- Literatura
 
TEXTOS CULTURALES
- Aspectos sociales
- CINE
- Cocina
- Ciencia y Tecnología
- Medio ambiente
- Fiestas Populares
- La juventud
- América Latina
- Ciudades
- Literatura
- Valores humanos
- Enseñanza
- Turismo
- Famosos españoles
- Prensa, Radio, TV
- Canciones
- La mujer
- Trabajo
- Música
- Regiones de España
- Historia de España
- Literatura

-----------------------------------------------------------------------------------------------
1)- "Leer"
2)- "Los niños"
3)- "Bodas de sangre"
4)- "La obra poética de F. G. Lorca"
5)- "La infancia de Pascual Duarte"
6)- "...somos de una tierra pobre"

-----------------------------------------------------------------------------------------------
LEER
Imagen
Es un hecho cada día más frecuente: los libros de los escritores contemporáneos encuentran más compradores que los grandes clásicos. Por ello, el lector de nuestro tiempo posee una cultura cada vez más pequeña y temerosa, que le hace pensar que se sentirá más cerca de un autor educado en su misma sociedad, que ha pasado por sus mismos condicionamientos, y que ha vivido sus mismas experiencias.

Por el contrario, el gran amante de la literatura busca alejarse hacia el tiempo y el espacio de los libros antiguos y extranjeros, porque sabe que los problemas fundamentales de la condición humana son siempre los mismos a través de la historia, y que por ello resultará apasionante conocer las soluciones reales o imaginarias que se les haya podido dar. El hombre cambia, ha cambiado, y cambiará, puesto que su naturaleza es profundamente maleable. Resulta por tanto muy lógica la curiosidad de aquel lector que intenta conocer la medida de todas las posibles transformaciones del ser humano.

Un libro es un objeto mágico, y un lector atento puede lograr que de él surja todo un mundo. Y las obras todas, en su conjunto, son la literatura.
Alfredo Bryce Echenique, "A trancas y barrancas"


LOS NIÑOS
cuadro de Lorca
Hace unos años, paseando por las inmediaciones de Granada, oí cantar a una mujer del pueblo mientras dormía a su niño. Siempre había notado la aguda tristeza de las canciones de cuna de nuestro país; pero nunca como entonces sentí esta verdad tan concreta. Al acercarme a la cantora para anotar la canción observé que era una andaluza guapa, alegre sin el menor tic de melancolía; pero una tradición viva obraba en ella y ejecutaba el mandato fielmente, como si escuchara las viejas voces imperiosas que patinaban por su sangre. Desde entonces he procurado recoger canciones de cuna de todos los sitios de España; quise saber de qué modo dormían a sus hijos las mujeres de mi país, y al cabo de un tiempo recibí la impresión de que España usa sus melodías para teñir el primer sueño de sus niños. No se trata de un modelo o de una canción aislada de una región, no; todas las regiones acentúan sus caracteres poéticos y su fondo de tristeza en esta clase de cantos, desde Asturias y Galicia hasta Andalucía y Murcia, pasando por el azafrán y el modo yacente de Castilla.

Existe una canción de cuna europea, suave y monótona, a la cual puede entregarse el niño con toda fruición, desplegando todas sus aptitudes para el sueño. Francia y Alemania ofrecen característicos ejemplos, y entre nosotros, los vascos dan la nota europea con sus nanas de un lirismo idéntico al de las canciones nórdicas, llenas de ternura y amable simplicidad.
Federico García Lorca. "Las nanas infantiles".


"BODAS DE SANGRE"
El 25 de julio de 1928, LORCA leyó en ABC un breve reportaje acerca de un misterioso asesinato ocurrido en vísperas de una boda en el pueblo de Níjar de Almería, esta noticia le dio la idea de escribir "Bodas de Sangre", pero esta obra sólo apareció en 1933, es decir cinco años después. Cuando le preguntaron a LORCA el por qué de tanto tiempo contestó:

" En escribir tardo mucho. Me paso tres y cuatro años pensando una obra de teatro y luego la escribo en quince días... Cinco años tardé en hacer Bodas de sangre y tres en Yerma... De la realidad son fruto las dos obras, reales son sus figuras, auténtico el tema de cada una..."

... El tema principal de la obra es el amor perdido, el amor que no puede ser pero que al final ha tenido que ser, corresponde, a lo mejor, a unas experiencias personales de Lorca pero que no las conocemos.

En "Bodas de sangre", Lorca supo crear una obra que le diera la posibilidad de expresar lo más profundo de su persona: su sentido trágico de la vida, su angustia por el amor que no puede ser, su innata capacidad musical, su visión mítica del mundo, su identificación con el pueblo en cuyo seno habían nacido...
Adaptado de IAN GIBSON "F. G. LORCA" (T.2)


LA OBRA POETICA DE F.G.LORCA
Lorca
La obra poética de F. G. Lorca se distingue del resto de la producción de la época por el colorido brillante de sus metáforas, por el vigoroso dramatismo de su visión del mundo andaluz, ese mundo que él veía cargado "de angustia y de tragedia". Pocos han sabido analizar tan profundamente como él la esencia del alma española, ni interpretar con tan emocionado fervor la voz y los mitos de la colectividad nacional a través de sus bellos poemas.

Intensa fuerza dramática tiene el Llanto por la muerte de Ignacio Sánchez Mejías (1935), una de sus más logradas composiciones. Otros aspectos de su obra nos lo dan Poeta en Nueva York, libro turbulento en el que el autor adopta la forma superrealista para expresar su agrio desdén por la civilización moderna de Norteamérica, o Diván del Tamarit (1936), escrito bajo la sugestión de la poesía oriental.
Adaptado de JOSE GARCIA LOPEZ "Historia de la Literatura española"

LA INFANCIA DE PASCUAL DUARTE
Camilo José Cela
De mi niñez no son precisamente buenos recuerdos los que guardo. Mi padre se llamaba Esteban Duarte Diniz, y era portugués, cuarentón -cuando yo niño-, y alto y gordo como un monte.... Era áspero y brusco que no toleraba que se le contradijese en nada.... Cuando se enfurecía nos pegaba a mí y a mi madre las grandes palizas por cualquier cosa...

Mi madre, al revés de mi padre, no era gruesa.... Era larga y chupada y no tenía aspecto de buena salud.... Era también violenta y tenía un humor que se le daba a todos los diablos y un lenguaje en la boca que Dios haya perdonado, porque blasfemaba las peores cosas en cada momento.

De pequeño, que es cuando más manejable resulta la voluntad de los hombres, me mandaron una corta temporada a la escuela... Mi instrucción escolar poco tiempo duró, mi madre no quería que fuese a la escuela.... y solía decirme que para no salir en la vida de pobre, no valía la pena aprender nada....

Sabía leer y escribir y sumar y restar, y en realidad para manejarme ya tenía bastante. Cuando dejé la escuela tenía doce años.
CAMILO JOSE CELA (Premio Nobel de Literatura, 1989) "La Familia de Pascual Duarte"


"SOMOS DE UNA TIERRA POBRE..."
Antonio Machado
Somos los hijos de una tierra pobre e ignorante, de una tierra donde todo está por hacer. He aquí lo que sabemos:

Sabemos que la patria no es una finca (1) heredada de nuestros abuelos, buena no más para ser defendida a la hora de la invasión extranjera. Sabemos que la patria es algo que se hace constantemente y que se conserva sólo por la cultura y el trabajo. El pueblo que la descuida y la abandona, la pierde, aunque sepa morir (2). Sabemos que no es patria el suelo que se pisa, sino el suelo que se labra (3); que no basta vivir sobre él, sino para él; que allí donde no existe huella (4) del esfuerzo humano no hay patria, ni siquiera región, sino una tierra esteril que tanto puede ser nuestra como de los buitres (5) o de los águilas que sobre ella se ciernan (6).

...No sois patriotas pensando pensando que algún día sabeis morir para defender esos pelados cascotes (7) ; lo seréis acudiendo con el árbol o con la semilla, con la reja del arado o con el pico del minero a esos parajes sombríos y desolados donde la patria está por hacer.
(1)- Finca: Propiedad rural o urbana que se hereda de padre a hijo ; (2)- Saber morir: Defender su tierra con coraje hasta la muerte. (3)- labra: Trabaja ; (4)- Huella: lo que queda como testimonio de que alguien ha pasado por alli ; (5)- Buitre: Ave feroz ; (6)- cernir: Volar ; (7)- Pelados cascotes: ruinas.

ANTONIO MACHADO