http://www.esteres.cjb.net  

<< Reaccion de Hidrolisis >>

¿ Que es la saponificacion?          

Es el metodo para hacer jabon
Tecnica para matar sapos
la verdad , no se

Ver resultados

                                   

Propiedades Fisicas

Reaccion de Hidrolisis

Propiedades Quimicas

Aplicacion de los esteres en la vida diaria

Ejemplos
Fabricacion de esteres
Metodos alternativos de Fabricacion
                      
Pero sin duda alguna la reacción más importante es la reacción de hidrólisis, o sea, la reacción contraria a la esterificación catalizada por ácidos, que en presencia de un ácido mineral dilu’do consiste en regenerar el ácido y el alcohol de los cuales proviene el éster.

Se utiliza un exceso de agua para asegurar la completa descomposición y la reacción se produce a alta temperatura para acelerar el proceso. A menudo se añade alcohol para solubilizar los reactivos. Esta reacción se puede desplazar hacia la derecha eliminando el ácido a medida que se forma, mediante la presencia de una base; la reacción se llama, entonces, saponificación .

De las muchas reacciones de saponificación existentes, la más importante es la que consiste en saponificar las grasas que son ésteres de ácidos grasos y glicerina que se pueden hidrolizar en medio ácido, utilizando ácido clorhídrico o ácido sulfúrico diluidos o el reactivo de Twitchell (preparado a partir de benceno o naftaleno, ácido oléico y ácido sulfúrico concentrado). En esta reacción se obtiene jabón y glicerina, pero sólo es válida para los alcoholes primarios y secundarios, no para los terciarios que se descomponen solamente por hidrólisis ácida.

R, R' i R'' se sostienen por las cadenas de hidrocarburos de los ácidos de acuerdo con la siguiente ecuación:

La hidrólisis tiene importancia especialmente cuando se trata de ésteres naturales, como los que están presentes en grasas, ceras, aceites animales y vegetales. El término grasa se reserva, normalmente, a los ésteres sólidos de glicerol (mantequilla, manteca de cerdo, sebo) y el término aceite a los ésteres líquidos (ricín, oliva, linaza, tung, etc). El término lípido incluye tanto grasas como aceites, como componentes solubles en grasas.

Los ácidos grasos saturados (que contienen cada uno de los enlaces con la máxima concentración de hidrógeno) se encuentran habitualmente en grasas sólidas o semisólidas, mientras los ácidos grasos insaturados (que contienen uno o más de un doble enlace) acostumbran a encontrarse en aceites. El hidrógeno puede añadirse, catalíticamente, al doble enlace de un aceite para convertirlo en una grasa semisólida. Por ejemplo, la semilla de soja líquida y otros aceites vegetales son hidrogenados para producir grasas de cocina y margarina.

Los consumidores en Europa y Norte América han considerado, históricamente, la mantequilla como una fuente de grasa. A medida que la población de estos lugares ha aumentado, el interés por conseguir un sustituto de la mantequilla se ha hecho patente, y los esfuerzos para preparar este producto empezaron hace un siglo. Uno de los problemas iniciales fue que las grasas comunes provienen, generalmente, de productos de origen animal con sabores demasiado pronunciados. La mayor parte de los componentes análogos de los aceites vegetales, que eran suaves o tenían sabores mezclados, eran, sin embargo, insaturados y, por lo tanto, aceites. Una grasa sólida podía estar constituída por aceites vegetales mucho más baratos si se descubría un método más económico para añadir hidrógeno a través de los dobles enlaces. Después de extensos experimentos, se encontraron muchos catalizadores, de entre los cuales el níquel dividido refinadamente es uno de los más efectivos.

Los aceites comunmente sujetos a este proceso incluyen los que provienen de la semilla de algodón, del germen de trigo, del coco, de la semilla de soja, del cacahuete, etc. Recientemente, al hacerse patente que las grasas saturadas pueden desencadenar enfermedades del corazón y de las arterias, han salido margarinas suaves al mercado.

Sin embargo, los ésteres de ácidos carboxílicos di-orto-sustituidos (por ejemplo, el ácido 2,6-dimetilbenzoico) presentan una dificultad para la hidrólisis y tienen que ser tratados según la técnica de Newman que consiste en la disolución en  ácido sulfúrico al 100% y la posterior adición sobre un exceso de agua fría. Esta técnica no es conveniente para la hidrólisis de los otros ésteres y se supone que implica la intervención del ión acilo resonante:

¿Tienes alguna pregunta o comentario? escribenos.

-

-Todo a Maria para Jesus