La Equitación ¿ deporte de riesgo ?

Habrá gente que opine que la equitación no es arriesgada, que un caballo domado cuida de su dueño, que los caballos de salto prácticamente lo hacen todo solos y que es el caballo el que suele salir mal parado en los accidentes y no el jinete. Al mismo tiempo, pueden opinar que es aburrido, sin emoción y que la adrenalina en la sangre se mantiene en sus márgenes normales.

A esas personas tal vez les llame la información aparecida en el Journal of the American Medical Association, el 7/04/90, en la página 18 del New York Times. Según este artículo, los Centros Americanos sobre Control de Enfermedades han descubierto que es más seguro conducir una moto o pilotar un coche de carreras. La gente se lesiona con más frecuencia montando a caballo.

Habría que montar en moto durante 7000 horas antes de lesionarse. pero en cuanto a montar a caballo, solo son necesarias 350 horas.

La desgracia más probable es caerse del caballo. Los jinetes también suelen colisionar con objetos fijos, suelen ser arrastrados por el suelo con el pie cogido en el estribo, caer quedando atrapado entre el caballo y el suelo, o pueden ser pisados por el caballo, recibir una coz, e incluso ser mordidos. Las principales causas de muerte suelen ser las lesiones en la cabeza, por lo cual el casco protector se hace imprescindible.

Aun así, el encanto de montar a caballo es irresistible, y la equitación es una de las pocas disciplinas en las que cada regla, cada consejo, cada manera de hacer algo está orientado a mantener la seguridad del jinete y su montura, y así fue perfeccionado a lo largo de los tiempos. Los accidentes solo ocurren cuando no tenemos en cuenta todas estas normas.