KENDO, EL ARTE DE LA ESPADA SAMURAI

Buscar un comienzo y unos nombres concretos dentro del génesis del Arte del Kendo, es difícil. El Kendo unido en símbolos y honor a los antiguos Samuráis, siendo actualmente la imagen viva del Arte de la espada de los practicantes del Bushido, tiene dos vertientes que incluso hoy día no están muy aclaradas.

En los libros antiguos de la historia del Japón, escritos desde los tiempos mitológicas hasta los reinados del Sukio Tenno y Jito Tenno la primera referencia hecha a un Maestro de la espada es hacia la persona de Choisai Lizasa, en relación a la creación del Kenjutsu. Otros historiadores ponen a la cabeza a Kunimatsu, no Mahito como fundador de este Arte, pues éste era descendiente directo del famoso Amatsu Loyane, quien era muy hábil en el manejo de la espada. El estilo de Kunimatsu, no Mahito, era llamado "Kashima no Tachi", que era el sistema empleado por Kashima Shrime, en la forma de manejar el sable. El problema surge cuando se llega a averiguar que han existido tres diferentes sistemas según los períodos a saber: Joko-Ryu (estilo antiguo), Choko-Ryu (estilo medieval) y el Shinto-Ryu (estilo moderno). Para algunos historiadores estos estilos eran el desarrollo del método de Kunimatsu, no Mahito, llega a ser difícil una aproximación cierta a la verdad de estos orígenes, pues por aquella época no existía el nombre de ningún método de manejo de la espada, siendo todos muy personales y particulares. Aunque si se sabe que la verdadera escuela de Kendo comenzó en el año 1346 y fue creada por el Samurai Nodo, seguido en 1348 por Shinkage.

Durante una gran cantidad de años, si se encuentra referencia a una espada de madera llamada "bokken", muy conocida para los practicantes de Kendo y Aikido. El Bokken, es una espada de madera con las mismas dimensiones y peso que una espada real.

En la época del Período Heian, en Japón, hubo mucha influencia de China. Se importó Filosofía, Arte, Cultura, etc... y una gran cantidad de cosas que recibieron la atención de los ciudadanos del Japón. Prácticamente todo el mundo se centró en el estudio y desarrollo de la filosofía y el Arte, más bien que en las Artes Marciales, de esta forma llegaron a ser un poco olvidadas, aunque su práctica continuaba, pero siempre con la carencia masiva del interés popular. Lo que nadie pensó fue que aquellos practicantes de Kenjutsu llegarían a formar un papel importante en la historia del Japón, sólo unos pocos años más tarde. Aquellos eran los Bushi.

Mucha gente no entiende bien lo que significa el Bushido. La unión entre el Budismo y el Shintoismo fue lo que dio origen al Bushido, la Vía del Samurai. Esta Vía o Camino puede ser resumida en siete puntos principales:

  1. GI: La decisión justa. La actitud justa, la verdad.

  2. YU: La bravura con cariz de heroísmo.

  3. JIN: El amor por todo el Universo, benevolencia hacia la humanidad.

  4. REI: El comportamiento justo.

  5. MAKOTO: La sinceridad total.

  6. MELYO: El honor y la gloria.

  7. CHUGI:  La devoción y la lealtad.

El Bushido fue enseñado a los niños desde pequeños, era el Código del honor de los guerreros Samurai. El comienzo del Bushido se remonta al siglo XIII, cuando los Samuráis llegaron a ser parte importante en los aspectos políticos y sociales del Japón. Ellos necesitaban un guía de conducta, ante toda la nación, una especie de auto conciencia para su vida diaria, así crearon el Bushido... "el Código del Samurai".

Los Samurai se basaron en los hechos diarios y en la práctica de los tiempos feudales para escribir su código del Honor. El Bushido como filosofía puede tener una semejanza en Europa, con la Época de los Caballeros y la Edad Media. Al Samurai, en su Camino de Vida, se le exigía un entrenamiento diario durante toda su vida, para en algún momento alcanzar la perfección. Desde pequeños entrenaban a los niños en las ideas del Bushido, enseñándoles Caligrafía, Economía, Arte, Cultura, Filosofía, el Arte de la espada, Poesía, etc... de la forma que de mayor fuera un hombre capaz para cualquier tipo de cargo.

Alrededor de 1380 Nagahide Choju, fundó una escuela para desarrollar el sistema de manejo de la espada. Fundó la Choju Ryu. La familia Choju había servido durante mucho tiempo a los Shogun del período de Kamakura. De esta forma las mejores técnicas de espada eran enseñadas a los Samurai, con el fin de que pudieran llegar a ser admitidos en algún alto cargo y más adelante y con más fama poder abrir su propia escuela sobre el manejo del sable y enseñar su propio método o sistema.

Algo que hay que destacar, es que para los antiguos Samuráis su espada era lo más importante y realizaban un auténtico ritual a la hora de ponérsela en la cintura o de descansar. Un auténtico Samurai dormía al lado de su espada y nunca se separaba de ella.

A finales del siglo XIII, Shigenobu Hayashizaki fundó un nuevo sistema del manejo del Katana. Hayashizaki dio el nombre de Shimeimuso-Ryu o Muso-Ryu, a su nuevo método. Esto junto con la nueva costumbre de llevar un pequeño cuchillo en el otro lado de su cadera, y la importancia de los Samuráis en la vida política y social, impulsaron fuertemente el Arte de la Espada.

Uno de los más famosos esgrimistas de la espada japonesa, fue Miyamoto Mushashi. Durante mucho tiempo estudió con los mejores instructores de Kata del Japón y cultivó mucho sus estudios. Escribió un libro llamado "Gorin no So", que no trata de técnica, sino de estrategia para los mejores estrategas. Muchos karatekas toman el espíritu y las tácticas, para los combates, de las ideas de Musashi, aunque el combate al que se refiere M. Musashi en su libro no es para ganar un Campeonato, sino para defender la vida.

Fue Chuta Nakanishi quien dio el auténtico impulso al Arte del Kendo, haciendo una serie de estudios acerca de las cosas necesarias para una mejor práctica del Kendo. El aparte de contribuir al Arte con armadura y otras armas, fundó sus sistemas de combate con la espada. Al que llamó Itto-Ryu Nakanishi. durante los años de estudio de Chuta en el Dojo de Chuicho Ono IV, él estaba considerado mucho mejor practicante que incluso su profesor, esto fue lo que le indujo, por respeto a su Maestro, a marcharse fuera y crear su propia escuela. Fue exactamente Ono quien diseñó la espada de madera, Chuta esta un tanto disgustado y pensó que se podía mejorar mucho más de lo que ya estaba. De  esta manera, Chuta puso comienzo a una investigación de años, que al final llevaría a desarrollar un "shinai" de bamboo, los guantes protectores, llamados "Kote". Muchos de sus alumnos no estaban de acuerdo con que se vistiera estos guantes y se practicara con una especie de espada de bamboo, pero otros pensaron que era la mejor forma de entregarse al entrenamiento, sin mucho riesgo de dañar al compañero.

Posteriormente entre 1765 y 1770 Chuzo Nakanishi de Edo, continuó los estudios y creó un peto protector para los golpes al pecho al que llamó "do". Que junto con el Kote y el Shinai, llegaron a ser el equipo del Kendoka de aquel tiempo. Fue con este espíritu de mejorar el Kendo con lo que se llegó a descubrir o idear la pieza más importante para la seguridad del practicante. El casco llamado "men". Un poco más adelante se incorporó a la vestimenta el "tenugui" o "hachimaki", que servía y sirve hoy día para proteger al practicante de la caída del sudor a los ojos, durante el entrenamiento y para proteger la parte posterior del cuello al atar el casco protector o men, pues las cuerdas pueden rozar la piel.

Todos estos complementos exigían unas nuevas reglas para dentro del Dojo y este nuevo estilo pasó a ser llamado Kenjutsu a Kendo, que significa "el camino de la espada". Las técnicas que eran cerca de 300, fueron por acuerdo de los Maestros disminuidas a unas 100, llegando a ser estas las que se enseñaran posteriormente. Esto ocurrió hace ya muchísimos años y hoy día el arte del Kendo es enseñado en las Universidades e Institutos de todo el Japón. Existen Campeonatos por todo el mundo y el Arte de los Samuráis ha llegado hasta nuestros días como parte de la cultura del pueblo nipón.

Hace unos años la Federación japonesa de Kendo redactó un escrito en donde decía que en Kendo el entrenamiento estaba dividido en dos partes, a saber: a) práctica básica y b) práctica libre. Durante la práctica básica el estudiante no lleva su armadura y practica las técnicas básicas y su aplicación. En la práctica libre visten su armadura (bogu) y se golpean unos a otros, durante los  combates, al tiempo que les permite ver sus golpes fuertes y aquello que más deben practicar o no realizan también en un combate.

En la práctica básica hay dos métodos:

ACCIÓN INDIVIDUAL.- Se practica sin armadura y en solitario. La primera cosa que una practicante debe entrenar son las bases del Kendo, y por medio de las acciones individuales llegará a tener una buena forma y equilibrio, para más adelante practicar el combate o las técnicas en pareja con otro compañero. Este tipo de práctica puede ser realizada incluso cuando se tiene un nivel muy alto.

ACCIÓN RELATIVA.- Una vez que el practicante ya ha entendido el entrenamiento de las bases, en solitario, comienza el entrenamiento con un compañero. Hay tres formas de realizarlo:

  • Entre estudiante.

  • Golpeando objetos reales, para habituarse al contacto en sus manos y brazos.

  • Con el profesor.

En el primer método, los practicantes cara a cara, practican los golpes y técnicas que conocen. Siempre bajo la dirección del instructor. El segundo método, tiene como fin el preparar los brazos y manos del practicante al golpear objetos reales y aplicar la fuerza real. Corregirá el ángulo del golpe, al ver que de una manera se hace daño en la muñeca o la inclinación del cuerpo al perder el equilibrio... puesto que no es lo mismo hacer la técnica, bien al aire que golpear de verdad. Llega a ser lo mismo que en Karate, un puñetazo. Si nunca se golpea un Makiwara o algo parecido, nunca se sabrá lo que es un verdadero golpe. El verdadero golpe es cuando lo aplicamos con toda la fuerza y técnica.

El tercer método, es el más directo y el menos practicado hoy día, pues un profesor no puede ir en una clase de 20 alumnos a practicar uno por uno. Esta oportunidad vendrá según los compañeros que existan y el instructor siempre estará atento para corregir fallos al alumno, al tiempo que él mismo cometerá fallos a propósito, con el fin de que el alumno comience a combatir con la cabeza, observando oportunidades y errores del contrario.

Posteriormente, llega la práctica libre en donde el Kendoka puede poner en práctica de una forma más personal, lo que ha aprendido. Esta práctica es llamada Jiyu Reshu. Tal vez en este momento el practicante piense que lo sabe todo o casi todo y que puede ser un gran Kendoka, pero como dice el proverbio "Roma no fue construida en un día" y un verdadero Maestro del Kendo no se hace rápidamente, sino con esfuerzo y sacrificio diario durante muchísimo tiempo. De esta manera dice el Maestro Takano: "El arte supremo consiste en no perder nunca la sangre fría. Guardar una calma interior absoluta. Y es aquí cuando el movimiento nuestro aparece, exactamente en el instante en que intenta mover el adversario". Este es el gran secreto del Kendo.

Autor: JOSÉ Mª FRAGUAS

Publicado: SENSEI

Historia

Busca en éste Portal

   powered byFreefind