- Prensa, Radio, TV
 
TEXTOS CULTURALES
- Aspectos sociales
- CINE
- Cocina
- Ciencia y Tecnología
- Medio ambiente
- Fiestas Populares
- La juventud
- América Latina
- Ciudades
- Literatura
- Valores humanos
- Enseñanza
- Turismo
- Famosos españoles
- Prensa, Radio, TV
- Canciones
- La mujer
- Trabajo
- Música
- Regiones de España
- Historia de España
- Prensa, Radio, TV

-----------------------------------------------------------------------------------------------
1)- "Radio y prensa"
2)- "Cumpleanos de Radio Barcelona"
3)- "Desaparece un periódico"
4)- "Cadenas, series y telebasura"
5)- "La televisión"
6)- "Elogio de la televisión"

-----------------------------------------------------------------------------------------------

RADIO Y PRENSA
Concha Velasco
La audiencia de radio en España ha experimentado en su conjunto un incremento respecto a 1993 y establece un record de audiencia en la historia de la radio del país.
La cadena SER es lider absoluto de la radio española con 3.467.000 oyentes diarios, según el Estudio General de Medios correspondiente a los meses de febrero y marzo de 1994.

Los programas más escuchados son: "Protagonistas" de Luis del Olmo, en Onda Cero y "Hoy por Hoy" de Iñaki Gabilondo en la SER.

La segunda cadena más sintonizada es la COPE, seguida de Onda Cero.

Más de la mitad de los españoles suelen informarse sobre temas políticos, y en espacial sobre las elecciones, a través de los periódicos, según una reciente encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas. "El País" es el diario más leido, un 26,5%, mientras que el 15,6% lee "ABC" y el 14,8% lee "El Mundo". A continuación se situan "La Vanguardia", "El Correo Español", "La Voz de Galicia" y "Diario 16".

Ha descendido el consumo de revistas de información general. La revista más leida es "Interview" seguida de "Tribuna", "Tiempo" y "Cambio 16".

Respecto a las revistas llamadas femeninas ha aumentado la tirada de "Dunia", "Mía", "Cosmopolitan", "Elle" y "Vogue" y ha disminuido "Telva" y "Marie Claire".


CUMPLEAÑOS DE RADIO BARCELONA
Nuria Roca
El pasado día 14, Radio Barcelona celebró con una gran fiesta su setenta cumpleaños. Toda la radio española vivió una gran jornada, ya que desde esta radio se realizó en 1924 la primera emisión en España. Todas las emisoras de Radio Nacional, Onda Cero y la Cope conectaron con Radio Barcelona sumándose así a la celebración.
En este programa especial de conmemoración intervinieron el rey Juan Carlos, el presidente del Gobierno, el de la Generalitat de Cataluña, el líder de la oposición y el alcalde de Barcelona, entre otras personalidades de la vida española. Hubo también fiesta en la calle, con actuaciones de grupos musicales y cantantes (entre ellos Sting y Julio Iglesias), homenaje a los históricos del medio, apertura de una exposición y la entrega de los premios Ondas.

Otro acto destacado fue la donación del archivo fonográfico de Radio Barcelona a la generalitat de Cataluña. El archivo sonoro contiene una discoteca- fonoteca de más de 200.000 ejemplares. Gran parte de los materiales son únicos, algunos datan de 1924 y, en su conjunto constituyen un testimonio precioso por su valor histórico y cultural.

En total, funcionan en España más de 750 emisoras en FM de titularidad pública y unas 800 privadas, siendo más reducido el numero de emisoras que emiten en onda media.

Radio Nacional de España cuenta en la actualidad con cuatro cadenas y Radio Exterior de España que emite en onda corta y por satelite a practicamente todo el mundo.

La cadena SER (Sociedad Española de Radiodiodifusión) es la primera en cuanto al número de oyentes. Cuenta con cuatro redes diferentes, destinadas a distintos sectores de audiencia con programaciones de acuerdo con sus intereses. La COPE (Cadena de Ondas Populares) es la segunda cadena de emisoras privadas. Cuenta con dos redes, una en onda media y otra en frecuencia modulada. Antena 3 agrupa a redes de emisoras de frecuncia modulada. Su programación es similar a la de las grandes cadenas clásicas de onda media. Onda cero cuenta actualmente con 176 estaciones.

Hay también ochenta radios autonómicas gestionadas por los distintos gobiernos autónomos.


DESAPARECE UN PERIODICO
Ya
El periódico "YA", uno de los más antiguos de la prensa española, acaba de desaparecer. Desde 1988, en que emprendió sin éxito un periodo de saneamiento financiero, pasaba por grandes dificultades económicas. En 1993, después de una suspensión de pagos, la plantilla de Ya inició un periodo sumamente difícil. En diciembre de 1994 fue avalado económicamente por la Comunidad de Madrid, apoyo que le ha sido ahora retirado al considerar el Gobierno local que las garantías aportadas por la empresa propietaria del periódico eran insuficientes. Sin embargo, a pesar de la larga crisis sufrida, Ya nunca ha faltado a la cita diaria con sus lectores en estos años,
gracias al entusiasmo y dedicación de todas las personas que en él colaboraban.

El primer número de Ya apareció el 14 de enero de 1935, en plena República española. Católico y conservador, el periódico se convirtió en un medio influyente, que mantuvo una trayectoria estable hasta 1975. En ese año, el de la muerte de Franco, el Ya era el periódico más vendido en Madrid. Con el cambio político, el periódico buscó un nuevo espacio. Cambió de propietario, de dirección y de línea editorial. Los cambios -- una docena de directores en una década -- no consiguieron mejorar los resultados económicos, amenazados por una lenta y continua pérdida de lectores y publicidad.

En España existen en la actualidad 155 periódicos, la inmensa mayoría de los cuales son de ámbito local o regional. Los líderes de ventas, El País, ABC y El Mundo, son diarios de difusión nacional editados en Madrid, aunque con ediciones regionales en varias Comunidades Autónomas. Les siguen La Vanguardia y El Periódico, editados en Barcelona y leídos fundamentalmente en Cataluña.

Por lo general, los periódicos españoles responden al modelo de prensa de calidad, sin que haya ejemplos de modelos sensacionalistas, de tan amplia difusión en Alemania y el Reino Unido. Desde el punto de vista de la prensa informativa de calidad, el nivel de lectura de los españoles se diferencia muy poco del resto de los europeos. Aunque las cifras de ventas se sitúan en torno a los 100 ejemplares por cada mil habitantes, sin embargo leen la prensa un 25% de los ciudadanos. La explicación de esta diferencia reside en el hábito de compartir la lectura del periódico, que sin duda incide sobre los índices de venta.
Revista electrónica TECLA , edición de 24 de junio de 1996


CADENAS, SERIES Y TELEBASURA
Anne Igartiburu
Según unos estudios elaborados por las empresas Media Planning y Corporación Multimedia, sobre los hábitos de consumo y los perfiles de audiencia, éstas serían las características de las cadenas de televisión española:

TVE1 es la que presenta mejores espacios informativos; la prefieren las personas que viven en localidades de menos de 10.000 habitantes, los telespectadores de edades comprendidas entre los 55 y los 64 años y un 58,1% de su audiencia está constituida por mujeres. Su audiencia parece ser mayoritariamente de clase baja y media baja.

A TVE2 se la considera la cadena más intelectual, a la vez que la más aburrida. Su éxito es mayor en las ciudades de más de 500.000 habitantes y tiene una audiencia principalmente de clase alta, de edades comprendidas entre los 35 y los 44 años.

Antena 3 parece ser la preferida por los telespectadores de 10 a 15 años y también por los de edades comprendidas entre los 35 y los 44 años. Se la considera la cadena más divertida.

Tele 5 no parece preocuparse mucho por los espacios culturales; es la que presenta una imagen más negativa con más publicidad y violencia que las otras cadenas. Su audiencia está compuesta principalmente por jóvenes de 16 a 24 años.

Canal Plus es la cadena favorita de las personas comprendidas entre los 35 y los 44 años, el 58,4% de los telespectadores, que suelen ser de clase alta. Aunque parece ser que sus telediarios tienen fama de ser los peores, es la cadena que ofrece mejores películas, pero también es la que muestra imágenes más atrevidas.

Ha aumentado mucho el interés por las cadenas autonómicas en los últimos años y a muchos encuestados les gustaría trabajar en ellas.

En cuanto al tipo de programas de televisión preferidos por el público, parece que los gustos han ido evolucionando en los últimos años. Si hacemos un breve repaso de los programas que ocuparon los primeros puestos en las listas de audiencia de los últimos cinco años, encontramos que en 1992 y 1993 el cine ocupaba los primeros puestos pero, en 1994, empezó a verse desplazado por una serie española, Farmacia de Guardia que, en 1995, se colocaría definitivamente a la cabecera de las listas de audiencia, junto con el fútbol. 1996 marca el ascenso imparable de las series españolas, Médico de familia y Hostal Royal Manzanares se colocan en los primeros puestos, de nuevo junto con el fútbol. 1997 lleva camino de convertirse en el año de las series españolas por excelencia: Querido maestro, La casa de los líos, Todos los hombres sois iguales y Menudo es mi padre son seguidas cada semana por millones de personas. Sin embargo, no parece que sea una moda ni española ni pasajera, este fenómeno está ocurriendo en todos los países. Al público le gusta ver reflejados en la pantalla su vida y su ambiente. Así encontramos que todas estas series suelen ir dirigidas a todos los miembros de la familia y, por esta razón, los protagonistas suelen pertenecer a familias de clase media-alta compuestas por jóvenes, algún niño o niña, adolescentes y personas mayores. Uno de los aspectos más positivos del éxito de este tipo de series en la televisión es su contribución al desarrollo de la industria audiovisual nacional y a la provisión de empleo para los profesionales de medios audiovisuales, actores y actrices. Una de estas series, Médico de familia, se ha exportado a veinte países, al parecer con bastante éxito.

Pero no todo son series en las programaciones de las cadenas españolas y algunos programas, denominados telebasura, han llevado a muchas personas a expresar su protesta y firmar un manifiesto para conseguir que desaparezcan de la programación. Este manifiesto contra la telebasura movilizó el pasado día 28 a personalidades de la cultura, la política y la universidad, que se sumaron a la iniciativa de los sindicatos UGT y CCOO y de numerosas asociaciones, entre ellas: la Confederación Española de Padres de Alumnos (CEAPA), la Unión de Consumidores españoles (UCE), la Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC) y la Confederación de Vecinos del Estado Español (CAVE). El manifiesto expone que " bajo una apariencia hipócrita de preocupación y denuncia, los programas de telebasura se regodean con el sufrimiento, como muestra más sórdida de la condición humana, con la exhibición gratuita de sentimientos y comportamientos íntimos y desencadenan una dinámica en la que el circense "más difícil todavía" anuncia una espiral sin fin para sorprender al espectador". También denuncia el manifiesto que en estos programas existe un desprecio absoluto por derechos fundamentales como el honor, la intimidad, la veracidad o el respeto a la presunción de inocencia escudándose en la libertad de expresión. El objetivo principal del manifiesto es conseguir que se celebre un debate social que permita llegar a proponer un código ético de regulación de los contenidos de los programas de televisión y la constitución de un Consejo Superior de los Medios Audiovisuales en los términos que fue aprobado en la anterior legislatura.

Asimismo, la Asociación de Telespectadores y Radioyentes (ATR) ha pedido que se amplíen los horarios de protección al menor en televisión.

Los responsables de televisión suelen justificar la selección de programas para sus cadenas con el argumento de que dan al público lo que éste les pide y el público alega que ve ciertos programas por la falta de variedad en las ofertas de las distintas cadenas. Es lo que se llama un círculo vicioso.
Revista electrónica TECLA , edición de 8 de diciembre de 1997


LA TELEVISIÓN
Remedios Cervantes
En el pasado, la palabra hablada o escrita dominaba en el mundo, pero ahora la imagen está presente en todas partes a través de la fotografía, el cine y la televisión.

Nuestros abuelos, en cambio, acostumbraban escuchar la radio, leer libros, revistas y periódicos, reunirse con los amigos y organizar paseos o excursiones. Nuestros padres también se entretenían de la misma manera, y además tenían el cine.

Nosotros, las niñas y niños de hoy, cada vez nos acostumbramos más a encerrarnos a ver la televisión puede llegar a controlar nuestras vidas y, en lugar de salir a jugar como antes, nos dedicamos al aparato.

Sin embargo, el problema no está en ver la televisión, sino en convertirnos en teleadictos, encendiéndola automáticamente sin importarnos el programa. Lo mismo pueden ser dibujos animados que una película de vaqueros o bien un noticiario o una telenovela.... O nos desvelamos viendo programas que no valen la pena, y al día siguiente andamos cansados sin ganas de hacer nada...

Y los anuncios... Tú sabes que sólo sirven para convencernos de comprar cosas que tal vez ni necesitamos ni nos gustan.

Pero las cosas pueden cambiar: podemos elegir los programas que realmente nos gustan o nos interesan (no se vale hacer trampas y decir que todos), podemos apagar la tele cuando tenemos otras cosas que hacer, o ¿por qué no preguntarle a nuestros papás o abuelos qué hacían ellos para divertirse?

Podría resultar una sorpresa muy agradable.
La jornada niños (México) - adaptado-



ELOGIO DE LA TELEVISIÓN
Mar Flores
Quienes consideran que la televisión es un aparato para ver películas en casa están en un error. Yo estoy en ese error. La televisión, en realidad, es un medio de hacer propaganda política, de amaestrar seres humanos, de vender productos, de dar noticias más o menos manipuladas. Es necesario tener un cerebro muy limitado para creer que sólo es útil para ver películas y algún que otro partido de fútbol. Esa limitación cerebral la padezco yo, y qué le vamos a hacer...

La televisión, en todos los países, ha pasado de ser una gran cinemateca. Ha convertido en perennes películas de hace 40 años que de no existir este medio habrían perecido o se habrían convertido en piezas de museo sin visitantes. Y así como el aficionado a la lectura para encontrar un libro raro ha de desplazarse, aunque con mayores facilidades que en la Edad Media, al aficionado al cine, la película rara, o curiosa, o clásica, o magistral, se la sirven a domicilio y muchas veces, cuando menos lo esperaba.
FERNANDO FERNÁN GÓMEZ , El País semanal, nº 521, 5-IV-87
Parrafo
Parrafo
Parrafo
Parrafo
Parrafo
Parrafo