EDILBERTO DOMARCHI VILLAGRA 1924

 

 

EDILBERTO DOMARCHI VILLAGRA
1924-2000
POETA LINARENSE

 

Edilberto Domarchi Villagra, nacido en Linares, Séptima Región del Maule, Chile, el 24 de febrero de 1924, hijo de Heriberto Domarchi Amigo y de Tomasa Villagra Parada.  Scout, bombero, profesor , destacado deportista, y poeta maulino.

 

OBRAS:

AÑO OBRA EDITORIAL
1963 Perfiles de las noches claras Arancibia Hermanos, Santiago Chile
1966 El tiempo y el fuego Arancibia Hermanos, Santiago Chile
1968 Los esclavos del Faraón Cheops Arancibia Hermanos, Santiago Chile
1970 Vida de perros Ediciones Diario El Heraldo Linares
1972 Caballo cojo arrienda fonógrafo Ediciones Cultura y Publicaciones, Ministerio de Educación, Chile
1977 El viejo armonio Arancibia Hermanos, Santiago Chile
1984 Fábulas y Oniromancias IPROCH, Chillán
1984 Antología poética de una familia linarense IPROCH, Chillán
1986 El hombre flamígero y florido IPROCH, Chillán
1992 Antología poética Universidad del Biobio

 

 

PREMIOS

1.- SOCIEDAD DE ESCRITORES DE CHILE. Diploma de honor y homenaje público por la publicación de Vida de Perros, compartido . SaNTIAGO CHILE , 1970.
2.- FITAL 1971, Feria Exposición de Talca, Diploma de Honor en Poesía, 1971.
3.- JUEGOS LITERARIOS GABRIELA MISTRAL. Ilustre Minicipalidad de Santiago.Segundo Premio, 1971.
4.- CLUB DE DEPORTES ÑUBLENSE. Medalla de oro y homenaje público. Chillán. 1971.
5.- CORPORACION EDILICIA DE CHILLAN. Premio Nacional de Arte y Cultura. 1971.
6.- "CHILE CENTRAL", Primer Premio de Poesía.I.Municipalidad y Grupo Literario de Ñuble. 1971.
7.- CONCURSO NACIONAL ANDRES BELLO. Primer premio en Poesía.1971.
8.- CONCURSO DE POESIA OCTAVA REGION. Tercer premio. Gobernación y Grupo Literario de Ñuble.1975.
9.- CONCURSO DE CUENTO. Primer premio. Sociedad de Escritores de Ñuble. 1976.
10.-CONCURSO DE ENSAYO. Primer premio. Sociedad de Escritores de Ñuble. 1976.
11.-RECONOCIMIENTO. Medalla de plata. Sociedad de Artesanos de Chillán. 1979.
12.- PREMIO NACIONAL "MOLINO DE ORO DE DON QUIJOTE". Villa Alemana. 1979.
13.- CONCURSO NACIONAL DE POESIA. Diploma y distinción.I.Municipalidad de Viña del Mar.1987.

Edilberto Domarchi Villagra
(Dibujo de Pedro Olmos)

 

ALGUNOS POEMAS

UNA ARMONÍA PARA SORDOS Y MUDOS

Quiero vivir humilde y con ternuras
ser precario y modesto a toda hora,
besar al viento, beber un breve vino
que me llene de sol y de esperanzas
acariciar la generosa lluvia,
anhelo ser enfermero sumiso
provisto de algodones níveos
que mitiguen las penas del destierro
quiero dar una taza de café
a blancos, negros y amarillos
un sorbo de mistela a policías
y a hombres proscritos de la vida
un brandy y unos dátiles a Ezra y Nicomedes
un pan con miel a los perros de Huatulame
una armonía mágica a los sordos y mudos,
un sudario a las viudas del barrio,
una baldosa, unas velas y un anillo de ágata
para todas las novias seducidas,
una máscara azul para ingenios y quijotes
a quienes engañamos diariamente
y un sepulcro muy blanco y una cruz
al prójimo que sucumbió en el mar
sin conocer la causa.


 

ELLA VOLVIA CONVERTIDA EN NIEBLA

Después que fuimos a dejarte
a aquella casa de donde no se vuelve,
te dedicaste Carmen Luz a guardar
mis retratos en tus cabellos negros;
la mesa está puesta me decías
y se esculpía ardiente tu risa de cristal
como un viento de rostro en la ventana.

Desnudos cual pájaros sin tiempo
conversábamos hasta la llegada del alba,
tomaba tus anillos, tus besos y tu piel
y entre tus mimos alegres te alejabas
mientras yo preparaba las tostadas y el té.

A veces introducía mi cuerpo en el reloj mural
y me dormía esperándose en el péndulo viajero.

También de noche cantábamos endechas
cuando volvías por la ribera de la alcoba
convertida en niebla y era tu mano
fabuloso premio de uva rosada en el desierto.

El rondín escuchaba
el tintineo de las copas
y cada día al verme
me decía misterioso:
la joven señora aún descansa
en el fondo de la estancia.

 


LLEVABA EL SOL EN EL PELO

En el jardín de Isla Bella
la flor más linda yo vi,
más flexible que mazorca
todo el verde yo bebí.

Era su rostro de nácar
sus pupilas de alelí,
su paso era de princesa
en mis sueños yo la vi.

Llevaba el sol en el pelo
bajo el cielo yo la vi,
el mar sus ojos celestes
en el trigal yo la vi.

Eres como flor y agua
no podré vivir sin ti,
yo besé en la dulce mano
la flor más linda que vi.


 

CUANDO UNA TARDE OSCURA

Cuando una tarde oscura
mi padre esté mudo y sin aliento
veré caer el aire y el alerce
y yo me moriré con los ojos abiertos.

No verteré una lágrima
no exhalaré un suspiro,
sería un traidor a su memoria buena
¿ y si él se despertara de improviso ?,
su largo silencio me dijera:
dejad el llanto, el pan, el agua
para otros que sufren en la tierra,
yo me voy, estoy sereno en mi alegría,
vete al lecho hijo mío
que yo he de sentir por ti
al viento con sus flautas moradas.


Cuando muera mi padre seré yo quien fallezca,
él se esfumará por sus caminos,
él se llevará el propio aliento mío,
¿ de que servirá mi paso vacilante
si mi sangre es triste lejanía ? ,

han de temblar las voces de mis hijos
en las arterias yertas de mi padre.

Toda sabiduría es círculo cerrado,
así el abismo, así la infinitud del mundo,
pero mañana estará presente la alegría.

Cuando muera mi padre
seré yo quien fallezca
más un jardín de rosa y hierbabuena
esparcirá aromas y canciones.



 

YO QUIERO QUE ME ENTIERREN EN LINARES

Y no en la capital
donde imperan los ruidos y el "smog",
en mi tierra el cielo es más azul, el aire puro,
aquí ronda el aliento protector
de los viejos parientes
que emigraron en la penumbra de los tiempos.


Y quiero que me recen una misa
en el Convento de los Padres Salesianos
allá donde nace la ciudad
y el sol, por vez primera,
se asoma por los huertos orientales.


Y tocará el mismo viejo armonio
de cuando yo era niño
la canción de difuntos
con esas notas graves tan profundas
que no se han oído jamás en este mundo.


Un fraile negro rezará en la ceremonia
y cuatro amigos de la infancia
con media docena de parientes pobres
acudirán a misa con el corazón
profundamente dolido.


Yo dormiré tranquilo
tras el cómodo ataúd,
mi boca esbozará una sonrisa,
rogando a Dios, humildemente,
por la alegría de mis hermanos vivos.
 

EL PROFESOR  DOMARCHI  Y SUS ALUMNOS