Antecedentes Generales del Pimentón Fisiología y Morfología del Pimentón Requerimientos del Pimentón Producción de Semillas de Pimentón Técnicas de Cultivo para Pimentón
PIMENTÓN
REQUERIMIENTOS DE LA ESPECIE
TEMPERATURA
 Si bien la temperatura es una de los factores más condicionantes de la producción, afecta en distinta magnitud según sea la etapa del cultivo y órgano que se analice, de este modo se puede destacar el siguiente detalle: La floración requiere de temperaturas mínimas que van de 16-19ºC. Por otra parte, temperaturas sobre 30ºC favorecen la caída de flores.

Temperaturas bajas inducen infertilidad del polen, con 18º a 15ºC (día/noche) se produce machoesterilidad con un cambio morfológico en el grosor y largo del estambre. Estas temperaturas y otras inferiores además, estimulan el desarrollo del ovario partenocárpico. La fructificación se logra con un óptimo entre los 15-18ºC y 22-23ºC (día/noche). El desarrollo de frutos con temperaturas inferiores a 10-14ºC inducen a la producción de frutos partenocárpicos. La madurez óptima de frutos se logra con 18-24ºC. En la diferenciación floral la temperatura y el fotoperíodo son de gran importancia (COCHRAN, 1938). Bajas temperaturas causan anormalidades en la formación de pétalos, estambres y gineceo, posiblemente por cambios en las hormonas endógenas (POLOWICK Y SAWHNEY, 1985).

Cabe recordar que la especie es de clima cálido y altamente sensible a las heladas, por lo cual para la producción de semillas se suele preferir que los frutos cuajen en condiciones de primavera y verano.

 

HUMEDAD
Este es otro factor a considerar puesto que influye en los mecanismos de dehiscencia y polinización. En condiciones de humedad relativa alta la salida del polen desde la antera se produce con dificultad y su manipulación también se dificulta. Por otra parte, al realizar la polinización es determinante que la humedad ambiente no sea baja, para facilitar que el polen se asiente sobre la superficie estigmática.

 

SUELO
La especie es exigente en cuanto a algunos aspectos de la calidad del suelo. Prefiere suelos profundos, fértiles, bien drenados, no tolera condiciones de acidez y la salinidad no debe ser alta. Se prefiere texturas franco a franco-arenosos, para reducir los problemas sanitarios. Los límites de la especie se han situado en los siguientes parámetros ...