Nuestra web usa cookies propias y de terceros para mejorar la navegación Aceptar.
Puede conocer nuestra política de cookies.
EL PREGÓN NO ES PARA MI  

EL TEMPLETE
 
    
    EL PREGÓN NO ES PARA MI         
       

 

 
JULIO DOMÍNGUEZ ARJONA 
21 de Marzo  de 2010
No sé si se acordarán de la película del genial Martínez Soria "La ciudad no es para mi" , de un hombre que venía del pueblo con su boina a Madrid, pasando mil y una vicisitudes , añorando su terruño y posibilidad de adaptarse a la vida urbana . Pues exactamente ,esto es lo que hoy hemos padecido afortunadamente en una hora y diez minutos , aunque ha dado la impresión de ser mas largo .-

El pregón de hoy es un pregón histórico, negativamente histórico. No ha arrancado ni un solo aplauso ni un olé, ni una risa, ni una lágrima. Esto es grave , nunca se había dado semejante  caso . Ha sido el tono monocorde, soporífero , de la voz de un hombre que se queja desde el fondo de un pozo , con la tristeza propia del granadino  Carlos Cano .-

Ha tenido la indelicadeza de no nombrar a ninguna de nuestras Hermandades , obviando devociones, no ya solo sevillanas sino universales; porque verán lo primero que habría que preguntarse es que ha dado un pregón ¿ sobre qué?, pues no ha sido ni de Semana Santa , ni sobre Sevilla .-.

Su autor podría guardarlo y cuando alguien tenga la misma poca vista de nuestro Consejo de HH y CC de designarlo para ser vocero de alguna fiesta en alguna capital de Ex-paña le puede servir perfectamente .Es un pregón polivalente, lo mismo le sirve para Burgos, que para Alicante y sus respectivas fiestas primaverales .-

Ha sido un interminable paralelismo retórico y acomplejadamente pueblerino , entre las vivencias en su pueblo, al que ha regresado( y es lo mejor que ha hecho ) y la ciudad ( Sevilla , se supone ) . La versión pregoneril del cuento "El ratón de ciudad y el ratón del campo", con unas gotas de rencor de malas experiencias del pasado y una manifiesta incomprensión e inadaptación a nuestra idiosincrasia y a nuestras Semana Mayor no dudando en afirmar : "No me verán con antifaz, ni en una nube de incienso sólo vine a verte a quererte, porque llegué tarde " .-

De la Semana Santa de Sevilla , que era de lo que se trataba todo esto, no ha pasado ni de puntillas , pues difícilmente se puede hablar de lo que no se sabe , de los que se ignora ,de lo que no se siente, por lo que ha sido sincero, ha mostrado un basto desconocimiento sobre  el tema .-

Tras un interminable soliloquio de vivencias pueblerinas , todas con tintes tremendamente melodramáticos, de una gitana perseguida por un cura que quiere que haga la comunión; de sequías tremendamente secas ; de ruinas económicas ( en el pueblo donde reside el pregonero por lo visto no existe la mamela del PER ), se mete en unas disquisiciones de metafísica barata , cuestionando su propia fe y su relación con un Dios personalizado hecho a su medida  y la búsqueda del mismo, planteando de propina sus dudas. El pregonero vuelve a olvidar que esto es un acto de católicos para católicos y no púlpito donde hablar de dioses de diseño según el existencialismo pardo de andar por casa de cada uno .-

La ciudad tiene cosas que sólo entienden algunos, los que somos de aquí y nos sentimos de aquí y no tenemos la necesidad más mínima de salir ni ver nada porque ya estamos servidos ( por eso nos acusan de ombliguismo )  con lo que nos rodea en este minimundo que es nuestra ciudad y nuestra Semana Santa ;  para que ahora te venga un hombre de pueblo y se permita ignorar Al que todo lo puede y a la Madre de Dios que vive junto al Arco , delante de nosotros mismos. Digamos que hoy , el pregonero , ha perdido una maravillosa oportunidad de quedarse en el campo buscando esparrageras entre los olivos. Todos habríamos salido ganado .-

En resumén esto es una mala anécdota en la larga historia del pregón; en la aún más larga historia de nuestra Semana Santa y ni les cuento  de Sevilla. Dentro de poco será un mal recuerdo .

 Visto lo visto y oído lo oído ,hoy es sólo un lógico reflejo de la cera que nos alumbra  y de los que rigen nuestro designios ,no ya de nuestra ciudad y cómo la están dejando , sino,  que a la vista ha estado que no saben ni escoger a un pregonero , dando un enorme valor al bienhacer de sus antecesores , siendo el nivel tan bajo que se han revalorizado pregones que creíamos malos .-

Pregonero, usted no se preocupe, váyase tranquilo a su pueblo ,( no me venga por Semana Santa pues es obvio que no se ha enterado de nada  y como usted dice ya es muy tarde ), pues aquí sus compañeros de la prensa morada casi todos son muy corporativistas  -ya han hecho gala de ello- y a buen seguro todos como hermanos de la hermandad de la doble columna, cogerán el incensario de la ojana , mientras  en bares y tertulias comentarán  la birria de pregón que ha dado. Rodríguez Buzón a este paso va camino de los altares  .-



VOLVER A DIRECTORIO
VOLVER A LA PAGINA PRINCIPAL