LOS ZAPOTECAS

Los primeros grupos se establecieron hacia el 600 a.C. en el gran valle de Oaxaca, en donde aprovecharon la fértiles tierras regadas por el río Atoyac. Las extraordinarias condiciones climáticas y la bondad de las tierras del valle, facilitaron el trabajo agrícola de los zapotecas. Para la obtención de carne practicaron la caza del venado, jabalí, conejo y otros animales de la región y complementaron su dieta con la recolección de frutos y tubérculos.

foto15.JPG (47485 bytes)

 

Entre los zapotecas el trabajo se distribuía entre la familia por edades y sexos, ya que los padres y los hijos varones tenían a su cargo el cultivo, la casa, el comercio y el trabajo de algunas artesanías, mientras que las mujeres se encargaban del cuidado del hogar, la preparación de alimentos y la recolección.

foto16.JPG (52449 bytes)

Hacia el 900 d.C. este pueblo estuvo gobernado por sacerdotes, pero en los momentos finales del México prehispánico esta función recayó en jefes guerreros, que residieron en Monte Albán que fue la gran capital de este pueblo y en la que edificaron templos, palacios y tumbas para sepultar a los muertos de cierto rango. En los últimos tiempos de esta civilización, los jefes guerreros cambiaron la capital a la ciudad de Zaachila.

Relieve de los

danzantes en

Bonampak.