Comentarios a su Obra
TuWeb
Julio Araya Toro
Currículum Literario
Obras
Comentarios a su Obra
Poemas
Mis Enlaces I
Mis Enlaces II
Mis Enlaces III
Mis Enlaces IV
Mis Enlaces V
 
Comentarios a su Obra


Sé que Julio Araya como poeta, penetrará en los juicios delicados y, como hombre activo y valiente, se hermanará en los juicios humanos, políticos y sociales que ha vivido, gozado y sufrido. Su amiga-madre, que le desea toda suerte de triunfos y alegrías.

Matilde Ladrón de Guevara (Chile).

El autor, Julio Araya T., con ardor joven, nos regala su sentir sobre la poesía, el amor, la incógnita de la vida y su ardoroso idealismo, que le hace trabajar por el anhelo de un mundo que desea libertario, justo y generoso a toda la humanidad. Luego, en los “Pensamientos” interioriza y exterioriza sus deseos que, generosamente, versifica para entregárnoslos. Tenemos, así, una bella y sentida entrega de los primeros pasos en la poesía de Julio Araya Toro, del cual, estoy cierta, oiremos y leeremos en el futuro.

Andrea Morales “Rodda” (Chile).

Julio, no necesito bucear para encontrar el tesoro escondido en el fondo de tus aguas; así es de transparente tu lenguaje.

Doris Meza (Chile).

El lenguaje sencillo y directo de Julio Araya nos habla de su carácter y su juventud; la fuerza de sus afirmaciones y la confianza expresada por ellos en el marco de un quehacer poético todavía incipiente y no por eso menos prometedor, nos hace concebir la expectativa de un futuro en el cual la humanidad a la que el poeta apela en sus sencillos pero elocuentes versos experimenta un cambio, un vuelo hacia sus mejores principios, haciendo posible la recuperación de la verdadera paz en la luz de aquel maravilloso personaje aludido por Julio en su poema “Mi Epitafio”: “Aquí yace un hombre que luchó por conocer más a Cristo, por la paz, la justicia, la vida, la libertad y el amor de sus amigos”. Digno epitafio para coronar la vida de un joven poeta anunciando una muerte venturosa que esperamos, sin embargo, tarde lo suficiente como para concederle un largo tiempo de creación poética, estudios y plenitud en el desarrollo de sus aptitudes personales y literarias.

Paz Molina (Chile).

El texto del escritor Julio Araya Toro, “El primer poema de otros tantos poemas”, nos remite a la posibilidad que la escritura poética del autor, nos permita desentrañar el complejo, contradictorio, emotivo y desencantado espacio interno. Aquí estamos en la presencia de un retablo de sombras donde la evocación, el ensueño y la memoria, se mueven, se esfuman y reaparecen, permanentemente, atrapadas en el afán por no perder de vista el tránsito por el pretérito.

Patrick Gilbert (Chile).

Hay en Araya, una necesidad, que por momentos se hace frenética, de cantarle a la vida, al amor, a la soledad. Julio Araya se especializa en la simpleza extrema, por ello quizá está destinada a ese lector que no tolera versística erudita. Tampoco esta poesía es para agradar el paladar de los amantes teóricos, ni de la poesía como manifestación psicológica profunda. Aquí Araya se lanza en la aventura de decir, sin complejos, lo que siente.

Bernardo Chandia (Chile).

En este libro de Julio Araya “El primer poema de otros tantos poemas” echamos de menos algunas figuras literarias, la ausencia en el uso de la imágen, la metáfora y otras empobrecen el texto. Sin embargo, se trata de un primer libro y hay mucho camino por recorrer. Desde este prisma cualquier forma de expresión es válida, no importa que la textura poética sea simple, lo importante es escribir.

Isabel Gómez (Chile).

Un libro hecho de ideas que suscitan emblemáticas obsesiones; hay interrogantes, respuestas que buscan una raiz que las sustente. Palabras, pensamientos a través de un lenguaje con los vacíos que la propia espontaneidad conlleva. No le interesa fijar sensaciones poéticas ni recurrir a fulguraciones metafóricas; está al márgen de cualquier reflexión extra mensaje. Por este libro se suceden las frustraciones y las esperanzas. Escribe como si le faltara tiempo para vivir lo pensado y soñado. Encontramos el primer peldaño de un horizonte esquivo, el mensaje, en su propia evasión.

Ariel Fernández (Chile).

Con un vocabulario simple y puro como un cristal le canta a la vida, la libertad, muchas veces negada a los seres amados. Julio Araya lleva algunos años luchando por la justicia y por la ausencia del amor. Los que injustamente ignoran este tormento algun día se acercarán hasta este hombre noble y valiente para tenderle la mano y decirle al mundo como lo hace él en su canto: “Juro que eres la más hermosa flor, que jamás pude encontrar en mi jardín”. Eso eres tú mi buen amigo, el más bello y tierno clavel que hace florecer el más duro y ciego corazón.

Alejandra Zarhi (Chile).

Junto a ella (Marcela), conocimos a Julio, este Julio Araya Toro tocado de lirismo y cantando al amor de esta Marcela que lo inspira y lo ama, a este hombre-niño poeta que se crece cotidiano y sonriente!!! Por todo ésto y más, a los posibles lectores, abrimos estas páginas para convocarlos al tránsito, para andar junto a ellos; estos Marcela y Julio tocados de la vida reconquistada y plena!!!

José “Pepe” Alanis (Uruguay).