Nuestra web usa cookies propias y de terceros para mejorar la navegación Aceptar.
Puede conocer nuestra política de cookies .
  
DONATIVOS  PARA "LA SEVILLA QUE NO VEMOS"
 
Como ha hecho el fundador de Wikipedia, yo también solicito donativos para LA SEVILLA QUE NO VEMOS , que es algo especial. Es como una  macro enciclopedia  monográfica de la Sevilla del ayer y hoy .Decidí hacer algo diferente,  fruto de un trabajo individual y diario de mas de 17 años .-

Si todo el que leyera esto, porque le gustan : los artículos, reportajes, fotografías, vídeos , curiosidades o lo usa como instrumento de consulta, donara solo 5€, solo tendría que recaudar fondos un día al año. Pero no todos pueden o quieren donar. y con solo una vez al año, mas que suficientes personas podrían tener a bien donar, por algo que les agrada visitar diariamente . Este año, por favor consideren donar 3€, 5€, €20, o lo que puedan contribuir para poder continuar con LA SEVILLA QUE NO VEMOS , donde el equipo es de una sola persona, y se le dedica cotidianamente no solo mucho esfuerzo, mucho tiempo, sino también  dinero en renovación de material informático, gráfico, en nuevas tecnologías, transportes, internet , etc .-

La donación la pueden efectuar en esta cuenta ES16 2100 9715 8322 0003 3072 , y así podrá seguir disfrutando de LA SEVILLA QUE NO VEMOS .-
 Gracias Julio Domínguez Arjona 

LA SEVILLA QUE NO VEMOS

 

 SANTO DOMINGO DE GUZMÁN MURILLESCO   
 
       


 
JULIO DOMINGUEZ ARJONA
7 de Agosto  de 2018

Por aquello que mañana  es 8 de Agosto festividad de Santo Domingo de Guzman , les traigo  una de las primeras obras conocidas de Murillo, realizada entre 1638 y 1640, que se encuentra en el Palacio Arzobispal de Sevilla proveniente del Convento dominico de Santo Tomás.-

Representa a Santo Domingo de Guzmán , fundador de la Orden de Predicadores: la entrega del rosario por parte de la Virgen. La Virgen se apareció  a este santo en una capilla en Prouille con un rosario en la mano, encomendándole su difusión. La escena está dividida en dos registros . En la parte inferior, se encuentra Santo Domingo arrodillado, que alza sus manos para recoger el rosario que la Virgen le ofrece. Delante del santo aparecen los símbolos característicos de su iconografía: la azucena, que representa la pureza, y un libro  la Regla de los Dominicos.
 
Quizás le llame la atención ( o no )  de  un perro llevando en la boca una antorcha con la cual está quemando la bola del mundo, símbolo de la Orden Dominica, cuya explicación se encuentra en una visión que tuvo la madre de Santo Domingo, la beata Juana de Aza, cuando estaba embarazada y en la que le fue revelado que el niño que llevaba en su vientre era un cachorro con una llama en sus fauces, ya que el niño sería “predicador insigne que, con el ladrido de su santa palabra, excitaría a la vigilancia a las almas adormiladas por el pecado y llevaría por todo el mundo aquel fuego que Cristo vino a traer a la tierra” .-






 
VOLVER A PAGINA PRINCIPAL

 Correo con el autor

Pagina diseñada y administrada por Julio Dominguez Arjona 
Copyright ©  Prohibido expresamente cualquier reproducción total o parcial de las fotos 
, videos y textos sin autorización expresa y escrita del autor