Planeta Marte

Marte es el cuarto planeta desde el Sol y el séptimo en tamaño.

órbita: 227.940.000 km (1.52 UA) desde el Sol.
diámetro: 6,794 km.
masa: 6.4219e23 kg.

Marte ha sido conocido desde los tiempos prehistóricos. Todavía es el favorito de los escritores de ciencia ficción, como sitio más favorable en el sistema solar, aparte de la Tierra, para ser habitado por el hombre.
La primera nave espacial en visitar Marte fue la Mariner 4 en 1965. Siguieron otras varias, incluyendo los dos módulos de aterrizaje Viking en 1976 (ver a la derecha).
Unos veinte años después, el 4 de julio de 1997, se produjo el aterrizaje del Mars Pathfinder (ver imagen a la izquierda).
La órbita de Marte es marcadamente elíptica. Este hecho influye marcadamente sobre su clima. Mientras que la temperatura media es de -55 ºC, las temperaturas pueden variar desde -133 ºC en invierno en el polo, hasta 27 ºC durante el día en el verano.
Con la excepción de la Tierra, Marte tiene los accidentes del terreno más variados e interesantes de todos los planetas terrestres, algunos de ellos espectaculares:

El monte Olimpus: (ver a la derecha.) La mayor montaña de todo el sistema solar, con una altura de 24 km. Su base tiene un diámetro de más de 500 km, y está rodeado por acantilados de 6 km de altura.
Tharsis: una gigantesca protuberancia en la superficie de Marte, con una longitud de 4.000 km y 10 km de altura.
La planicie de Hellas: un cráter de impacto en el hemisfero sur, de 6 km de profundidad y 2.000 km de diámetro.
Los valles Marineris: un sistema de cañones de 4.000 km de largo, y una profundidad entre 2 y 7 km.

El hemisferio sur de Marte está repleto de antiguos cráteres, semejantes a los de la Luna (ver a la izquierda.) Por el contrario, la mayor parte del hemisferio norte consiste en llanuras mucho más jóvenes y menos elevadas. Aparentemente, existe un abrupto cambio de elevación de varios kilómetros en el límite común de ambas zonas.
Al igual que Mercurio y la Luna, Marte carece de placas tectónicas activas; no hay evidencia de movimientos horizontales de la superficie, tales como los plegamientos montañosos, tan comunes en la Tierra.
Este hecho, junto con una menor gravedad en su superficie, son la causa de fenómenos tales como la protuberancia de Tharis y sus enormes volcanes. Sin embargo, no hay evidencia de una actividad volcánica en la actualidad.
Hay una clarísima evidencia de erosión en muchos sitios de Marte, tales como grandes zonas inundadas o sistemas de ríos (derecha).
Es indudable que en el pasado había agua en la superficie. Es posible que hubiera grandes lagos, e incluso oceános.
Pero también parece que esto ocurrió durante poco tiempo y hace muchísimo tiempo; se estima que la edad de los canales de erosión es de unos 4.000 millones de años. (Los valles Marineris no fueron creados por la acción del agua corriente. Se formaron por el estiramiento y agrietamiento producidos por la protuberancia de Tharis).
En sus comienzos, Marte fue mucho más parecido a la Tierra. Al igual que en la Tierra, casi todo su dióxido de carbono fue usado para la formación de las rocas carbónicas.
Pero al carecer de placas tectónicas, Marte es incapaz de reciclar de nuevo a la atmósfera el dióxido de carbono, por lo que no puede mantener un significativo efecto de invernadero.
Marte tiene una atmósfera muy tenue. La presión media en su superficie es de unos 7 milibares (menos del 1% de la Tierra), pero puede variar mucho con la altura (desde unos 9 milibares en los barrancos más profundos, hasta tan sólo 1 milibar en la cumbre del monte Olympus).
Pero su atmósfera es lo suficientemente espesa como para soportar fortísimos vientos y vastísimas tormentas de polvo, que a veces abarcan a todo el planeta durante meses.
Marte tiene casquetes de hielo permanentes en ambos polos (izquierda) , compuestos principalmente de dióxido de cabono sólido ("hielo seco"), mezclado con polvo oscuro.
Los módulos de aterrizaje Viking llevaron a cabo diversos experimentos para determinar la posibilidad de existencia de vida en Marte.
Los resultados no fueron concluyentes, pero la mayor parte de los científicos creen que no mostraron ninguna evidencia de vida en Marte. Está previsto seguir investigando este tema en futuras misiones.

El 6 de agosto de 1996, David McKay y otros anunciaron la primera identificación de componentes orgánicos en un meteorito marciano (derecha), que junto con otras características mineralógicas observadas en la roca podrían evidenciar la existencia de antiguos microorganismos marcianos.
Pero todavía queda mucho trabajo antes de dar por totalmente válida tan importante aseveración.
Marte tiene un débil campo magnético, muy extenso aunque no global. Probablemente son residuos de un antiguo campo magnético global, ya desaparecido. Esto puede ser un dato importante para la historia de su antigua atmósfera, y por consiguiente de una antigua vida.
Marte es fácilmente visible durante la noche.

Satélites de Marte.
Marte tiene dos minúsculos satélites, que orbitan muy cerca de su superficie:
Phobos: radio: 11 km - distancia: 9.000 km.
Deimos: radio: 6 km - distancia: 23.000 km.

sol.gif (40241 bytes)
sol
mercurio.gif (40241 bytes)
Mercurio
venus.gif (28337 bytes)
Venus
tierra.gif (31887 bytes)
Tierra
marte.gif (24015 bytes)
Marte
jupiter.gif (29392 bytes)
Jupiter
saturno.gif (55763 bytes)
Saturno
urano.gif (24768 bytes)
Urano
neptuno.gif (24768 bytes)
Neptuno
planet7.jpg (24768 bytes)
Pluton

Nos Interesa tu Opinion y Sugerencias

Sistema Solar

D.R. Alma Rosa Gomez y Guillermo Flores