión canberra fue proporcionado a las 07:00 horas (12 GMT) al Centro de Control Aéreo por el piloto Capitán FAP Percy Phillips Cuba y el copiloto Capitán FAP Miguel Alegre Rodriguez. El 7 de Febrero de 1995 el Teniente Coronel FAE Briones volando como líder de la escuadrilla "Miura" sobre Cóndor Mirador en misión CAP (Patrulla de Combate Aéreo) recibió la alerta de SAM de su número 2, a los pocos segundos fue impactado en la tobera del motor derecho, para buena suerte del piloto enemigo el impacto no afectó gravemente el avión y pudo regresar a su base tripulado por el mencionado Briones y el Teniente FAE Jerry Vera como piloto, ya en tierra constataron que el daño era mínimo y lo atribuyeron a artillería antiaérea, no a un misil, el avión siguió operando mas tarde ese mismo día. El avión tuvo la tobera "abollada". A las 16:17 horas del día 7 de febrero de 1995 el comandante del componente aéreo peruano reportó que mientras una escuadrilla de helicópteros de ataque tipo Mil Mi-25 Hind D se dirigía a lanzar un ataque contra posiciones de los invasores ecuatorianos en falsa Tiwinza, esta fue sorprendida por una gran cantidad de misiles AA uno de los cuales alcanzó al helicóptero Mi-25 FAP Nº 646 piloteado por el Comandante FAP Marco Antonio Schenone Oliva, muriendo el Comandante Schenone con otros dos miembros de la tripulación de la aeronave, sin embargo la misión sobre falsa Tiwinza fue exitosa. El 8 de Febrero, la Fuerza Aérea Ecuatoriana, continuando con sus operaciones, volvió a aparecer sobre el teatro de operaciones cuando dos de sus aviones A-37B, que habían despegado desde la base aérea de Taura, bombardearon las recuperadas bases falsa Cueva de los Tayos y falsa Base Sur en un intento desesperado de detener el rápido y triunfante avance de los efectivos peruanos.

Despues de un fracaso en las conversaciones de paz, debido que el gobierno ecuatoriano no aceptó el retiro de sus tropas infiltradas en territorio peruano, el 9 de Febrero, los combates se volvieron mas encarnizados y la Fuerza Aérea del Perú tuvo una mayor actividad en el teatro de operaciones, ese dia, de acuerdo con lo expresado por el gobierno peruano, por lo menos 16 aviones -BAC Canberra y Mirage- ejecutaron un bombardeo masivo sobre falsa Tiwinza para ablandar la resistencia ecuatoriana en dicha base infiltrada en territorio peruano, que permitiera el ataque total y final de esta jornada, las naves, que hicieron un bombardeo de saturación lanzando toneladas de bombas, partieron del aeródromo "El Valor" y de la base "El Milagro". Solo en ese día la Fuerza Aérea del Perú hizo 16 salidas operacionales, algunas de ellas hechas por los Mirage 5/P y Sukhoi Su-22, primero contra los puestos ecuatorianos ubicados en los alrededores de Coangos y de la recuperada falsa base Sur. Durante la noche aviones bombarderos BAC Canberra (I) Mk.8 realizaron ataques adicionales contra posiciones ecuatorianas en el Valle del Cenepa y en la mañana del 10 de Febrero aviones A-37B y Sukhoi Su-22 realizaron ataques en serie contra falsa Tiwinza y los alrededores de la recuperada falsa Cueva de los Tayos.

 

Aviones de la F.A.E.


El Kfir FAE-905 atacó a traición y por la espalda a un A-37B peruano averiándolo el 10 de febrero de 1995, el otro Kfir FAE para deshonra de la FAE no pudo vencer al otro A-37B de la F.A.P.


Uno de los Mirage F1 Ecuatorianos que según la superchería e imaginación febril de los ecuatorianos "derribaron" dos Sukhoi Su-22. Lo cierto es que el 10 de febrero de 1995 mientras las escuadrillas de aviones de ataque Mirage 2000/P y Sukhoi Su-22 de la F.A.P. se acercaban amenazantes a la frontera, los pilotos ecuatorianos de los Mirage F1 huían cobardemente en dirección hacia su base, esta huída es reconocida por el propio Mayor FAE Banderas uno de los dos pilotos ecuatorianos que rehusaron dar combate a los pilotos peruanos y sus poderosas máquinas de guerra.

 

COMBATE AEREO


Supuesta foto -de dudoso origen, aspecto extraño y sin densidad ni consistencia- mostrada, con fines propagandísticos, por la superchería ecuatoriana como si fuera la de los restos de uno de los Su-22 pérdidos el 10 de Febrero de 1995.

El dia 10 de Febrero de 1995, ya neutralizadas las posiciones ecuatorianas cercanas al PV Coangos, la FAP decidió concentrarse en falsa Tiwinza y montó una incursión aérea en gran escala contra falsa Tiwinza, que estaba próxima a ser tomada por los efectivos peruanos. A una importante cantidad de aviones se les ordenó el bombardeo de dicha posición enemiga infiltrada en territorio peruano. Aproximadamente a las 13:00 horas una pareja de aviones enemigos Kfir intercepta a dos aviones A-37B de la F.A.P. -que en las propias narices de los aviones ecuatorianos bombardearon posiciones ecuatorianas en falsa Tiwinza- y abre fuego con sus cañones y misiles, logrando averiar con dificultad a un avión subsónico A-37B, el otro piloto de la formación peruana, Comandante FAP Fernando Hoyos, aprovechó la agilidad de los A-37B para ocultarse en la bruma de la selva y logró burlar con exito e impunidad al Kfir que lo perseguía y a las 13:30 horas dos Sukhoi Su-22A Fitter F se perdieron, los pilotos del A-37B (Comandante FAP Hilario Valladares y el Capitán FAP Gregorio Mendiola) lograron eyectarse y fueron rescatados por patrullas del ejército peruano, los pilotos de los Su-22 (Comandante FAP Víctor Maldonado Begazo y por el Mayor FAP Enrique Caballero Orrego) no tuvieron la misma suerte. Según las FF.AA. peruanas uno de los 2 Su-22 (el otro explotó antes de tocar tierra) al acercarse audazmente a uno de los objetivos para realizar su ataque a baja altura, es impactado por las armas antiaéreas ecuatorianas (baterías antiaéreas de 23 y 37 mm. y misil tierra-aire SAM), esto condujo a un incendio de motor incontrolable, que provocó su caída, tal como lo confirmaron las últimas comunicaciones radiales del radio guía, Información del radar, testigos presenciales y oculares, tanto de tierra como en el aire y fotografías tomadas del avion Sukhoi Su-22 encontrado en la tarde del 21 de Febrero de 1995 (para efectos del análisis balístico respectivo). Con relación a la pérdida de los 2 aviones Sukhoi Su-22 ocurrida el 10 de febrero de 1995 en las alturas de falsa Tiwinza, el experto peruano en asuntos militares Enrique Obando Investigador principal del Centro Peruano de Estudios Internacionales (CEPEI), en la misma entrevista que le hiciera el periodista Juan Carlos Tafur del diario limeño "El Mundo" en su edición Nº 114 del 4-5 de Marzo de 1995 página 2 dijo lo Siguiente: "Respecto del mantenimiento, hay varios aviones que se han caído solos, el Canberra se ha caído solo. Uno de los Sukhois fue derribado, pero el otro tuvo un incendio en la turbina y esa fue la razón de la caída....", opinión fundamentada en información oficial de la Fuerza Aérea del Perú, sin embargo, en una actitud calificada como el colmo de la audacia, la F.A.E. y particularmente los dos pilotos de Mirage F-1 del escuadrón 2112 (Mayor Raúl Banderas y el Capitán Carlos Uzcátegui) se atribuyeron el falso derribo de los aviones peruanos, adjudicándose cada uno de los pilotos ecuatorianos, de manera oportunista, grosera, deshonesta y nada ética, el imaginario derribo de cada uno de los Su-22.

Según las falaces, desvariadas, cínicas y nada éticas declaraciones de los mismos pilotos ecuatorianos falsarios "A las 12:30 horas se les ordenó la intercepción de aviones peruanos que se dirigían a la zona del Cenepa. Fueron despachadas una escuadrilla (-) de 2 Mirage F-1 y otra escuadrilla (-) de dos Kfir C2. Los Mirage F-1 "detectaron" a los Su-22 en sus radares justo antes de que los Sukhoi realizaran su ataque a baja altura, al volver a tomar altura para el regreso se les volvió a detectar y los Mirage se les acercaron. Ambos interceptores lanzaron misiles Matra Magic que "impactarón" los Sukhoi. Los aviones ecuatorianos "volvieron a lanzar" un misil cada uno con lo cual "destruyerón" uno de los Sukhoi y dejaron "gravemente dañado" al otro que se "estrelló" poco después. Los aviones Ecuatorianos no pudieron "perseguir" al otro Sukhoi por que sus dispositivos de alerta radar les avisaron que habían sido detectados (por aviones Mirage 2000/P y Sukhoi Su-22 de la F.A.P.) por lo que, ya sin misiles, regresaron a su base".

Sin embargo lo cierto es que los dos pilotos ecuatorianos Banderas y Uzcátegui mintieron al mundo inventando con delirio tropical un fantástico combate aéreo que jamás existió, como prueba de eso tenemos el Comunicado Oficial del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas del Ecuador, documento oficial de primer orden para efectos de un serio análisis del conflicto realizado sobre la base de los hechos históricamente comprobados, y cuyo tenor literal nos dice lo siguiente:

 

Comunicado Oficial

QUITO.- Oficialmente se informó que durante el transcurso de este día (viernes), la Fuerza Aérea peruana intensificó su bombardeo en la zona de conflicto, en su afán de ablandar la posición y permitir a sus patrullas avanzar en el área.

La Fuerza Aérea peruana ha utilizado bombas de alto poder explosivo, sin embargo no ha podido conseguir dicho ablandamiento; al contrario la defensa antiaérea de nuestro Ejército, ubicada en el área, derribó el viernes a las 14h30 un avión supersónico Sukoi, un avión de apoyo de fuego A-37 y un tercer avión Sukoi fue impactado sin conocerse su resultado.

Las Fuerzas Armadas mantienen el control de toda el área de conflicto, la vigilancia de su mar territorial y espacio aéreo.

Fuente : Diario EL UNIVERSO de Santiago de Guayaquil - Ecuador, Año 74 Nº 149, Página Nº 1, de fecha Sábado 11 de febrero de 1995.

 

TOMA DE FALSA TIWINZA, DERROTA ECUATORIANA EN EL CENEPA Y FIN DEL CONFLICTO

Del 11 al 12 de febrero de 1995 la Fuerza Aérea Ecuatoriana realizó ataques contra las posiciones peruanas en las recapturadas falsas Bases Cueva de los Tayos y Base Sur además de atacar a las posiciones peruanas que rodean falsa Tiwinza. Según la F.A.P. el dia 11 de febrero de 1995 misiles supersónicos tierra-aire radáricos "STRELLA" averiarón e inutizarón un avión A-37B enemigo y al dia siguiente misiles "STRELLA" destruyerón en el aire un Kfir C2 y un A-37B de la F.A.E. Ecuador, pretendiendo ocultar la verdad por razones de psicolgía de guerra, solo admitió la avería de un A-37B que logró hacer un aterrizaje forzoso a pesar de haber sido alcanzado en el ala, pero lo cierto es que ese avion ecuatoriano fue puesto fuera de combate por un buen tiempo, ademas los derribos de aviones de la F.A.E. que según la F.A.P. fueron hechos por los Grupos de Tiradores de misiles supersónicos tierra-aire radáricos "STRELLA" de su D.C.A. tiene fundamento porque comprobadamente el día 13 de Febrero de 1995 los aviones de la Fuerza Aérea del Ecuador realizaron vuelos lejanos, ya no pretendieron ingresar a la zona de combate, por temor a ser derribados por los misiles peruanos, la F.A.E. sintió la severidad del golpe con efecto y sus aviones no mas volvieron. De esta manera la Fuerza Aérea del Perú logró neutralizar y mantener a raya a la embrionaria fuerza aérea del Ecuador limitándola a su propio espacio aéreo, asi pues la Fuerza Aérea del Ecuador sufrió un fuerte descalabro y como consecuencia de eso los pilotos de la Fuerza Aérea del Ecuador ya no fueron capaces de apoyar a las fuerzas ecuatorianas de tierra -cuya moral quedó irreversiblemente quebrantada al quedar ellos en situación vulnerable debido a la pérdida de la protección aérea que les daba la F.A.E. que, habiendo sido derrotada por la F.A.P., fue reducida a su espacio aéreo- porque tuvieron temor de que sus aviones sean abatidos, por consiguiente los bombardeos puntuales que realizaban libremente los aviones de la Fuerza Aérea del Ecuador sobre las tropas peruanas, dejaron de efectuarse, a diferencia de los pilotos peruanos que seguían volando el cielo cenepano, que ha sido siempre peruano, a pesar de que días antes 5 aeronaves de las Fuerzas Armadas del Perú (1 de la Aviación del Ejercito y 4 de la Fuerza Aérea) habían sido alcanzadas por las armas antiaéreas ecuatorianas. Este comportamiento es otra gran diferencia de calidad y moral entre los pilotos peruanos y ecuatorianos, por algo los pilotos peruanos son considerados entre los mejores pilotos del continente. De esta manera el camino para la toma de falsa Tiwinza por parte de las victoriosas tropas de Infantería del Ejército del Perú estaba libre. Ese mismo día 13 de febrero el helicoptero Mi-8T Hip E Nº 547 de la Aviación del Ejército del Perú piloteado por el Mayor EP Gustavo Escudero Otero fue alcanzado por las Armas Anti Aéreas enemigas. A partir de ese día los combates en la zona de falsa Tiwinza se volvieron muy feroces con repetidas declaraciones de ambos bandos sobre la toma de Tiwinza (Ecuador utilizaba la psicología de guerra basada en mentiras y rumores para engañar y confundir a los periodistas y a la opinión publica mundial mientras que el Perú se mostraba cauto). El punto culminante llegó el 22 de Febrero, denominado el Miercoles Negro por los ecuatorianos no solo por las terribles pérdidas que sufrieron ese día sino por que ese mismo día al perder su último reducto en la zona de falsa Tiwinza perdieron el conflicto del Cenepa, pues fue en falsa Tiwinza donde los peruanos hicieron retroceder a los monos (ecuatorianos) con el rabo entre las piernas hasta Coangos. Para este momento las Fuerzas Peruanas ya estaban en falsa Tiwinza (cota 1061) y se anunció la toma de esta última posición enemiga, las tropas ecuatorianas fueron plenamente desalojadas y fue la llegada de los observadores militares de la O.E.A el día 27 lo que forzó la separación de fuerzas en la zona, ese mismo día se produjo el aterrizaje de emergencia del helicoptero Mi-17 EP Nº 644 de la Aviación del Ejército del Perú por fallas mecánicas cuando realizaba una misión de abastecimiento a la Guarnición de Ampama (la aeronave estaba piloteada por el Teniente Coronel EP Francisco González Torres) en una zona distinta a la del Cenepa. El dia 28 se firmó la declaración de Montevideo la cual puso fin a este lamentable conflicto provocado de manera irresponsable por el Ecuador.

Con respecto a acciones aéreas ocurridas en el sub sector Santiago, el periodista francés Eric Samson, entrevistado por el Diario limeño "La República" desde Ecuador: "Nosotros sí vimos los resultados de los ataques peruanos con helicópteros y morteros (en Teniente Ortiz). ...Estos no son rumores porque yo lo vi. (Domingo 5 de marzo de 1995).


Este A-37B ecuatoriano, para deshonra de la F.A.E. fue alcanzado por un misil supersónico radárico AA "STRELLA" peruano pero los monos (ecuatorianos) dicen con triunfalismo filisteo que logró regresar a la base, lo cierto es que el misil peruano lo inutilizó por un buen tiempo.

LECCIONES NADA HALAGÜEÑAS POR CULPA DE DOS GOBERNANTES IRRESPONSABLES Y CORRUPTOS

La pérdida comprobada de 7 aeronaves de las Fuerzas Armadas peruanas y las insufribles dificultades en las operaciones terrestres que ocasionaron 158 bajas (muertos y heridos) según el Ministerio de Defensa peruano demostraron la negligencia punible en que incurrieron los malos gobernantes Alan García y Alberto Fujimori que se opusieron a todo tipo de mejoras en el equipamiento y en la preparación de las FF.AA. En primer lugar el derribo de un A-37B subsónico por parte de 2 cazas supersónicos ecuatorianos demostró la falta de Cazas de Superioridad Aérea para proporcionar protección a los atacantes ya que solo se contaba con 12 Mirage 2000/P número insuficiente para proporcionar cobertura y proteger a las ciudades norteñas. si el gobierno de Alan García hubiese comprado los 26 Mirage 2000/P originales esta situación probablemente no se habría producido. Es por esta razón que después del conflicto la F.A.P. se equipó con un buen número de cazas se superioridad aérea MiG-29. El número de aeronaves de las FF.AA. del Perú alcanzadas por baterías antiaéreas y misiles antiaéreos (comprobadamente fueron 5 las aeronaves) demostró otra deficiencia, la falta de actualización de las contramedidas electrónicas en las aeronaves peruanas. Los helicópteros peruanos (Mi-25 y Mi-8T) tuvieron que soportar pérdidas (comprobadamente 3 helicópteros) debido a la gran cantidad de misiones que tuvieron que desempeñar (apoyo cercano y transporte) lo cual los expuso mucho al aleve fuego enemigo.

 

Aeronaves de la F.A.P.


Helicóptero de combate tipo Mil MI-25 Hind D FAP Nº 646 de la FAP alcanzado el 7 de Febrero de 1995 por la AAA enemiga cuando cumplia misión de apoyo aéreo sobre la falsa Tiwinza.

Los aviones A-37B del Grupo Aéreo Nº 7 de la F.A.P. regresaron al combate en 1995 tal como lo hicieron en 1981.

 


Los Su-22 del G.A. Nº 11 realizaron continuos ataques a las posiciones ecuatorianas. (Dibujo Gastón Roca)

Además los helicopteros Mi-25 y Mi-17 a pesar de ser helicópteros de asalto (artillados para ablandar al enemigo y capaces de transportar tropas de asalto) no realizaron este tipo de misiones en parte debido a las dificultades del terreno y a la aparente inexistencia de una Unidad de asalto helitransportada especializada (al estilo de la caballería aérea estadounidense en Vietnam), no obstante la supuesta falta de esa Unidad de Asalto fue cubierta eficazmente mediante el empleo de Tropas de Elite (Batallones de Infantería Comando e Infantería Contrasubversiva de las FF.AA. peruanas) que ya tenían amplia experiencia en estas operaciones. Es necesario destacar la capacidad de reacción de la F.A.P. las unidades del sur (helicópteros Mi-25 Hind D, aviones Mirage 2000/P, Canberra, Tucano y Aermacchi) fueron rapidamente desplazadas al teatro de operaciones. Además se demostró la capacidad de los Grupos Aéreos Nros. 3, 8 y 42 de convertirse en una excelente unidad de transporte táctico, logrando trasladar gran cantidad de suministros y tropas a la misma zona del conflicto.

DESPUES DE LA DESHONROSA DERROTA ECUATORIANA EN EL CONFLICTO

Tras el fin del conflicto se iniciaron las conversaciones diplomáticas que finalizarían (tras muchos incidentes póliticos y militares provocados por los derrotados ecuatorianos) con la firma del acuerdo definitivo de paz en Itamaraty (capitulación ecuatoriana) realizado el 26 de Octubre de 1998 y la demarcación de toda la frontera en los términos del Protocolo de Paz, Amistad y Límites firmado en Río de Janeiro. En ambos países se levantaron voces de descontento tras este acuerdo de paz, en Perú el asunto mas discutido fue la entrega en calidad de propiedad privada (sin afectación de la soberanía peruana en ese terreno donde seguirán rigiendo de manera efectiva las leyes peruanas) de un kilómetro cuadrado en la zona de falsa Tiwinza (cota 1061) que fuera escenario de los sangrientos y finales combates del conflicto perdido por el Ecuador, sin embargo la construcción por parte del Ecuador de un camino y la pretendida y peregrina intención de dicho país invasor de erigir un monumento para perpetuar la memoria de sus derrotados soldados en ese lugar, en el lado peruano de la frontera, será no solo una ofensa a los peruanos caídos en defensa de la patria, que de ninguna manera el Perú debe permitir, sino una prueba irrefutable de quienes fueron los verdaderos invasores en 1995.

Mapa de la frontera Peruano-Ecuatoriana, según el Protocolo de Paz, Amistad y Límites de Río de Janeiro, que el Ecuador humillado en el Cenepa tuvo que aceptar como su realidad dolorosa.


Ir a la Página Siguiente

 

Principal