Juan Ignacio Zoido
Juan Ignacio Zoido
Partido Popular. Montellano
Blog Partido Popular Sevilla
Blog Sevilla
Historia Partido Popular
Afiliate
Enlaces
Resultados Electorales
Centro Político
El PSOE de Salazar
Elecciones Municipales 2007
Montellano
Blog PP Montellano
Candidatos PP elecciones 2007
Sala Multimedia
Hoja de afiliación

Juan Ignacio Zoido
Programa Electoral Mayo 2007 Montellano
imagen
Un Montellanero candidato del PP a la Alcaldía de Sevilla.
imagen

Juan Ignacio Zoido será el candidato del PP a la Alcaldía de Sevilla

POLITICO DE JUSTICIA

Juan Ignacio Zoido Alvarez pertenece a ese minoritario grupo de dirigentes que accedió a la política desde el éxito profesional. Nacido en la localidad sevillana de Montellano el 21 de enero de 1957, es licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla y miembro de la carrera judicial desde 1983. Comenzó su labor profesional en el Juzgado de Distrito de Arrecife de Lanzarote, y en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Utrera.
En mayo de 1987 ascendió a la categoría de magistrado, siendo destinado, en primer lugar, al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de La Laguna (Tenerife). Más tarde fue destinado al Juzgado de Primera Instancia número 7 (de Familia) de Sevilla. Al crearse los Juzgados de lo Penal en la capital hispalense en noviembre de 1989, pasó a ocuparse del Juzgado número 7. Su progresión en la carrera judicial continuó en octubre de 1992 al ser nombrado juez decano de los juzgados de Sevilla tras haber sido elegido para dicho cargo en la Junta General de Jueces.

El rubicón profesional de su vida lo cruzó el 24 de mayo de 1996, cuando este miembro de la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía fue nombrado director general de Relaciones con la Administración de Justicia, con Margarita Mariscal de Gante como ministra.

En mayo de 2000 es designado delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, cargo que en septiembre de 2002 pasó a desempeñar en Andalucía. En 2004 se incorpora a la dirección del PP andaluz como secretario general, cargo que desempeña actualmente.
Juan Ignacio Zoido es un político cercano, accesible, de los que gusta hablar con la gente de la calle. Pese a su reconocida militancia sevillista -en noviembre de 1995 fue nombrado presidente del recién constituido «Foro Sevillista»-, suele presumir de amigos béticos, un talante conciliador que ha podido ejercer reiteradamente en su labor de árbitro orgánico del partido.

El mejor momento de su vida no ha trascendido; el peor, sin duda, la muerte en accidente de tráfico de su hijo José María, de 17 años, en octubre de 2003.

JUAN IGNACIO ZOIDO

Futuro candidato del PP a la Alcaldía de Sevilla
Este político afable y conciliador dejó la carrera judicial en 1996 para ocupar diversos altos cargos en la Administración, desde donde pasó a la primera línea de combate del PP



SEVILLA. El secretario general del PP de Andalucía, Juan Ignacio Zoido, será elegido hoy por el comité electoral del PP como candidato popular a la Alcaldía de la capital hispalense en las elecciones municipales de 2007. La opción de Zoido se cerró la tarde de ayer y será aprobada oficialmente el próximo jueves por el comité nacional del PP, según confirmaron a ABC fuentes del partido.
Con esta decisión, el PP cierra un dilatado y complejo proceso de selección en el que se han barajado hasta media docena de nombres. Con la elección de Juan Ignacio Zoido, el PP pondrá en la carrera electoral a la mano derecha del presidente popular en Andalucía, Javier Arenas, lo que previsiblemente evitará el tradicional distanciamiento entre la estructura orgánica del partido y el grupo municipal.

Zoido atesora una dilatada experiencia en la administración pública -ha sido delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha y Andalucía, entre otros cargos- pero es un gran desconocido para la población sevillana, como han recogido las últimas encuestas, lo que obligará al partido a acometer una agresiva campaña de imagen en el año que resta para la cita con las urnas.

Abandono de cargos

Respecto a su función en el partido una vez que se confirme la candidatura, Zoido podría compatibilizar legalmente la candidatura con sus funciones como secretario general del PP andaluz, aunque fuentes del partido no descartaron que el dirigente popular abandone sus cargos orgánicos una vez que se confirme oficialmente su designación como cabeza de lista a las elecciones municipales.

La designación de Zoido cierra un tenso proceso de varios meses que ha provocado tensiones internas en el partido y que ha trascendido a los medios de comunicación en demasiadas ocasiones. A lo largo de todo este tiempo, el PP ha manejado nombres como el periodista Carlos Herrera; la diputada autonómica Esperanza Oña; el portavoz municipal y candidato en los últimos comicios, Jaime Raynaud; la senadora y ex alcaldesa de Sevilla, Soledad Becerril; el propio Javier Arenas y el mismo Zoido.
En este baile de nombres, el PP terminó limitando la terna a tres políticos: Raynaud, Becerril y Zoido.
imagen
Imagen


JUAN IGNACIO ZOIDO. Viaje a la capital desde los pueblos blancos


Le puso Sobresaliente en cuarto y quinto curso de Derecho. Promoción 74-79, del tardofranquismo a la incipiente democracia. Julio García Casas fue su profesor de Derecho Procesal, aunque les unían muchas más cosas: el enseñante nació en Fregenal de la Sierra, municipio de la provincia de Badajoz al que su alumno, Juan Ignacio Zoido, llega de niño desde su Montellano natal. Una villa en la ruta de los pueblos blancos cuyos habitantes reciben el gentilicio de pancipelados.



Pueblos blancos. Es el sino de este juez que se licenció en Derecho el año de las primeras elecciones municipales y que está preparado para concurrir en las octavas como cabeza de cartel. De la blancura de Montellano a la de Fregenal de la Sierra, que perteneció al reino de Sevilla hasta la división en provincias realizada en 1833 por Javier de Burgos. Ese itinerario va a marcar una de sus principales características, traducida en elogio por uno de sus amigos. "Siempre ha sido un juez de pueblo en el mejor sentido de la expresión, muy cercano, muy popular".

Un juez rural en la acepción que al epíteto rural le da Bernanos en su novela. Si su profesor de Derecho Procesal lo calificó con Sobresaliente, no baja esa nota de su expediente académico en el expediente personal. En las vivencias y recuerdos de quienes lo han tratado como amigo y como juez. En 1987 sustituye a Manuel Rico Lara en el juzgado de Familia número 7. Su familia lo va a marcar: estudia en los Salesianos de Fregenal porque la tradición de los suyos era hacerlo en los de Utrera, donde después llegará como juez; en Sevilla vivió con su tío Miguel de Benito, fiscal, que será su preceptor. García Casas era amigo de Florentino Zoido, su padre confitero.

"A Juan Ignacio lo conocí en Canarias", dice Francisco Baena Bocanegra, "en casa de José Augusto de Lugo, que entonces era presidente de la Audiencia de Canarias y después sería miembro del Consejo General del Poder Judicial. Juan Ignacio era juez de intrucción de Lanzarote y su mujer, Beatriz, estaba embarazada. Un juez prudente y responsable".

La trashumancia de los jueces le llevó dos veces a Canarias, la primera a Arrecife de Lanzarote, la segunda, ya como magistrado, al juzgado de La Laguna. Su vuelta a Sevilla, al juzgado de Familia número 7, le permitirá un anhelado reencuentro. "Volvimos a vernos los de la promoción", dice un compañero que prefiere permanecer en el anonimato. Alumnos de lo que llama el crepúsculo de los dioses, el brillante epílogo académico de profesores como Olivencia, Gutiérrez Alviz o Bernárdez Cantón, profesor de Derecho Canónico.

Amigos que se beneficiaron de la hospitalidad del condiscípulo, traducida en peregrinaciones a Fregenal a probar las delicias de la pastelería de sus tías, a la romería de la Virgen de los Remedios o a disfrutar del Corpus de Toledo cuando fue delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha.

Las primeras elecciones que gana son las de juez decano en 1992. "Siempre hablaba de que había que hacer cosas", dice Luis Navarro, que fue uno de los numerosos estudiantes que pasaron por su casa, convertida en aula de Derecho. "Te caía bien el primer día que lo conocías". Navarro lo recuerda en el juzgado de Familia número 7 atendiendo al público y a profesionales del Derecho. "Sevilla le fascinaba, pero no sabía bien cómo entrar en las hermandades". A uno de sus alumnos le pidió prestado el cinturón de esparto de la cofradía de los Estudiantes para salir de nazareno. Dicen que se hizo hermano de San Isidoro porque eligió una cofradía del Viernes Santo que le excusara de tener que viajar a Almería, la tierra de su mujer, y no perderse así la Semana Santa.

Ha sido nominado el mismo año que su equipo y el de sus hijos varones, Juan Ignacio y José María, que en paz descansa, el Sevilla, se proclamó en Eindhoven campeón de la UEFA el 22 de mayo. "Yo lo conocí siendo secretario del Colegio de Abogados", dice José Joaquín Gallardo, decano de dicho Colegio. "Fuimos Manuel Rojo Cabrera, entonces decano, y yo a felicitarlo por su nombramiento como juez de Utrera". "Juan Ignacio es el mejor ejemplo cuando digo que en España hay mil quinientos jueces-estrella", señala Rico Lara. "Una estrella de humanidad y compañerismo. Lo estoy ponderando porque me sale del alma. Si el PP lo designa bienvenido sea".

Alcalde es palabra que en su etimología árabe "al-quadi" significa juez. Del árabe al cristiano, jueces como Ventura Pérez Mariño y Juan Alberto Belloch llegaron a las alcaldías de Vigo y Zaragoza, respectivamente. Quien le precedió en la delegación del Gobierno en Andalucía, José Torres Hurtado, es ahora alcalde de Granada.

Su profesor de Derecho Procesal, pianista y ex presidente de Juventudes Musicales, le transmitió la afición a la música clásica. Alumno y profesor se vieron cuando García Casas recibió la Encomienda de Alfonso X el Sabio.

Imagen