ALBA
IRENE ALBA

    Nació en Madrid el 29 de septiembre de 1873, cuando tras la breve República, Alfonso XII se disponía a inaugurar la Restauración. Hija del notable actor don Pascual Alba y siete años más joven que su hermana Leocadia, puede decirse que no conoció en toda su vida, otro mundo que el del teatro.
De niña mostró gran disposición actuando en un cuadro artístico que dirigido por su padre y el cómico Servando Cerbón, recorrió los teatrillos de Andalucía con piezas del género chico en boga, como Torear por lo fino, En las astas del toro y Caramelo, las tres de ambiente taurino. A los catorce años ingresó como corista en la compañía del teatro variedades. Recibió lecciones del maestro don Casimiro Espino y pronto le dieron papeles importantes y, junto a su hermana, apareció en muchos repartos.
    El género chico  vivía su época de mayor esplendor. Sólo en Madrid había doce teatros dedicados a él. Después del incendio que destruyó el Variedades, el 28 de enero de 1888, la compañía se trasladó al Martín y las Alba actuaron después en la Zarzuela, el Felipe y finalmente en el flamante Apolo. En sólo tres años estrenó obras luego popularísimas: El año pasado por agua ( 1889 ) en el Apolo, El arca de Noé ( 1890 ) en la Zarzuela, El chaleco blanco ( 1890 ) en el Felipe, etc.
    Muy aplaudida fue Irene en estas y otras, pero su gran triunfo le llegó el 17 de febrero de 1894 con La verbena de la Paloma. En ella fue Casta, Leocadia la señá Rita y Julián lo cantó Emilio Mesejo.
    En 1897, casada con don Manuel Caba Martínez, se va a Buenos Aires donde actuaron ambos cinco años, con obras como La casa del placer, El chiripá rojo y Gabino el mayoral. De vuelta en España en 1902 estrenó La patria chica en la Zarzuela el 15 de octubre de 1907. Seguidamente abondonó el género chico y, como su hermana, decidió pasar a la comedia contratada por don Tirso Escudero. Allí estrenó La venganza de don Mendo, Los caciques, etc. Más tarde, con aquellos cómicos que fueron Bonafé, García León y Perales hizo largas temporadas en el Teatro Calderón y en el Alcázar.
    Hallándose en el Poliorama de Barcelona, de pronto se sintió enferma y difícilmente pudo terminar la representación de Los chatos. Falleció el 14 de octubre de 1930.
 

HISTORIA     ACTORES   AUTORES   LIBRETOS CON AUDICIONES       BIBLIOGRAFÍA      

MENÚ