HABLAS DE EXTREMADURA EN LA RED

Antología

 de Antonio Viudas Camarasa

 

Mapa de las lenguas  de Extremadura

 

A fala, declarada «Bien de Interés Cultural»

 

Antonio Viudas Camarasa

 

  • La fala fue investigada por los pioneros de la dialectología románica. José Leite de Vasconcellos y Ramón Menéndez Pidal en épocas distintas visitaron la comarca. Leite buscando los límites del portugués. Menéndez Pidal tras las huellas del Romancero. Federico de Onís indagando sobre los orígenes de los fueros también dedicó un ensayo a esta variedad lingüística. Dos puntos del ALPI pertenecen a la fala. Los manuales de Pidal, Zamora Vicente y Cintra hacen referencia a esta modalidad lingüística. 

 

  • En 1976 visité en encuesta dialectal San Martín de Trevejo y di aire al interés de los ideólogos extremeños del 98 acerca de la lengua dialectal de la zona. Posteriormente diversos estudios se han ido publicando sobre este enclave lingüístico. 

 

  • En este apartado de Hablas de Extremadura en la red recojo la Orden del expediente de A fala como bien de interés cultural y el Decreto que la declara como tal bien, por el que está inscrita en el Registro del Ministerio de Cultura de España.

 

  • Observará el lector que el legislador ha tenido una visión de conservar lo que queda de la fala como un bien positivo en acción, no como un objeto de museo.

 

  •  La actitud ante el hecho lingüístico ha cambiado desde la Revolución Francesa, que pretendía estudiar los dialectos para destruirlos ante el prestigio de la lengua oficial de cada país. Se les negaba la posibilidad de que pasaran a lengua escrita. 

 

  • La realidad social ha demostrado que todos los dialectos que han perdurado en escritura han tenido una entidad duradera. El cambio de actitud ha fomentado el que hoy se cuente, aunque escasos,  con textos en las variedades de la fala y no solamente como muestras del dialectólogo que buscaba la pervivencia de algunas narraciones para que no se perdiera del todo su existencia. 

 

  • El hablante de la fala ha pasado de ser un sujeto activo en el entorno coloquial a ser un sujeto también activo en la creación literaria. El Estado con su poder siempre puede influir en destruir una cultura. El Estado con su poder siempre debe contribuir a que cualquier tipo de riqueza cultural no se pierda.


ORDEN de 14 de junio de 2000 de la Consejería de Cultura

por la que resuelve incoar expediente para declaración

de «A Fala» como bien de interés cultural. 

(BOE 267/00, del 7 de noviembre)

 

 

«A Fala», el habla viva que existe en el Valle de Jálama y más en concreto en las localidades de San Martín de Trevejo, Eljas y Valverde del Fresno. 

 

 

 

 

«Hace falta seguir insistiendo... en sus orígenes y en el diverso acarreo cultural que condujo a la actual situación (la influencia gallega medieval, la astur-leonesa, la del portugués dialectal convecino y la del castellano)» 

 

 

 

 

 

 

«... no podemos ceñirnos a considerar «A Fala» como una reliquia exclusiva de la arqueología lingüística» 

 

 

 

 

 

 

 

 

«Las lenguas no deben imponerse ni restringirse en su uso desde los poderes políticos o culturales, pese a que haya sido constante tentación en todos los momentos de la Historia»

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

«Reconocer y proteger como bien relevante del Patrimonio Histórico y Cultural Extremeño a ««A Fala, Y en consecuencia incoar el correspondiente expediente para su declaración como bien de interés cultural» 

ORDEN de 14 de junio de 2.000 de la consejería de cultura, por la que resuelve incoar expediente para declaración, de «A Fala» como bien, de interés cultural. 


Es necesario destacar la existencia de una realidad cultural de Extremadura tan innegable como «A Fala», el habla viva que existe en el Valle de Jálama y más en concreto en las localidades de San Martín de Trevejo, Eljas y Valverde del Fresno. 
Como habla viva es preciso posibilitar la intensificación de su conocimiento tanto en la vertiente histórica como en la de su actualidad. 


Es evidente que desde un punto de vista histórico, «A Fala» se relaciona con la diversidad de dialectos románicos peninsulares que, a través de los sucesivos fenómenos migratorios, constituyeron este riquísimo tesoro patrimonial. Hace falta seguir insistiendo, sin apasionamientos apriorísticos alejados de toda discusión científica, en sus orígenes y en el diverso acarreo cultural que condujo a la actual situación (la influencia gallega medieval, la astur-leonesa, la del portugués dialectal convecino y la del castellano). 


Para ello siguen resultando necesarios estudios parciales de los que hoy en buena medida carecemos. Si podemos decir que una localidad como San Martín es relativamente bien conocida, no ocurre lo mismo con Eljas y Valverde. En este plano histórico sería fundamental acometer, por poner sólo un ejemplo, un análisis detallado de la toponimia menor. 


Pero aunque resulte muy importante conocer los orígenes y las distintas etapas históricas, no podemos ceñirnos a considerar ««A Fala» como una reliquia exclusiva de la arqueología lingüística. Si hemos de destacar un aspecto es precisamente el de su pervivencia frente a las dificultades históricas y su afán actual de persistir en armónica convivencia con la lengua común de todos los españoles. Por eso su necesidad de defensa y de protección, de modo que lagarteiru, mañegu y valverdeiru sigan siendo una realidad mientras sus hablantes así lo quieran. Y he citado precisamente las tres modalidades porque es preciso ser conscientes de que aun teniendo un mismo tronco lingüístico, encierran diferencias que en ningún momento impiden, sin embargo, la intercomunicación entre los hablantes. 

Las lenguas no deben imponerse ni restringirse en su uso desde los poderes políticos o culturales, pese a que haya sido constante tentación en todos los momentos de la Historia. Por el contrario, las Instituciones han de tener como única misión el velar por su mayor conocimiento y por facilitar su libre difusión. La lengua pertenece a los hablantes, ««A Fala» pertenece a los habitantes de estas tres localidades y han de ser ellos los que digan cómo desean practicarla, en qué medida y con qué limitaciones. No puede dejar de reconocerse, en este ámbito, la gran importancia que las diversas asociaciones que existen en la zona, llenas de dinamismo y entusiasmo, han ejercido con el fin de proteger el patrimonio lingüístico y en suma, el patrimonio cultural. 

Por ello el Consejero de Cultura, en base a las atribuciones concedidas por el artículo 7.2 de la Ley 2/1999, de 29 de marzo, de Patrimonio Histórico y Cultural de Extremadura, resuelve: 

Reconocer y proteger como bien relevante del Patrimonio Histórico y Cultural Extremeño a ««A Fala, Y en consecuencia incoar el correspondiente expediente para su declaración como bien de interés cultural. 

La presente resolución deberá ser remitida a los órganos asesores correspondientes previstos en el artículo 4 de la Ley 2/1999, de 29 de marzo, de Patrimonio Histórico y Cultural de Extremadura, a fin de que emitan el correspondiente informe y al «Diario Oficial de Extremadura» y al «Boletín Oficial del Estado» para su publicación y apertura del correspondiente plazo de información pública. 

Mérida, 14 de junio de 2000.-El Consejero, Francisco Muñoz Ramírez. 

 


DECRETO 45/12001, de 20 de marzo, por el que 

se declara Bien de Interés Cultural la «A Fala».

(DOE 36/01, de 27 marzo)


«Solicitados informes de dos de las Instituciones consultivas de la Comunidad de Extremadura (Real Academia de las Letras y las Artes y Departamento de Artes de la Facultad de Filosofía y Letras, de la Universidad de Extremadura...)»

 

 

 

 

«ARTÍCULO ÚNICO.-Se declara Bien de Interés Cultural la «A Fala», habla viva que existe en el Valle de Xálama y más en concreto en las localidades de San Martín de Trevejo, Eljas y Valverde del Fresno...»

 

 

«Habla viva que es preciso promover, intensificando su conocimiento tanto en la vertiente histórica como en la de su actualidad»

 

 

«Si hemos de destacar un aspecto, es precisamente el de su supervivencia frente a las dificultades históricas y su afán actual de persistir en armónica convivencia con la lengua común de todos los españoles»

 

 

«Por eso su necesidad de defensa y de protección, de modo que lagarteiru, mañegu y valverdeiru sigan siendo una realidad mientras sus hablantes así lo quieran»

 

 

 

«La lengua pertenece a los hablantes, «A Fala» pertenece a los habitantes de estas tres localidades y han de ser ellos los que digan cómo desean practicarla, en qué medida y con qué limitaciones»

 

 

 

CONSEJERÍA DE CULTURA

DECRETO 45/12001, de 20 de marzo, por el que se declara Bien de Interés Cultural la «A Fala».

 

La Consejería de Cultura mediante Orden de 14 de junio del 2000 (D.O.E. n.º 125, de 28 de octubre), resolvió la incoación del expediente para la declaración como Bien de Interés Cultural a favor de la «A Fala».

 

Solicitados informes de dos de las Instituciones consultivas de la Comunidad de Extremadura (Real Academia de las Letras y las Artes y Departamento de Artes de la Facultad de Filosofía y Letras, de la Universidad de Extremadura, según se establece en el art. 4 de la Ley de Patrimonio Histórico y Cultural de Extremadura, Ley 2/1999, antes mencionada); publicada y notificada la Orden por la que se acuerda la incoación del expediente a los Ayuntamientos interesados y al Registro de Bienes de Interés Cultural, y abriéndose un periodo de información pública, mediante Orden de 30 de octubre del 2000 (D.O.E n.0 133, de 16 de noviembre). Cumpliéndose, por tanto, todos los trámites preceptivos en la instrucción del expediente.

 

De conformidad con lo dispuesto en el Estatuto de Autonomía de Extremadura, y en la Sentencia n.º 17, de 31 de enero de 1991 emitida por el Pleno del Tribunal Constitucional, corresponde a la Comunidad Autónoma de Extremadura la competencia para emitir la Declaración formal como Bien de Interés Cultural.

 

En su virtud, y de acuerdo con lo establecido en el artículo 7.1, apartado 13, del Estatuto de Autonomía de Extremadura; artículo 9.1 de la Ley 211999, de 29 de marzo, de Patrimonio Histórico y Cultural de Extremadura; a propuesta del Consejero de Cultura y previa deliberación del Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura, en sesión celebrada el día 20 de marzo del 2001.

DISPONGO

ARTICULO UNICO.-Se declara Bien de Interés Cultural la «A Fala», habla viva que existe en el Valle de Xálama y más en concreto en las localidades de San Martín de Trevejo, Eljas y Valverde del Fresno como se describe:

 

Habla viva que es preciso promover, intensificando su conocimiento tanto en la vertiente histórica como en la de su actualidad.

 

Desde el punto de vista histórico, «A Fala» se relaciona con la diversidad de dialectos románicos peninsulares que, a través de los sucesivos fenómenos migratorios, constituyeron este riquísimo tesoro patrimonial.

Hace falta seguir insistiendo, sin apasionamientos apriorísticos alejados de toda discusión científica, en sus orígenes y en el diverso acarreo cultural que condujo a la actual situación (la influencia medieval, la astur-leonesa, la del portugués dialectal convecino y la del castellano). Para ello siguen resultando necesarios estudios parciales de los que hoy en buena medida carecemos, ya que, si bien podemos decir que una localidad como San Martín de Trevejo es relativamente bien conocida, no ocurre lo mismo con Eljas y Valverde del Fresno.

 

En este plano histórico sería fundamental acometer, por poner un ejemplo, un análisis detallado de la toponimia menor.

 

Pero aunque resulte muy importante conocer los orígenes y las distintas etapas históricas, no podemos ceñirnos a considerar «A Fala» como una reliquia exclusiva de la Arqueología Lingüística. Si hemos de destacar un aspecto, es precisamente el de su supervivencia frente a las dificultades históricas y su afán actual de persistir en armónica convivencia con la lengua común de todos los españoles.

 

En este sentido, «A Fala» forma parte del Patrimonio Histórico y Cultural de Extremadura, siendo necesario que las distintas Instituciones y Administraciones Públicas coordinen sus actividades para garantizar su defensa y protección de modo que «Lagarteiru», «Mañegu» y «Valverdeiru» sigan siendo una realidad mientras sus hablantes así lo quieran. Y se han citado precisamente las tres modalidades, porque es preciso ser conscientes de que, aún teniendo un mismo tronco lingüístico, encierran diferencias que en ningún momento impiden, sin embargo, la intercomunicación entre los hablantes.

 

Las lenguas no deben imponerse ni restringirse en su uso desde los poderes políticos o culturales, pese a que haya sido una constante tentación en todos los momentos de la historia.

 

Por el contrario, las Instituciones han de tener como única misión el velar por su mayor conocimiento y por facilitar su libre difusión.

 

La lengua pertenece a los hablantes, «A Fala» pertenece a los habitantes de estas tres localidades y han de ser ellos los que digan cómo desean practicarla, en qué medida y con qué limitaciones.

 

Y no puede dejar de reconocerse en este ámbito la gran importancia e influencia que las diversas Asociaciones que existen en la zona, llenas de dinamismo y entusiasmo, han ejercido con el fin de protegerel Patrimonio Lingüístico y en suma el Patrimonio Cultural.

 

DISPOSICIÓN ADICIONAL- Comuníquese el presente Decreto al Ministerio de Cultura, a efectos de su anotación definitiva en el Registro General de Bienes de Interés Cultural.

DISPOSICIÓN FINAL- El presente Decreto entrará en vigor al mismo día de su publicación en el Diario Oficial de Extremadura.

Mérida, a 20 de marzo de 2001.

El Presidente de la Junta de Extremadura,

JUAN CARLOS RODRÍGUEZ IBARRA

El Consejero de Cultura,

FRANCISCO MUÑOZ RAMÍREZ

 

Periódico Extremadura 21/03/01 

'A fala', agrega el decreto, es parte del patrimonio histórico y cultural de Extremadura, por lo que es necesario que las distintas instituciones y administraciones públicas coordinen sus actividades para garantizar su defensa y protección de modo que 'lagarteiru', 'mañegu' y 'valverdeiru' -las tres variantes de este habla- sigan siendo una realidad mientras sus hablantes así lo quieran. 

 

 

 

Alonso Zamora Vicente, izquierda, estudioso de los dialectos hispánicos

El consejero de Cultura, derecha, anunció en San Martín de Trevejo la protección de 'a fala'. F. VILLEGAS
EL VALOR DE UNA LENGUA
'A fala' es declarada bien de interés cultural extremeño

 
Esta manifestación lingüística es hablada por unas seis mil personas del Valle de Jálama
San Martín de Trevejo, Valverde del Fresno y Eljas mantienen tres variantes del habla

REDACCION CACERES

 
El habla tradicional de las localidades cacereñas de San Martín de Trevejo, Eljas y Valverde del Fresno, conocida como 'A fala', fue declarada ayer bien de interés cultural por la Junta de Extremadura.

 

 
El Consejo de Gobierno aprobó en su reunión de ayer un decreto por el que se declara bien de interés cultural el habla tradicional de estas localidades, en las que la emplean unas seis mil personas. Sus orígenes no han sido establecidos científicamente, pero los expertos señalan a Galicia y Portugal como las fuentes de donde ha surgido esta manifestación lingüística única en Extremadura.

EL DECRETO

 
El decreto señala que 'A fala' se relaciona con la diversidad de dialectos románicos peninsulares que, a través, de los sucesivos fenómenos migratorios, constituyeron este riquísimo tesoro patrimonial, que es preciso promover intensificando su conocimiento tanto en la vertiente histórica como en la de su actualidad, informa Efe.

 
'A fala', agrega el decreto, es parte del patrimonio histórico y cultural de Extremadura, por lo que es necesario que las distintas instituciones y administraciones públicas coordinen sus actividades para garantizar su defensa y protección de modo que 'lagarteiru', 'mañegu' y 'valverdeiru' -las tres variantes de este habla- sigan siendo una realidad mientras sus hablantes así lo quieran.

 
Además, recuerda que las lenguas no deben imponerse ni restringirse en su uso desde los poderes políticos o culturales, y aconseja a las instituciones tener como única misión velar por su mayor conocimiento y por facilitar su libre difusión.

 
En este sentido, añade que 'A Fala' pertenece a los habitantes de estas tres localidades y han de ser ellos los que digan cómo desean practicarla, en qué medida y con qué limitaciones, para concluir con un reconocimiento a la labor desarrollada por las asociaciones de la zona con el fin de proteger este patrimonio lingüístico y cultural. El expediente para esta declaración se incoó por una orden de la Consejería de Cultura en el 2000. El consejero Francisco Muñoz lo anunció en un congreso sobre 'a fala' celebrado en San Martín de Trevejo en 1999 


Hablas de Extremadura en la red

 

Web realizada con fines didácticos y sin ánimo de lucro

 

©Antonio Viudas Camarasa 2001, 2002

viudas@eresmas.net

 

Página inaugurada  el día 27 de octubre de 2001

Última actualización: 12/02/2002

Página personal: URL: http://idd004q0.eresmas.net

Enlace de poesía visual: http://www.galeon.com/elgalomoribundo/

Mapa del Web: Mapa de las lenguas de Extremadura 

Situación geográfica / Variedades lingüísticas / Frontera portuguesa: Extremadura y Portugal / Cáceres y Portugal / Badajoz-Portugal / Mapa de Alonso Zamora Vicente / Mapa de Luis Philipe Cintra / Frontera leonesa  / Frontera castellana  / Frontera andaluza  / A fala del Valle de Xálima / A fala, Bien de Interés Cultural / El barranqueño / Áreas léxicas del "aguijón" en el ALPI  / Seseo en la provincia de Badajoz / Mapa de Nicolás Valle Morea  / Repoblación de Extremadura

Página principal:

                                                                            

VOLVER AL PRINCIPIO DE ESTA PÁGINA