Fotografia natural
Nuestra fauna
Nuestra fauna II
Nuestra flora y hongos
Nuestros paisajes
Reportaje especial
Mis enlaces favoritos

SAFARIS FOTOGRÁFICOS

Nuestra flora y hongos
 
Sierra de Loja
La Sierra de Loja es quizás uno de los enclaves naturales menos publicitados, y por tanto menos visitados de la provincia de Granada. Situada en la parte más occidental de la provincia de Granada, saluda a los visitantes que vienen desde Málaga, mostrando su imponente macizo de piedra casi desnuda. Por este motivo, la primera impresión que ofrece cuando se la observa desde lejos es que debe de ser un lugar extremadamente seco e inhóspito, y nada más lejos de la realidad.
Esta sierra, hace de frontera natural a las nubes que vienen procedentes del estrecho y que se adentran en la Andalucía más oriental. Por este motivo recibe un aporte de lluvias muy abundante casi todo el año, excepto en verano, lo que le provoca esa imagen de sequedad tan engañosa por la incapacidad de las plantas de acostumbrarse a 3 meses sin agua ni debajo de tierra.
Cuando uno se adentra en ella bien desde su acceso por Loja, o bien desde su acceso por Zafarraya, lo primero se encuentra el visitante es un pequeño bosque bien de pino carrasco, o bien de coscoja y encinas respectivamente, que a duras penas se agarran a la roca y a la poca de tierra roja que hay suelta para subsistir.
Sierra de Loja
Sierra de Loja
Sierra de Loja
Para la vegetación arbórea si es un lugar bastante difícil para vivir, puesto que aunque el agua llega en abundancia, la porosa roca caliza que forma esta sierra la absorbe y la introduce en sus entrañas, canalizándola de tal modo que en ciertos lugares de esta sierra aparecen tremendos ríos de agua que brotan directamente de la roca como si alguien se hubiese dejado el grifo abierto. Sin embargo, para la vegetación anual y herbácea, y para las diferentes especies de pequeños helechos que hay en esta sierra, se trata de un lugar privilegiado, puesto que hay multitud de recovecos con humedad, resguardados del sol, que hacen de pequeños oasis para la vegetación.
Doradilla
Cuando el visitante va poco a poco ascendiendo por los caminos que le dan acceso, observa que el suelo va tomando tan solo dos colores, el blanco grisáceo de las rocas y el verde intenso el los espacios que hay entre ellas. Este hecho viene producido por la tremenda erosión que el agua ha llevado a cabo sobre la roca caliza, debido a las intensas lluvias, provocando la aparición de recovecos donde nacen las hiervas verdes.
Puestos
Ganado doméstico
Ganado doméstico
También hay que darle un incalculable valor a la acción de los herbívoros tanto silvestres como doméstico que pastan constantemente, y abonan el terreno. Gracias a este aprovechamiento sostenible del medio ambiente como es la ganadería, la sierra de Loja se ha mantenido con su misma imagen ancestral año tras año, sin sufrir apenas cambios en el tiempo desde la época árabe.
La erosión de esta sierra es de tal magnitud, que es casi imposible andar por ella, y lo digo porque físicamente el pie debe de adaptarse a los recovecos constantemente, que hace que el avance sea casi imposible fuera de los caminos que la recorren.
Vistas
Sería inocente por nuestra parte decir que el ser humano no ha influido en este gran macizo pedregoso (y no digo montañosos), a un que lo cierto es comentar que su influencia ha sido casi siempre muy beneficiosa, excepto en los últimos tiempos, donde las canteras han ganado terreno y los molinos de viento has roto el paisaje con sus tremendas aspas y los caminos que se han creado para su colocación. Pero bueno, volviendo al aprovechamiento sostenible, el hombre con la multitud de piedras ha creado muchos corralitos y puestos de cazadores, refugios de pastores y aljibes de de agua fresca que se han canalizado ancestralmente hacia pilones de piedra para abrevar el ganado, y dar agua a los propios pastores.
Molinos
El hombre, también a creado aprovechando la multitud de agua que rezuma la roca, muchas lagunas artificiales de gran tamaño para abrevar al ganado, que han pasado a formar uno de los ecosistemas más importantes de esta sierra, ya que dan agua a multitud de aves, y cobijo a muchos anfibios como el gallipato (Pleurodeles waltl), Salamandra común (Salamandra salamandra), Sapo de espuelas (Pelobates cultripes), Sapillo pintojo ibérico (Discoglossus galganoi), Sapillo moteadi ibérico (Pelodytes ibericus), Sapo partero común (Alytes obstetricans), Sapo común (Bufo bufo), Sapo corredor (Bufo calamita) y Rana común (Pelophylax perezi).
Abrevaderos
Gallipato
Sapillo Moteado Ibér
Sapillo Moteado Ibér
Sapo de espuelas
Entre las aves destacan las aves nocturnas como el Buho real (Bubo bubo) y el Mochuelo (Athene noctua) cuyos cantos se oyen intensamente en primavera. Y entre las diurnas, el cernícalo común (Falco tinnunculus), algunas águilas que van de paso, el colirrojo real (Phoenicurus phoenicurus) y tizón (Phoenicurus ochruros), cogujada y multitud más, todas ellas muy fácil de observar.
imagen
Buho real
Colirrojo tizón
De las plantas hemos precisado poco, pero aconsejo visitar esta sierra en primavera porque el suelo es completamente morado de los Lirios silvestres que cubren el lugar. También caben destacar las escasas colonias de narcisos protegidos por alambradas de los herbívoros, y endemismos propios de esta sierra, que aunque no son muchos, si son muy curiosos.
Narcisos
Lirios
Sierra encantadora, sorprendente, muy sorprendente, mucha agua y un paisaje único donde se demuestra que no solo el bosque le da la belleza a un lugar, sino que las piedras y el propio entorno hacen de él un lugar único.

Saludos.