.
EL TEMPLETE
 
 
TARJETAS DE AGUINALDOS Y OFICIOS 

    .
 
 
JULIO DOMÍNGUEZ ARJONA 
23 de Diciembre de 2011
Se considera que la primera tarjeta de Navidad se editó en 1843 por iniciativa de un editor inglés, Henry Cole, que encargó unos dibujos que luego imprimió y remitió a sus amistades.   Con el paso del tiempo su idea fue calando y se generalizó su empleo en Gran Bretaña y otros países europeos. El exito fue a nivel mundial y ha llegado hasta nuestros dias .Sin embargo, con anterioridad a esa fecha, se tiene constancia en España de una primera felicitación navideña, pero con fines recuadatorios  impresa en 1831, fue obra de los repartidores del Diario de Barcelona.-
 
Las felicitaciones de los trabajadores de oficios públicos eran repartidas por éstos con la manifiesta intención de obtener una gratificación en estas Fiestas sobre todo, hacia aquellas personas o empresas con las que se tenia un contacto diario y a la que se le prestaba mas de un favor, en los servicios cotidianos .-

La llegada de la cromolitografía al mundo de las artes gráficas, a partir de mediados del siglo XIX, inunda de color las modestas  felicitaciones que cada año mandaban imprimir los servidores públicos. Serenos, panaderos, lecheros, electricistas, aprendices, barberos, repartidores de periódicos y otros trabajadores felicitaban las Pascuas por medio de tarjetas con una estética propia muy característica. -
 
Las fórmulas o frases de felicitación son casi siempre las mismas y están impresas o estampadas en el anverso de la tarjeta: “El cartero felicita a usted las Pascuas de Navidad” o “El farolero les desea Felices Navidades”; mientras que el texto en verso con el que el trabajador pide el aguinaldo hace referencia a las peculiaridades de cada oficio y está impreso en el verso de la tarjeta.-

Esta práctica tristemente perdida que se inicio en 1831 y llegó practicamente hasta los años sesenta del pasado siglo XX donde prácticamente fue desapareciendo, hoy quedan como un recuerdo etnográfico tanto de la practica de la petición deñ  aguinaldo de oficios, como de los oficios propiamente dicho, muchos de ellos desaparecidos y otros digamos que actualizados .-



.


.


.


.


.


.


.


.


.
 


VOLVER A DIRECTORIO
VOLVER A LA PAGINA PRINCIPAL