Escribenos


C. Naturales

Aves

Esquema anatómico de un Ave.

En general, todas las aves comparten un esquema corporal similar, aunque existen variaciones en el tamaño y las proporciones. Las modificaciones para adaptarse a los diferentes tipos de vida están relacionadas con las distintas facetas de la supervivencia: búsqueda y captura de alimentos, evasión de los enemigos y protección de los huevos y crías.
Las aves de mayor tamaño se encuentran entre el grupo que forman la subclase Ratites, las cuales han perdido la capacidad de volar y poseen unas extremidades posteriores potentes para correr. La mayor de todas ellas es el avestruz, que se aproxima a los 2,5 m de altura y 167 kg de peso.
Las más pequeñas son los colibríes del hemisferio occidental, entre los que destaca el diminuto colibrí abeja de Cuba. Este pájaro mide solamente 3 cm desde la punta del pico hasta la punta de la cola. Las crías recién salidas del cascarón no son mayores que las abejas obreras. Los colibríes son la única especie de pájaros que vuela hacia atrás (retroceden desde las flores de cuyo néctar se han estado alimentando), realizando verdaderas acrobacias aéreas. Sin embargo, sus patas traseras y sus pies son demasiado débiles para caminar o saltar y siempre deben volar de una posición a la siguiente.

Adaptación de los picos de las aves.

La mayoría de las aves puede volar y desciende de antepasados que podían hacerlo, aunque hay especies, que se han extinguido, que no eran voladoras. Además, el cuerpo de las aves está modificado para aumentar la eficacia del vuelo. Los huesos de los dedos y las articulaciones de las patas delanteras están fusionados formando un soporte rígido para las grandes plumas de vuelo de las alas. También existe fusión ósea en el cráneo y en la cintura pelviana, así se obtiene una mayor resistencia y ligereza. En las aves adultas muchos de los huesos están huecos, carecen de médula y están conectados con un sistema de sacos o bolsas aéreos dispersos por todo el cuerpo. El esternón, o hueso del pecho, de la mayoría de ellas es grande y tiene una quilla o cresta central llamada carina. El esternón y la carina soportan algunos de los principales músculos utilizados en el vuelo. En las aves de la subclase Ratites -como el avestruz, el kiwi y afines- que han perdido la capacidad de volar, el esternón tiene un tamaño más reducido y la carina se ha perdido.
Las mandíbulas de las aves actuales se alargan como picos sin dientes y están cubiertas con una capa córnea llamada la ranfoteca. En la mayoría de las especies es dura, pero también puede ser correosa, como en los andarríos y en los patos. La ausencia de dientes reduce el peso del cráneo.
Las aves no tienen glándulas sudoríferas y no pueden enfriar su cuerpo por transpiración. Durante el vuelo, el calor se dispersa con el paso del aire a través de su sistema de sacos aéreos y, cuando están en reposo, jadeando.

Patas de ave.


El examen anatómico de las patas de las aves puede ofrecer importante información sobre su hábitat. Las patas pueden estar adaptadas a posarse, trepar, aferrar y matar presas, caminar sobre el fango y otros sedimentos blandos, remar o nadar.

.

.

Nidos de ave.

Las aves ponen sus huevos en sitios tan variados como el suelo desnudo o nidos muy elaborados. Los de los pájaros tejedores de África y Asia se consideran entre los objetos más intrincados que se conocen en el reino Animal. Los nidos se construyen con una gran variedad de materiales fáciles de conseguir: hierba, ramitas, cortezas, líquenes, fibras vegetales, hojas, pelos de mamíferos, telas de arañas, lodo, algas marinas, conchas marinas, guijarros e, incluso, saliva de los propios pájaros. También pueden usar objetos como trocitos de papel, plástico y cuerdas.
Muchas aves despluman la parte de su abdomen que se alinea con el nido, de modo que el trozo de piel expuesta (llamada parche de la nidada) ayuda a calentar los huevos. El número de huevos por nido varía según las especies, entre uno y una docena o más. En la mayoría de las especies los progenitores se turnan para incubar los huevos o lo hace sólo la hembra. Sin embargo, en algunas especies los papeles que desempeñan los dos sexos se invierten y tanto la incubación de los huevos como la alimentación de las crías corre a cargo de los machos. En estas aves, también al contrario de lo normal, la hembra suele ser más grande y su plumaje tiene unos colores más intensos que el del macho.

Polluelos.

Una montaña de comida -resultado de hasta 1.000 salidas diarias de los progenitores- ayuda a los polluelos de muchas aves arborícolas a convertirse en animales autosuficientes en tres semanas. En la imagen se ven los polluelos del herrerillo común a los 3 y 13 días de edad, cuando están ya listos para volar.

Cuando salen del huevo, las crías de las aves se clasifican en dos categorías generales: altricial y precoz. Las crías altriciales rompen el cascarón ciegas y desnudas o cubiertas con un plumaje velloso y poco denso. No pueden sostenerse y dependen por completo de sus progenitores. Las crías precoces salen del huevo con los ojos abiertos, están cubiertas con un plumón denso y, en pocos días, pueden caminar, moverse y encontrar parte de su propio alimento. También existen condiciones intermedias.

Aguilas.

Aguila Real
Aguila Imperial
Aguila Calva Amer.
Aguila Harpia

Vive en gran parte de Eurasia (excepto Francia y los países vecinos al norte). En la península Ibérica es una especie habitual todo el año y, aunque está presente en toda España, es considerada una especie rara. En América nidifica en México y es común en zonas montañosas del oeste de Estados Unidos y Canadá.
Las hembras llegan a medir 1 m desde el extremo del pico al de la cola y su envergadura ronda los 2 metros. Los machos son más pequeños, como sucede en la mayoría de las aves de presa. Una característica de este género es el plumaje de la parte inferior de las patas. En otras águilas esa zona carece de plumas y tiene un aspecto escamoso, como en la mayoría de las aves. El plumaje del cuerpo es de color castaño oscuro con una pincelada dorada en la parte posterior de la cabeza y el cuello, que da a la especie su nombre. La cola de los adultos es parda con bandas más pálidas. En las aves jóvenes es blanca con una banda terminal parda.
Hay ocho especies más de águila real, todas ellas propias de Eurasia. Las más pequeñas son el águila pomerana, con una envergadura en torno a los 1,5 m, que emigra desde Europa central hasta Suráfrica, y el águila calzada de los países mediterráneos. La primera es una especie accidental en España, mientras que la segunda se reproduce durante el verano en la península Ibérica. Entre las de mayor tamaño se encuentra el águila audaz australiana, casi totalmente negra y con una envergadura que llega a los 2,5 metros.

Búhos.

Tecolote
Búho nival
Lechuza.


Nombre común de algunos miembros de una familia de aves de presa nocturnas que consta de unas 167 especies. Los mochuelos, cárabos y autillos pertenecen a la familia de los búhos. Las lechuzas pertenecen a otra familia, con unas 14 especies. Hay diferencias anatómicas entre las dos familias, pero muchas generalizaciones son aplicables a ambas.
Los grandes ojos de los búhos (más pequeños en las lechuzas) están dirigidos hacia adelante, e incorporados en una cápsula ósea que les da una limitada capacidad de movimiento. Los búhos tienen que girar toda la cabeza para mirar a los lados, aunque el movimiento se ve facilitado por un cuello relativamente largo y flexible, que les permite girar la cabeza hasta 270 grados. La mayor parte de los búhos tienen los ojos rodeados por un disco facial de plumas rígidas que dan la impresión que tienen cejas. Dado que pocos búhos capturan sus presas a plena luz del día, su oído es especialmente importante. Muchos búhos tienen el cráneo asimétrico, con las aberturas auriculares a diferentes alturas; esto les permite localizar a sus presas por los ruidos que producen.
Entre las especies más grandes de búhos están los tecolotes o búhos águila. Tienen mechones de plumas en la cabeza llamados 'orejas', aunque no tienen relación alguna con éstas. En América sólo vive el tecolote o ñacurutú, pero en Europa, África y Asia hay 17 especies. La distribución más amplia es la del búho real, que vive desde Escandinavia hasta España y Japón. Mide unos 71 cm. El búho nival del norte de Eurasia, cuya hembra es blanca con algunos puntos negros en el dorso, es peculiar porque se alimenta de día (en especial de lemmings). La lechuza gavilana caza también durante el día.

El Buitre.

Casi todos los buitres son unas aves de gran tamaño, con la cabeza desnuda y el pico ganchudo. Se alimentan casi exclusivamente de carroña y, a veces, atacan a los animales heridos o recién nacidos. Para esto, la mayoría de las especies utiliza el sentido de la vista: se remonta y acecha a los otros buitres que descienden para alimentarse. Sin embargo, algunas especies americanas tienen el olfato muy desarrollado. Además, los buitres americanos se caracterizan porque tienen las fosas nasales perforadas longitudinalmente, sin tabique, y carecen de voz debido a la ausencia del órgano de fonación, llamado siringe.

.

El Condor.

.

Nombre común de dos grandes buitres americanos: el cóndor de los Andes y el de California. Ambos se consideran entre los pájaros voladores más grandes y pesados que existen. El cóndor de los Andes tiene una envergadura de alas mayor, alcanzando los 3,5 m, mientras que el de California no supera los 2,9 m. Este último es algo más grueso; puede pesar hasta 14 kg. Los cóndores andinos machos pesan unos 11,5 kg.
Las dos especies de cóndores tienen el plumaje negro como el hollín, con una gran zona blanca en las alas. Ésta se localiza en la cara superior en el andino y en la inferior en el californiano. El primero tiene una cabeza desnuda de color rojo pálido y los machos poseen en la frente una cresta carnosa prominente. La parte inferior del cuello está ceñida por una gola plumosa de color blanco. El cóndor de California carece de cresta y los adultos tienen la cabeza desnuda, cuya piel es de color amarillo y rojo brillante. Unas plumas largas, puntiagudas y de color negro forman la gola de su cuello.

El Pingüino.

Nombre común de cualquiera de las diversas aves acuáticas no voladoras del hemisferio sur que también reciben el nombre de pájaros bobos. El nombre de pingüino se aplicaba originalmente al hoy extinguido alca real del norte del Atlántico, un gran ave no voladora, de color blanco y negro y posición erguida. Más tarde se descubrieron aves no voladoras similares en el hemisferio sur, y también fueron llamadas pingüinos, nombre que hoy ha quedado restringido exclusivamente a estas aves.
Al igual que los alcas, los pingüinos son excelentes nadadores.
La mayoría de los pingüinos tienen el pecho blanco y el dorso y la cabeza negros. Muchas especies exhiben manchas rojas, naranjas o amarillas en la cabeza y el cuello. Debido a que sus cortas patas están situadas en una posición muy atrasada, los pingüinos asumen una posición erguida cuando están en tierra.
Los pingüinos se agrupan en 18 especies y 6 géneros, que en su mayor parte viven en la Antártida y en islas subantárticas. Otras son nativas de las costas de Australia, Suráfrica y Sudamérica, así como de las islas Galápagos (Ecuador).
Las especies más grandes son el pingüino emperador, que puede alcanzar una altura de más de 1,2 m, y el pingüino rey, que mide entre 91 a 97 cm de alto. Ambas aves viven en los hielos de la Antártida. El pingüino rey vive también en Tierra del Fuego, en el extremo sur de Sudamérica, y en ocho islas del hemisferio sur. El más pequeño es el pingüino azul de Australia y Nueva Zelanda; mide unos 41 cm o menos. Al contrario que la mayoría de las especies, los pingüinos rey, emperador y azul tienen el dorso de color gris azulado. Otro rasgo distintivo de los pingüinos rey y emperador es la presencia de escudos brillantes rojizos o rosados a los lados de las mandíbulas y de grandes manchas anaranjadas o amarillas en los costados del cuello.

Cigüeñas.

Cigüeña blanca común
Garza azul
Marabú.


nombre común de cada uno de los miembros de una familia de unas 19 especies de aves relacionadas con las garzas y los ibis. Son grandes y tienen patas largas, dedos palmeados y pico largo, fuerte, derecho y puntiagudo.
La cigüeña blanca es un ave migratoria habitual y nativa de Eurasia, y mide aproximadamente 1 metro. La cabeza, el cuello y el cuerpo son totalmente blancos, las alas tienen partes negras y las patas y el pico son rojos. El cuello es largo y suele estar arqueado.
Las plumas del pecho son largas y separadas y a menudo esconden el pico entre ellas. Frecuentan zonas pantanosas y se alimentan de anguilas y otros peces, anfibios, reptiles, pajarillos y pequeños mamíferos. Construyen nidos toscos, de palos y juncos, en lo más alto de árboles grandes, ruinas y chimeneas abandonadas. Las cigüeñas no cantan. Vuelan majestuosamente y a mucha altura. Otra especie algo más pequeña es la cigüeña negra, con el plumaje negro brillante por el dorso y blanco por el vientre, y que también es habitual en muchas zonas de Europa, Asia y África. En la península Ibérica la cigüeña blanca está presente principalmente en verano,
En Asia meridional e India oriental está el marabú, que tiene la cabeza y el cuello desnudos y una bolsa larga que le cuelga del cuello que posiblemente actúa como depósito de aire. La especie mayor mide 2 metros. Este carroñero está protegido en la India.
Las otras especies americanas son: la cigüeña calva o tuyuyú (también conocida como cocó, sargento, gabán passarao y cayama), localizada desde el sur de Estados Unidos, México y las Antillas, hasta Perú y Argentina, y el jabirú o garzón soldado, que se distribuye desde el sur de México, Cuba y Santo Domingo, hasta Uruguay y Argentina. El tuyuyú mide 1 metro. Tiene la cabeza negra y el cuello desnudo; las alas y la cola parcialmente negras y el resto del plumaje blanco. Los miembros de esta especie se reúnen y anidan en colonias.

El Halcón.

Nombre común de cada uno de los miembros de un género al que pertenecen 38 especies de halcones, así como de otras especies de la misma familia. Se caracterizan por sus largas alas y por una muesca curvada en la parte superior del pico. Son también peculiares sus métodos de caza, que consisten en cernirse y dejarse caer sobre su presa. Tienen poderosas garras con largas y afiladas uñas curvas.
Con ellas sujeta a su presa mientras la desgarra con el pico. Miden entre 15 y 60 cm de largo. Como ocurre en todas las aves de presa diurnas (activas durante el día), la hembra es de mayor tamaño que el macho. Sus hábitos de anidación varían. Construyen un sencillo nido en un árbol, depositan los huevos en un lugar despejado de una pared rocosa o en un agujero de un árbol o un nido artificial. Ciertas especies anidan en colonias. La hembra del halcón pone cuatro o cinco huevos cuyo color va, según la especie, del blanco al rojo o el pardo moteado.
Algunas especies de halcones, en especial el halcón peregrino o halcón común vienen siendo utilizadas desde tiempos remotos como auxiliares en la caza (véase Cetrería). El peregrino tiene la cabeza y la parte dorsal de color negro azulado y la parte ventral blanca con bandas de color castaño claro. Es un residente habitual a lo largo de todo el año en la península Ibérica y en la parte meridional de América del Sur. Su población no es muy numerosa.

VegetaciónSerpientesAracnidosInsectosMamiferosReptilesAvesPecesC. Naturales

D.R. Alma rosa Gomez y Guillermo Flores