HISTORIA



Con 289 años, Chihuahua apenas está viviendo su etapa de juventud, porque 289 años en la existencia de una ciudad no son muchos y porque, con la vitalidad que la caracteriza, se desarrolla para ser más nueva y más pujante. Sin embargo, y pese a su corta existencia, ya está llena de historia. En los inicios de la guerra de Independencia fué regada, al decir de Jesús Urueta, con la sangre generosa del Padre de la Patria, en la intervención y por un largo tiempo fué sede de las instituciones republicanas incorporando a la persona de Benito Juárez por los efectos y por el sentimiento de patriotismo y durante la Revolución de 1910 fué el escenario dramático de importantes acontecimientos políticos y militares decisivos en dicho movimiento.

Cumple 289 años con el advenimiento de nuevas generaciones formadas en el crisol de un mundo diferente a todos los anteriores, con perpectivas de desarrollo nunca imaginadas y con acciones de cultura sin precedentes.

Chihuahua, con un desarrollo histórico interesante, rico en expresiones espirituales, materiales y revelador de un sentido de la vida que es propio de nuestro Estado, se prepara para la inminencia de un nuevo siglo, para ubicarse en la nueva condición humana de un futuro más complejo y muy imprevisible.