ELSŐ LECKE Lección 1

Los sonidos húngaros

 

I ) Vocales.-

a : inglés wall, four,  pero breve. Catalán porta, pero redondeando los labios.

á : castellano planta, inglés father, alemán Mahler, siempre larga.

e : inglés cat, catalán pčl, breve y abierta.

é : francés été, alemán Wehr. Es una e espańola larga y muy cerrada.

i : como en castellano, breve.

í : como la anterior, pero más larga.

o : como en castellano, breve.

ó : como la anterior, pero más larga y cerrada.

ö : francés  le, peur, alemán Töchter. Es un sonido breve.

ő : francés deux, alemán schön, siempre larga *.

u : castellano azul, breve.

ú : como la anterior, pero larga

ü : francés tu, alemán Sünde, breve.

ű : francés pur, alemán Rübe, larga siempre *.

 

(*) Por dificultades de tipos, se representa Ő y Ű a vocales que, correctamente escritas, deben ir coronadas por una doble tilde alguda [´´].

 

Observaciones:

1. La tilde aguda, sencilla [´] o doble [´´], indica que la vocal es larga. Es un artificio ortográfico como otro cualquiera, aunque resulte un poco chocante tanto acento. En finés, lengua emparentada con el húngaro, las vocales largas se representan doblando su grafía: estää, muu, kiinnitä.

 

La distinción, en húngaro, entre vocales breves y largas no es una simple característica filológica, sino que se realiza marcadamente en la lengua hablada, dando esa especial musicalidad a la lengua, perceptible también, por ejemplo, en alemán. Es más, en algunos casos, esa característica por sí sola, da lugar a palabras completamente diferentes. P. ej. : kar brazo, rama y kár dańo; szeles ventoso y széles amplio; örült él se alegró y őrült loco.

 

2. El oído del hispanohablante tenderá a confundir los sonidos

 

                                    é           ---->                í

                                    a           ---->                o

                                    ó           ---->                ú

 

Esta confusión se deberá evitar. Siendo estas tres vocales las más “conflictivas” para nosotros, he aquí un truquillo no demasiado ortodoxo:

 

Para realizar a, coloca los órganos de fonación en disposición para decir “o” (sin olvidar redondear los labios) y emite una a breve.

Para realizar é, coloca los órganos de fonación en disposición de decir “i” (como sonriendo) y emite una e larga.

Para realizar ó, coloca los órganos de fonación en disposición para decir “u” y emite una o larga.

 

 

3. Todas las vocales breves poseen, como se puede ver, su correspondiente larga y viceversa, excepto:

                        a y e no tienen larga correspondiente.

                        á no tiene breve correspondiente.

[Salvo excepciones de pronunciación afectada de algunas palabras extranjeras. Es este caso, los filólogos la representan por una a coronada por un circulito ( ĺ, signo familiar si leéis un texto en sueco)]

                        é no tiene breve correspondiente.

[Salvo en ciertos dialectos. En este caso los filólogos la reprentan ë]

 

En resumen:

                                                BREVES                      LARGAS

                                                     i                                          í

                                                     o                                         ó

                                                     u                                         ú

                                                     ü                                         ű

                                                     ö                                         ő

                                                     e                                         -

                                                     a                                         -

                                                     -                                         á

       -        é

 

 

4.   En húngaro (salvo en contadas hablas dialectales) no existen diptongos ni triptongos, cada vocal pertenece a una sílaba distinta, por más acumulaciones vocálicas que haya. Así fiaim mis hijos tiene tres sílabas, y debe pronunciarse fi-a-im. Tudniillik es decir tiene cuatro sílabas (tud-ni-il-lik).

En alguna palabra que otra de origen extranjero, no obstante, en pronunciaciones poco cuidadas se hace diptongo: autó coche puede oírse a-u-tó o au-tó.

 

II)   Armonía Vocálica.-

 

Hay una segunda clasificación de las vocales húngaras que es de primera importancia para elegir los sufijos adecuados en la declinación y conjugación.

Palatales,  o posteriores:              i, í, e, é, ö, ő, ü, ű.

Velares o anteriores:                    a, á, o, ó, u, ú.

 

Si observas un texto húngaro con un poco de perspicacia, notarás que cada palabra, en general, sólo contiene vocales de una de estas dos clases: érdeklődés, kellemetlenkedik, fogalmazvány, harmadfokú.

A este fenómeno -ni mucho menos exclusivo del húngaro- se le llama armonía vocálica. De momento, no es necesario extendernos más.

 

III) Consonantes.-

 

b : como en castellano, pero siembre es oclusiva. Es decir, se pronuncia como la primera b de beber, no como la segunda, que es fricativa.

c : alemán Zeit, setzen, euskera haitz. Como los sonidos castellanos t + s en una sola emisión de voz, más o menos.

cs : la ch castellana común, alemán deutsch, inglés church, francés match, catalán cotxe, euskera txakur.

d : como en castellano, pero siembre es oclusiva. Es decir, se pronuncia como la primera d de dado, no como la segunda, que es fricativa.

dz : italiano ragazza, catalán dotze. Como los sonidos castellano d + s sonora en una sola emisión de voz.

dzs : inglés joke, bridge. En realidad esta letra, muy rara en húngaro, es una combinación de d + zs (véase más abajo el sonido de zs).

f : como en castellano.

g : castellano gato, oclusiva, nunca como en llegar, donde es fricativa. Y menos aún como en gente.

h : inglés horse, alemán Haus. Jota espańola muy suave. En medio de palabra, ante consonante, es muda (hkas). Tampoco suena a final de palabra: cseh; en este último caso, recupera su sonido aspirado si la palabra recibe un sifijo comenzado en vocal: csehek.

j : como la y castellana  o la i cuando forma parte de diptongo: ya, peine, miel, hay. Inglés yes, alemán ja, francés crayon. Éste es el sonido general cuando, como es común, esta consonante va seguida o precedida por una vocal. En los raros casos en que no es así (kepj), suena como la ch alemana en ich, Milch. Nunca como la ch alemana de Bach, auch que equivale a la j castellana. Si probáis a pronunciar la y castellana de ya sin que vibren las cuerdas vocales (sorda), ya tenéis este segundo, y raro, sonido de la j húngara.

k : castellano kilo, querer.

l : como en castellano.

ly : actualmente, representa el mismo sonido que la j húngara. Es decir, que los sonidos consonánticos de  hely y héj, se leen exactamente igual

m : como en castellano.

n : como en castellano.

ny : como la ń castellana. Francés Champagne, italiano compagno, portugués Minho.

p: como en castellano.

r : como en castellano pero, nunca como en rojo.

s : inglés shop, alemán Tisch, francés chambre, catalán així, euskera xagu.

sz : francés poisson, samedi, euskera ezpain. Aunque es aceptable pronunciarla como nuestra s, esto no es del todo exacto ya que la sz húngara es dental (la lengua toca los incisivos inferiores) mientras que la s castellana es apico-alveolar (la punta de la lengua tocan las encías superiores).

t : como en castellano.

v : francés vin, inglés prove, alemán weiss. Como una f sonora (deben vibrar las cuerdas vocales).

z : francés zčvre, maison, inglés bells, alemán Sie. Es una s sonora.

zs : francés jour, inglés pleasure, catalán neteja. Castellano de Argentina mayor.

 

He dejado para el final los dos sonidos húngaros más difíciles para los castellanohablantes, gy y ty, porque son escasas las lenguas más extendidas donde se encuentran. Antes tendría que introducir el fenómeno de la palatización.

El caso más claro de palatización en castellano es el sonido de la ń, que no es otra cosa que una n palatal (pronunciamos n con la lengua pegada al paladar, si os dais cuenta). La mayoría de los hispanohablantes hacemos lo propio al pronunciar el sonido ll (que no es otra cosa que una l palatal). En la mayoría de lenguas eslavas, como el ruso, la practica totalidad de las consonantes tienen su equivalente palatal, blanda o mojada (en francés mouillé = palatal). La lengua magiar es bastante más restrictiva, y actualmente sólo posee tres sonidos consonánticos palatales. Antiguamente poseía uno más, ly, que se leía (sí, lo habéis adivinado) como nuestra ll más común. Actualmente, como se dijo más arriba, ly = j (sí, ˇˇlos húngaros son yeístas!!), pero si vais por Hungría pronunciando la ly como ll castellana, nadie os dirá nada; es más, hasta os reconocerán un cierto dejo aristocrático (!). De hecho, antes de la II Guerra Mundial, en las escuelas húngaras se aconsejaba esta pronunciación a todas luces obsoleta.

 

Como ya habrás observado, la segunda consonante palatal del húngaro es ny, es decir, n palatizada, equivalente a nuestra ń.

 

Si consigues pronunciar una d palatizada, tendrás, ni más ni menos, la gy húngara (que, en propiedad, debería escribirse dy, como de hecho se hacía en otras épocas. Caprichos de la ortografía). Y si haces lo propio con la t, obtendrás la ty húngara.

 

Lo más parecido a la gy húngara es la y castellana de conyuge, aunque es una pobre aproximación. También son aproximaciones el grupo francés mon dieu, o la d inglesa en dupe, during. Si alguien habla vasco no tendrá problemas; coincide exactamente con el sonido dd de esta lengua: onddo, Maddalen. En ruso se representa con d + signo blando.

 

El grupo francés ti en moitié, Étienne se aproxima bastante a la ty húngara. Lo mismo puede decirse de la t inglesa en student. Sin que deba tomarse a broma, cuando los nińos espańoles están aprendiendo a hablar y dicen ‘ta-ta’ (papá), dicen una cosa muy parecida a atya (padre en húngaro antiguo, actualmente se dice apa).

Si alguien habla vasco no tendrá problemas; coincide exactamente con el sonido tt de esta lengua: pattarra, ttipia. En ruso se representa con t + signo blando.

 

Probad a pronunciar la d y la t con la lengua pegada al paladar y ya está.

 

La letra y sólo se usa en húngaro para indicar esta palatización, nunca en solitario (salvo en algunos apellidos, cosa que veremos enseguida).

 

Así como la mayoría de vocales tienen, en húngaro, su equivalente larga, las consonantes, sin excepción,  también la tienen.

 

Cuando una consonante viene reprensentada por un solo signo (d, v, z, etc), su equivalente larga se representa doblando el signo: dd, vv, zz, etc.

 

Si la consonante tiene dos o tres signos (ly, dz, gy, dzs, etc.), su equivalente larga se representa doblando el primer signo: lly (= jj), ddz, ggy, ddzs, etc.

 

Las consonante largas hay que pronunciarlas largas con claridad y sin complejos, hasta el punto de que cuando se encuentran en medio de palabra, hay que repartirla entre las dos sílabas consecutivas: kettő dos, debe pronunciarse ket-tő, asszony seńora debe pronunciarse asz-szony (ˇe incluso escribirlas así si partimos la palabra por cambio de renglón!).

 

Es aceptable pronunciar la r húngara larga (pohárral) como la castellana carro, rima, aunque ello no sea del todo exacto.

 

Observaciones:

1. Las letras latinas q, x, w, y, ch y otras combinaciones, no pertenecen, en sentido estricto, al alfabeto húngaro. Las encontraremos en nombres propios foráneos que, deben leerse -si se sabe- dándoles el valor fonético de la lengua de origen.

 

Algunas palabras húngaras importadas de lenguas extranjeras contienen la letra x, que debe ser leída ksz.

Taxi, marxizmus, bauxit se leen, respectivamente, takszi, markszizmus, baukszit.

 

 

2. En castellano, muchos apellidos conservan ortografías arcaicas: Ximénez, Aymerich, Oraa, etc. Lo mismo ocurre en húngaro, pero con más excesos. Damos unas breves equivalencias, de manera que podamos leer correctamente estos apellidos.

           

              = á             Gaál  = Gál

            eé = é              Veér = Vér

            oó = ó              Soós   =  Sós

            eö = ö              Eötvös =  Ötvös

            ew = ö             Tewrewk = Török

            ss =  s              Sass =  Sas

            ts =  cs             Takáts = Takács

            ch = cs             Madách = Madács

            th =  t               Tóth =  Tót

            y  = i                Ady  = Adi

            ff =  f                Pálffy = Pálfi

            gh = g              Vargha = Varga

            cz = c               Herczeg = Herceg

 

... y hay muchos más...

 

3. Las consonantes largas precedidas o seguidas de otra consonante, se abrevian en sus correspondientes cortas, sin que haya reflejo en la ortografía de este fenómeno, que se verifica igualmente cuando el encuentro se produce entre dos palabras consecutivas no separadas por signos de puntuación. Así jobbra debe leerse jobra, hallgat debe leerse halgat, jobb láb debe leerse job láb, etc. (ˇEl húngaro no soporta más de dos consonantes seguidas, quién lo diría!)

 

Por contra, en algunas palabras, muy pocas, se escribe sencilla una consonante que debe pronunciarse larga, como sucede con los numerales egy, egyik, que se pronuncian eggy, eggyik.

Dz y dzs, se pronuncian largas entre vocales y a final de palabra, aunque mantengan su ortografía sencilla.

Así fogódzik, bridzs deben leerse, respectivamente, fogóddzik, briddzs.

 

4.     n seguida de p o b pasa a sonar m. Así, szénpor debe leerse szémpor.

 

5.     La serie de consonantes palatales breves seguidas de j, pasan a leerse como largas, desapareciendo el sonido j:

 

            gy + j = ggy               hagyja  se pronuncia haggya

            ty + j = tty                    bátyja   se pronuncia báttya

            ly + j = lly = jj  folyjon se pronuncia fojjon

            ny + j = nny              anyja    se pronuncia annya

 

6.     Algunas consonantes breves, al ser seguidas por j, pasan a leerse como sus correspondientes palatales largas. El sonido j desaparece.

 

            t + j  = tty                    kútja  se pronuncia kúttya

            d + j = ggy                  padja  se pronuncia paggya

            n + j = nny                  bánja  se pronuncia bánnya

            l + j = lly =jj              célja   se pronuncia céjja

 

 

7.     Las oclusivas t, d y gy, seguidas de una silbante (s, sz, z) se funden con éstas, dando lugar a una africada larga:

            t/ d/gy + sz  = cc

            játszik  se pronuncia jáccik

            adsz     se pronuncia acc

            egyszerű  se pronuncia eccerű  (también puede sonar etyszerű, como se verá luego)

           

            t/ d/gy + s  = cs

            barátság se pronuncia baráccság

            Népszabadság se pronuncia népszabaccság

            egység se pronuncia eccség (también puede sonar etység, como se verá luego)

 

            d/ gy + z  = ddz

            jegyző  se pronuncia jeddző

 

8.     Cuando dos silbantes se encuentran, la primera suele desaparece de la pronunciación, alargándose la segunda.

 

            egészség (egész+ség) suena   egésség

            község  (köz+ség)      suena   kösség

 

Este último fenómeno es un claro ejemplo de lo que se llama asimilación consonántica, que veremos ahora en extensión. No te asustes: como puedes ver, todos estos cambios fonéticos no hacen sino simplificar las, a primera vista, formidables acumulaciones consonánticas del húngaro. Es una ilusión óptica. El húngaro es una lengua tan reacia al consonantismo como el castellano o el italiano, y, como estas lenguas, se caracteriza por la realización plena de las vocales y el apoyo de cada consonante en la correspondiente vocal. No te dejes impresionar por los artificios de la ortografía, que en cada país tiene su historia.

           

 

IV) Asimilación de consonantes.-

 

Más arriba nos hemos referido varias veces a consonantes sordas y sonoras. La cosa es fácil: muchos pares de consonantes sólo se distinguen entre sí porque al emitirlas vibran o no las cuerdas vocales. Podéis probar esto con un procedimiento muy simple: emitid los sonidos continuados rrrrr  y sssss llevándoos los dedos a la glotis (la nuez de la garganta). Veréis que al decir rrrr hay vibración (r es un fonema sonoro), y que al decir ssss no hay vibración (en castellano, s en un fonema sordo).

 

De esta manera podemos establecer pares de consonantes en húngaro (en cualquier otra lengua es igualmente posible), cada uno de los cuales representan el mismo sonido básico, uno sonoro y otro sordo:

 

                                    SORDAS            SONORAS

                       

                                    p                      b

                                    t                       d

                                    k                      g

                                    f                       v

                                    sz                     z

                                    s                      zs

                                    c                      dz

                                    cs                    dzs

                                    ty                     gy

                                    h                      --

                                    --                     j

                                    --                     l

                                    --                     m

                                    --                     n

                                    --                     ny                               

                                    --                     r

                                   

Pues bien, la regla de asimilación consonántica es bien sencilla: cuando dos consonantes se encuentran dentro de una palabra, y cada una de ellas es de calidad opuesta (sonora + sorda o sorda + sonora), la segunda consonante ensordece o sonoriza a la primera, es decir, la consonante que va delante se pronuncia como su correspondiente sonora o sorda, si la tiene. Así:

 

                        népdal             se pronuncia            nébdal

                        kútban            se pronuncia            kúdban

                        kerékgyartó   se pronuncia            kerég-gyartó

                        húsdarab        se pronuncia            húzsdarab

                        harcban          se pronuncia            hardzban

                        zsebkendő      se pronuncia            zsepkendő

                        hadsereg        se pronuncia            hacsereg o mejor haccsereg (ver más arriba)

                        világháború    se pronuncia            vilák-háború

                        nyevtan          se pronuncia            nyeftan

                        vízcsap            se pronuncia            vísz-csap

                        rizsföld            se pronuncia            risföld

                        nagyszülők     se pronuncia            natyszülők o mejor naccülők (ver más arriba)

 

Nota.-  v se ensordece pasando a sonar f en estos casos, pero no al revés, es decir, f nunca se sonoriza en v.

 

El fenómeno de la asimilación se experimenta igualmente en los encuentros de consonantes pertenecientes a dos palabras consecutivas:

 

                        eszik belőle  se lee            eszig belőle

                        hideg tél        se lee            hidek tél

 

 Todos los cambios fonéticos vistos hasta ahora no implican cambios en la ortografía; la asimilación consonántica que vamos a abordar ahora, llamada asimilación total, por contra, sí tiene reflejo en la escritura. Este fenómeno tiene lugar cuando el infijo -j- se ańade a la raíz del nombre en la conjugación, y cuando los sufijos -val, -vel y -, - se ańaden a un nombre acabado en consonante.

 

En el primer caso, cuando la raíz verbal acaba en una de las silbantes s, sz, z y dz, el elemento j del sufijo desaparece, y la silbante pasa a sonar y a escribirse larga:

 

            mos + játok               se lee y escribe             mossátok

            hoz + ja         se lee y escribe             hozza

            vesz + jük       se lee y escribe             vesszük

            edz + jétek   se lee y escribe             eddzétek

 

En el segundo caso, el elemento -v- del sufijo desaparece, y la consonante se dobla (las excepciones son muy escasas):

 

            kéz + vel       se lee y escribe             kézzel

            vér + vé        se lee y escribe             vérré

            halász + val    se lee y escribe             halásszal

 

Ojo: hely + vel  se escribe hellyel pero debe leerse hejjel, según ya sabéis.

 

V.El acento de intensidad en húngaro.-

 

El acento recae, sin excepción, sobre la primera sílaba de cada palabra. Si un prefijo se une a la palabra, el acento pasa a la primera sílaba del prefijo, como si se tratara de una palabra simple. Así érkezik, elérkezik, visszaérkezik. El acento recae sobre vocal subrayada. El y vissza son dos prefijos verbales.

 

Algunas palabras son átonas (carecen de acento), como los artículos a(z) y egy, la conjunción is, y alguna otra.

 

VI.Signos de puntuación.-

 

Son los mismos que en castellano, y su uso muy similar, con las siguientes observaciones: a) los signos de interrogación y admiración sólo se ponen al final:  Ne hazudj!  Milyen autó az? En los encabezamientos de cartas no se usan, como en castellano, los dos puntos, sino el signo de admiración: Kedves Barátom! Mi Querido Amigo: Tisztelt Úr! Respetado Seńor:

 

El uso de mayúsculas y minúsculas también coincide, en general, con el castellano.

 

 

VII. Recomendaciones.-

 

El húngaro es una lengua muy ‘fonética’. Con los valores y reglas que se han dado se pueden leer todas las palabras correctamente, sin excepción.

 

La duración de las vocales y de las consonantes hay que marcarlas, cuando son largas, con claridad y parsimonia. Un vicio muy común entre nosotros es el siguiente: tender a hacer largas las vocales sobre las que recae el acento o llevar el acento a las vocales largas.

Para ello, ejercitáos leyendo las siguientes palabras, respetando la duración de las vocales y haciendo caer el acento siempre, siempre, sobre la primera sílaba, que pongo en cursiva:

 

Breve (tónica) + breve (átona)                        Larga (tónica) + larga (átona)

 

lecke, fogas, zet, ablak                            újság, kérdés, térkép

 

Breve (tónica) + larga (átona)             Larga (tónica) + breve (átona)

 

első, szekrény, papír, aj                               óra, kréta, bla, lámpa

 

Otro vicio muy corriente entre hispanohablantes es alargar las vocales seguidas de consonante larga o dos consonantes. Hay que esforzarse en dar a cada vocal la duración marcada por la ortografía.

 

 

ˇEjercicios de lectura!

 

Como si se tratara de ejercicios de piano, repitiendo las veces que haga falta, lee las siguientes palabras y frases. No os desmoralicéis ni enfadéis; algunas palabras han sido escogidas con especial mala idea :-). En algunos casos, pongo la pronunciación entre paréntesis.

 

1. Baba. Pad. Raknak (ragnak). Varr. Apád. Áll. Tanár. Erre. Megáll. Év. Nép. Mindenki. Virág. Tanít. Míg. Fog. Ott. Oldal. Boldog. Zongora. Totózik. Bíró. Önök. Történik. Őket. Rendőr. Erdő. Buda. Mozdul. Mutató. Után. Út. Bútor.  Kívül. Külföldi. Üdvözlet. Ünnep. Fű. Művelt. Remekmű (remegmű) Barát. Abban. Lépdel (lébdel). Add. Vaddal. Átbeszél (ádbeszél). Filozófia. Afféle. Elvtelen (elftelen). Aggódik. Reggel. Rakd (ragd). Lakzi (lagzi). Hahotázik. Teher. Felhő. Híd. Ehhez. Düh (). Méh (). Dühös. Méhes. Hülye (hüje). Veszéllyel (veszéjjel). Ujj. Jár. Jajgat. Követ. Fogta (fokta). Rögton (rökton). Hallotta. Illő. Ember. Azonban (azomban). Különb (külömb). Annak. Intézet. Annyi. Pihenj (pihenny). Nyomda. Leány. Dobtan (doptan). Rabtól (raptól). Géppel. Három. Korán. Siet. Későn. Híres. Siessetek. Szász. Köszön. Ésszel. Tessék. Futottak. Víz. Ivott. Hévvel. Zöld. Zavar. Kórház. Pénzzel (pénzel). Észbe (ézbe). Szeszből (szezből). Erzsébet. Zsuzsi. Rúzzsal. Húsdaráló (húzsdaráló). Pünkösd (pünközsd). Utca (ucca). Moccan. Vicc. Arccal (arcal). Cigaretta. Tetszik (teccik). Futsz (fucc). Tanács. Márványlépcső. Óccse. Fröccsel. Fogóddzon. Edző (eddző). Lándzsa. Bandzsít. Lengyel. Higgye. Gyógyfürdő (gótyfürdő). György. Családja (csalággya). Mondj (mongy). Tyúk. Divatja (divattya). Nyítjátok (nyíttyátok). Hattyú.

 

2. Te és én. Nem félek. Ti is, mi is. Itt is siettek? Két üzlete lesz.. A padra ültek. Nem beszéltek. Milyen nap van ma? Levelet ír? Kinek írja a levelet? Hatig vártak a ház előtt. Irodába mész? Ti is ott dolgoztok? Szobákat foglal a szállodában. Jó napot kívánok. A te ujjad. Ezek a fiúk az én fiaim. Tükör előtt ültünk. Ti is ültetek itt? Ki fürdik ma? Velünk jöttök ti is? Kié ez a tányér?  Ezé a diáké a kalap? Azé a férfié? Fekete tenger. Spanyolul tanulok otthon. Első lecke. Az utcán sétálok. Magyarul beszélek. Tetszik a német nyelv. Bécsbe mentünk. Szabadságot kaptunk. A Duna alacsony volt. Két edző dolgozik itt. Lándzsával vadászik. Dzsidával harcol. Dzsemet esznek. Gyerekek, hol vagytok? Vegyetek gyümölcsöt! Mi ketyeg? A barátja órája ketyeg. Ne bántsátok a kutyámat! Nincs botja? Nehogy gyalog menjetek! Ne jöjjetek heten!

 

3. Mikor mentek a Nemzeti Múzeumba?  Mit tanultatok ma az iskolában? Az ablak mellé szeretnék ülni. Nem tudom kiéből ettem, kiéből ittam.  Nyolc és kilenc között otthon voltunk. Két cseh család utazott velünk. Pista bodzát keres, a vízig lopódzik. Magyarázzátok meg nekik, hogy nem érek rá. Nem a konyhában, hanem a hallban. Heten átszaladunk hozzátok. Melyik fürdőben fürdünk kedden? Körülöttünk külföldiek törökül, görögül meg németül beszélgettek. Mindezt persze elmagyarázta Klárának is, szerbül, az a szegény asszony csak dideregve sírdogált, az eső csapkodott, lehet, hogy nem is sírt, csak az esőtől volt nedves az arca. De a hely túlzottan szűk volt ahhoz, hogy akár csak képzeletben is megszabaduljon keserűségétől és a kínzó szégyenérzéstől, amit Endre sírása váltott ki belőle.

 

Copia los tres textos en un papel.

*******