HISTORIA DEL COLEGIO "NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO"

 

         La Unidad Educativa Colegio "Nuestra Señora del Rosario", fue fundada el día 04 de Septiembre de 1932, con la asistencia del Gobierno del Estado Guárico y del Excelentísimo Señor Obispo Monseñor Arturo Celestino Álvarez junto a su Secretario Monseñor Enrique Rodríguez Álvarez, en una casa cedida por la Diócesis, ubicada frente a la Iglesia de las Mercedes, donde actualmente funciona el Instituto Teresa de la Parra.

 

         Estos señores obispos se encargaron de traer a las Hermanas Dominicas procedentes del Colegio "Santa Rosa de Lima" las cuales se ocuparon de dirigir esta Institución.

 

         El 28 de Octubre de ese mismo año abre sus puertas a los jóvenes calaboceños en donde se impartía nada mas la Educación Primaria, y que contaba con 40 alumnos y 3 religiosas, pero debido a la calidad de la enseñanza que se impartía, la matrícula creció aceleradamente y en Noviembre de ese mismo año, se hizo necesario alquilar la casa vecina. Ya en 1953 se abre del 1º al 3ª Año de Bachillerato siendo la primera promoción de maestras en julio de 1954 y llevó por nombre Monseñor Arturo Celestino Álvarez.

 

         En el año 1958, se traslada el Colegio a la nueva sede, donde aún sigue funcionando, este local fue construido especialmente para el funcionamiento del Plantel, el mismo reúne las mejores condiciones para el desarrollo normal del proceso educativo. En Colegio decide en 1982 dar apertura al Ciclo Diversificado debido a los 50 años del colegio y en el cual salió la primera promoción de Bachilleres en Ciencias,  es de hacer notar que el Bachillerato y el Ciclo Diversificado eran totalmente conformado por muchachas, pero en el año 1997 se acepto incorporar a los estudiantes varones al bachillerato.

 

         Para los tiempos de la nueva sede había un alumnado de 300 jóvenes,  hoy en día el Colegio cuenta con 600 alumnos, 6 religiosas, 5 obreros, 45 docentes, 2 bibliotecaria, 1 portero y 1 secretaria. Hoy cumpliendo 68 años de edad el Colegio bajo la Dirección de Sor Yelitza Espinoza se une al júbilo que embarga al Pueblo Calaboceño y le da una calurosa bienvenida a Monseñor Víctor Pérez Arzobispo de Calabozo, pidiéndole al Dios Todopoderoso que bendiga con múltiples gracias su labor Pastoral.

 

Pagina de Inicio