3,.EL CHARANGO
 
Charango Charanguito
1.- SALUDO E INVITACION
2.-PRESENTACION
3,.EL CHARANGO
4.- DEFINICION PERSONAL
5.- ELCHILLADOR
6.-GENESIS Y ETIMOLOGIA
7.-NUESTRA CULTURA
8.-. PRODUCCIONES DISCOGRAFICAS
9,.ACTIVIDADES -
10.- HOMBRE Y CHARANGO
11,.CHARANGOS DEL ALTIPLANO
12.-CONSTRUCCION VARIEDADES,PARTES,CUERDAS
13.- CHARANGOS EN ELPERU
14.- MIS AMIGOS LOS CHARANGUISTAS
15.-HUAYÑO Y CHARANGO
16.- LAS ESTUDIANTINAS
17.- DANZAS CON CHARANGO
18.-DANZAS EN PUNO
19.-HUAYÑO CORDILLERANO
20.- EL HUALAYCHO
21.-Q'AJELO
22.- MISTERIOS ANDINOS
23.-PINTURA Y OTROS
24.- POEMAS AL CHARANGO
25.-CARICATURAS
26.-HOJA DE VIDA
27.- ANGELES Y DEMONIOS CHARANGUISTAS
28.- CANCIONES CORDILLERANAS
Mis aficiones
29.- FOTOS : NOCHES DE GALA DEL CHARANGO
30.- TAI - CHI - YOGA
3,.EL CHARANGO

imagen
imagen
Este humilde, pequeño, sarcástico, jocoso, andariego, bullicioso y bohemio instrumento cordófono musical, vendrían a ser el aliento finito del alma del hombre altiplánico, cordillerano, andino que, juntito al pecho, allí donde se encuentra dando el compás de la vida segundo a segundo, esa masa colorada que se llama corazón y en el hábil movimiento de sus manos cual alas de un llully, (pequeña avecilla galante y exquisito extractor de la rica miel de mil flores bellas que existen en esta nuestra morada: La Mama Pacha) que es símbolo del hombre enamorado que, cual picaflor vuela tras las doncellas de rostros bellos que sonrojan a las mismas q’antutas pantypantys y zunilas, y que sus manos pétreas, heladas por el viento frío de las punas hacen que sean diestras en el punteo y el rasgueo, convirtiéndose en un verdadero charanguista o charanguero siempre embrujándolas a las bellas flores, tras el fino repique de sus cuerdas o el hábil tremolado de sus manos en su Charango, Chillador y Ualaycho.



Pues ese hombre fiel amigo, hermano del viento, del frío, del granizo del aguacero cordillerano, del sol ardiente del altiplano y de todo cuanto existe en estas benditas tierras, extrae pues de ese pequeño cuerpito confeccionado de madera, notas y notas hechas melodías que revoloteando cual aves sagradas, adormecidas bajo el elíxir... del amor ingrato que deja adolorido el alma cual profundas aguas del Titiq’aq’a, o la felicidad presente de su prenda amada, y hasta parece saciar su sed cual gotas de rocío a la flor, y nos lleva navegando tras las espumas perfumadas del éxtasis final cual es el huayno de tierra adentro, del huayno sabor a tierra húmeda, de aquellos que se van perdiendo entre chilliguas, vientos, granizo y nevada, ante la indiferencia de sus propios hijos.

Es pues un instrumento pequeño confeccionado en madera a manera de guitarra en miniatura, el charango es bien ejecutado especialmente por jinetes de las zonas del norte centro y sur del Perú

Cosco los famosas Chumbivilcanos, los Q’orilasos (lazos de oro) quienes son diestros en domar de caballos así como el tocar de las bandurrias y los charangos

Así como también en las zonas de Cangallo, como los grandes Morochucos buenos montando a pelo el caballo, guitarristas y charanguistas de buen gusto

Ni que hablar de los jinetes del Q’ollao(altiplano Perú Boliviano) conocedores profundos de las tierras agrestes y al igual de sus ejecuciones románticas, sarcásticas.

La voz del charango se une a la heladas brisas del ande, a las chilliguas de los fríos de los campos, de los vientos de los pajonales, y que su voz se expande en la soledad de los campos tras el traqueteo de los cascos de los caballos del jinete y su canciones lastimeras y que solo el ejecutante soborea, percibe el color y su intensidad que llega a sacear el alma y llena el espíritu en plena quebrada pampa y chilliguas

Lo triste esta en que a los que ejecutaban el charango los llamaban indios y los siguen llamando indios, quienes el pueblo y nuestros grande autores y escritores, pues en parte tenían razón pues creo a mi poco entender desconocían la palabra indio, es mas todos fueron de las llamadas clase social alta y eran los llamados MISTIS, señores de cuello y corbata y escribieron solo lo que sus ojos y oídos materiales percibieron, pero si se trata de experiencias jamas lo vivieron ni tampoco lo practicaron por que se consideraban mistis i no podían compartir esas costumbres que solo eran para indios, permitirme exortarlos a todos que, no mas llamar a nuestros hermanos del ande como indios por que no son de las India.
Este lindo y pequeño instrumento de cuerda llamado charango es el engreído de todos los amantes de nuestra música andina y por ende en algunas esferas de la música a nivel mundial.
El charango nació como dúo, canto como dúo, creció como dúo, luego se hizo versátil, en diferentes campos y fue incorporándose a trío, cuarteto y al final se incorpora a grupos de deferente estilos y géneros con sus respectivos matices
Me pregunto que tiene ese pequeño cantarín que de pronto salto la palestra y hoy es querido por todos, y lo impresionante es que todos lo quieren adoptar, en fin el charango no dice nada, solo su música nos puede confirmar y decirnos de donde viene.
Transcribiré del Dr. Adriel Osorio Zamalloa (integrante y directivos de CHARANGOS DEL PERU), un escrito que me lo entrego para exponerlo en Arequipa a nombre suyo pero, no se efectuó por falta de algunas coordinaciones, él nos comenta de charango, cuyo titulo es.
EL SEÑORIO DEL CANTO ANDINO (DEL CHARANGO),
“La cultura de los pueblos en su vertiente sentimental, fluye de la conjunción de la música, el canto y la danza, conjunción que por naturaleza, rutilante que enfervoriza el alma de los seres humanos. La música signada por la bondad de la ejecución instrumental ( en el presente caso engalanada por las mágicas notas del altivo y genial charanguito” típico diablillo de los senderos andinos cuyo sarcasmo alegre se replica fácilmente a su pequeñez” y que las manos hábiles y traviesas del trovador que llora y ríe con la misma facilidad”), engarza la voz humana con el timbre instrumental o deleite sonoro de que se brinda el espíritu al escuchar la interpretación de una canción. La danza como manifestación físicas del ser humano premunido de los hábitos del corazón y el aliento del alma, lo impulsa a ejercitar figuras armoniosas rítmicas con el fervor de las sangre en sus venas, asumiendo los mas variadas matices que el calor humano puede reservarle. Y el canto que es “la poesía que canta” viene a ser la fantasiosa que nos envuelve y nos transporta hacia un mundo de ensueños donde todo es melodía, armonía y poesía de tal suerte que la vastísima suma de canciones de todos los tiempos nos lleva a otras regiones, a otros momentos que vividos, hacia en teatro imaginario donde se representan nuestros sueños y esperanzas, nuestros triunfos y fracasos, alegrías y tristezas.
A esto acotare que “EL CHARANGO TIENE ALMA Y CORAZÓN CORDILLERANO, VIVENCIA ANDINA, Y EXPERIENCIA CITADINA”.