Poemas de Rosa María Lencero

Poemas de Rosa Lencero

 

Presentación

 

de

 

El galo moribundo (2001)

Entrevista de Manuela Martín a Rosa María Lencero en Árrago

 

33 • Miércoles, 31 de octubre de 2001 HOY E N T R E V I S T A / LIBROS

 

ROSA LENCERO POETISA

 

Ayer se presentó en Badajoz ‘El galo moribundo’, un nuevo libro de poemas de Rosa María Lencero. Editado por la Diputación de Badajoz, el libro fue escrito acogiéndose a una beca a la creación concedida a la escritora en 1997 por la Junta

«En literatura hay mucho

mediocre muy bien arropado»

Por MANUELA MARTÍN

Foto ALFONSO

Rosa María Lencero que, según confiesa lleva escribiendo poemas desde que tenía 12 años, se muestra orgullosa de que la Casa de Cervantes de Valladolid la llame para recitar sus poemas, aunque reconoce que el camino del escritor, y mucho más el del poeta, es siempre duro. Lencero ha publicado Lo que fue una sombra, Tierra extrema, Como amantes de Etruria y El libro de los desposorios, entre otros títulos. Muy pronto saldrán dos nuevas obras en la ERE.

 

-El libro está inspirado en 'El galo moribundo' una estatua que se encuentra en el Museo Capitolino de Roma.

-El título es de una estatua helénica que representa la figura de un gálata desnudo, que está herido en un costado y tiene una expresión dolorosa y serena. A mí me impactó mucho, quizá porque soy una amante del arte. Ya publiqué otro libro hace diez años, también en la Diputación, inspirado en un sarcófago romano, Como amantes de Etruria. Me he dedicado un tiempo a los temas clásicos y este libro cierra el ciclo.

-¿Que está escribiendo ahora?

-He empezado a escribir una poesía más depurada, de poemas más breves, más claros. Tengo en la Editora Regional un libro que se titula Mar de yerba, que es para bajar la poesía a la tierra, para estar al nivel de lo cotidiano. He depurado muchísimo el verso. Digamos que antes tenía una poesía más cultista, con demasiada profundidad, y ahora intento simplificar el verso. Comprendo que la poesía es muy minoritaria, muy elitista. Nosotros buscamos una expresión quizá demasiado elevada y no vamos a llegar a toda la gente con la facilidad con que se llega con un verso más depurado.

 

LA GENTE JOVEN LEE MENOS

-Pero la poesía siempre ha sido minoritaria, quizás ahora un poco más. ¿No desalienta eso a los poetas?

-Yo creo que la gente joven lee menos. Se incorporan lectores muy lentamente quizá porque se tiene el prejuicio de que la poesía está pasada de moda. La gente prefiere comprar una novela de evasión que un libro de poemas. Ni siquiera se leen poetas que para mí son maravillosos, como Antonio Colinas.

-El nombre de Colinas ha sido descubierto por muchas personas ahora que ha sido plagiado. Usted escribe poesía , pero también relatos.

-Sí. Además del libro Mar de yerba, en la Editora regional está en preparación un libro de relatos. Espero que pueda salir a primeros de año. Son relatos históricos. A mí la Historia me fascina. Uno se llama Salor de Hervás, y es la historia de una niña judía, huérfana, de la época de la expulsión de los judíos por los Reyes Católicos. Otro relato, que da título al libro, es La fuente de la pereza, que cuenta la historia de una abuela y una nieta. Ésta recibe una carta con 50 años de retraso en la que se le confiesa que su abuela no es hija de quien creía, que la encontraron abandonada en un cestillo al lado de una fuente. La nieta narra esa historia y se cuentan las peripecias de la abuela en aquellos años de la Segunda República española. Es una historia intrincada que parte de una investigación que yo hice sobre los niños expósitos de Mérida. Hay muchos datos sobre todo ello. A mí todavía cuando la leo se me caen los lagrimones, me emociono.

-Va a publicar tres libros en muy poco tiempo.

-Escribir para mí es necesario. Cuando estoy mucho tiempo sin escribir es como si estuviera enjaulada. Mi energía sale por ahí. Mario Benedetti decía: «Le tengo prohibido a todas mis personalidades que me molesten cuando juego». Yo puedo decir que le tengo prohibido a mis otras personalidades que me molesten cuando escribo. Porque te transformas. A veces da la sensación de que tu mano la están llevando los personajes. Se te escapan y toman vida.

-Ahora se escribe mucho y se publica también en cantidad. ¿Cómo consigue un escritor hacerse oír en esa selva de libros?

-Ese es un problema. Es como si te encontraras perdida en una selva. Se publican tantas cosas, cosas muy atractivas, que te entran por los ojos con su diseño, aunque a veces abres el libro y no hay nada interesante. Es muy difícil abrirse camino.

 

 

«Si tienen que elegir a cuatro 

escritores para representar a 

Extremadura, siempre son hombres»

 

HAY MUJERES QUE ESCRIBEN»

-¿Cómo ve el panorama literario regional?

-Extremadura es muy fértil en escritores. Lo que pasa es que dentro de esa fertilidad está el grupo de los privilegiados y el de los que vamos paso a paso y lentamente. Ha habido gente que ha accedido tan rápidamente a tener el blasón de la literatura extremeña que no te permite moverte. A mí me asombra que un mundo que se supone exquisito tenga tantas puñadas traperas. No es un mundo solidario. Hay mucho mediocre muy bien arropado.

-¿En todas partes o en Extremadura especialmente?

-En todas partes, pero vivimos en Extremadura.

-¿Cómo deben apoyar las instituciones a la literatura, qué le piden los escritores?

- A mí me gustaría que se dieran cuenta de que hay mujeres que escriben. Si tienen que elegir a cuatro escritores para representar a Extremadura, siempre son hombres. Yo no escribo en femenino, pero veo esa situación. A las mujeres que escribimos nos tienen en un segundo escalón. Yo pediría un apoyo a la diversidad. Que no se cuenten con los dedos de una mano los escritores extremeños.

SEGUIR

 

URL de esta página es: http://www.galeon.com/elgalomoribundo/

Página realizada por  ©Antonio Viudas Camarasa, 2001.  Reservados todos los derechos del copyright de textos, fotos y sonidos. Correo electrónico: viudas@eresmas.net

Enlace: Hablas de Extremadura en la red

 

IR A: PÁGINA PERSONAL DE ANTONIO VIUDAS CAMARASA