TuWeb
Recursos del Aula de Infantil
El Grupo de Iguales
La Metodología
Los Rincones
Los Materiales y Decoración
La Organización del Tiempo
La Evaluación
Mis Enlaces
xxx
Mis Aficiones
Reflexiones
Adivinanzas
Canciones de Corro
Canciones Escenificadas
Canciones de Palmas
Colmos
Cuentos
Fórmulas de Sorteo
Oraciones y Conjuros
Poesías
Romancero
Tantanes
Trabalenguas y Retahílas
 
La Metodología
El concepto de metodología se refiere a la forma de enseñar en el aula de forma periódica y sistemática, por lo que si de vez en cuando usamos talleres o rincones, eso no querrá decir que nuestra metodología sea por rincones o talleres. Es de vital importancia que la metodología que se va a llevar a cabo en el aula se ajuste a la forma de aprender de cada niño y responda a todas sus necesidades. La metodología ha de ser flexible y estar sometida a continuas revisiones por parte de los profesionales para comprobar si es la adecuada.

La forma de comunicarnos con nuestros alumnos será a través del lenguaje oral, y mostrando siempre nuestro lado más tierno pues estos deber ser educados en un clima de afecto y confianza que lo dotará de una gran seguridad en el aula. Aparte del lenguaje oral, los niños cuentan con un rico abanico en cuanto a formas de expresarse como se puede observar en sus gestos, sus miradas,….

Nuestra metodología va a dar respuesta a la diversidad, se intentará romper con la tradicional respuesta homogénea que sólo aporta un ambiente de aula triste y lúgubre, por ello proponemos convertir el aula en un conjunto de actividades y diversificadas y adaptadas a las necesidades e intereses de cada alumno. Por todo ello, el objetivo es proponer una oferta educacional variada según las edades en donde predominen interacciones individualizadas y de pequeño grupo.
.
Predominará en nuestra aula, el uso de rincones que es una estrategia pedagógica que responde a las exigencias de integrar las actividades de aprendizaje a las necesidades básicas de cada niño, se le permitirá a los niños que escojan el rincón que desean, pero dentro de un orden en el que se compartan. Por ello el docente debe garantizar que todos y cada uno de los rincones sean igual de atractivos para los alumnos, en ellos los niños efectúan simultáneamente diferentes actividades. Por otro lado usaremos talleres que permiten ofrecer a los niños, cuando lo deseen, juegos que necesiten al mismo tiempo que van construyendo progresivamente su personalidad y van desarrollando aptitudes específicas.

Por último, llevaremos a cabo el uso de pequeños proyectos, que no son más que una intención organizada de dar forma al natural deseo de aprender, partiendo de un enfoque globalizador abierto y buscando el aprendizaje significativo, partiendo de los intereses de los niños y de sus intereses previos de esta manera los temas surgen no se provocan, se tiene en cuenta lo que ya saben los niños, la programación primera es provisional y varia en su desarrollo, tiene que tener un diseño abierto para adaptarnos a la evolución de los acontecimientos, los tiempos previstos son flexibles, los errores se valoran positivamente como paso necesario de todo aprendizaje y no como algo a eliminar por lo que priman procesos sobre resultados.

Creemos un error considerar que actividad es sinónimo de actividad dirigida y de gran grupo., este tipo de actividades se caracterizan por la falta de interacción con los adultos y es donde mayormente puede desarrollarse el potencial del niño. A través de este tipo de actividades, las propuestas son muy abiertas como jugar en el rincón de las construcciones, dibujar lo que se quiera, visualizar un cuento etc. Esta forma de trabajar con los niños (rincones) no presenta por sí misma ninguna alternativa a la enseñanza rígida y tradicional sino que es el maestro el motor de cambio. También es necesario el hecho de que para que nuestra metodología sea efectiva nuestro contexto debe ser el adecuado.

En nuestra metodología llevaremos a cabo acompañamiento cercano y acercaremos a los niños al mundo de los objetos, de las personas y de las culturas, para que los niños desarrollen todo su potencial por eso dotaremos el ambiente del niño con un material y un mundo social enriquecido en función de las necesidades del niño. El medio físico creado en el aula pretenderemos por todos los medios que sea lo más estimulante posible para los niños para así con ello lograr su interés y atención, al juego constructivo lo dotaremos de gran importancia en nuestra aula el material podrá ser elegido libremente por los niños con ello se intenta fomentar la autonomía y cuando esos materiales resulten ya poco interesantes para nuestros pequeños habrá llegado la hora de sustituirlos por otros que le vuelvan a despertar el interés.

Con respecto al medio social del niño utilizaremos al resto de los niños de la clase como un instrumento valioso de estimulación, por ello en nuestra aula daremos preferencia sobre todo al trabajo grupal por la riqueza que aporta al ámbito social del niño.

En nuestra metodología llevaremos a cabo un seguimiento cercano con respecto a lo afectivo, cognitivo e incluso espacial, nos situaremos siempre un pasito por delante o un pasito por detrás, según se precise, es decir, iremos un paso por detrás cuando observemos a los niños, nos enganchamos a su juego y confiemos en sus posibilidades e iremos un paso por delante cuando reflexionemos si debemos intervenir más o menos o si es más o menos adecuada una determinada propuesta.

Será imprescindible que a lo largo de la jornada sepamos escuchar, esperar y actuar por medio de microintervenciones a lo largo del día con las que animaremos, resaltaremos lo mejor de cada niño, alentaremos a los menos hábiles, equilibraremos el ambiente y sacaremos lo positivo de todos los niños. Por ello, el papel del educador es en esta tercera vía ser mediador tanto entre el conocimiento y el niño como de la interacción entre iguales.

En nuestra metodología, toda acción que tradicionalmente era considerada como un mero desahogo, como era el caso de la hora del patio etc…, en nuestro caso no será considerado como ocio sino como puro aprendizaje por ello su uso será directamente proporcional con la importancia que tiene para el aprendizaje.

Volviendo a hacer mención a la metodología por rincones talleres y proyectos creemos necesario recalcar lo siguiente:

Con esta metodología es más fácil el seguimiento individual de cada niño y la posibilidad de llevar a cabo un programa adaptado a las posibilidades de cada niño. , ya que permiten que el niño despliegue sus mecanismos de aprendizaje: el movimiento, el juego, la manipulación; exilia la pasividad, haciendo que el niño encuentre significado a lo que está haciendo; estimulan la capacidad de abstracción partiendo del aquí y ahora, de lo concreto, de lo plausible, y permiten la atención individualizada, el contacto cercano, el adulto que tanto necesitan a estas edades. Son así, el medio ideal para la puesta en práctica de la tercera vía, ese acompañamiento cercano en ambiente enriquecido.

Con respecto a los talleres es imprescindible decir que se adapta a lo que buscamos en nuestra práctica educativa, es decir, en los talleres cada niño sigue su ritmo, escoge su actividad y así se tiene una mejor visión del niño individualmente y al mismo tiempo el niño se va dando cuenta que jugando juega, actúa, experimenta y se comunica con los otros, es capaz de hacer frente a situaciones nuevas, de manifestar sus preferencias.

Por último con respecto a los proyectos serán considerados de gran importancia puesto que la propuesta de los proyecto se observa las curiosidades que tienen los niños que son más importantes de responder y de explicar que cualquier ficha que en el libro de texto venga. A lo largo de la vida del niño, cada día le surgen preguntas que, aunque para el mundo de los adultos sean consideradas como insípidas, para el mundo infantil es el no va más ejemplo de ello lo podemos ver en el majestuoso libro de Mª Carmen Díez Navarro “ La oreja verde de la escuela” en el que narra continuas dudas que les surgen a los niños de su clase y que a partir de las mismas son utilizadas para hacer talleres o pequeños proyectos, el título significa que los niños tienen una oreja verde, en el sentido de que ven el mundo desde un punto de vista: abierto, vigilante, atento y libre, que las personas adultas no deberíamos perder al crecer. Ya que los niños oyen más allá del sonido, cosas que para el oído adulto resultan inimaginables, no debería olvidar éste, que un día también las escuchó.

En definitiva nuestra metodología requerirá un aula con capacidad de cambio, armonía y deseo de novedades, en la que partamos de nuestras propias vivencias el lo que aporte de alegría de vitalidad y de riqueza. Encontrando cosas que conecten el mundo familiar con el grupo social, que el espacio esté bien revestido de objetos atractivos y ordenados. Una disposición espacial que invite a estar ahí. Son necesarios muchos contenedores variados, en los que se pueda ir recogiendo toda la vida que los niños traigan.

Será importante escuchar y para ello lograr una buena actitud de maestro y un ambiente de hablar: en el trabajo, en el juego, en la merienda, en las asambleas. Un habla que sea: manifestación de cada uno, vía de aclaración y calma en los conflictos, conocimiento personal, y de los demás, reconocimiento progresivo de los sentimientos y planteo de lo que uno piensa.

Otros aspectos que tendremos en cuenta serán: dejar elegir como un acto muy placentero y como tarea autónoma; las posibilidades de creación, el hecho de que no se puede elegir siempre: el necesario “no”; las votaciones; y recibir con las manos abiertas todo lo que los niños vayan trayendo.

Para que nuestra metodología pueda llevarse a la práctica será imprescindible que la organización del espacio se corresponda a las necesidades que requieren llevar a la práctica nuestras actividades.



imagen
Foto

"Nuestra metodología esatará basada en la teoría del andamiaje, seremos apoyos para los niños, dejándoles que vayan experimentando, descubriendo etc..."

Foto