HABLAS DE EXTREMADURA EN LA RED

HABLAS DE EXTREMADURA EN LA RED

Antología

 de Antonio Viudas Camarasa

 

Reflexión sobre las lenguas de alto estánding

 

 

Cuando se escribe una carta al director de un periódico es aconsejable usar un lenguaje de nivel superior, porque decir alto nivel, es un calco francófono.

 

La RAE ha anunciado en el II Congreso Internacional de la Lengua Española la publicación de un Manual de estilo, con las reglas de Urbanidad (como en los viejos tiempos) para que los hispanohablantes se comporten educadamente en la relación escrita con otras personas o instituciones.

 

Para saber que todavía se dice adeiti en algunos pueblos de Extremadura, que Emerita se escribe sin acento, si uno se refiere a la ciudad romana, que se puede remedar bien escribiendo "Pi menus erri" y no "Pi menos erru"  y otras agudezas, se tienen que conocer los giros de algunas hablas vivas y ciertos modismos de las antiguas, tesoro cultural y patrimonial de todos los pueblos del mundo, es decir, In the World, aunque alguien ha ejercido la libertad de crear un neologismo made in Myself y transcribe indeguold, propio de un hablante con excesiva velarización bucal en la adaptación de extranjerismos a un idioma de alto nivel.

 

El excesivo uso de extranjerismos supone siempre una pérdida de riqueza lingüística del español en el mundo. La mirada hacia atrás, hacia la historia cultural, no es siempre  sinónimo de "incultura, miseria y aislamiento", sino fuente ubérrima para el deleite del homo ciberneticus del siglo XXI, que puede disfrutar de las nuevas tecnologías, alimentándose de una sabrosa receta, guisada con adeiti de adeitunah o con aceite de oliva, sabiendo que el castellano medieval prefería olio u óleo, vocablos hispánicos derribados por el árabe [azéit] aceite.

 

Desde hace varios siglos el español usa la expresión de recibir los santos óleos como viático hacia la otra vida, no los santos aceites.

 

Haremos de nuestras hablas hispánicas el uso que nos permitan los hablantes monocordes de un español estándar que oculta en su estandarización ignorancia y falta de estudios lingüísticos la mayoría de las veces, históricos y humanísticos, producidos por el excesivo avance de las lenguas modernas, como el inglés, dejando de lado la cultura de las lenguas clásicas como el griego, latín, hebreo, siríaco, arameo, árabe clásico, etc.

Mientras nos llega el tránsito hacia el más allá, beberemos de la Cultura con mayúscula, divirtiéndonos en la preparación de Garbanzos guisados a la exprés, exquisita receta de cocina,  inédita de la autora también del poemario El galo moribundo (2001)

 

En la receta derrama juego verbal y culinario, con expresiones como "la moderna tecnología del puchero" que se cubre con una cobertera "tipo tapaboina", y donde se deja la olla tranquila "hasta que se quede sin resuello".

Tomaremos de postre Huesos dulces cacereños, recordados por el periódico local para un día tan entrañable de afectos como el que a mí me trae la frase de mi tío Antonio, Toño Mur, que heredé de sus labios un año antes de dejarnos:

 

"Toñet, mus foterán al arné y a dormí"

 

Traducida del habla ribagorzana de San Esteban de Litera (Huesca) al español estándar quiere decir:

 

"Nos meterán en la colmena y a dormir"

 

Para cada uno de nuestros antepasados lingüísticos, en día de mercadillo de crisantemos, un deseo clásico de herencia cultural, guardado en el Museo Romano de la cercana Emerita (sin tilde) Augusta: 

 

S[it]T[ibi] T[erra] L[evis]

 

ESTELA LUTATIA LUPATA

Fuente: Museo Romano de Mérida

http://www.mcu.es/mnar/vp2.htm

 

Especialmente para mi amigo Laurentino Agapito Pacheco que me encomendó que incinerara sus restos y lanzara sus cenizas al río Guadiana. Deseo que las ideas del homo humanisticus no se conviertan nunca en humus.

 

Antonio Viudas Camarasa

2 de noviembre de 2001

 


VOLVER AL PRINCIPIO DE ESTA PÁGINA

 

IR A LA PORTADA