Antecedentes Generales del Pimentón Fisiología y Morfología del Pimentón Requerimientos del Pimentón Producción de Semillas de Pimentón Técnicas de Cultivo para Pimentón
PIMENTÓN
TÉCNICAS DE CULTIVO
ALMÁCIGO
La obtención de plantas de la línea específica a propagar, se realiza por almácigos. La semilla de pimentón no posee latencia pero se caracteriza por ser heterogénea y tardía en germinar, por ello, se recomienda realizar un pregerminado previo a su siembra. Las condiciones ideales para la semilla son temperaturas de 20 a 30ºC y un sustrato estéril, rico en materia orgánica, bajo en sales, de buena capacidad de retención de humedad. Una vez pregerminada la semilla se siembra preferentemente en canchas calefaccionadas, para posteriormente una vez emergidas y cuando alcanzan el estado de cotiledón expandido ser trasladadas hacia los contenedores, que contendrán además un sustrato de características similares al anterior.

Las fechas de siembra deben coincidir con el sitio climático y la condición de cultivo, que puede ser al aire libre o bajo invernadero. En condiciones de la zona central se suele realizar entre junio y agosto, prefiriendo proteger los almácigos en invernaderos.

Algunas variedades que se usan con el doble propósito agroindustrial y semillas estándar, suelen propagarse a raíz desnuda. La sensibilidad de la especie a los problemas de raíz obliga a que esta práctica sea realizada en condiciones de sanidad óptimas.

Cuando se trata de producción de híbridos debe tenerse la consideración de manejar ambas líneas por separado, cuidando de distinguirlas con claridad.

Es recomendable diferir las fechas de siembra de los parentales, iniciando la siembra con la línea macho, a fin de tener polen en abundancia desde los primeros estadíos, según las características de la línea se recomienda entre 15 a 30 días de desfase. También es necesario determinar si las hembras se tomaran como una fecha de establecimiento o si se diferirá a través del tiempo, a fin de usar la mínima cantidad de machos, por el máximo tiempo disponible para la hibridación.

 

PREPARACIÓN DE SUELO
Como se destacó con anterioridad cabe la alternativa de realizar la producción al aire libre o bajo invernadero, ambas requieren contar con un suelo de buen drenaje, mullido y sin problemas físicos. Para esto se recurre habitualmente al uso de arado y posterior rastraje y mullido, a fin de eliminar también problemas de microrelieve; se recomienda la incorporación de materia orgánica previamente fermentada.

Como medida sanitaria se recomienda y en algunos casos es obligatorio la rotación de suelos, para reducir los problemas sanitarios y la aparición de plantas voluntarias. En otros casos, se excluye tal rotación por el uso de fumigantes de suelo de amplio espectro.

Es recomendable que al aire libre las melgas sean suficientemente altas para evitar el apozamiento de agua en el cuello de la planta.

En invernaderos se realizan mesas altas de cultivo e idealmente con pendiente regular. Es conveniente acompañar el cultivo con acolchados de polietileno que cubren el suelo.

 

TRASPLANTE Y ESTABLECIMIENTO
El trasplante suele realizarse con 3 a 4 hojas verdaderas, aproximadamente 1 a 1,5 meses después de la siembra.

Al aire libre se usa densidades de plantación aproximadas de 47.500 pl/ha, con marcos de plantación de 0,7 m * 0,3 m, al requerir trabajos manuales como en el caso de los híbridos es recomendable ampliar la distancia entre hileras.

En invernaderos se utiliza aproximadamente 40.000 pl/ha, ocupando en las mesas de cultivo dobles hileras de plantas, con distancias de 0,6m * 0,3 m . En el caso de híbridos la línea macho tiende a ponerse a mayor densidad, incrementando las plantas sobre la hilera e incluso intercalando una hilera adicional sobre la mesa de cultivo.

La densidad de plantas afecta significativamente el área foliar y el rendimiento de frutos. Tanto el peso seco como el número de frutos se incrementa linealmente con el mayor espaciamiento. Las semillas totales obtenidas por las plantas individualmente se afectan por la densidad. La influencia de la densidad de plantas en el desarrollo de la semilla no está totalmente clara, pero al parecer las plantas quedan de tamaño pequeño por el sombreamiento, además se afecta el porcentaje de germinación de semillas (SANCHEZ et al, 1993).

El uso de variedades que machoestériles también altera el marco de plantación. Como no es posible conocer a priori las plantas con tal característica debe hacerse junto con la floración un raleo de plantas, que llega a valores cercanos al 50%. En algunos casos se trasplanta tres hileras o alguna forma de tener plantas supernumerarias para no incrementar la superficie.

 

CONDICIÓN PODA
Aún cuando la planta se autosoporta por la gran diversidad de variedades y la carga frutal es recomendable implementar sistemas de sujección y de formación de las plantas. Normalmente en el caso de variedades estándar se evita intervenir las plantas con estas labores; pero, en el caso de híbridos se practica de manera habitual.

La conducción normalmente se hace para guiar en altura plantas de internudos largos o mantener la copa de las plantas sujeta a tutores. Debe guardarse la precaución de dejar libres los espacios donde cuajará la fruta. Los materiales de apoyo son variados, pero deben ser lo suficientemente plásticos para no dañar el vegetal.

La poda se realiza también con una alta dependencia de la variedad, es así como variedades ralas, de flores péndulas se intervienen muy poco. Es recomendable en todos los casos eliminar los brotes axilares presentes en el eje principal de la planta. Posteriormente, en las ramificaciones superiores se busca formar una estructura como copa, despejando las ramificaciones que se orientan hacia el interior y eliminando los brotes más débiles.

En el caso de las variedades que se destinaran solo a la obtención de polen (línea macho) se evita podar, removiendo solamente las ramificaciones que impiden el paso a la luz o aquellas muy desfavorecidas que no producen flor. Cabe destacar que la arquitectura de la planta también se puede intentar alterar por el uso de reguladores de crecimiento, donde las sustancias de acción antigiberélico han sido evaluadas con diversos resultados.

Cuando se poda ramificaciones y frutos, el número total de semillas no se afectada. Removiendo tempranamente las flores se incrementa el rendimiento de frutos y semillas (WANG et al, 1982 y NIELSEN y VEIERSKOV, 1988, citados por SANCHEZ et al, 1993).

Las prácticas culturales pueden afectar la distribución de carbohidratos, la poda de frutos reduce los sink, en consecuencia las hojas y el tallo incrementan su peso seco cuando desarrollan pocos frutos, removiendo flores se incrementa la concentración de carbohidratos almacenados en el tallo (HALL, 1977; NIELSEN y VEIERSKOV, 1988, citados por SANCHEZ et al, 1993).

 

MÉTODOS DE PRODUCCIÓN
Cruzamientos
En el caso de variedades estándar, como ya se mencionó, las plantas se cruzan naturalmente, tanto por autopolinización como por polinización cruzada, no se requiere de ningun tipo de agentes como las abejas.

 

Hibridación
La labor de hibridación se basa en la cruza dirigida entre dos líneas puras que corresponden al parental hembra y macho, cabe recordar que la planta es hermafrodita, pero para efectos prácticos en cuanto a sus antecedentes genéticos se predetermina cual planta recibirá la producción de frutos. De este modo, una vez identificados ambos se procede a realizar la labor de emasculación y polinización sobre la hembra y la extracción de polen sobre el macho.

La emasculación consiste en evitar la autocruza, por lo cual se retira los estambres desde las flores, para que sea efectivo ha de realizarse en un estado en que la flor no puede ser receptiva a su propio polen y que éste a su vez sea de bajo o escasa capacidad de polinizar, es en todos los casos un estado previo a la antesis. Hay que destacar que el momento adecuado se ha asociado con la apariencia de la flor, indicándose que un buen momento es cuando los pétalos están cerrados y de color verde limón. No obstante lo anterior, tanto las condiciones ambientales como algunas características varietales podrían afectar tal índice.

Posteriormente la flor intervenida se poliniza con polen de la línea considerada macho, permitiendo generar el híbrido.

Desde la línea macho debe escogerse polen fértil de alta capacidad de fecundación, lo cual es coincidente con flores maduras. Al polen extraído se le prefiere hacer secado antes de su uso, aun cuando también se puede usar fresco.

Se puede también extraer polen por aspiración directamente desde las flores en antesis.

El polen de esta especie es muy lábil, por lo cual es importante trabajar siempre con polen fresco, en caso de requerir almacenaje debe ser reduciendo la temperatura y humedad y no superar las 24 o 48 horas, puesto que su viabilidad decrece.

Una vez realizadas estas labores se identifican los frutos que cuajaran producto de la cruza, entonces, una vez que las flores han sido emasculadas y/o polinizadas es necesario realizar una marca que destaque estos frutos de los propios de la autocruza. Otra importante consideración es que las flores que no se hibridan deben retirarse desde la planta tempranamente, puesto que serán potenciales fuentes de polen indeseado o futuros frutos provenientes de la autocruza.

Es conveniente mantener por unos 10 a 20 días después de terminada la híbridación, las plantas libres de flores y posibles frutos cuajadas por autocruza.

Una forma de verificar la ausencia de autocruza es, en variedades partenocárpicas dejar frutos solo emasculados y protegidos de la posible llegada de polen foráneo. Los frutos que no presenten semillas indicaran que no existió autopolinización, por el contrario, la presencia de semillas significará que el momento o la metodología de emasculación no se realizó bien o que la flor fue capaz de recibir polen.

Una excepción al proceso anterior es la presencia de variedades androestériles, las que requieren verificar su condición con antelación y posteriormente solo polinizarlas con la variedad escogida. De este modo se reduce la labor de emasculación.

 

MANO DE OBRA
Por lo anteriormente descrito es lógico pensar que la hibridación manual es un trabajo minucioso y de alta demanda de mano de obra; en el caso específico de pimentón, se prefiere dividir la superficie a trabajar entre un número variable de operarias, que permitan asignar 200 a 400 plantas por persona, las que en un tiempo no superior a 10 días hibridarán un número de flores a definir según el rendimiento esperado. De este modo, con esta organización el trabajo puede ser perfectamente dividido en etapas, que de acuerdo a la zona climática permitirán manejar un menor número de personas por mayor tiempo.

Es recomendable mantener equipos de trabajo aislados entre las personas que trabajaran las plantas hembras y las macho, además de un montaje de control de la labor que requiere formar una pirámide de responsabilidades.

 

CARGA FRUTAL
El número de frutos a hibridar por planta será dependiente del rendimiento estimado, para lo cual se deberá tener el potencial productivo unitario de la variedad. Dicho factor se debe corregir con el porcentaje de abscisión tanto de flores como frutos. Respecto a esto la abscisión tiene un fuerte componente varietal, que puede ser alterado por los manejos y en general por las condiciones de cultivo; hay que destacar que la intervención manual sobre las plantas y principalmente la temperatura favorecen la caída de flores y frutos.

Se ha buscado algunas formas de correlacionar o predecir el resultado planteándose proyecciones como:...............

...................

ABSCISIÓN DE FLORES Y FRUTOS
Las principales causas de caída de flores y frutos en pimentón se asocian con factores ambientales y bióticos. Dentro de los primeros se cita las temperaturas extremas, luz, carencias de humedad, desbalances nutricionales, en la segunda causal es importante el efecto que pueden tener las plagas y enfermedades (WIEN et al, 1988).

Se ha determinado que las variedades presentan diferencias considerables en cuanto a la sensibilidad a la abscisión (WIEN et al, 1988). En términos porcentuales la pérdida de frutos puede variar desde pocentajes bajísimos a otros cercanos al 100%.

Se ha evaluado el control de la abscisión mediante el empleo de sustancias inhibidoras de etileno (tanto en su síntesis como en su acción). Resultados promisorios se han publicado respecto el uso de tiosulfato de plata, relacionándose su efectividad con la sensibilidad de la variedad al etileno e incluyendo un posible efecto sobre el rendimiento de semillas por fruto (FUENZALIDA, 1996). Otros productos han tenido un resultado variable (LATORRE, 19....)

 

COSECHA
La cosecha de semillas se realiza cuando los frutos alcanzan un 100% de cobertura del color propio de la variedad (rojo, púrpura, amarillo), aún cuando está comprobado que la madurez fisiológica se alcanza con anterioridad.

Los frutos se retiran cuidadosamente de la planta, con la precaución de sacar aquellos con marca o identificación, cualquier fruto dudoso debe eliminarse. Posteriormente los frutos se abren, se extrae la semilla, se lava, se separa por pruebas de flotación y se seca rápidamente.

Como la aparición de color es gradual suele hacerse más de una cosecha, permitiendo también hacer lotes de acuerdo a posibles dudas o imperfecciones.

La calidad de las semillas depende del estado de madurez de los frutos y el estado más apropiado es particular de la variedad (VALDES et al, 1992). No obstante lo anterior y para unificar información se prefiere cosechar con un 100% de color. Para una variedad en particular, el mayor porcentaje de germinación de semillas se obtuvo de frutos totalmente rojos (VALDES et al, 1992).

Cosechar con frutos de diferentes estados de madurez podría significar una mayor presencia de anormalidades en la germinación de las semillas. Semillas provenientes de frutos completamente maduros tienen mayor germinación que las de frutos coloreados naranja (EDWARDS y SUNDSTROM, 1987). La sobremadurez afecta de diferentes formas según el cultivar y la condición de temperatura (CAVERO et al, 1995), pero el mayor daño sobre la calidad se produce con semilla de frutos inmaduros.

 

ENFERMEDADES
Debe distinguirse entre las enfermedades propias del cultivo y las que se transmiten por semillas, estas últimas son de mayor gravedad, puesto que afectan la calidad de la semilla pudiendo en algunos casos corresponder a enfermedades que excluyen el cultivo o la comercialización de las semillas.

 

Enfermdades Fungosas
  • Marchitez (Phytopthora capsici)
    Este hongo afecta la planta en los distintos estados, además la infección se produce con bastante anterioridad a que se manifiesten los síntomas. La enfermedad se desarrolla mejor con temperaturas relativamente altas y en ambientes húmedos.

    Frecuentemente el hongo inicia su ataque a nivel del cuello de la planta, lo que afecta la circulación de la savia y la planta se marchita rápidamente de manera irreversible y sin amarillamiento. Otras veces, la infección primaria es a nivel de raíces, lo que no arroja síntomas claros.

    El hongo ocasiona pérdidas graves pudiendo afectar completamente un cultivo.

    La permanencia del patógeno en el suelo permite su diseminación a través del agua o las labores. Es frecuente observar los síntomas en las hileras en que se apoza agua.

    El control debe ser preventivo tanto por el uso de prácticas culturales como por la aplicación de productos específicos al suelo, a la planta al momento del trasplante y durante el cultivo.

    Se ha obtenido buenos resultados con control químico de algunos productos como Ridomil (metalaxil), Enzone (tetratiocarbonato de sodio), Aliette (..).

    También ataca las hojas con similares lesiones. Se recomienda el uso de semilla sana y rotación como medidas culturales.

    El tratamiento químico se puede hacer con productos como metalaxil (Ridomil), mancozeb (manzate), entre otros.

    Enfermedades virales

    Afectan de manera muy violenta al pimentón, aún cuando se han descrito cerca de 30 virus capaces de afectar al cultivo, solo algunos se manifiestan en las condiciones de cultivo nacional.

    Los más destacados son:

  • Virus del mosaico del tabaco (TMV)
  • Virus del bronceado del tomate (TSWV)

PRINCIPALES ENFERMEDADES TRANSMITIDAS POR LA SEMILLA DE PIMENTÓN

Patógeno Nombre Común
  • Alternaria ssp.
  • Bacillus subtilis
  • Clavibacter michiganense
  • Cercospora capsici
  • Colletotrichum piperatum
  • Diaporthe phaseolorum
  • Fusarium solani
  • Gibberella fujikuroi
  • Sin fusarium monoliforme
  • Phytophthora capsici
  • Rhizoctonia solani
  • Sclerotinia sclerotiorum
  • Pseudomonas solanacearum
  • Xanthomonas campestris
  • Virus
Podredumbre del fruto

Pudrición de semilla
Cáncer bacterial
Mancha jaspeada de la hoja, podredumbre apical
Podredumbre de la madurez, antracnosis
Podredumbre del fruto
Marchitez del fusarium  



Marchitez de la Phytophthora
Rhizoctonia
Podredumbre de la Sclerotinia, cancer del tallo
Podredumbre oscura
Mancha bacteriana del fruto, marchitez de las plántulas
Virus del mosaico de la alfalfa
Virus del mosaico del pepino
Virus del mosaico del tabaco
Virus del bronceado del tomate
PLAGAS
  • Afidos (Myzus persicae)

    La plaga se presenta preferentemente en condiciones de alta temperatura, puede ocasionar daños severos, sobretodo con plantas pequeñas.

    Provoca enrollamiento de hojas y se ubica principalmente en brotes tiernos succionando savia, lo que afecta el crecimiento de la planta. Además, indirectamente afecta el follaje por la presencia de fumagina que coloniza las sustancias azucaradas que secreta el insecto.

    Además transmiten el CMV y PVY.

  • Acaros
    El cultivo puede ser afectado por la arañita roja (Tetranichus urticae) o por la araña blanca (Polyphagotarsonemus latus), siendo más común esta última.

    Se observan deformaciones en las hojas, la planta se decae, puede haber pérdida de flores y en general la planta se desarrolla lentamente. Se desarrolla muy bien en ambientes cálidos y secos.

    El control químico debe realizarse con la aparición de los primeros focos, con algunos productos específicos como:

  • Trips
    El pimentón es afectado por el Trips tabaci y Frankliniella occidentalis. En los últimos años se ha determinado el incremento de este último insecto en la producción de semillas. Ambos prosperan en condiciones de alta temperatura.

    Los daños directos ocurren cuando se alimenta del tejido vegetal en hojas, tallos y frutos, dándole un color plateado a la zona afectada. Además, puede transmitir el virus del bronceado del tomate.

    Hasta la fecha se ha trabajado con control químico, sin poder mantenerse controlado este problema. Se ha usado productos como Mesurol, ........

    En el caso de la producción de semillas se ha podido comprobar su marcada en relación al polen, en variedades machoestériles la presencia es escasa.

     

REQUERIMIENTOS NUTRICIONALES
En la actualidad la fertilización se realiza de manera similar a los cultivos para producción de frutos. De este modo, en el caso de variedades estándar al aire libre se suele hacer aportes de N, P y K, aproximados de120-150 kg de N/ha, 90-120 kg de P/ha y 100-150 kg de K/ha.

El cultivo en invernadero alcanza niveles superiores, se ha estimado:

  N P2O5 K2O MgO CaO
Extracción 350 90 470 70 220
Recomendación 420 225 620 90 240

Cabe recordar que esta especie tiene exigencias de nitrógeno muy intensas en las primeras fases del desarrollo, para decrecer al inicio de la cosecha.

En cuanto a fósforo este influye sobre el crecimiento radicular, en la precocidad del cultivo y en el aumento de la resistencia de los tejidos. Las mayores demandas se determinan en el período de aparición de las primeras flores y la maduración de las semillas.

El cultivo es exigente en cuanto a potasio, las necesidades mayores se producen en la fase de desarrollo de los frutos. Tiene efectos sobre la precocidad, coloración y calidad del fruto, además aumenta la lignificación de los tallos.

El calcio es necesario para la división celular, juega un papel esencial en la estabilidad de las membranas y es básico en la absorción de elementos nutritivos y algunos procesos metabólicos. La absorción aumenta durante el desarrollo del fruto y se hace máxima durante su expansión. Problemas de carencia se manifiestan como pudrición seca apical.

El magnesio alcanza su máxima concentración en la planta durante la floración, puesto que estimula la formación de compuestos orgánicos solubles y participa en la reducción de azúcares.

Incrementos en la aplicación de nitrógeno desde 0 a 370 kg/ha no producen una variación proporcional en el rendimiento de semillas (GILL et al, 1974, citado por PAYERO, BHAGOO Y STEINER, 1990).

 

CALIDAD DE SEMILLAS
Son múltiples los factores que influyen sobre la calidad de la semilla y además algunos de ellos no lo hacen aisladamente, algunos aspectos destacables son:
  • Los frutos que provienen de la parte baja de la planta y que por lo tanto han cuajado con anterioridad producen semillas con mayor peso seco y germinación que las provenientes de frutos desarrollados más tarde (OSMAN et al, 1984, citado por SANCHEZ et al, 1993). La planta puede fijar carbono, pero provee solo un 13% de los asimilados totales, el resto es traslocado desde las hojas de los ejes primarios (STEER Y PEARSON, 1976, Citado por SANCHEZ et al, 1993).
  • El tamaño de los frutos afecta, de manera que frutos grandes producen mayor peso de semillas que frutos medianos o pequeños, pero la abundancia de frutos de menor calibre en una planta permite que el rendimiento final sea mayor con alta cantidad de frutos pequeños (COCHRAN, 1972).

 

LITERATURA CITADA
BONNER Y GALSTON. 1961. Principios de fisiología vegetal. Madrid. Segunda Edición. Editorial Aguilar. 485 pag.

CAVERO J., GIL ORTEGA R., ZARAGOSA C. 1995. Influence of fruit ripeness at the time of seed extraction on pepper (Capsicum annuum) seed germination. Scientia Horticulturae 60:345-352.

CHEN Y LOTT. 1991. Studies of Capsicum annuum seeds:structure, storage reserves, and mineral nutrients. Canada. Canadian Journal Botanic. Vol 170:518-529.

COCHRAN, H.L. 1938. A morphological study of flower and seed development in pepper. J. Agric. Research 56(6):395-419.

COCHRAN, H.L. 1972. Effects of Fruit Size and Harvest Period on Seed Yields in Pimiento Pepper (Capsicum annuum L.). HortScience 7(5): 468-469.

DORLAND y WENT. 1947. Plant growth under controlled conditions. VIII. Growth and fruiting of the Chili pepper (Capsicum annuum L.). Am. J. Bot. 34(8):393-401.

EDWARDS R.L. AND SUNDSTROM, F.J. 1987. Afterripening and harvesting effects on Tabasco pepper seed germination performance. Hortscience, 22:473-4.

FICHA BOTANICA DEL PIMENTON. 1990. Empresa Avance Agrícola. Vol 1(3): 10-11.

HORNER AND ROGERS. 1974. A comparative light and electron microscopic study of microsporogenesis in male-fertile and cytoplasmatic male-sterile pepper (Capsicum annuum).

JONES K. 1999. Seguimiento del desarrollo del fruto y semilla de pimentón (Capsicum annuum L.). Predictores bioquímicos del vigor y calidad de semilla de pimentón (Capsicum annuum L.) y su asociación con el programa nutricional. Tesis Ing. Agr., Quillota. Facultad de Agronomía, Universidad Católica de Valparaíso. 119 p.

LY F. 1991. Evaluación de la madurez de polen y receptividad estigmática en tres líneas hembras de pimentón (Capsicum annuum L.) a través de diferentes estados fenológicos florales: como estimador de la pureza varietal en híbridos, Parte I. Tesis Ing. Agr.., Quillota. Facultad de Agronomía, Universidad Católica de Valparaíso. 80 p.

MAROTO, J. V. 1995. Horticultura Herbácea Especial. Madrid, Mundi- Prensa. 661 p.

MORALES A. 1996. Efecto de diferentes condiciones de almacenaje y dilución en polen de pimentón (Capsicum annuum L.) sobre la producción de semillas. Tesis Ing. Agr., Quillota. Facultad de Agronomía, Universidad Católica de Valparaíso. 97 p.

NIELSEN, SKAERBAEK, KARLSEN. 1991. Carbohidrate metabolism during fruit developmentt in sweet pepper (Capsicum annuum L.) plants. Physiologia plantarum 82:311-319.

NAMESNY;:::::::::::::::::::::::::::::::::::::

PAREDES A. C. 1996. Morfología floral de plantas machofértiles y machoestériles como criterio de diferenciación en pimentón (Capsicum annuum L.). Tesis Ing. Agr., Quillota. Facultad de Agronomía, Universidad Católica de Valparaíso. 84 p.

PAYERO Y BHANGOO. 1990. Nitrogen fertilizer management practices to enhance seed production by "Anaheim Chili" Peppers. J. Amer. Soc.Hort. Sci. 115(2):245-251.

PEÑA, L. 1996. Monitoreo del Trips Californiano de las Flores (Franklienella occidentalis Perg.)en pimentón para semilla y evaluación descriptiva del daño . Taller de Licenciatura. Quillota, Universidad Católica de Valparaiso. Facultad de Agronomía. 104 p.

SALISBURY ............

SILVA, C. 1996. Crecimiento y desarrollo de la planta de pimentón, Capsicum annuum L. Taller de Licenciatura. Quillota, Universidad Católica de Valparaíso. Fcaultad de Agronomía. 132 p.

SANCHEZ, SUNDSTROM, Mc CLURE AND LANG. 1993. Scientia Horticulturae, 54:191-201.

URTUBIA, C. 1997. Efectos de diferentes programas nutricionales y el manejo de la salinidad sobre la producción de semilla híbrida de pimentón (Capsicum annuum L.) Taller de Licenciatura. Quillota, Universidad Católica de Valparaíso. Fcaultad de Agronomía. 62 p.

VALDES V., ANGUITA P. Y ULRIKSEN. 1992. Efecto del estado de madurez de los frutos de pimiento (Capsicum annuum) sobre la calidad de la semilla. Ciencia e Investigación Agraria Vol 19-Nº 1-2:3-7.