TuWeb
Recursos del Aula de Infantil
El Grupo de Iguales
La Metodología
Los Rincones
Los Materiales y Decoración
La Organización del Tiempo
La Evaluación
Mis Enlaces
xxx
Mis Aficiones
Reflexiones
Adivinanzas
Canciones de Corro
Canciones Escenificadas
Canciones de Palmas
Colmos
Cuentos
Fórmulas de Sorteo
Oraciones y Conjuros
Poesías
Romancero
Tantanes
Trabalenguas y Retahílas
 
Los Rincones
TRABAJAR POR RINCONES

Punto muy importante que pasaremos ahora a desarrollar.

Llegados a este punto los maestros deberíamos hacer un profundo análisis antes y durante la organización del espacio, para interrogarnos de cómo debemos trabajar en nuestra aula, y ver las necesidades de nuestros niños, buscar una clase donde podamos hacer todo lo que queramos o tengamos en mente. Que si no tenemos espacios suficientes para llevar a cabo nuestras ideas buscar soluciones alternativas, ser imaginativos, creativos, pero resolver todos los problemas que se nos vayan presentando.

Nuestro espacio del aula debería ser un espacio abierto a la intervención de los niños, y debe permitir que estos pongan en funcionamiento sus mecanismos y estrategias para aprender. No se trata de que ocupen el espacio sino de que lo habiten. Todos los rincones tienen que estar bien delimitados, separando unas zonas de otras, sin que hayan zonas donde el niño tenga dificultad para acceder, en todo momento tiene que tener libertad de paso.

No hay que olvidar que el aula no es de la maestra, es de los niños, y que en la medida de lo posible deberíamos evitar que los niños al llegar al aula se encontraran con todo hecho sin dejarles participar en la organización de la clase a ellos, a los verdaderos protagonistas.

No debemos tener miedo a cambiar zonas de trabajo si vemos que no funcionan, ya que siempre se pueden sustituir por otras que sean más motivadoras para los niños, contando siempre con su opinión.

A través de los rincones, los pequeños proyectos, talleres, vemos que todas estructuran el espacio partiendo de los intereses de los niños, todo lo anterior es de gran importancia en el proceso educativo y según como lo reflejemos en nuestra aula proyectaremos nuestro estilo didáctico.

El aula de infantil tiene que ofrecer al niño un ambiente de calidez, afectividad y seguridad, y todo ello lo podremos conseguir si conseguimos hacer que nuestro espacio sea de los niños, que ellos sientan que es suyo, que les invite a explorarlo, a conocerlo, a habitarlo.

Es importante que dentro de nuestra clase, el niño la sienta cercana desde el principio, que sea conocida, cercana para el niño, y todo ello lo podremos conseguir introduciendo objetos que tengan un significado conocido para el niño, con elementos que definan las zonas, con lugares permanentes para cada cosa, para que así el niño se sienta seguro. Podríamos poner su foto en diferentes lugares, como en el perchero donde al llegar ponga su maleta y su chaqueta, con fotos de su familia en un mural, en el rincón reservado a la asamblea, donde pongamos a las familias de todos los niños, poner su foto en ese poster pegado en la pared con la foto de todos los niños, en donde el encargado semanal se encargará de preocuparse por quien ha faltado, por llamarle e interesarse por lo que le ha pasado, como pude observar en mis prácticas en El Trocadero, así los niños se sentían importantes, y según los niños que faltaban, este situaba las fotos fuera o dentro del barco, que era el dibujo que contenía a todos los alumnos.

Una vez que el niño haya visto todo esto, se sentirá más seguro dispuesto a explorar, a conocer, una clase que debería estar ambientada con motivos que llamen la atención del niño, con sus rincones donde el niño pueda experimentar y manipular, donde pueda llevar a cabo el juego simbólico, al igual que el dibujo simbólico, donde represente cada experiencia vivida. Para ello observaremos a los niños para saber que necesitan en cada momento según su momento evolutivo.

Nuestro espacio debe tener todo aquello que tengamos en mente, pero sin sobrecargar el lugar, porque el niño necesita moverse con libertad por el lugar, pero todo dependerá del espacio que dispongamos. Tenemos que intentar que en nuestra aula se disfrute de la mayor cantidad de posibilidades de propuestas educativas. Tenemos que saber optimizar el espacio. Y usar los lugares para más de un uso.

Los rincones son espacios organizados, dentro del aula, que tienen que ser polivalentes, para conseguir objetivos, hábitos, contenidos etc… A través de ellos los niños harán pequeñas investigaciones, desarrollando proyectos, manipulando objetos, desarrollando su creatividad. Las actividades que se realicen en los rincones no tienen una duración determinada, porque cada niño actúa a su ritmo según sus preferencias e intereses



En función de las posibilidades del aula y los materiales de los que dispongamos nuestra propuesta de diseño de aula sería la siguiente:

1. Rincón de los disfraces y títeres: Los materiales de este rincón pueden ser variados, tendremos un gran baúl con disfraces que los niños traigan de casa, o que se realicen en algún taller, pelucas, pinturas, bigotes, bolsos, guantes, sombreros, telas, abalorios (collares), y las marionetas, que pueden ser compradas o realizadas por los niños. Pegado a la pared podemos poner un gran espejo, para que ellos puedan verse cuando se disfrazan, y así establecer situaciones de juego simbólico, en la que los niños pasen de lo real a lo imaginario, y que lo manifiesten mediante los objetos, el lenguaje oral, los movimientos corporales y poder expresar cómo percibe a los adultos a los que intenta imitar.

2. Pizarra: Donde dejaremos tizas de colores y borrador, para que el niño pueda expresarse libremente a través del dibujo.

3. Rincón de juegos de casa: Juguetes de casa que los niños aportan al aula desde el primer día. Será un juguete suyo, que le guste y que no esté roto. Estos juguetes de casa les vinculan a su hogar, les recuerdan situaciones familiares.

4. Rincón de juego simbólico: Es el rincón más significativo para el niño de 3 años, ya que desarrolla la capacidad de representar una cosa por medio de otra, representando roles semejantes a los del adulto, simulando situaciones experimentadas, que permite a varios niños jugar en el mismo proyecto o individualmente. Manipulando objetos conocidos y herramientas que tienen en casa.

• La cocina de juguete (resistente, que contendrá cazuelas, sartenes, cubiertos, mesas y sillas, moldes, plazas, platos, verduras, carnes, leche etc…
• La plancha y ropa de muñecos para planchar, para fomentar la igualdad.
• Cuna y casita de muñecos, y muñecos.
• La tienda (con caja registradora, monedas, carrito, legumbres etc…)
• El rincón de aseo y peluquería (cepillos, peines, secador de pelo, rulos etc…)

5. Rincón del ordenador: Las nuevas tecnologías son un recurso didáctico muy importante en la Educación Infantil. Este es un espacio muy atrayente para la mayoría de los niños. Lo ideal sería tener más de un ordenador, pero hoy en día es poco probable, así que intentaremos que esta zona, sea lo más cómoda y atrayente posible. Ya que nosotros buscamos que el niño establezca una relación positiva con las nuevas tecnologías, acercar al niños al conocimiento y uso de herramientas informáticas, este es un rincón muy goloso, por lo que podríamos hacer una lista para que cada día en grupos de dos los niños pudiesen utilizar durante un periodo de tiempo el ordenador.

6. Rincón de plástica: Esté rincón debe estar bien organizado, y allí los niños contarán con todo tipo de material, como un atril con un rollo de papel continuo blanco con un casillero para ceras, para que puedan dibujar en grupo, y hacer murales, luego podemos exponerlo en clase o hablarlo en la asamblea. También dispondrá de un mueble donde habrá casilleros que contengan pinturas de dedo, ceras, rotuladores, lápices de colores, plastilina, tijeras, punzones, pegamento, tizas de colores, rollos de papel, algodón etc…Este rincón debería situarse en un lugar que no fuese de tránsito, bien iluminado, cerca del cuarto de baño, para que tengan autonomía para lavarse las manos etc… y por supuesto podemos tener preparados bolsas de plástico para que no se ensucien y papeleras que estén cerca.

7. Rincón de las letras: Los recursos que se ofrecen al niño en este rincón son fundamentalmente:

• La manipulación de objetos y materiales.
• Las fotografías e imágenes.
• Letras móviles
• Los juegos de las letras y las palabras
• Cuentos (cada niño puede traer uno de casa que le guste), revistas, etc…

En este rincón debemos tener en cuenta poner cualquier rótulo simultaneando mayúsculas y minúsculas, es importante que todos los rótulos de la clase tengan la misma tipografía para no confundir a los niños.. Lo que queremos conseguir es que el niño se interese por el mundo de las letras a través de libros, juegos didácticos etc… y que de los niños surjan actividades de iniciativa propia… sería interesante poner en rótulos los nombres de los niños, en mayúsculas y en minúsculas y que lo encontrarán e identificarán, como el de los amigos. También en este rincón podemos hacer partícipes a las familias, haciendo que cuando les mandemos alguna actividad para casa a los niños se impliquen y busquen, investiguen con los niños. (Ver Anexo I)

8. Las mesas de clase: Circulares, donde puedan sentarse varios niños y compartir sus experiencias, pensamos que no tienen por qué hacer fichas todos a la vez, sino por grupos, darles libertad a los niños, de que experimenten, conozcan, orientando sus juegos, observando sus intereses etc…

9. Rincón de las construcciones: El niño mientras juega en pequeño grupo en este rincón, tiene la oportunidad de introducirse, con elementos tridimensionales, en el conocimiento del espacio y desarrollar el lenguaje y el pensamiento matemático. Este espacio debería tener un suelo cálido, para que los niños puedan jugar haciendo construcciones con bloques de madera u otro material. Podemos tener también en este rincón animalitos, muñecos articulables, para que lo sitúen en las construcciones etc…

10. Rincón de la alfombra: Es el rincón más amplio de la clase, y el que más posibilidades tienes, allí haremos asambleas con todos los niños de la clase, nos veremos allí todas las mañanas para contarnos lo que hicimos el fin de semana, el encargado de la clase durante esa semana, contará a los niños y verá quien falta y pondrá o quitará las fotos del barco de las faltas. Lo usaremos para contar cuentos, para tumbarnos a descansar con los cojines, donde estarán las fotos de familiares y amigos, donde verán láminas que les inviten a participar en explicaciones colectivas, todos sentados en una alfombra o material de superficie cálida. Alrededor de la alfombra dispondremos de estanterías y mobiliario que sirven para limitar el espacio y organizar el material 8estanterías para los juguetes didácticos etc…).

11. Puerta de entrada a la clase: Donde en la parte exterior, habrá un gran rótulo con la mascota de la clase, que puede ser la de la portada de este trabajo.

12. Lugar donde los niños al llegar dejarán las cosas que traen, como la mochila, la chaqueta, el desayuno etc… en donde cada niño tendrá su foto y su casillero, que será el mismo durante todo el curso. Allí todos los días nos pondremos el babi para fomentar la autonomía personal de cada niño en cuanto a vestimenta. Y todo

No debemos olvidar que en último caso, quien tienen la última palabra son los niños en cuanto a la organización del aula y del espacio y según veamos el interés que despierten en los niños sus rincones elegidos, podremos modificarlos o no según corresponda.

Otros rincones que podríamos tener en mente son:

• Rincón para explorar las tripas de los objetos: Facilitar al niño objetos que no funcionen, para que los pueda despedazar y dar respuesta a la gran curiosidad que tienen los niños por saber que contienen en su interior los objetos que les proporcionemos.

• Rincón de naturaleza viva: Espacio para que el niño cuide las plantas de la clase, o en su caso algún animal que se tenga.

• Rincón de materiales discontinuos: Barreño con agua, arena serrín, con legumbres, a los niños les encanta ver como estos materiales se desliza por sus dedos, perciben sensaciones al llenar, vaciar, comparar, y les permite coordinar la motricidad manual y es una agradable experiencia táctil que les permite realizar aprendizajes lógicos, relacionarse entre ellos y compartir experiencias. Si se realizan con una buena planificación no presenta problemas de limpieza ni desorden.



Foto

"Nuestro espacio debe tener todo aquello que tengamos en mente, pero sin sobrecargar el lugar, porque el niño necesita moverse con libertad por el lugar"

Foto
Todos los artículos de María Carmen Díez Navarro
Aquí encontraremos muchísimos enlaces de toda una experta sobre el tema de Educación Infantil, con ideas innovadoras.