Maya

Este libro está subtitulado como "La maravilla de la vida".edición alemana

John Spooke es un escritor inglés que ha estado de vacaciones en las Islas Fidji, nos cuenta la historia de Frank Andersen, un paleontólogo noruego que ha conocido en esas islas por donde pasa la línea internacional de cambio de fecha. Frank se ha separado hace poco de Vera, una paleontóloga española, y en esas islas conocerá a una misteriosa pareja también española con cuya extraña influencia puede llegar a cambiar su vida y los ojos con los que la mira.

portada francesaSe plantea en su última obra si el universo tiene un fin concreto y si, en el fondo, es cierta la idea hindú de maya, una ilusión que nos da una imagen falsa del mundo y nos impide verlo tal como es.

Si no lo ha leído y lo quiere leer, le aconsejo que no siga leyendo esta hoja (y que no lea la tapa de atrás), porque vale la pena ir descubriendo por sí mismo las sorpresas del libro.

Ante la pregunta de un periodista sobre una visión gráfica del mundo, él dibuja un círculo con cabeza y cola de serpiente: “Es exactamente como esto. Pinto una serpiente que está devorando su propia cola. El comienzo y el principio se mezclan. Cuando miramos al cielo, miramos al pasado... a los restos del Big Bang. Los anfibios, nuestros antepasados, no eran conscientes. Nosotros sí".

El libro es muy divertido en algunos momentos,Paseo del Prado y Palacio Villanueva como las conversaciones con Gordon Geco; resulta apasionante hacia la mitad, cuando empezamos a imaginar quién puede ser Ana y alcanza su clímax de intriga cuando se nombra por primera vez al Comodín. Tiene un aliciente añadido para los lectores españoles, que es que gran parte de la trama se desarrolle en España y con personajes españoles, lo que nos habla de cómo nos ve un europeo del norte que no se para del todo en los tópicos y da una visión expontánea y un tanto romántica, incluido algún pequeño malentendido. También es muy grato encontrar en el libro a Fray Luis de León. Este libro también tiene el aliciente de la aparición del Comodín y de la explicación de su historia. No sería estrictamente correcto llamar a "Maya" continuación o segunda parte de "El misterio del Solitario", ya que son dos novelas independientes, pero sin duda están unidas por el Comodín.

Como en "El mundo de Sofía", el lector disfruta con la intriga de la historia y con el tema filosófico de fondo.



 

 

 

 

 

 

Volver a Principal