HISTORIA
1982 1983 1984 1985 1986 1987 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994-1997 2002

1982: Los Estereotipos

Se puede decir que la Universidad de El Salvador fueron el epicentro de los remotos orígenes de Soda Stereo. Porque allí, dos de sus alumnos de la carrera de Publicidad, Cerati y Bosio, aunaron sus vocaciones y decidieron hacer algo juntos. Primero había sido un fallido intento de pergeñar algo así como una agencia publicitaria y finalmente, acorde a muchos puntos afines en cuanto a ideología y estética musical, se abocaron a la tarea de armar una banda que les contuviera su torrente creativo.
Ambos venían de tener algunas experiencias con grupos diversos, hasta que convergieron en Stress, que luego de innumerbles ensayos, tuvo una sola actuación y se disolvió. La armonía que había entre Zeta y Gustavo, tanto en lo personal como en lo artístico les decía que debían continuar con el intento.
En esos tiempos, finales de 1981, comienzos de 1982, había en Buenos Aires algo así como boom, un florecimiento súbito de pubs y concerts que devenía en una lógica demanda de grupos para tocar en vivo. La gente necesitaba divertirse. No es descabellado afirmar que en cada barrio había por lo menos una banda rockera, ensayando o en proceso de formación. Un intento de explicación al fenómeno sería que éste constituía una tespuesta, un canal de desahogo frente a la opresiónde esos tiempos de dictadura, que pocos meses más tarde explotaría compulsiva de expresarse, y hacer música era la mejor manera.
Ocurrió que en febrero de 1982 la hermana de Gustavo conoce en club River Plate a Charly Ficicchia, baterista , hijo de Tito Alberti, un músico famoso, baterista y director de orquestas de jazz, uno de los más grandes de las decadas del cuarenta y sesenta. Charly se entera que el hermano de María Laura también era músico y que andaba buscando a un batero para formar una nueva banda de rock. Entusiasmado, lo llama y el encuentro queda programado. Así es que Zeta y Gustavo van a verlo y luego de una larga charla, en la que comprobaron que había algo así como un a similitud de proyectos, deciden intentar, en principio, un trío. Bosio y Cerati trasladan sus equipos a la casa de Charly, que a partir de ese momento y durante tres años, se convierte en la sala de ensayo del grupo y, sin siquiera presumirlo,dan la patada inicial a la que sería la historia de uno de los más grandes grupos de rock latinoamericano.
Las pruebas y los ensayos se suceden. Le meten duro y parejo todos los días. La idea que no se discutía era que había que conseguir un cuarto integrante, pero como la cosa sonaba bien, igual le metían para adelante. ya listos, graban un demo, acompañados por Daniel Melero en teclados y Ulises Butrón en guitarra. ¿Por qué no puedo ser del jet-set? era uno de los temas y durante la grabación se bautizan "Los Estereotipos", en homenaje a un tema de The Specials, del que los tres eran devotos. Finalmente la cinta les gustó tanto que deciden seguir como trío.
Los Estereotipos continúan con los ensayos. A pesar de lo satisfactorio del resultado del demo, en el que habían registrado "¿Por que no puedo ser del jet set?", "Dime Sebastián y "Debo soñar" (de Ulises Brutrón), aún no se sienten tan afiatados como para intentat una actuación en vivo. En muchos de esos ensayos intevienen músicos invitados, como el propio Butrón, Richard Coleman y Daniel Melero, entre otros.
Pasa las Guerra de Malvinas, pasa el mundial de fútbol de España y Los Estereotipos todavía creen llamarse de esa manera. Pero Gustavo, tal vez el más "lingüista" de los tres, la semática del nombre no le satisfacía para nada. La palabra "estereotipo", le significaba todo lo opuesto a lo que él quería para el grupo; le sonaba como a una cosa fija, estancada, mientras que sus objetivos apuntaban a algo en constante cambio, libre y versátil. Tiró la idea del cambio de nombre y el grupo la aceptó sin opción. Entonces se bajaron varias posibilidades para la nueva denominación del grupo. Entre ellas: Los Pelitos, Aerosol, Soda, Taras Bulba, Roquefort, Estéreo y otras. Hubo consenso para juntar dos de estos nombres y así surgió Soda Stereo, conservando en "Stereo" cierta reminiscencia del nombre anterior. Hay otra versión que asegura que "Soda Stereo" era una marca de sifones que se veía en las mesas de restauranes baratos del centro y que a Gustavo le gustó esa onda "kitch" que ya se empesaba a ver en la publicidad y en los nombres de algunos grupos.
Alfredo Lois era un compañero de facultad de Zeta y Gustavo. Con el tiempo se transformaría en un inseparable del grupo e inclusive iba a participar como encargado del arte de algunos de sus álbumes. En uno de sus cumpleaños salió al ruedo Soda Stereo por primera vez, el 19 de diciembre de 1982. La banda y empezaba a contar con un grupo de incondicionales seguidores entre los estudiantes de El Salvador.

Seguir (1983)