EL GRAN CARILLÓN AUSTRALIANO
 
The Boca de Chomba Times
Editorial
Crónicas del acontecer en la larga y angosta ...
Crónicas del acontecer fuera de la larga y angosta ...
DEPORTES
Economía & Negocios
La Lengua...Española
El Rincón Cultural
El Rincón de las ciencias
Rincón de las Hembras
Música para los sentidos
El Rincón Histórico
Dato Rincón
El rincón de las marcas de automóvil
HUMOR
El Rincón de los Refranes
El Rincón Picarón
Enlaces
Medios de comunicación chilenos
Reglas de Acentuación
Cecilia Bolocco desnuda junto a playboy italiano
Perfil de Gordon Brown
Responsabilidad social empresarial: ¿carga o necesidad vital?
Hípica
Fórmula 1
Tenis
La Guerra de Ofertas Aéreas que Remece al Mercado
Motoneta: La Gran Ganadora del Transantiago
Crecimiento supera todas las expectativas: 6,5 % en marzo
Sector construcción remonta y anota un alza de 4,2% en marzo
LOS SIGNOS DE PUNTUACIÓN
Menem opta por el silencio tras conocer polémicas fotos de su mujer
Paparazzi de Bolocco desestima lo "comprometedoras" de las nuevas imágenes
Bolocco pide disculpas a Menem y defiende privacidad
Paparazzi de Cecilia Bolocco promete más fotos reveladoras
Diana Bolocco evita referirse a la polémica en programa Alfombra Roja
Nadal rompe récord y será rival de González en la final de Roma
Luciano Marocchino: "Con Cecilia tengo una relación de trabajo"
Experta en ética periodística: Paparazzeo a Bolocco es un "atentado a la vida privada"
Tabla general de posiciones torneo apertura fútbol chileno
Tablas de Campeonatos de Pilotos y de Constructores
EL GRAN CARILLÓN AUSTRALIANO
MÚSICA... LO QUE ES Y CÓMO DISFRUTAR DE ELLA
En 13% aumentaron las exportaciones de miel durante enero-marzo 2007
Estudio: 86% de las personas compran regalos para el Día de la Madre
Caso Jorge Matute Johns
El "completo" chileno que conquista a los estadounidenses con una receta gourmet
Paparazzo Angel Mora pidió perdón por fotos de Bolocco
Las tres Marías
Paul Wolfowitz, un 'viejo halcón' estadounidense
Misses Rostro
Menem anuncia que se separará legalmente de Cecilia Bolocco
Cecilia Bolocco: Historia de una diva
Cecilia Bolocco: "Me gustaría terminar con este circo"
Genética: enfermedad por enfermedad
EL GRAN CARILLÓN AUSTRALIANO
 
Imagen
El arte, la técnica y la ciencia a menudo se conjugan en la elaboración de instrumentos musicales de primerísima calidad. Así, son famosos los violines de Antonio Stradivari (estradivarios) y las flautas de Theobald Böhm; sin embargo, el majestuoso carillón es poco conocido.

Ahora bien, ¿cómo es este instrumento, y de qué forma se toca? Aprenderemos mucho visitando uno de los mayores del mundo y quizás hasta terminemos valorando más su singular música.

Enorme instrumento

El carillón, que figura desde antiguo entre los instrumentos más grandes del mundo, por lo común va emplazado en un campanario. En Canberra, la capital australiana, hay un campanario con carillón que el gobierno británico donó en 1963 para conmemorar que cincuenta años antes se había fundado y puesto nombre a la ciudad. Está situado en Aspen Island, en el centro del pintoresco lago Burley Griffin.

La torre, de 50 metros de altura, consta de tres columnas triangulares, cada una de las cuales está alineada con un lado de un triángulo equilátero central. En la parte superior, suspendidos entre las tres columnas, están los pisos que albergan al carillón propiamente dicho.

El ascensor de la torre nos lleva a la primera plataforma, donde nos esperan dos grandes teclados distribuidos como la consola de un órgano. En el primero, destinado únicamente a que el intérprete o carillonero practique, los mazos golpean únicamente barras de afinación.

Casi de espaldas al primero, denominado carillón de estudio, está el auténtico teclado. No es como los ordinarios, pues está formado por grandes palancas cilíndricas de madera de roble que miden unos dos centímetros de diámetro. La hilera superior de palancas corresponde a las conocidas teclas negras de un órgano o piano. Sobresalen unos nueve centímetros, mientras que la hilera inferior —que equivale a las teclas blancas del piano— sobresale unos 17 centímetros. A diferencia del intérprete de órgano o piano, el carillonero no toca con los dedos, sino con los puños, razón por la que las palancas están muy espaciadas, de forma que el instrumentista no toque notas indeseadas.


Impresionante mecanismo

Desde la parte de arriba del teclado principal suben unos cables al piso superior; cada palanca de las cuatro octavas y media va conectada por un cable de acero que cuenta con un peculiar sistema de ajuste de la tensión. Para ver adónde llevan los cables, subimos en ascensor al siguiente piso, donde cuelgan dos impresionantes campanas de unas seis toneladas cada una. Al mirar entre ellas vemos que por encima penden otras 51 campanas cuya posición asciende hasta llegar a la menor, de solo siete kilogramos.

Todas están colocadas estratégicamente a fin de que no haya interferencias acústicas, como las que ocurren de vez en cuando a causa de los armónicos dominantes de algunas campanas. Cada una contiene un badajo• metálico suave que se acciona mediante el cable de acero conectado a su correspondiente palanca del teclado. La tensión se ajusta con precisión para adaptarla al toque de cada carillonero y a las condiciones climáticas.


Datos interesantes

Las campanas del carillón de Canberra, vaciadas en Inglaterra, en la fundición de John Taylor y Compañía, son magníficos ejemplos de una técnica antigua realizada en nuestro siglo. Se escuchan a través de las aguas del lago y en los jardines y parques adyacentes.

Aunque este carillón no es el mayor del mundo, sus 53 campanas lo sitúan en un puesto privilegiado del palmarés, pues la mayoría de los carillones tienen entre 23 y 48 campanas. El más grande se halla en la ciudad de Nueva York, y tiene 74 campanas; una de ellas es la campana afinada más grande del mundo; pesa más de 18 toneladas y da un do grave, mientras que en el carillón de Canberra hay una que emite un fa sostenido grave.

Ahora, si usted disfruta de la interpretación del carillonero. ¿Se sentará en los jardines que hay al pie de la torre? Allí gozaría de los magníficos sones del carillón y de las maravillas de la creación que nos rodean. La quietud del aire vespertino y la impresionante altura de las campanas se unen para producir melodías que parecen etéreas y que colman el corazón de gratitud por la música, don divino.
Imagen