ESCUADRONES DE LA FE DE JESUCRISTO | PAGINA INICIAL| ¡EL DIA GLORIOSO DE SU RETORNO! (NUEVA)| SEIS MIL AÑOS DE HISTORIA EN EL CALENDARIO DIVINO II | SEIS MIL AÑOS DE HISTORIA EN EL CALENDARIO DIVINO | EL CALENDARIO PROFETICO BIBLICO | EL CALENDARIO Y EL CODO BIBLICO II | ¿LA IGLESIA VERDADERA DE JESUCRISTO? | PEDRO: EL APOSTOL INQUIETO (nueva) | ¡LA FALSA DEL SUCESOR DE PEDRO! (nueva) | EL BAUTISMO | LA CIENCIA Y LA BIBLIA |¡EL MENSAJE DE LA PROSPERIDAD! | ¡LOS DEMONIOS! | LA SALVACION | EL RAPTO: ¿FALSA DOCTRINA? | RUMBO AL TERCER CIELO | ¡SALID DE ELLA, PUEBLO MIO! (nueva) | EL REGRESO DEL MESIAS | EL FIN SE ACERCA | EL JUICIO FINAL DE LA HUMANIDAD | LOS MILAGROS DE JESUCRISTO (nueva) | ESTADOS UNIDOS Y LA BIBLIA | EL CAMINO DE LA VIDA, EL CAMINO DE LA MUERTE | EL ARCA Y EL REBAÑO | PROFECIAS DE DANIEL | LOS TRES TEMPLOS DE JERUSALEN | LOS 144,000 (nueva) | EL MILENIO E ISRAEL | LA ESPADA Y LA BESTIA | LA BESTIA Y EL 666 | LA BESTIA, IRAQ, EL LIBANO Y TIRO (nueva)| LA MALDICION SOBRE LA TIERRA (nueva) | DESTRUCCION DE SATANAS | CIELO NUEVO Y TIERRA NUEVA | LAS MUJERES EN LA BIBLIA Parte I | LAS MUJERES EN LA BIBLIA -PARTE II | LAS MARCAS DEL TERRORISMO | LOS ROSTROS DE LA GUERRA | EL PERFIL DEL ANTICRISTO (nueva) | ¡SADAM Y LAS PROFECIAS! (nueva) | EL MENSAJE ¿SEMBRAR LA SEMILLA? (nueva)| ¡"JESUS CON TODOS"!| | EL NUMERO DEL TERROR (11) (nueva) | | ¡MI JESUS EN TODO! (nueva) | ¡LA SEÑAL DE SU REGRESO! (nueva) | ¿CUANDO NACIO Y MURIO JESUCRISTO? (nueva) | ¡JEZABEL Y LA IGLESIA MODERNA! (nueva) | ¡LOS DICTADORES Y LA BIBLIA! (nueva) | ¡LA TIERRA PROMETIDA (nueva) | ¡LAS ZORRAS TIENEN GUARIDAS! (nueva) | ¡LA OVEJA PERDIDA! (nueva) | ¡EL GRAN JUICIO FINAL! (nueva) | CRISTIANOS RENOVADOS (nueva) | SOLDADOS DE JESUCRISTO ( nueva) | LA FALSA DEL PROYECTO 666 (nueva) | LA IGLESIA UNIVERSAL DE CRISTO (nueva) | LA SEÑAL DEL RETORNO DE JESUCRISTO (nueva) | LA CIUDAD DEL FALSO PROFETA (PROCESO) | ¡LAS DOCE MARAVILLAS DE LA BIBLIA! (nueva) | ¡LA MUJER Y EL DRAGON! Apocalipsis 12(nueva) | ¡TIRO! ¿LA BESTIA?(nueva) | ¡MULTITUDES! (nueva) | ¡EL MANTO DE ELIAS! (PROCESO) | LAS BIENAVENTURANZAS (nueva) | | Ministerio:¡Fuente de Agua Viva! | ¡HABLAR EN LENGUAS! (nueva) | ¡ARMAGEDON! (PROCESO) | ¡EL LIBRO DE LA VIDA (nueva) | EL NACIMIENTO DEL NIÑO JESUS (nueva) | CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE DE ESTADOS UNIDOS | ¡JESUS Y NICODEMO ! (nueva) | ¡PABLO Y LOS FILOSOFOS GRIEGOS! (nueva) | JESUS Y MARIA MAGDALENA (nueva) | ¡El FIN DEL MUNDO Y LOS FALSANTES! (nueva) | JUDAS ISCARIOTE (nueva) | EL MALTRATO (nueva) | OSAMA BIN (nueva) | ¡EL SACRIFICIO PERFECTO! (nueva) | EL CAMINO SIN DIOS (PROCESO)
 
PEDRO: EL APOSTOL INQUIETO (nueva)
 
 
¡PEDRO AMO A JESUS DE TODO CORAZON!
Imagen
LA VERDAD SOBRE PEDRO
Imagen
EL LLAMADO DE PEDRO
imagen
Uno de los personajes más interesantes y pintoresco en las Sagrada Escrituras es Pedro. Un hábil pescador que siguió a Cristo dejando todo cuando el Señor lo llamó. Pedro tenia su esposa, su suegra y es posible que la barca en la cual pescaban los díscipulos le perteneciera.

¿Quién era este pescador? ¿Cómo fue transformado por Cristo?¿Qué le ocurrió para luego de huir y de negar a Jesús se enfrentaba a las autoridades que le precuraban matar?¿Por qué siguió anunciando el evangelio después de la muerte de su Maestro?

Andando Jesús junto al mar de Galilea, vio a dos hermanos, Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano; que echaban la red en el mar; porque eran pescadores.

Y les dijo: Venid en pos de mí. y os haré pescadores de hombre.

Ellos entonces, dejando al instante las redes le siguieron.

S.Mateo 4:18-20



Este hombre, sin mucha educación formal, un poco torpe, a veces, se iba a convertir en uno de los discípulos más inquieto y activo. Siempre estaba a la expectativa, vigilante, era muy observador y un poco impulsivo.

Pedro encontró gracia en el Señor quien en varias veces tuvo que reprenderlo por su actitud y su forma de proceder.

Sobre esta figura se ha levantado la más nefasta institución religiosa de la humanidad, forjando mentiras sobre Pedro y colocándolo en un sitial que le corresponde al Espíritu Santo, es la blasfemia más grande que no tiene perdón como Cristo lo dijo. Pero no fue ningún papa, Pedro compartía su ministerio con los demás díscípulos, Pedro no fundó ninguna iglesia en Roma, aunque parece que vivió por un tiempo allá.

Pero Pedro supo valorizar la vida del Señor y entregó su vida, en la cruz, de acuerdo a la tradición histórica, ya que no hay información sobre su muerte en la Biblia.
¡Y PEDRO LE DIJO AL SEÑOR!
imagen
La aparición de Jesús en Jerusalén predicando un mensaje de amor, de perdón, de justicia, haciendo milagros los sábados y cuestionando a los fariseos sobre la Ley de Moisés llevaba a muchos a preguntarse quién era este hombre que aun la naturaleza le obedecía, ¿quién era este hombre que podía multiplicar el pan y los peces?¿Quién era este profeta que podía sanar a los leprosos, los ciegos, los mancos y que podía hacer caminar a los parelíticos?¿quién era este hombre que decía ser el Hijo de Dios?¿quién era este hombre que se atrevía perdonar pecados y enfrentarse al Sumo Sacerdote?

Así que Jesús les pregunta a los discípulos sobre el particular.

Viniendo Jesús a la región de Cesarea de Filipo, preguntó a sus discípulos, diciendo:¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre?

Ellos dijeron: Unos Juan el Bautista; otros Elías, y otros Jeremías, o alguno de los profetas.

El les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?

Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente,

Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos.

Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia, y las puertas del Hade no prevalecerán contra ella.

Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos, y todo lo que atares en la tierra, será atado en los cielos y todo lo que desatares en la tierra, será desatado en el cielo.

Entonces mandó a sus discípulos que a nadie dijesen que él era Jesús el Cristo.

S.Mateo 16:13-20

Estas palabras causaron gran revuelo entre los discípulos. Un espíritu de celos, contiendas, un espíritu de envidia que por un momento los llevó a discusiones sin sentido. Ellos creyeron que Pedro había sido escogido entre los doce para ser el líder, el privilegiado, el bendecido, ellos creyeron que Jesús le había dado mucha autoridad a Pedro, pero ciertamente estaban equivocados, como están equivocados los que hoy afirman que Simón fue el primer papa y por lo tanto fur escogido como el representante de Dios.

Es por eso que la Madre de Santiago y Juan va a donde Jesús a interceder por sus dos hijos. Pero Cristo la amonesta con dulzura.

Entonces se le acercó la madre de los hijos de Zebedeo con sus hijos, postrándose ante él y pidiéndole algo.

El le dijo:¿Qué quieres? Ella le dijo: Ordena que en tu reino se sienten estos dos hijos míos, el uno a tu derecha, y el otro a tu izquierda.

Entonces Jesús respondiendo, dijo: No sabéis lo que pedís.¿Podéis beber del vaso que yo he de beber, y ser bautizados con el bautismo conque yo soy bautizado? Y ellos dijeron: Podemos

El les dijo: A la verdad, de mi vaso beberéis, y con el bautismo con que yo soy bautizado, seréis bautizados; pero el sentaros a mi derecha y a mi izquierda, no es mío darlo, sino a aquéllos para quienes está preparado por mi Padre.

Cuando los diez oyeron esto se enojaron contra los dos hermanos.

S.Mateo 20:20-24

Esa petición no podía ser aceptada. La madre de Santiago y Juan pensaba que Pedro sería el rey en el reino de Dios, por lo tanto sus dos hijos deberían estar a la derecha y a la izquierda de Pedro.

Pero estaba muy equivocada, Dios el Padre está sentado en el trono de los cielos, Cristo a la diestra del Padre como lo vio Santiago mientras era asesinado a pedradas y a la izquierda estará el Espíritu Santo. Es la trilogía divina que reina para siempre.

A ver la actitud de los discípulos dijo:

En el mundo los gobernante tienen poder y lo ejersen sobre los demás, se sienten con autoridad.

Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor,

y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo.

S.Mateo 20:26-27

No hay una cosa que cause celos y contiendas que la aspiración a tener poder y autoridad. Es triste ver como la iglesia moderna, se parece más a un ejército humano que a la iglesia de Jesucristo, parecen compañias de ventas con tantos títulos que se han introducido entre los cristianos.

Cristo estableció claramente que ninguno tiene autoridad mayor para oprimir al desvalido, todos somos hermanos, todos somos ovejas de un mismo rebaño, todos tenemos al mismo pastor. Ante Dios, ni el que tiene el título de mayor autoridad, ni el que no tienen ninguno hacen diferencia. Todos somos iguales delante de su gloriosa presencia.

En aquel tiempo los discípulos vinieron a Jesús: diciendo: ¿Quién es el mayor en el reino de los cielos?

Y llamando Jesús a un niño, lo puso en medio de ellos.

Y dijo: De cierto os digo, que sí no os volvéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos.

Así que, cualquiera que se humille como este niño, ése es el mayor en el reino de los cielos. S.Mateo 18:1-4

Pero hay que entender las palabras de Cristo. Jesús no mentía cuando decía a Pedro aquellas palabras. Pedro tendría una "autoridad breve", el sería la persona que mantendría al resto de la iglesia unida, aunque asustada. Pedro tomaría las riendas por unos días. La iglesia había quedado sin dirección divina brevemente. Jesús estaba muerto y la presencia del Espíritu Santo no estaba. Todavía la iglesia no había sido bautizada en el Espíritu Santo. Así que en ese lapso de tiempo Pedro sería responsable de dirigir la iglesia y así lo demuestra la Biblia. El fue el primero de los discípulos en ver a Jesús resucitado, el primero en dar un discurso y hacer la más fuerte defesa de Jesús ante las autoridades de Jerusalén.

Si Pedro hubiera tenido tal autoridad, entonces hubiese podido desatar los siete sellos del ibros que nos habla el Apocalipsis, pero la autoridad de Pedro termina cuando reciben el Consolador. De ese momento de pentocostés ya la iglesia tenía al representante de Dios, al único que podía enfrentar al diablo. Si la iglesia hubiera dependido de Pedro para permanecer, hoy no se hablaría del evangelio por todo el mundo, pues la persecución que ellos sufrieron fue horrible. Permaneciernon firme y esparcieron las palabras del reino por todos los lugares porque habían recibido al Espítitu Santo como Jesús lo había prometido.

Y vi un ángel fuerte que pregonaba a gran voz:¿Quién es digno de abril el libro y desatar sus sellos?

Y ninguno, ni en el cielo, ni en la tierra, ni debajo de la tierra, podía abrir el libro, ni aun mirarlo,

y lloraba yo mucho, porque no se había hllado a ninguno digno de abrir el libro, ni de leerlo, ni de mirarlo.

Y uno de los ancianos me dijo: No llores, He aquí que el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos.

Apocalipsis 5:2-5

Juan no vio a ninguno digno, ¿Dónde estaba Pedro, María, Pablo, dónde estaban los 263 papas que dicen que son los representantes de Dios? No estaban, porque sólo Jesús era digno de abrir el libro y desatar los sellos.

Es mismo Pedro reconcoció más tarde que Cristo era la piedra y no él.



Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo.

Hechos 4:11

Luego de todo aquellos momentos de confusión sobre, ¿quién sería el mayor?, no se menciona en la biblia ninguna lucha de poder, ni jerarquía alguna, pues todos participaban de la misma forma y disfrutaban de los bienes comunes felizmente. Todos sabían que su responsabilidad era predicar el evangelio, era el objetivo de la iglesia, predicar a Cristo como el Salvador y Redentor del mundo. El mundo tiene jerarquías de poder, la iglesia de Jesucristo está compuesta de soldados razos pero todos llenos del Espiritu Santo. Nadie es mayor ni menor en las filas de Cristo, sólo hay un Comandante en Jefe, sólo un General de Siete Estrella. Un sólo pastor, aquí no hay títulos que suenen agradables al oído, la iglesia de Cristo es una comunidad de hermanos.

Los títulos son biblico para distinguir la misión que a cada cual ha sido encomendada pero no indican posiciones de poder, ni de privilegios. Cristo fue claro: "el que quiera ser el mayor, será el más pequeño".

Usar estos versos para decir que Pedro fue el "primer papa" y que representaba a Dios en la tierra es una blasfemia. Dios tiene quien lo represente y dirija a su iglesia, Dios tiene al Espíritu Santo.

Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuere, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os enviaré.

Y cuando él venga convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio.

De pecado, por cuanto no creen en mí,

de justicia por cuanto voy al Padre, y no me veréis más;

y de juicio, por cuanto el príncipe de este mundo ha sido ya juzgado.

Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis sobrellevar.

Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.

El me glorificará, porque tomará de lo mío, y os lo hará saber.

Todo lo que tiene el Padre es mío; por eso dije que tomará de lo mío, y os lo hará saber.

S.Juan 16:5-15n

¡Y PEDRO ESTABA EN EL MONTE DE LA TRANSFIGURACION!
imagen
El apóstol Pedro siempre estuvo al lado de Jesú.No sólo fue selecionado por Dios para recibir la verdadera identidad de Jesús sino que vio confirmada esta verdad eterna en el monte. Allí pudo apreciar la majestuosidad de Cristo.Jesús era quien decía que era. No era un Maestro más, no era un erudito judío más o era un profeta entre los profetas de Israel, Jesús no era un loco callejero con manías y alucinaciones de poder, Pedro pudo ver la gloria del Hijo del Altísimo, Jesús era el Hijo de Dios, el Amado de las naciones, Jesús verdaderamente procedía del cielo, era el Santo de Israel.

Seis días después, Jesús tomó a Pedro, a Jacob y a Juan su hermano, y los llevó aparte a un monte alto. y se trnsfiguró delante de ellos, y resplandeció su rostro como el sol, y sus vestidos se hicieron blancos como la luz.

S.Mateo 17:1-2
¡Qué privilegio tuvieron estos tres hombres de ver a su Maestro en esa forma maravillosa!. Este hecho simbolizaba el regreso de Cristo, desde la misma forma resucitaría, de la misma forma vendría al final de los siempos a buscar a su iglesia con poder y gloria.

Después de seis días se transfiguró, mostró su identidad divina, su naturaleza divina. Después de seis mil años en el calendario de Dios se mostrará, no en un monte, no a dos o tres seguidores, sino a toda la humanidad en el cielo, sobre las nubes. Así regresará a buscar su iglesia, y con aquel mismo cuerpo glorificado cada uno de los salvados será transformado y vestido con vestiduras blancas y relucientes,

Pedro, Jacobo y Juan temblaron ante la presencia de Jesús transfigurado. Ahora vemos como Pedro toma el mando, quiere hacer lo que su mente y su corazón desean, Pero Cristo sabe que detrás de los planes de Pedro estaba el mismo Satanás. Lo que a veces parece una gran idea no es una idea dada por Dios, Pedro estaba equivocado uno vez más, ¿para qué edificar tres enramadas?
¡Y PEDRO QUISO EDIFICAR UNA ENRAMADA!
imagen
El apóstol Pedro estaba maravillado al ver a Jesús junto al profeta Elías y a Moisés. La presencia de Elías aquí desmiente a los llamados eruditos en casos de OVNI, quienes falsamente pregonan que Elías fue raptodo por una nave espacial. Aquí está junto a Moisés, junto a Cristo. Ambos profetas tienen una misión importante en Israel. Luego de los seis mil años Jesús regresará a buscar a su iglesia. La iglesia que fue comprada con la sangre del Cordero de Dios será levantada pero el pueblo judío que lo rechazó se quedará, ellos han de pasar por la Gran Tribulación, sufrirá los horrores de la Bestia, miles serán decapitados. Durante este periodo Dios enviará a estos dos profetas a predicar el mensaje final, la advertencia final, durante 1260 días estos dos olivos predicarán en toda Jerusalén con poder y gloria, las autoridades judías no podrán contra ellos, nada los detendrán, pues estarán llenos del poder de Dios.

Así que aquí, en este acto Jesús está anunciando lo que sucederá al final de los seis días. (seis mil años). Durante los prineros tres años y medio estos dos Santos, enviados por Dios harán temblar a Jerusalén con su poder y sus señales y prodigios. Tal como sucedió cuando Moisés y Aarón fueron enviados a Egipto.

Al finalizar esos tres años y medio, Dios permitirá que los dos Santos sean asesinados por la Bestia, suceso que hará que Israel reciba al anticristo como Jesús lo profetizó.

La Bestia engañará a los judíos por tres días y medio, durante este tiempo el anticristro se vanagloriará sobre los cadáveres de los dos profetas, los exhibirá a todo el mundo desde la plaza de Jerusalén y los judío le reconcerán como su mesías.

Pero a los tres días y medio estos dos profetas serán levantados al cielo y la mentira del anticristo quedará al descubierto, entonces se mostrará tal como es, un ser diabólico y cruel que sembrará la muerte y persecución.

Así que Pedro, entusiasmado le dice a Jesús que era buena idea levantar allí un centro de oración, era bueno levantar tres enramadas.

Entonces Pedro dijo a Jesús: Señor, bueno es para nosotros, que estemos aquí, si quieres hagamos aquí tres enramadas: una para ti, otra para Moisés, y otra para Elías.

Mientras él aún hablaba, una nube de luz los cubrió; y he aquí una voz que desde la nube, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia; a él oid.

S.Mateos 17:4-5

¡Qué experiencia tan hermosa tuvieron estos hombres de Dios!. Ahí estaba el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. El mismo Dios desautorizó a Pedro. Dios sabía que no era Pedro quien hablaba, sino el mismo Satanás. Dios ordenó que sólo escucharan la voz de Cristo. Así que los apóstoles desistieron de la idea de Pedro.

¡Qué mucho tienen que aprender aquéllos que dicen que tuvieron visiones y apariciones! Lo primero que hacen es levantar altares, enramadas para adorar a quien no es una manifestación de Dios sino del mismo diablo.¿Cuántos altares se han levantado por todo el mundo?¿Por qué millones de seres humanos son engañados por estas apariciones? En verdad Satanás es astuto, si lo hizo en presencia de Jesús, cuánto no hará con un incauto que fue engañado por una de sus aparicionies sobrenaturales. Dios ya lo dijo. Se lo dijo a los apóstoles. Escuchad a Jesús. Jesús no está físicamnete en nuestro medio, pero dejó sus palabras en las Sagradas Escrituras.

Estudiar y escuddriñar la Biblia nos conducirá a él, la Biblia es la brújula que Dios nos ha dado para caminar por la senda correcta.

La idolatría es abominación para Dios, no hay ninguna diferencia entre los Baales y un adorador moderno de estatuas, es el mismo pecado ante Dios.

Pedro creía que si se levantaban aquellas tres enramadas era más fácil creer que Jesús era el Hijo de Dios, el pueblo subiría a adorarle, pero estaba muy lejos de la verdad. Es por fe, no se necesitan estatuas para creer que la presencia de Dios está en nuestro medio. La idolatría mata la fe, la fe verdadera. Creemos en la palabra de Dios porque en ella está revelada la naturaleza divina de Cristo.
¡ENTONCES PEDRO SE FUE A PESCAR!
imagen
Aconteció que estando Jesús junto al lago de Genesaret, el gentío se agolpaba sobre él para oir la palabra de Dios.

Y vio dos barcas que estaban cerca de la orilla del lago; y los pescadores habiendo descendido de ellas lavaban sus redes.

Y entrando en una de aquellas barcas, la cual era la de Simón, le rogó que la apartase de tierra un poco; y sentándose enseñaba desde la barca a la multitud.

Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar.

Respondiendo Simón le dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajndo, y nada hemos pescado,mas en tu palabra echaré la red.

y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía.

S.Lucas 5:1-6
¡Y JESUS SE LES APARECIO EN LA BARCA!¡Y SERIAN PESCADORES DE HOMBRES!
imagen
Aquí vemos a un Pedro entregado a la tarea de la pesca. Un trabajo duro que requiere una entrega total, grandes sacrificios, una tarea en la cual existen muchos peligros.

Pedro era dueño de una barca lo que significaba que económicamente estaba bien. Era el capitán de la navegación, pero no habían podido pescar nada en toda la noche. Así que estaban decepcionados, cansados y ya se habían dado por vencidos.

Pero allí estaba Jesús, allí estaba el Hijo del Altismo, allí estaba un hombre que tenía el poder de cambiar la situación. En principio Pedro dudó. Le respondió a Jesús: hemos estado toda la noche y no hemos pescado nada, pero si tú dice tu palabra echaré las redes. Y así lo hizo y para su sorpresa y la sorpresa de todos los que estaban en la barca la redes se fueron poniendo más pesadas y más pesadas.

Al sacarlas las misma estaban repletas de peces. Entonces tuvieron que llamar a los demás, que tampoco habían pescado nada, para que los ayudaran.

Entonces hicieron señas a los compañeros para que viniesen a ayudarles; y vinieron, y llenaron ambas barcas, de tal manera que se hundían.

Es algo maravilloso, cuando Dios nos bendice nos bendice en abundancia. A veces nos olvidamos que venimos desnudos al mundo y que lo poco o mucho que tenemos es una dádiva de Dios. Dios nos bendice abundantemente, él sabe nuestras necesidades, el conoce qué necesitamos, qué nos hace falta. Cuando confiamos en sus palabras, como confió Pedro en esta ocasión, él responde. Pedro sálo dijo: en tu palabra echaremos la redes y lo hizo.

Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador.

...pero Jesús dijo a Simón: No temas, desde ahora serás pescador de hombres.

S.Lucas 5:8-10

Lo más importante de este relato no es el milagro de la pesca, sino el reconocimiento de Pedro que es pecador, que no merece que Jesús esté cerca de él, se siente indigno ante la presencia del Señor, se siente "sucio", enlodado por el pecado, se siente temeroso, reconoce que Cristo es un ser Santo al cual el no puede acercarse.

Pero Jesús le responde: No temas, Jesús le perdona, Jesús no fue a allí a pescar peces, Jesús fue allí a pescar a Pedro, a llamarle a convertirse en un pescador de almas para su reino, Jesús está allí para que este tosco y torpe pescador se convierta en un gran predicador, para que se una a su ejército que irían detrás de las ovejas descarriadas, Jesús está en aquella barca, para decirle a Pedro: aquí estoy a las puertas de tu casa, a la puerta de tu corazón para reclutarte, para llevar a cabo una gran misión.

Y así como en aquella noche Pedro y sus compañeros veían aquellas dos barcas repletas de peces, un tiempo más tarde, aquel pescador, que ahora temblaba de rodillas ante Jesús, alzaría sus ojos y vería a miles de seres humanos escuchando su mensaje de liberación, su mensaje de salvación, y estaría testificando que aquel mismo hombre que estaba en su barca el día de la pesca milagrosa, él lo había visto ser crucificado, él lo había visto resucitado y él era fiel testigo de haberlo visto ascender al cielo en una nube en compañia de los ángeles.

Hermanos, hermanas, amigos y amigas, este acto ocurrido aquella noche, una noche en que ellos estaban tristes, vencidos, desolados, angustiados porque no habían pescado nada, en esa noche encontraron la luz de Jesucristo. Vieron el fruto de la fe, de la esperanza, reconocieron la grandeza de Cristo.

Pedro reconoció su pecado. Tuvo miedo de ser rechazado. Satanás actúa y siembra la mala semilla, nos acusa, esa es su especialidad, tiene el título oficial de Acusador, pero Cristo está, no para rechazarnos, sino para aceptarnos tal como somos, él nos cambiará, nos hará nueva criatura si en verdad hemos creído y confiado en él.

No importa que un manto de inmundicia, de lodo, de cieno, de fango, te cubra, no importa que estés sumido en el abismo de la droga, del espiritismo, de la santeria, de la idolatria, la fornicación, no importa que hayas corrompido tu cuerpo en el homoxesualismo, en el lesbianismo, en las herejías, no importa que hayas hecho un pacto de brujería y un pacto con Satanás, no importa que hayas blasfemado a Dios, Cristo romperá esas cadenas de condenación y te llevará a las aguas del Jordán y así como Lamán fue sacado con una nueva piel sobre su cuerpo, de la misma manera Dios te dará una nueva criatura, te hará nacer de nuevo, "ya las cosas pasadas serán echadas al olvido", Dios te salvará y te llenará de su Espíritu Santo para que puedas pelear la buena batalla de la fe.

Haz como Pedro,cae de rodillas ante Dios, y en el silencio de tu alcoba pide a Dios que te liberte de toda cadena y que te perdone.
Jesús dirá su palabra y un milagro ocurrirá en tu vida.
¡Y CELEBRARON LA ULTIMA CENA!
imagen
Durante 1260 días (tres años y medio) Jesús había predicado el mensaje que había recibido de su Padre para el pueblo judío. Ciertamente, una vez más, este pueblo duro de cerviz, rechazaría al profeta de Dios. No solamente ellos habían matado a los profetas sino que ahora conspiraban para asesinar al Hijo de Dios. Toda Jerusalén había sido turbada por Satanás, un odio nunca visto se había apoderado de los judíos. unas ansias insaciables de venganza contra Jesús.

El Señor sabía que la conspiración estaba cerca, podía percibirla en Judas Iscariote, podía percibirla en sus díscipulos, en el ambiente de las calles de Jerusalén, pronto, aquel humilde carpintero se convertiría en un débil cordero que sería despedazado como Sansón hizo pedazos al león, pero esta vez el León que sería despesazado sería Cristo, no en manos de Sansón sino en manos del pueblo de Israel.

Y Satanás levantó a sus ejércitos de ángeles caídos y demonios y los echó en las calles de la Ciudad Santa, y los demonios se apoderaron de las mentes de los líderes religios y políticos y mientras Jesús compartía la Cena con sus discípulos, toda una nación conspiraban contra el Hijo de Dios.

Jesés había finalizado su ministerio. Ahora reunía a sus díscípulos para compartir con ellos la última cena. Esra la última vez que estraría los doce juntos con él. Así que sería una cena muy especial, muy simbólica, una cena profática en la cual Jesús identificaría al apóstol traidor que vendería al Maestro por treinta monedas de plata.

Sería una cena en la cual Jesús establecería entre sus dscípulos que nadie era mayor en su reino, que todos estaban en el mismo nivel, que todos, excepto el traidor, recibirían el poder del Espíritu Santo, que ellos harían mayores señales que las que hizo el Mesías.

En esa cena Cristo dejaría claro, que sería entregado a sus enemigos por aquel al cual Satanás había elegido para introducirse en el grupo, Cristo lo sabía desde el principio,aquel avaro que lo único que le interesaba eran las ofrendas,aquél que se había molestado cuando la mujer pecadora ungió a Cristo con aquel perfume caro, valorado en tresciento denarios, aquel que sustraía de la bolsa de las ofrenda, Jesés sabía que Satanás había tomado la mente de Judas Iscariote.

Jesús les respondió:¿No os he escogido yo a vosotros y uno de vosotros es el diablo?
SJan 6:70

Es increíble que este ser malvado jamás se apartó del camino de Cristo, fuee insistente, jamás claudicá, nunca se dio por vencido, ahora estaba sentado junto al resto de los discípulos, aparentando, hacióndose el inocente, pero maquinando para entregar a Jesús. Satanás no tenía ni la mínima gota de dignidad, sabía que Jesús sabía que estaba allí. Por eso Jesús le dijo: " Y uno de vosostros es el diablo".

Ya ante Satanás había utilizado a Pedro. Pedro amaba al Señor, sabía que la vida de Cristo estaba amenzada de muerte, Pedro sabía muchas cosas, estaba al tanto de lo que ocurría en Jerusalén. Jesés mismo le había profetizado su muerte en Jerusal☺én,

Entonces Pedro, tomándoloaparte, comenzó a reconvenirle, diciendo:Señor, ten compasión de ti; en ninguna manera esto te acontezca.

Pero él volviéndose, dijo a Pedro:Quítate de delante de mí, Satanás; me eres tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres.

S. Mateo 16:22-23

Una vez Satanás, sutilemente, lleno de piedad y comapsión, utiliza a Pedro para que él evitara ser asesinado en Jerusalén. Pero Cristo sabía que aquel que decía estas palabras no era Pedro, sino el mismo diablo.

Debemos aprender de estas situaciones. Satanás siempre se ha de presentar como oveja, como cordero, Satanás siempre ha de utilizar a las personas que uno menos cree, cualquier ser humano que no tenga el cerco del Espíritu Santo puede ser víctima de este ser. Puede estar sentado en la misma mesa en que cenes, o en el mismo taller de trabajo, o en la universidad, en fin, estaré en el lugar que él haya seleccionado para lanzar los dardos venenosos, para ponernos tropiezos, para ponernos piedras en el camino.

Es astuto, hoy día está introduciendo heregías y falsas doctrinas sublimes, doctrina que aprecen ser atractivas, gratas al oído, pero son falsas, engañosas, peligrosas que nos pueden apartar del camino correcto, del camino estrecho que conduce a la salvación.


Hoy la predicación ha cambiado por la conferencia, hoy escucho a personas predicar que el ser humano no tiene límite, que el límite es el cielo, como afirmaba "Salvador Gaviota", en otras palabras el hombre puede confiar en sí mismo, en su capacidad, en su inteligencia y logrará lo que desee, estos se han convertido en la "medida de todas las cosas", ya no necesitan de Dios.

Jesús no enseñó eso. Jesús le dijo a Pedro: "Ya tú no te ciñe". Cuando nos entregamos a Dios es porque no hemos sabido utilizar ni nuestra capacidad intelectual, ni nuestra inteligencia, ni nuestra sabiduría, cuando nosostro tomamos control de nuestras vida no apartamos de Dios, pues creemos que solos podemos triunfar.

Esa doctrina se repite y se repite en los grandes ministerios televisivos,he escuchado decir: "somos pobres porque queremos ser pobre""estamos enfermos porque deseamos estar enfermos"... mentiras tras mentiras. Pero las plabras suena muy bien, armoniosas, son palabras producto de la buena oratoria pero se alejan de la verdad.

Pedro no era quien hablaba. El consejo no era malo. Señor, ten compasión de ti. No vayas a Jerusalén, no dejes que te tomen prisionero, escapa de esa gente perversa. En fin hay un buen consejo, las palabras suenan con lógica pero Cristo sabe, que aunque son bonitas palabras, quien las dice el Satanás y no Pedro.

"No todo lo que brilla es oro" dice un refrán popular, ni todo lo que suena bonito proviene de Dios.

Así que ahora Jesús está sentado a la mesa. Es glorioso ese momento. Allí está el maestro, tranquilo, seguro que ganará al final la guerra, aunque pierda alguna que otra batalla. Entonces se levanta de la mesa,y decide lavar los pies a sus discípulos.

Se levantó de la cena, y se quitó su manto, tomando una toalla, se la ciño.

Luego puso agua en un lebrillo, y comenzó a lavar los pies de los discípulos, y a enjugarlos con la toalla con que estaba ceñido.

Entonces vino a Simón Pedro; y Pedro le dijo: Señor, ¿tú me lavas los pies?
Respondió Jesús y le dijo:Lo que yo hago, tu no lo comprenderás ahora; mas lo entenderás después,

Pedro le dijo:No me lavarás los pies jamás. Jesús le respondió: Si no te lavare, no tendrás parte conmigo,

Le dijo Simón Pedro: Señor, no sólo mis pies, sino también las manos y la cabeza.

Jesús le dijo: El que está lavado, no necesita sino lavarse los pies; pues está todo limpio; y vosotros estáis, aunque no todos.

Porque sabía quién le iba a entregar; por eso dijo: No estáis limpios todos.
S.Juan 13:4-9

Este es el acto más humilde de Jesús. Lavar los pies a sus discípulo;¿quién de la talla de Jesús había hecho eso? Es tan sorprendente que el mismo Pedro reacciona y dice al Señor" No, no me dejaréavar los pies. Pedro una vez toma la delantera, Pedro una vez asume una actitud a la defensiva, pero cuando crito le advierte que si no se deja lavar los pies no formaría parte del reino de Dios, cambia y le dije: Señor lávame todo el cuerpo.

Jesés le dijo que luego comprendería aquel acto de humildad ya que Pedro a la hora de su muerte no quiere que lo crucifiquen como Jesús ya que no era digno de ello.

Aqui vemos el carácter de Pedro, uno impulsivo, uno un poco impaciente. Pedro, a pesar de su personalidad realmente amaba al Señor.

Luego de la Cena, una vez Cristo identificó a Judas como el traidor, el fin estaba cerca. Judas iría a los enemigos de Jesús y lo entregaría posteriormente.

Jesús iría al huerto y allí pasaría sus últimos momentos cerca de Pedro y los discípulos. Judas, que conocía el lugar, conduciría a los guardias a tomar prisioneros al Maestro.






¡Y PEDRO SE QUEDO DORMIDO EN GETSEMANI!
imagen
Jesús pasó la noche meditando y orando. Sabía que era muy duro lo que le faltaba por vivir. Sabía que sus seguidores serían esparcidos cuando el pastor fuera hecho prisionero.


Allí estaban los apóstoles, cansados, vencidos por el sueño, consumidos por las palabras de Cristo en la última cena. Ya sabían de la traición de Judas, del mismo que durante tres años y medios había compartido con ellos, el mismo que sabía lo maravilloso que era Cristo, el mismo que hurtaba de las ofrendas y Jesús nunca lo había reprendido. Allí estaban dormidos, temerosos, a la expectativa.

Allí estaba Pedro dormido y con su espada escondida. Pedro tenía un plan alterno, ciertamente Cristo les había hablado de amar a los enemigos, les había despojado de la espada de acero y los había dotado de la palabra de vida, habían sido electos para predicar el amor, no para caminar con espadas, Pedro era desconfiado, sabía de la crueldad de los soldados, de la guardia, de la maldad de aquellos religiosos. Así que mientras Jesús ora, ellos se han dormido.

Y la mañana se acercaba y Pedro dormía, tal vez el anuncio de Cristo lo sacó de los cabales, él había afirmado que seguiría al Maestro, que jamús lo dejaría, que siempre estaría a su lado, pero Cristo lo pertubó con aquellas palabras:

Jesús le respondió: ¿Tú vida pondrás por mí? De cierto, de cierto te digo: No cantará el gallo, sin que me hayas negado tres veces. S.Juan 13:38

Fueron palabras duras para Pedro. Ya no eran aquellas palabras de confianza que Jesús le había dicho. Ahora el Pedro duro desfallece ante estas palabras. Pero ellos siguen durmiendo mientras Cristo ora por ellos al Padre.

Entonces se escucha el ruido, los perros suben la ladera del monte, allí están bajo la luz de sus fogatas, abajo la ciudad de Jesusalén descansa, los malvados, dirigidos por Judas avanzan, están hambrientos de sangre, murmuran, corren monte arriba, van tras la presa, ya están cerca, el Maestro se acerca, el traidor se adelanta y le da un beso, el beso de la traición, el beso de la entrega, entonces hay silencio en el cielo, entonces lloran los ángeles al ver a su Señor hecho prisionero como si fuera un ladrón, entonces el silencio se come la mañana, la noche se suicida en brazos del alba, entonces todo se detiene.
¡FUE PEDRO QUIEN SACO LA ESPADA!
imagen
Entonces, Simón Pedro, que tenía una espada, la desenvainó, e hirió al siervo del sumo sacerdote, y le cortó la oreja derecha. Y el siervo se llamaba Malco.

Entonces dijo a Pedro: Mete tu espada en la vaina; la copa que el Padre me ha dado, ¿no la he de beber?

S.Juan 18:10-11

Una vez más el celo de Pedro por el Señor le da la oportunidad a Satanás a que lo use. Ese acto de Pedro pudo provocar una matanza de los apóstoles, pudo haber echado por el suelo el plan de redención. Fue un intento más de Satanás de servir de tropiezo a Jesús y al plan de salvación.

Hay todavía quiene guardan la espada, la levadura de los fariseos, la cizaña. Hay todavía quienes confían en su capacidad intelectual, en sus propios planes, hay todavías quienes mantienen los viejos estilos aplicados en el mundo, hay quienes creen que servirle a Dios es un negocio que debemos administrar. Pedro tenía su propio plan de contingencia, si había que luchar él estaba dispuesto, Pedro quería probar a Jesús que lo que dijo era cierto, que no lo abandonaría, que lo seguiría siempre.

Pero Jesús, en su grandeza, tomó la oreja del herido y la volvió a su lugar. Jesús sabía que aquellos soldados no eran sus enemigos, que el enemigo se llamaba Satanás. Jesús sabía que este ser maligno utilizaba fácilmente a los hombres que no estaban bajo la presencia de Dios.

Así que una vez más Pedro es desautorizado.¿Acaso no tenía autoridad para atar y desatar?

Entonces Jesús le dijo: Vuelve tu espada a su lugar, porque todos los que toman espada a espada perecerán.

¿Acaso piensas que no puedo ahora orar a mi Padre él no me daría más de doce legiones de ángeles?

¿Por qué, cómo entonces se cumpliriía la Escritura que es necesario que así se haga?

S.Mateo 26:52-54

A veces creemos que podemos actuar mejor que Dios, que las soluciones están en nuestras manos, hay quieres se cree autosificiente, que no necesita la dirección de Dios, hay quienes nuncan tienen a Dios en sus pensamientos. Pedro creyó que la forma más correcta era usar la fuerza contra la fuerza, la espada contra la espada, pelear antes de dejarse tomar prisionero. Pero estaba equivocado. No era la primera vez que se equivocaba.
¡YO NO CONOZCO A ESE HOMBRE!
imagen
A todos nos llega el momento de la verdad, el momento de la suprema definición, el momento crucial, el momento del gran dilema. A Pedro le llegó el momento de validar sus palabras de que si "era necesario moríría junto al Señor", le llegó el momento de probar su fidelidad, de si realmente su palabra tenía algún valor. Le llegó la hora de descubrir la verdad, su única verdad.

Aquel hombre, diestro pescador que había tirado la red toda la noche confiando en su habilidad, en su capacidad, en sus destrezas de pescador había fallado y no había logrado pescar ni un pecesito, sin embargo, cuando lo hace confiando en la palabra de de Jesús entonces pesca en abundancia,aquel hombre que había escuchado de labios de Cristo que había que amar a los enemigos, que Cristo no venía a condenar sino a salvar,aquel hombre diestro con la espada que logra cortarle la oreja al siervo del sumo sacerdote ahora confía en la fuerza de la espada y no en las palabras del Señor.

Aquel hombre que siempre daba un paso al frente ahora tiene que huir, esconderse, ocultar su rostro por temor a ser identificado, por temor a ser vinvulado con Cristo, ahora aquel hombre parlachín se iba a enfrentar a la dura realidad: Cristo tenía la razón, él lo negaría tres veces, él se negó a ser parte de los seguidores de Cristo, no sálo lo negó sino que maldijo e insultó a sus acusadores.

Estando Pedro abajo, en el patio, vino una de las criadas del sumo sacerdote;
y cuando vio a Pedro que se calentaba, miróndole le dijo:Tú también estabas con Jesús el nazareno

Mas él negó, diciendo: No le conozco, ni sé lo que dices. Y salió a la entrada; y cantó el gallo.

Y la criada, viéndole otra vez, comenzó a decir a los que estaban allí: Este es de ellos.
Pero él negó otra vez. Y poco después, los que estaban allí dijeron otra vez a Pedro: Verdaderamente tú eres de ellos; porque eres galileo, y tu manera de hablar es semejante a la de ellos.

Entonces él comenzó a maldecir, y a jurar: No conozco a este hombre de quien habláís.

Y el gallo cantó la segunda vez. Entonces Pedro se acordó de las palabras que Jesús le había dicho:Antes que el gallo cante dos veces, me negarás tres veces. Y pensando en esto, lloraba. S.Marcos 14: 66-72

¡Qué terrible! Leo estas palabras y apenas puedo creer que Pedro haya hecho una cosa como ésta. No sólo Pedro negó ser parte del grupo de Cristo, sino que negó que lo conocía, que había estado con él y compartido con el Señor. ¿Cómo era posible que dijera algo así cuando no había pasado mucho tiempo desde que le arrancó la oreja a Malco en el huerto donde se encontraba con Jesús? Pedro no se acordó de sus palabras, pero se acordó de las palabras proféticas de Cristo.

Aunque es condenable la actitud de Pedro, ciertamente el ambiente que se había desatado en Jerusalén durante la madrugada era uno amenzante. Aquellos seres estaban endemoniado, matarían a cualquiera de los seguidores de Jesús, al menos Pedro se quedó cerca, aunque sus piernas temblaban de miedo, era horrible el terror de Pedro.

Debemos aprender a ser prudentes, debemos aprender que ahora no estamos en el mundo y no debemos hablar como hablan los del mundo, no podemos ser jastaciosos, no podemos aladear de nuestra criatura, debemos ser sabios, debemos siempre confiar en Dios.

Pedro siempre creyó tener dominio de las situaciones, siempre era el primero en responder, siempre estaba a la expectativa, alerta, aunque también se durmió en el huerto mientras Judas estaba despierto buscando al Maestro para entregarlo.

Pero Pedro temía a Dios, amaba a Cristo y cuando se dio cuenta de su error lloraba amargamente. Pedro comprendió que estaba equivocado y que Jesús hablaba con la verdad.
¡SALVAME QUE PEREZCO!
imagen
Cada historia de las Sagradas Escrituras tiene una enseñnza para la humanidad. La Biblia es la fuente de todo conocimiento divino, no hay libro que iguale al Libro de los libros. Es la palabra de vida, es la palabra de liberación, es la palabra de poder que penetra hasta el tuétano de los huesos, es la palabra que hace callar a los demonios, es la palabra que los fariseos no soportaban oirla y se desgarraban sus ropas sobres sus cuerpos, es la palabra que los demonios no podían escuchar, es la palabra de vida, es el Verbo de Dios hecho carne, es la Espada de dos filos.

La Biblia nos narra que nuestro Señor Jesús una noche caminó sobre las aguas del mar para llegar a la barca donde se encontraban sus díscipulos. Este suceso está muy bien explicado en la palabra de Dios, Dios sabía que un día, no muy lejano, muchos dudarían de este suceso o tratarían de dar explicaciones absurdas.

Me contaba mi hermano, que es pastor, que una vez escuchó a alguien explicar qu Jesús no había caminado sobres las aguas, que todo fue un truco, que Jesús había caminado sobre rocas que estaban bajo sus pies.

Cuando me contó esto me eché a reir, me eché a reir porque era absurda la explicación, mejor hubiera sido que dijera que no creía tal cosa. La Biblia es clara, Jesús se encontraba en medio del mar, no a la orilla del mar.Si hubieran existido esas piedras, deberían haber sido enormes, deberían haber sido una cordillera de montaña enorme, una que cruzara el mar. Y si eso hubiera sido cierto, entonces hoy podríamo caminar sobre esas enormes piedras. En verdad que es lo más necio que un ateo pueda afirmar. Jesús, no sólo, podía caminar sobre las aguas, podía detener los vientos, y si hubiera querido hubiera inventado un auto para viajar sobre las aguas, un helicóptero, o simplemente llegar a la barca con su pensamiento.

Pero la mente de Dios no piensa de la misma manera que la mente de los humanos. La Biblia pudo haber afirmado que Jesús estaba cerca de la orilla. Pero entonces el alegato de fraude hubiese tenido más credibilidad. En fin, siempre buscarán una excusa para no creer en el poder de nuestro Señor.

Despedida la multitud, subió al monte a orar aparte; y cuando llegó la noche, estaba allí solo.

Y ya la barca estaba en medio del mar, azotada por las olas; porque el viento era contrario.

Mas a la cuarta vigilia de la noche Jesús vino a ellos andando sobre el mar.

Y los discípulos, viéndole andar sobre el mar, se turbaron diciendo:¡Un fantasma! y dieron voces de miedo.

Pero enseguida Jesús les habló, diciendo:¡Tened ánimo; yo soy, no temáis!

¡Cuan maravillosos son los relatos de Dios! No queda duda alguna que bajo estas condiciones, aun existiendo las llamadas piedras bajo los pies e Jesús, era imposible que pudiera mantener su equilibrio. Era de noche, el viento soplabla fuertemente, la barca se movía, y los discípulos estaban aterrados a ver a aquel ser andando sobre las aguas turbulentas del mar.

Entonce nuestro amigo Pedro hizo lo que siempre había hecho. Dar un paso adelante, ser el atrevido, estaba dispuesto a probar que era el líder, el "cheche de la película".

Pedro al saber que era Jesús se llenó de valor. Me imagino su cara en medio del mar y los discípulos apostando: ¡A que, se hunde"... Pero Pedro tenía confianza en Cristo, Pedro sabía que si se hundía Cristo lo salvaría.

Entonces le respondió Pedro, y dijo: Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas.

Y él le dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús.

Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzó a hundirse, dio voces:¡Señor, sálvame!

Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él y le dijo:¡Hombre de poca fe!¡Por qué dudaste?

Y cuando ellos subieron en la barca, se calmó el viento.

Entonces los que estaban en la barca vinieron y le adoraron, diciendo: Verdaderamente eres el Hijo de Dios.

S.Mateo 14:23-33

Cierro mis ojos y trato de visualizar esa escena. Jesús le había hablado a una multitud, luego ordenó a sus discípulos que se adelantaran. El se fue al monte a orar, Mas tarde, ya en la cuarta vigilia de la noche, Jesús desciende del monte y camina sobre el mar. Una vez en el medio, ve la barca y los que estaban en la barca ven la figura del Maestro que la confunden como la de un fantasma.

El viento es muy fuerte, la barca se mueve de un lado a otro. Pero Pedro, al escuchar la voz de Cristo, le dice que si es Jesús, que lo deje ir hasta donde él está.

Ciertamente Pedro andó un trecho sobre el mar, pero ante la fortaleza del viento, dudó y al entrar la duda se hunde.

Aquí el mar es el mundo. Todos estamos sumergido en este mundo de pecado, de enfermedad, de angustia, de violencia, de guerras, odios, venganza. Estamos en una barca que se tambalea por la miseria, el hambre, la injusticia, una barca azotada por terremotos, maremotos,huracanes, inundaciones, una barca cuyo tripulants no saben a dénde la dirigen.

La humanidad se mueve en medio de la oscuridad de la noche, los dirigentes no pueden distinguir la realidad como estos hombres no podían distinguir a Cristo de un fantasma, como don Quijote no podía distinguir los molinos de los gigantes, un mundo que no sabe distinguir entre la verdad y la mentira, entre la dercha y la izquierda. La barca se mueve sin rumbo fijo, sus capitanes tienen sus miradas puesta en su propia capacidad, inteligencia y sabiduría, no miran a Dios, su Dios es el mal, Satanás. Sólo se acuerdan de Dios cuando somos extremecidos por una tragedia.

Así que mientras la barca es azotada por el viento, frente a ella está la figura firme de Cristo. Los vientos ni lo tocan. Permanece inmóvil, mientras la barca va a la deriva.

Pero de todos los presentes, sólo Pedro desea salir de la barca que corre el riezgo de hundirse. Pedro no es bobo nada, Pedro sabe que estará más seguro en las manos de Jesús que si permanece en la barca.

Así que pone su mirada en Cristo." Señor, si eres tú, déjame caminar hacia ti". Cristo le dice: Ven.

Si la humanidad supiera que si saliera de la barca del pecado, de la desobediencia, de la soberbia, de la barca en la cual anidan sus riqueas, mientras millones de niños, ancianos, mujeres mueren de hambre,si la humanidad escapara de la barca que está podrida de inmundicia, de sangre, de maldad, si la humanidad saliera como Pedro lo hizo de la barca que está en peligro de hundirse y se abrazara en los brazos de Dios, estaría segura.

Debemos salir de la barca contaminada, de la barca que sólo nos ofrece placeres momentáneos, fama, poder, riquezas, diversiones, debemos salir de esa barca llena de pornografía, de vicios, de falsas doctrinas y falsas religiones.

Debemos salir de la barca que es conducida por los hombres de ciencias, por los filósofos ateos, políticos corruptos y predicadores que no predican a Cristo sino al dios de la riquezas.

Pedro salió de la barca, sabía que la salvación estaba en Cristo e intentó llegar a él. Pero no basta con salir de la barca del mundo, debemos permanecer en el camino que conduce a Dios, debemos permanecer en ese camino angosto, no en el camino fácil, espacioso. Pedro iba bien, mientras su confianza estaba en Cristo, pero puso oído al rugir del viento y su corazón se llenó de duda, perdió la fe.

Eso nos pasa, salimos de la barca del mundo pero llevamos con nosotros unas ataduras que no nos dejan mantenernos en el camino que nos conduce a Dios. Son cosas del viejo hombre que conservamos. Debemos ir a las aguas para enterrar todas esas ataduras.

Pedro dejó que la duda mordiera su fe hasta debilitarla y hundirse. Entonces llegó el grito:¡Sálvame que perezco!.

Ciertamente si permanecemos en la barca del mundo, en ese lugar de tinieblas donde reina Satanás vamos a perecer. Debemos salir de la barca y hacer como Pedro: ¡Salvame que perezco!... Ciertamente que Cristo te dira: Ven, deja la barca de las tinieblas, ven a la luz que "que hoy ha llegado la salvación a tu casa"


¡NO SOY DIGNO DE MORIR COMO MI MAESTRO!
imagen
La vida de Pedro es una llena de extraordinarias historias. Pedro es el típico pecador, es el prototipo del hombre que vive una vida confiado en sus cualidades, confiado en su inteligencia, confiado en su capacidad intelectual. Aunque Pedro no tenía una educación formal poseía una gran inteligencia. La inteligencia y la sabiduría en nada tienen que ver con una educación académica. La inteligencia se hereda y la sabiduría se adquiere de Dios. Pedro demostró ser muy inteligente, tenía las destreza de un líder, tenía las destrezas sociales que le permitían establecer relaciones sociales, tenía habilidad para hablar, arte de la oratoria.

Pero Pedro tenía todos las cualidades que hacen que un ser humano se aparte de Dios, esa idea de que somos autosuficientes, esa idea de creer que todo lo podemos lograr, era hiperactivo, a veces orgulloso, soberbio, imprudente. Pedro reunía todas las cualidades del hombre moderno. Siempre dispuesto a lograr el éxito en todo lo que se proponía.

Pedro tenía seguridad económica, era dueño de una barca, tenía esposa y su suegra. Tenía a un grupo de pescadores, así que él, aunque pescador, podía disfrutar de una vida de abundancia.

Es por eso que una vez le reclamó al Señor:

Entonces respondiendo Pedro, le dijo:He aquí, nosotros hemos dejado todo, y te hemos seguido; ¿qué,pues, tendremos?

S.Mateo 19:27

En verdad, que la pregunta parece indicar, que aunque él había seguido a Jesús, esperaba algo a cambio. Se parece al Sancho de don Quijote quien le seguía porque El ilustre caballero le había ofrecido una "insula".

Pero a Jesús no le molestó la pregunta, sino que le dijo que ellos reinarían con el en su reino sobre Israel para juzgarle.

Ese Pedro lleno de contradicciones es el mejor modelo para que Dios realizara una obra milagrosa. Dios cambia y transforma a Pedro. Esa idea de que uno tiene que aparentar ser un "santurrón" no tiene validez alguna cuando estudiamos a Pedro. Los seres que agradan a Dios no tienen que ser "ovejas tranquilas", no tienen que ser virtuosos, callados, aceptarlo todo. Pedro jamás demostró ser un "santurrón", sino un hombre que amaba a Cristo apesar de sus fallas, apesar de sus cosas, apesar de hablar tanto, apesar de haberlo negado, apesar de haber dudado. Pedro fue transformado por el poder de Cristo.

Cuando Pedro escuchó que Jesús había resucitado corrió como un loco hacia el sepulcro, corrió al encuentro de su Maestro, pero parece que no era muy rápido el hombre ya que el otro discípulo llegó primero, me imagino la cara que puso, el querer ser el primero en ver a Jesús, y así fue.

Y salieron Pedro y el otro discípulo, y fueron al sepulcro.

Corrían los dos juntos; pero el otro discípulo corrió más aprisa que Pedro, y llegó primero al sepulcro"

S.Juan 20:3-4

¡Qué emoción más profunda! La noticia que llevó la Magdalena de que había visto a Jesús resucitado provocó gran regocijo entre ellos, sólo Tomás dudadaba, pues hasta que no viera a Jesús y colocara sus dedos en las heridas no iba a creer.

Así que Pedro se emocionó mucho y fue en busca del Maestro.

Sin embargo, Pedro no había abandonado la pesca. El seguía echando las redes. Jesús había muerto, ellos se llenaron de pavor, se desilucionaron, se escondieron y de noche iban de pesca.

Creo que Pedro dijo: "Esto se acabó", fuimos engañados una vez más, Pedro siempre cuestionaba, siempre pensaba con lógica, por eso cayó mientras caminaba sobre las aguas, "ese viento es fuerte, me hundiré", sí, Jesús era tremendo, podía hacer milagros, resucitar a otros, pero no lo hacía por él. Así, que dijo: " el show debe continuar", convenció a varios discípulos y siguieron su vida normal de pescadores.

Pero Dios es grande, Jesús resucitó como había dicho. La iglesia de Cristo había comenzado desde la misma cruz, donde el primer creyente, el ladrón, reconoció que Cristo le podía salvar porque era el Hijo de Dios.


Entonces Jesús se les apareció en el mar. Ellos estaban pescando. Y Jesús enfrenta a Pedro y le pregunta:

Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que estos? Le respondió:Sí, Señor; tú sabes que te amo. El le dijo: Apacienta mis corderos.

S.Juan 21:15

Es curioso, aquí Jesús no le llama como Pedro, sino como Simón. Y le pregunta el número de veces que Pedro lo había negado.

Le llamó Simón para recordarle que él ya no sería más pesacdor, sino pastor de ovejas. Ahora iría tras las ovejas de Israel, no tras los peces.

Pedro comprendió el mensaje y se puso triste, muy triste,¡Señor, tu sabes que te amo!Pero aceptó las palabras de Jesús. Pero en ese mismo momento, parece que tuvo un poco de celos de Juan, pues le pregunta a Jesús:

Cuando Pedro le vio, dijo a Jesús: Señor, ¿y qué de éste? S.Juan 21:21

Desde ese momento, Pedro dejó de ser Simón oficialmente, dejó de ser pescador, dejó de ceñirse, dejó su vieja personalidad, y se entregó al servicio de Dios.

El libro de los hechos nos habla de como este hombre, este pescador, se convirtió en el primer gran predicador de la palabra de Dios. Pedro fue lleno del poder de Dios, Dios le había llenado del Espíritu Santo como a todos los demás. Ahora hablaba con autoridad, ahora no se escondía, ahora acusaba a los judíos y a las autoridades romanas de haber matado a Cristo.

El hombre que había dicho: "Yo no conozco a ese hombre" ahora pregonaba libremente, sin temor, con seguridad que Cristo se había levantado de entre los muertos.

Pedro adquirió poder de persuación, pero también tenía el poder para sanar enfermos, para resucitar muertos. Ese Pedro que había salido llorando porque había negado a su Maestro es el mismo que no le importaba que lo golpearan, que lo metieran preso. Esa actitud de Pedro era el producto de una experiencia muy fuerte, el había visto como Jesús fue torturado y asesinado, pero ese mismo Pedro fue el que corrió al sepulcro y no encontró al Maestro, es el mismo Pedro que vio a Jesús resucitado y que lo vio ascender al cielo con la promesa de que un día volvería a la tierra.

Si Pedro no hubiera visto lo que vio, si Pedro no hubiera visto la tumba vacía, si Pedro no hubiera visto a Jesús resucitado, si Pedro no hubiera visto a Jesús subir al cielo, entonces todavía estuviera pescando, porque no era un hombre fácil de engañar.

Si Pedro no hubiera visto a Jesús transfigurado, si Pedro no hubiera visto a Jesús detener a los vientos, si Pedro no hubiera escuchado a los endemoniados que " Jesús era el Hijo del Altísimo", si Pedro no hubiera visto a Jesús sanar tantos enfermos, si Pedro no hubiera visto a Jesús multiplicar los peces y el pan, si Pedro no hubiera visto a Jesús andar sobre las aguas, resucitar a Lázaro, multiplicar el vino en las bodas de Caná, ver la trasformación de la Magdalena, si Pedro no hubiera visto secar la higuera, si Pedro no hubiera visto a Jesús ir a la cruz en silencio, Pedro nunca habría dicho:

"No soy digno de morir como mi Maestro" y de acuerdo con la tradición histórica murió lo crucificaron con la cabeza hacia abajo.


imagen
EL SEÑOR TE DICE: ¡VEN, SAL DE LA BARCA DE TINIEBLAS, VEN A MI, Y TE ALUMBRARA LA LUZ DE LA VIDA!
imagen