ARTHUR MACHEN

   EL GRAN DIOS PAN  

RESEÑA BIOGRÁFICA

Arthur Llewellyn Jones nace en la aldea antiquísima de Caerleon-on-Usk, País de Gales, cuyo nombre romano es Castra legionum y que guarda leyendas del rey Artús. Es hijo único de un clérigo anglicano. En su solitaria niñez (y en toda su vida) han influido las perdurables ruinas romanas, la penumbra céltica de los bosques y la caótica biblioteca de su padre. Es autor "De el gran dios Pan" (1894), "Los tres Impostores" (1890), "la novela del sello negro" (que incluye el capítulo "La gente blanca"), "La colina de los sueños" (1907) y otras obras especialmente de terror y fantasía. Su apellido adoptado se pronuncia macken, y es el de soltera de su madre, el cual hizo suyo aún cuando estaba en la escuela.

Machen también fue ensayista, periodista, actor, ocultista (fue miembro de la "Hermetic Order of the Golden Dawn" junto con Blackwood, Yeats, y Aleister Crowley) y traductor ("Las memorias de Cassanova", "Moyen de parvenir" -cuentos fantásticos-, y "El Hectamerón" de Margarita de Angulema, reina de Navarra). Su autobiografía fue publicada en tres volúmenes que comenzaban con "Cosas lejanas" en 1922.

Machen estudió en la escuela de la Catedral Hereford, pero falló en su examen de admisión para el Royal College de cirujanos en 1880. Así Machen viajó a Londres a ganarse la vida. Momentos antes de dejar el País de Gales, a los 16 años, logró editar su primer trabajo: "Eleusinia" (1881). De las 100 copias imprimidas perduran apenas dos, ya que Machen intentó destruirlas posteriormente.

En Londres, con 19 años, Machen había esperado seguir la profesión de periodista, pero no pudo, y para luchar contra el hambre debió trabajar como vendedor de un editor y dando clases particulares. Machen era un hombre joven, apasionado y solitario, pero todo cambió cuando su padre murió en 1887 dejándole una suma considerable de dinero, con lo que vio con ojos optimistas la década y media del siglo que tenía por delante. De esa "gran década" (1889-1899) son la mayoría de sus trabajos más importantes, incluyendo la traducción de "Las memorias de Casanova", y, por supuesto, los cuentos fantásticos que le han dado fama; "El gran dios Pan", "La gente blanca", la novela episódica "Los tres Impostores", y otras. La mayoría de éstos trabajos, incluyendo la posterior "La casa de las almas", y las novelas "La colina de los sueños" y "La gloria secreta", fueron condenadas en la época como los desvaríos de una imaginación enferma. Algunas de estas críticas, Machen, las recopiló en un volumen de "Los bálsamos preciosos".

En 1901 se le acabó el dinero, por lo que Machen debió buscar trabajo. Fue actor en la Repertory Company de Frank Benson (1901-1909), que según su biografo, Anthony Lejeune, fue el periodo más feliz de su existencia. Las próximas décadas las vivió de altos y bajos, aunque más de estos últimos. Tuvo cierta comodidad económica por periodos cortos cuando sus obras fueron editadas en Estados Unidos, pero eso se acabó pronto, cayendo en la más absoluta miseria.
Machen se casó en dos oportunidades, en 1887 con Amelia Hogg, quien murió de cáncer en 1899, y con Dorothy Purefoy Hudleston en 1903, con la que tuvo dos hijos, Hylary (varón) en 1912 y Janet en 1917.
Después de una carrera literaria de 55 años, Arthur Machen fallece el 30 de marzo de 1947, poco después de su cumpleaños 84.

Para muchos, Machen, tiene un lugar privilegiado entre lo mejor de la literatura fantástica. El mismo Lovecraft lo contó entre los cuatro "amos modernos del horror sobrenatural" (junto a Algernon Blackwood, Lord Dunsany y M. R. James).