Principal

Chile

Chile

Chile

++++++++++++++

Principal

Arica

Historia

Fotos

Personas

Turismo

Literatura

Enlaces

Contactos

++++++++++++++

Sonríele a la vida!!

 

 

LITERATURA Y PODER

                                                                                                                   Luis Seguel Vorpahl

TESIS:  La literatura ha adoptado, a través de la historia, dos posiciones frente

 al poder:

a) Una actitud de indeferencia (las Adiáforas),y

b) Una actitud beligerante.

 HIPÓTESIS: La literatura combativa ha adoptado una actitud redentora del  

              indefenso y/o del pobre, frente al abuso del poder.

  DESARROLLO.

I.-

             De manera que se ha presentado la Historia de la Literatura a través del tiempo, en la dualidad alterna de Clasicismo y Romanticismo (posición de G. Díaz-Plaja), así también es dable enfocarla – según me ha parecido al reflexionar sobre la Literatura y el poder – en manifestaciones sucesivas de aquiescencia y rebelión de las artes literarias ante el poder político. La única diferencia está en que ambas posiciones pueden darse en forma sucesiva o simultánea.

Cabe destacar previamente que me referiré al arte literario en su forma directa, no, por ejemplo a la literatura filosófica, que diserta acerca del poder.  Con respecto a este último, se enfoca el “poder de mando”, vale decir, el poder político – el arte de gobernar la “polis”—y no el poder que otorga la riqueza.

Podemos afirmar que la rebeldía contra el abuso del poder, arranca, en Occidente, del Prometeo de los griegos, que, habiendo robado el fuego de la inteligencia a los dioses, se lo ha entregado al hombre y por ello aparece eternamente condenado a ser presa de un águila devorándole el hígado. “los grandes escritores de posguerra – afirma el francés Albérès – siendo presa del brutal desconcierto resultante, recibieron en cierto modo una misión soteriológica”. Y el escritor francés André Malraux ,mereció la siguiente reflexión del citado tratadista: “Si Malraux se ha rebelado contra la estructura económica que mantiene la pobreza humana, no lo ha hecho tanto porque la pobreza sea una injusticia social, como porque se ha convertido en una intolerable humillación” (1)

La humillación en nuestros tiempos se produce por la destrucción de la plácida satisfacción que la humanidad había heredado del siglo XIX, en que el dinero del poder ( y el poder del dinero) hacían sentir tal influencia sobre los hombres como la de un patrón legítimo, honrado y bueno, no de un tirano.

Hasta aquí he reflexionado sobre la literatura Europea, cuyos cuatro grandes corifeos modernos fueron:

André Malraux, y la dignidad humana;

Jean Anouilh, y la búsqueda de la pureza;

J. Paul Sartre, o las penurias de la libertad; y

Francois Mauriac, y los demonios del fariseísmo (Son los títulos que le otorga el citado analista francés).

 

II.- En las letras españolas encontramos desde los albores la lucha de las letras contra el poder político.

En la Edad de Oro nos salen al paso varias obras teatrales famosas, que propugnan la conciliación.  Si las observamos cuidadosamente , notaremos que execran los atropellos de los nobles hacia la justicia distributiva y la justicia conmutativa.  Nombramos algunas: Peribáñez y El Comendador de Ocaña, Fuenteovejuna, Del Rey Abajo, Ninguno, El Villano en su Rincón. Esta última es una magnífica  y elegante dramatización del tópico horaciano “Beatus Ille”.

Fray Luis de León; escribe en su “ ODA A LA VIDA RETIRADA”, la siguiente hermosa lira:

“El aire el huerto orea

y ofrece mil olores al sentido;

los árboles menea

con el manso ruido

que del oro y del cetro pone olvido”.

Resalta la bondad y belleza del Huerto de la Flecha, que posee la virtud de hacer olvidar las dos cosas más despreciables para el genial escritor: el oro y el cetro; dinero y poder. La contención clásica de Fray Luis le impide lanzar improperios contra los abusos del poder, que él conocía muy bien.

 III.-

La consecuencias literarias del descubrimiento de América fueron múltiples y proteicas.  Las luchas por la conquista, colonización y posesión de las nuevas tierras fueron prolongadas. Tan prolongadas que aún hoy no terminan.

LA ARAUCANA es una soberbia epopeya en que resaltan vigorosas las figuras de Lautaro, Caupolicán, Galvarino.  Allí nace una literatura que desde entonces acá no ha cesado de luchar  por la tenencia de la tierra y por el poder que otorga la posesión de ella.

La Siguen el ARAUCO DOMADO y muchas crónicas de la relación entre los europeos y los americanos, cuentos, novelas y voces poéticas continúan una lucha que todavía hoy vibra en la palestra y en las imprentas.

En Chile, la abolición de la esclavitud resultó un acontecimiento, a la vez que muy feliz, particularmente doloroso, pues la libertad fue otorgada a gente sin medios para regresar a su tierra nativa, que, por lo general, era África.  Esta acción fue suavizada en el norte de Chile por la fe cristiana de los terratenientes criollos, que, antes de otorgar la manumisión a sus servidores, los bautizaban, tanto a ellos como a sus familiares, y frecuentemente les cedían sus apellidos.

 

IV.-

Tanto la temática como las formas literarias fueron creadas en Grecia. Los nombres de Esquilo, Sófocles, Eurípides, Aristófanes y muchos otros, van unidos a las más célebres tragedias y comedias, que han dado la pauta para la creación literaria de Occidente.

En Roma siguieron las tragedias de Séneca y la inmortal ENEIDA de Virgilio, heredera de la métrica de Homero y Hesíodo. En todas estas obras, los hombres y los dioses van contra los abusos de los poderosos.  En las odas horacianas resalta la serenidad y la harmonía entre el arte y el poder.

En España y América se dieron todas las manifestaciones posibles para vituperar los abusos del poder; por ello, junto a muchas formas menores, como la sátira, el epigrama y la letrilla, surgen obras teatrales y novelas... y de vez en cuando alguna gran epopeya. En Argentina aparece AMALIA, de José Mármol; DOÑA BÁRBARA, de R. Gallegos, en Venezuela; la rebeldía social se hace brillante y grandilocuente en un estilo que simula sencillez e ingenuidad en MARTÍN FIERRO, del argentino José Hernández.

El sistema de estudios, en base a “generaciones”, ha organizado sabiamente los grupos y tendencias de escritores del siglo XX,  ya que de otra manera sería imposible exponerlos a todos, como no sea en una enciclopedia. Las manifestaciones literarias han permitido extender modalidades como el “dadaísmo” (en la jitanjáfora), la corriente de la conciencia (a veces en obras inmortales , como el ULISES de Joyce), y muchas obras de fantasía o de desarrollo onírico. En Cuba se crea una novela contra la esclavitud; el gran poeta chileno Vicente Huidobro crea el “creacionismo”. Algunas grandes obras resultan ilegibles como RAYUELA o los poemas de Saint J. Perce, puede afirmarse que estas obras tienen en común el haber servido, en su momento para protestar. En la poesía está el brillante chileno Nicanor Parra, creador de la “antipoesía” (que es verdadera poesía). Contra el cual se ha formado un grupo con el gracioso nombre de “antiparra”.

“Nihil novi sub sole” , dice el refrán latino (Nada hay de nuevo bajo el sol) La poesía, la hermosa rebelde, ya había dicho, por la pluma del gran romántico español José de Espronceda, en LA CANCIÓN DEL PIRATA:

Que es mi barco mi tesoro,

Que es mi Dios la libertad,

Mi ley, la fuerza y el viento,

Mi única patria, la mar”. Y en el mismo poema:

“ Y si caigo, ¿qué es la vida?

por perdida ya la di,

cuando el yugo del esclavo,

como un bravo, sacudí”.

De esa misma época, mitad del siglo XIX José Zorrilla y Moral escribe su famoso JUAN TENORIO, en que da al traste con los ideales clásicos presentados por Gabriel Téllez en EL BURLADOR DE SEVILLA.

Pero la prosa ha dicho mucho más: surge a comienzos del siglo XX la “novela de la tierra”, con brío y fuerza, en toda América: LOS DE ABAJO, RAZA DE BRONCE, RÁNQUIL, HOMBRES DE MAÍZ , LA REGIÓN MÁS TRASPARENTE, DON SEGUNDO SOMBRA, e innumerables cuentos, a los que sombrea y acompaña gran cantidad de producción folklórica, ora picante e ingeniosa, ora seria y sarcástica (“Me dio una chacra a medias/ la mujer del patrón:/ yo me llevé el trabajo,/ y ella la producción”).

Las grandes obras de Mario Vargas Llosa, peruano, fustigan genialmente, ya las costumbres del pueblo peruano, ya la formación militar o la prostitución, ya la mal fundada superioridad machista (LOS CACHORROS). Igualmente la obra del gran novelista colombiano Gabriel García Márquez, arremete contra la burocracia (EL CORONEL NO TIENE QUIEN LE ESCRIBA). Leopoldo Marechal ataca el quijotismo de ensueño EN ADÁN BUENOSAYRES.

En ROSAURA A LAS DIEZ se anticipan algunas modalidades narrativas, como se diría hoy día de “tecnología de punta”.

Como en todas las artes, en las letras se ha dado el modo de ser del hombre desde los primeros atisbos de su racionalidad, en que se escribieron fábulas ingenuas y dulces, hasta nuestros días, en que permanece condenado a muerte uno de los hombres verdaderamente brillantes de las letras universales, como es Salman Rushdie, por haber publicado LOS VERSOS SATÁNICOS, prohibido por blasfemo y ofensivo para el islamismo.

Como un paradigma de la protesta que la poesía lleva siempre en la pluma, anotaré lo que escribió el poeta uruguayo D. Carlos Sabat Ercasty. Como epígrafe en su PROMETEO: “Dedico este Prometeo a la Execración de todas las dictaduras” (en Santiago de Chile, Febrero de 1953 Editorial Nascimento).

 Hoy día existe una literatura brillante, nutrida de las ideas de posguerra, en que destacan nítidamente LA HORA VEINTICINCO, EL GATOPARDO, CRISTO DE NUEVO CRUCIFICADO, MIENTRAS YO AGONIZO, PAPILLON, La poesía  vigorosa de Pablo Neruda, y, últimamente, de manera lógica, la protesta contra las variadas dictaduras.

Hago ver que a esta literatura le falta aún la aprobación que otorga el público lector – en el tiempo – en que, tras una mirada en perspectiva, se reconocerá su trascendencia. En Chile resalta la producción novelística de Isabel Allende, José Donoso, Ariel Dorfman, Volodia Teitelboin, Ana María del Río, y varios poetas, a quienes el tiempo elogiará u olvidará, según sus méritos

 (1).:Albérès, René- Marill: La Rebelión de los Escritores de Hoy.  Edit. Emecé, Buenos Aires 1953.

 BIBLIOGRAFÍA:

Carrasco Muñoz, Iván : LA CREACIÓN LITERARIA

Art. Extraído de una revista, s/ f, Valdivia, 1992

Monsen, Teodoro: HISTORIA DE ROMA

Col. Premios Nóbel, Espasa Calpe, Madrid, 1962

Goic, Cedomil: LA NOVELA HISPANOAMERICANA

Edit. F.C.E. Buenos Aires 1976

Fray Luis de León: POESÍAS COMPLETAS

Espasa Calpe Madrid, 1926

Lesky, Albin: HISTORIA DE LA LITERATURA GRIEGA.

Espasa Calpe, Madrid, 7a. Edic. 1972

             Volver al INICIO