EL ARADO

Por: Edicio Velasco, María Purificación Niño, Alejandro del Valle
Dibujo: Chelo Miguel.


INTRODUCCION

Son muy numerosos los estudios sobre los aperos de labranza y, en concreto, sobre los arados a lo largo de la Historia. También es abundante la terminología empleada para la denominación de las piezas que les componen, dándose el caso de terminologías correspondientes a un conjunto de piezas, cuando éstas forman un bloque.

Una de las clasificaciones más conocidas es la realizada por Julio Caro Baroja, en 1949, la cual es aceptada en Espada, de forma casi unánime, pero no así en el extranjero, donde se considera más importante la realizada por J. Brunhes Delarnarre, en 1986.

Por otro lado, se han realizado estudios regionales en varias comunidades autónomas, como Cantabria, La Rioja, León, Aragón, Cataluña, País Valenciano, Extremadura y Andalucía. También conviene tener en cuenta los estudios realizados en los países vecinos de Francia y Portugal. Tan sólo en Portugal se han descrito 32 tipos distintos de arados. También se han hecho cartografías a escala mundial.

Las diferencias más notables entre unos arados y otros se encuentran en la forma de la re a y en la forma en que va fijada al dental. Incluso en una misma zona geográfica se pueden encontrar varias formas de reja.

Ciertamente la investigación arqueológica ha suministrado mucha información sobre la naturaleza y evolución del arado a lo largo de la Historia, incluidas la época visigótica de la que se conocen escasos hallazgos. Para profundizar en el conocimiento de este tema se recomienda consultar el libro "Tecnología Agrícola Medieval en España" de José Luis Mingote Calderón y editado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en 1996. A continuación se van a describir las partes de¡ arado, denominado romano.


DESCRIPCIÓN DE LAS PIEZAS DEL ARADO ROMANO

La utilización de (RAE) quiere decir que ese término aparece en el Diccionario de la Real Academia Española con la definición escrita. Cuando se aplica (E) a un término se trata de una descripción local (dada por Edicio Velasco). Como puede verse, en muchos casos existen las dos aplicaciones, aunque no tienen por qué coincidir exactamente.

BERLOTAS (RAE): Abrazadera de arado.
(E): Argollas e hierro para unir cama y timón y, éste con el rabizo.
CAMA (RAE): Pieza encorvado de madera o de hierro en la cual enganchan, por la parte inferior delantera, el dental y la reja, y por detrás la estaba. Por el otro extremo está afianzada al timón.
(E): Pieza curva de madera donde se unen el dental, la reja, la estaba y el timón.
CLAVIJA (E): Pieza de hierro redonda que se introduce en el clavijero.
CLAVO DE SUJECCIÓN (E): Clavo que sujeta cama y dental en su parte trasera.
CLAVO REGULADOR (E): Tomillo que une la cama y el dental por su parte media para que se haga un cuerpo.
CORNEZUELO (RAE): Punta de cuerno con un atillo (cuerda de esparto no muy gruesa y trenzada, no viene en el RAE) para sujetarlo desde la punta de la reja al clavo regulador para que no hiciera dado al ganado.
DENTAL (RAE): Palo donde encaja la reja del arado.
(E): Pieza de madera que soporta la reja.
ESTEVA (RAE): Pieza corva y trasera sobre la cual lleva la mano el que ara.
(E): Dos piezas curvas de madera unidas en el medio por dos tornillos, una parte con agarradero para conducir el arado.
OREJERAS (RAE): Dos palos de madera acoplados oblicuamente en el dental, en unos agujeros llamados orejeros. Sirven para marcar y ensanchar los surcos (30 ó 40 cms.)
PESCUÑO (RAE): Cuña de madera gruesa y larga que sirva para apretar y sujetar la esteve, la reja y el dental que tiene la cama del arado.
RIBAZA (RAE): Queda definida en el diccionario, únicamente, como un término marinero, siendo un palo corto y delgado unido por un extremo a un objeto cualquiera para facilitar su manejo o sujección al sitio que convenga.
RIBAZO (RAE): Pieza de madera con agujeros llamados clavijeros donde se introduce la clavija para dar y quitar tierra al arado.

En genral, cuando se habla del timón, queda incluido el rabizo que no se define en la terminología más general y actual.
RASTRA (E): Pieza de hierro clavada en la punta del rabizo para que éste no se desgaste cuando va de camino, ya que iba colgado en el yugo arrastrando.
REJA (REA + E): Pieza fuerte de hierro cogida y protegida por la parte trasera y que sirve para coger y revolver la tierra.
TIMÓN (RAE): Palo derecho que sale de la cama del arado por su extremidad. Tiene 3 ó 4 agujeros que sirven para meter la clavija y proporcionar el tiro.
(E): Pieza de madera que une cama con rabizo.
Como se ha dicho anteriormente, el rabizo quedaría incluido en el timón.




Historia de la orquesta azul, anterior artículo Ir a las portadas de los periódicos 101 al 110 Deportes, siguiente artículo de este número