COMO COMBATIR LA CORRUPCION

 

“Un pueblo que no ejerce sus derechos es un pueblo esclavo.

Un pueblo que no cumple su deber es un pueblo corrupto.

Un pueblo que no cumple sus deberes, ni ejerce sus derechos ,

Es un pueblo bárbaro”

Eugenio Espejo

 

1.      UNA APROXIMACIÓN CONCEPTUAL

 

El término corrupción, proviene del vocablo latino "corrumpere" que significa "echar a perder" y tiene relación con la percepción humana fáctica de que  el calor corrompe a la carne[1]. El diccionario de la Real  Academia  de la Lengua  Española define expresamente la CORRUPCION como “acción o efecto de corromper o corromperse”.[2]

 

Parecería ser  casi  elemental  y sencillo entender esta definición,  pero ubicándala  en la realidad del escenario social y de los diversos ámbitos del quehacer humano, conceptualizar la corrupción, resulta extremadamente complejo, Así,  desde la perspectiva jurídica, la corrupción no esta tipificada como delito en el Código Penal ecuatoriano, pero quien incurre en corrupción lo hace mediante el comedimiento de delitos como son : la Concusión (Art. 264, Código Penal), el Cohecho (Art. 285 y subsiguientes, C.P.), el Peculado (Art. 257 y subsiguientes, C.P.), el Prevaricato (Art. 277 y subsiguientes, C.P.), el Enriquecimiento ilícito (Art. innumerado, posterior al 296, C.P.), la Evasión de Impuestos que técnicamente es la  Defraudación, tipificada en  el Art. 379 del Código Tributario, la Negligencia Administrativa (Art. 249 y 250 del Código Penal), el  Abuso de dineros públicos ( Art. 255, CP), la Apropiación de bienes públicos (Art. 265, C.P), entre  otros[3]

 

El penalista  Francesco Carrara  en su Obra “Tratado de Derecho Criminal” al referirse a la corrupción, establece símil con el delito llamado “crimen perpetundarum” del Derecho Romano cuando se alude a la restitución del dinero dado a un  juez corrupto, con el “bribery” denominación que los ingleses asignan al cohecho, soborno o corrupción de funcionarios públicos,   con la “peita, soborno y corrupcao” de los portugueses o con la “barataria o baratteria” utilizada en  el italiano antiguo para  expresar el tráfico de la justicia que se hacia  por dinero[4]

 

La corrupción connota  múltiples acepciones, pero en todas ellas subyacen actos y hechos delictivos que afectan al orden económico, político y social. Genéricamente considerada, consiste en un acuerdo inmoral entre un corruptor y corrupto, que beneficia a ambos en sus propósitos particulares.  En el plano político, la corrupción es un  acto ilegítimo o ilícito, mediante el cual se usa y abusa el poder, los bienes y servicios públicos encargados por la sociedad, para el logro de beneficios particulares,  sectoriales o de su grupo[5] y que no se identifican ni comulgan con el bien común[6]. Corrupción  política -afirma Javier Zavala Egas-" es el acto a través del cual  un funcionario público violenta  las normas del sistema legal imperante, para favorecer intereses  particulares o de grupo  a cambio de un beneficio o recompensa  para sí o para terceros"

 

En su obra "Controlando la Corrupción", el  profesor  Robert Kittgaard  al definir la corrupción propone la siguiente ecuación:

 

CORRUPCION =   MONOPOLIO + DISCRESIONALIDAD - TRANSPARENCIA

 

Queriendo significar que la corrupción  florece cuando convergen y se combinan: el "monopolio" entendido como la concentración del poder en pocas manos y  la "discresionalidad" que alude a las decisiones del funcionario público,  sustentadas en criterios subjetivos y ambiguos que aplica normas y reglamentos  de acuerdo a su particular percepción personal,  y casi siempre reñidas con el interés nacional.

 

En general, "la corrupción se describe como toda aquella acción u omisión del servidor público que lo lleva a desviarse de los deberes formales  de su cargo con el objeto de obtener beneficios pecuniarios, políticos o de posición social" ( Plan Transparencia, Para Volver a Crecer, 19-02-2001)

 

2.      LA CORRUPCION EN EL ECUADOR:  VISION HISTORICA SOMERA

 

 

Toda actividad humana es susceptible de corrupción, y el apoderarse de los bienes  ajenos, a cualquier modo, en beneficio propio, es decir,  robar – lo que en la actualidad la principal forma de corrupción- es tan antiguo  como la prostitución[7].  "En tanto el ser humano siga siendo tal, apto para renunciar  a  obligaciones y responsabilidades  éticas a cambio de una rápido exitismo económico, la corrupción seguirá vigente"

 

La  corrupción en el Ecuador  esta tan enraizada tanto en lo histórico del tiempo como en la amplitud del tejido social que, no hay estamento político que no haya sido contaminado. Desde el tiempo de la dominación española  ya se vulgarizo el decir: "En las Indias las Leyes se acatan pero no se cumplen"

 

No todos los próceres de la Independencia estaban precisamente empeñados, solamente, en corregir  la defectuosa e injusta forma de tenencia de la tierra, ni en combatir los sistemas de trabajo  expoliatorios de las masas campesinas e indias, ni en poner término a la inequitativa  organización económica de la real Audiencia  de Quito, tanto que, la Primera Asamblea Nacional declaró vigentes las Leyes de Indias y en nada modificó la carga tributaria de los  indígenas , cosa que si se hizo  con los impuestos de los nobles terratenientes[8]. Y,  Próceres como Juan Pio Montúfar  y el Conde  de la Casa Jijón  eran “deudores privados” de la Corona española,  organizaron la lucha por la independencia, también, para “estatizar” esas deudas  y saldar sus cuentas[9]

 

Nunca habría tiempo disponible que permita siquiera enumerar los hechos de corrupción ocurridos en nuestro devenir histórico, son tantos y tan variados que, posiblemente, por cada página de  la historia se debieron escribir tomos completos de los actos de corrupción consumados, de allí que, haremos referencia  a poquísimos eventos, acaso  los más frescos en nuestra memoria histórica  y  que mayor espectacularidad tuvieron por ser tan obvios, a veces burdos y hasta cínicos

 

La Concesión de EMELEC

 

Ya en 1930, se hablaba del prodigio redentor de la inversión extranjera y de lo ineludible de su omnipresencia para salvar la economía nacional, en esa expectativa se adecuaban las normas jurídicas  y se <“racionalizaban”> los procedimientos administrativos. El prototipo de ese “acomodo” jurídico político del estado a los intereses de compañías extranjeras, es la concesión de EMELEC otorgada “con bombos y platillos” por el Municipio de Guayaquil. Se concesionó a un grupo de inversionistas norteamericanos  por sesenta  años a cambio del suministro del 2%  sobre el producto   de suministro de energía eléctrica. Adicionalmente,  se entregó gratuitamente terrenos municipales para las instalaciones y la utilización sin restricciones de la infraestructura pública.  Pero como había que ofrecer una supuesta apertura  <”patriótica”> y dar seguridad a la inversión, se estableció  la disposición  por la cual, ninguna entidad le podía  cobrar impuestos por ningún concepto  a cargo de ninguna especie

 

En 1966, el  triunvirato militar presidido por el Castro Jijón,  mediante decreto ejecutivo le garantizaba a EMLEC, adicionalmente, un rendimiento  del 9.5% de su capital invertido en dólares, porcentaje que no podía ser afectado por concepto alguno. Posteriormente, en la dictadura de Rodríguez Lara, estas disposiciones excepcionales se incluyeron en la Ley Básica de la Electrificación[10] 

 

Para 1999, EMELEC,  finalmente terminó en manos de Fernando Aspiazu, envuelta en  litigios con el Estado por el monto de sus activos y  "garantizando" la caótica y confusa situación financiera del Banco del Progreso involucrado en "los préstamos vinculados" y "las empresas fantasmas"

 
La nacionalización del Petróleo

 

El 15 de Febrero de 1972, en el autodenominado  Gobierno Nacionalista  Revolucionario de Rodríguez Lara, CEPE - Hoy Petroecuador -  adquirió  el 25% De las acciones del Consorcio Texaco-Gulf, pagando al contado, inclusive deudas anteriormente contratadas a crédito, en algunos casos se utilizó oro físico  en lugar de doláres[11]

 

La inefable deuda externa: de la “Sucretización” a la “Dolarización”

 

En pleno auge económico, la  burocracia petrolera facilitó el endeudamiento externo del país, que casi duplicó su  monto en cinco años, esto es, de 260.8 millones de dólares en 1971 a 512.7 millones en 1975[12]

 

En 1976, en el Triunvirato Militar encabezado por Durán Arcentales, su ministro de Economía César Robalino, plantea como tesis de gobierno el “endeudamiento agresivo”, y en cuatro años se incrementa la deuda en trece veces: de 512 millones de dólares  que dejara Rodríguez  Lara a  3. 554.1 millones. El sector público sextuplicó su deuda (de 456.5 millones en 1975  a 2.847.8 millones de dólares en 1979), mientras que la deuda del  <”eficiente”> sector privado subió en doce veces, esto es, de 56.2 millones a 706.3 millones de dólares[13]

 

El retorno al orden constitucional en 1979, permitió el  advenimiento de una vertiente  populista  en lo político y  demagógica en lo económico algunos indicadores rubrican esta percepción: aumento en 153% de la burocracia estatal, duplicación del salario mínimo vital de S/. 2.000  a S/. 4.000,  disminución a 40 horas de la semana laboral,  jubilación de la mujer a 25 años de servicio, lo cual condujo a un alarmante déficit  presupuestario y una recesión e inflación sostenidas (17.25% en 1981) 

 

 

Para 1980, la deuda externa equivalía  a más de la tercera parte  del PIB (39.6%) y en relación a 1972, la deuda externa privada se había multiplicado por 58 veces (de 19.2 millones a 1.121.8 millones de dólares)[14].  El Centro de Estudios y Difusión Social, en la revista No. 5 de la serie La economía ecuatoriana  de los últimos años, afirma: "Es difícil saber como utilizaron los préstamos   que los sectores privados recibieron del exterior. Cada deudor, sea empresa o individuo, no rindió cuenta a nadie sobre el uso del dinero"[15] . Según el  Economista Marco Tafur, " una gran parte de la deudas  de las empresas extranjeras es ficticia, ya que se dan casos en las que la matriz otorga créditos a las sucursales o filiales" De los cien más grandes deudores privados, 42 de ellos que mantenían el 24% de la deuda total, se dedicaron  a la especulación  no productiva[16]

 

El 24 de mayo de 1981, ocurre el misterioso fallecimiento  del presidente Roldós y asume el Poder ejecutivo el "cientista social" Oswaldo Hurtado, mentalizador del  mayor drenaje de los recursos del Estado a favor del sector privado e iniciador del perverso círculo de la economía neoliberal. Pues, el 20 de junio de 1983, el gobierno demócrata cristiano mediante la Regulación  101 de la junta Monetaria, cediendo ante las presiones de los sectores dominantes - beneficiarios del endeudamiento externo - y al condicionamiento del Fondo Monetario Internacional, se protagoniza uno de los episodios más nefastos de la economía nacional  conocido como la "sucretización", arbitrio mediante  el cual, el Estado  asumía el pago de la deuda externa del sector privado y, los empresarios se comprometían pagar al Banco Central en sucres, pero manteniendo  congelado el tipo de cambio  en 53,4 sucres por dólar[17].  Convirtiendo la deuda adquirida por empresas e individuos  particulares en deuda  estatal.

 

El monto global de la deuda sucretizada ascendió a 1.355,6 millones de dólares en 1983, estableciendo un período de gracia de cuatro años y tasas activas para operaciones preferenciales  de 44,12 sucres por dólar en 1983 y 62,54 sucres  en 1984 y, desde el año 1985 el 16% de interés congelado y cien sucres por dólar.    Aquello significaba que el monto que debían empezar a pagar  los deudores desde 1988 hasta 1994, debió ascender a 157. 251.6 millones de sucres; pero si además, se considera los incrementos del dólar y la elevación de las tasas de interés, el monto real que debieron abonar los empresarios "sucretizados" al Banco Central, ascendería  a 600.036,6 millones de sucres para ésa fecha, por lo tanto, resulta que el Estado "premiaba" la  <"eficiencia"> de un minúsculo grupo de empresarios privados, entregándoles generosamente 442. 784,7 millones de sucres  del erario nacional , es decir, el equivalente    al Presupuesto general del Estado de ése año[18]

 

En el  gobierno de Febres Cordero, como buen empresario, acentúo  la política neoliberal, preocupándose, desde luego, de privilegiar aún más, las condiciones de pago de la deuda externa privada, entonces:

 

-  Se amplio el plazo de vencimiento de la deuda  que había sido pactado en tres años por el gobierno de Hurtado a siete años, las deudas ya no vencían en 1986 sino en 1990

 

-  Se aumentó en tres veces  el  período de gracia,  lo que antes era de tres semestres subió a cuatro años y medio

 

-  Se mantuvo fija la tasa de interés del 16% por siete años, sin embargo que las tasas comerciales superaban  el 28%

 

-  Se congeló la Comisión de riesgo cambiario por cuatro años, de forma que los deudores privados  pagarán al banco Central el precio del dólar a 98,50 sucres y  el costo de las devaluaciones futuras serán cubiertas por el Banco Central.[19]            

 

Esto significó para el país la pérdida de un billón trescientos mil millones de sucres, o sea, mil

trescientos millones de dólares al tipo de cambio de mil sucres por dólar  como promedio para

el período de pago. El  Estado empresario subvencionaba de las manera más impúdica al empresario privado y los principales beneficiarios son los grupos monopólicos de país.[20]

   

En 1998, para consolidar el círculo perverso de la economía neoliberal, aparece en la historia  nacional la nefasta presencia de otro  demócrata cristiano,  Mahuad y sus siete armonías, más corrupto y más cínico que la avalancha beduina del "loco que ama" ...pero el dinero fácil y, más audaz  que el interinazgo  de la ropa usada de su antecesor. La historia relacionará su nombre con el atraco económico más depredador de la vida republicana: con la mayor  devaluación monetaria, con la confiscación de  los ahorros públicos, con el llamado "salvataje bancario" y la tal  "dolarización de la economía".  Tomaremos algunos datos  que nos permitan percibir sus nocivos efectos:

 

En el mes de Enero de 1998 el valor del dólar oscilaba alrededor de los S/.7.000 sucres, en marzo de 1999  se comete el delito financiero de "congelar" los depósitos  bancarios de los ecuatorianos, beneficiando  a quienes realizaron operaciones de acumulación o especulación en dólares y perjudicando a los pequeños ahorristas que operaban en sucres y que, observaban estupefactos como su dinero se deterioraba frente a una hiperinflación  galopante, configurando así, el mayor “atraco a los fondos de la nación”, sustentado en protervas decisiones políticas tomadas de manera inmoral y corrupta para beneficiar a la Banca Privada que había  desarrollado toda una ingeniería financiera para  usurpar los recursos de los clientes, aprovechar la ambigüedad de las normas y la ausencia de controles para concentrar préstamos  “vinculados” con empresas “fantasmas” creadas  exprofesamente para facilitar el enriquecimiento ilícito. La banca concentró  el 50.6% de su crédito en 525 clientes, mientras que,  753.661 clientes apenas accedieron al 4.86% del mismo[21]

 

 

Se agudiza la inestabilidad económica, tanto que el valor de la divisa entre marzo a diciembre alcanza  el valor de los S/.20. 000 sucres y para el último mes del año, el dólar había superado la barreara de los S/. 29.000 sucres elevándose en un 500%, la inflación del 60 %  era una de las más altas de Latinoamérica y las tasas interbancarias bordeaban el 250 % de interés y la  recesión caía  a  -7% .

 

En enero del año 2000, agobiado por la crisis, envuelto en el más pavoroso rechazo colectivo y presionado por los organismos financieros internacionales, "se da  el salto al vacío": la  dolarización de la moneda, "bajo este esquema  se establece  como referencia  un tipo de cambio fijo en S/.25.000 sucres.

 

El Diario Hoy del 4 de noviembre de 1999, refería  que el monto entregado a octubre de 1999, sólo por concepto del último salvataje bancario era de  2.500 millones de dólares[22].  Para ejemplo de despilfarro de los fondos públicos, solamente al  Filanbanco se transfirió la cantidad de 844 millones de dólares y para el Banco del Progreso alrededor de 800 millones de dólares. No podemos olvidar que el mayor accionista  es Fernando Aspiazu, quien entregó tres millones cien mil dólares a la campaña electoral de Mahuad siendo propietario de EMELEC, empresa que mantenía relación contractual con el Estado.  

 

Abundar en más datos sería "llover sobre lo mojado"

 

3.      CAUSAS PROBABLES DE CORRUPCION

 

Múltiples y de diversa índole son las probables causas generadoras de corrupción, pero a fin de sistematizar las principales, arbitrariamente intentaremos agruparlas en : políticas,  Jurídico Legales, Educacionales, Culturales, Administrativo Estatales y Etico- estructurales.

 

3.1 CAUSAS POLITICAS

 

La actividad política ha sido siempre un juego de poder y, por la ausencia consciente de participación ciudadana, se ha convertido  en un ente  empresarial carente de filosofía y principios morales que, exclusivamente, pretende el poder político - a toda costa y sin escrúpulo alguno - para satisfacer los intereses protervos de quienes financiaron  la empresa electoral[23]

 

El Político debería ser,  ... ¡tiene que ser!  el patriota honesto dispuesto hasta  al sacrificio  para servir a los más altos intereses del Estado  y de la sociedad, porque la política es el arte de gobernar.   Pero cuando el mediocre, el incapaz  o el arribista adquiere poder político, es un burdo politiquero  inescrupoloso que con audacia y cinismo interpone sus  propios intereses  y los de su clan  al interés de la Patria y del pueblo. Aquellos -dice- José Ingenieros son seres obscuros que no viven, vegetan,  pues las existencias negativas no tienen biografía.

 

Y es que, el poder  en gente débil de espíritu crecida rápidamente a expensas de la audacia y la concupiscencia,  torna omnipotente al mediocre y asciende de clase al bastardo, por ello dilapida y derrocha grotescamente  para sí  y los suyos, no sus recursos, sino los dineros públicos del Estado.

 

De hecho, cuando el poder político es corrupto, la sociedad civil pierde toda credibilidad en el sistema democrático y se generaliza  la desconfianza  institucional[24]

 

3.2   CAUSAS JURIDICO LEGALES

 

Cuando la Ley no es producto de las autenticas exigencias sociales y mantiene una relación coherente con la realidad de un pueblo, se produce una falsificación de la justicia lo que predispone a la impunidad,  la concupiscencia y la lenidad.

 

Si la  nominación de los jueces es un botín político, la  administración de Justicia  se convierte en el instrumento perverso que procura la impunidad  para cuantos grupos merodean el poder y la persecución de sus adversarios, entonces,  la sumisión de los jueces a la clase política genera una concupiscente dependencia de servilismo

 

La realidad de nuestro país pone en evidencia la abismal discrepancia  entre lo que está consagrado en la letra de Ley y la actividad política. Si además, se legisla por excepción y dedicatoria, atendiendo a particulares intereses  de grupos, se está gestando nichos de corrupción cada vez más fuertes y poderosos. Este momento,  por ejemplo, algunos sectores políticos se  oponen  a la fusión de las Aduanas con el Servicio de Rentas Internas, no por otra cosa sino  porque son los grandes beneficiarios de la estructura actual de las aduanas, de cuya discresionalidad se han enriquecido  impune y fraudulentamente

 

A decir de Noberto Bobbio en su famoso tratado de derecho, La Ley tiene que ser justa, pero además tiene que ser válida y eficaz[25]

 

3.3   CAUSAS EDUCACIONALES

 

En lo educativo, tenemos un sistema obsoleto, caduco y politizado:  la escuela sigue siendo memorística, el colegio eminentemente teórico y enciclopedista, la universidad  una fabrica masiva y hasta mediocre de profesionales, la familia se encuentra en franca descomposición y la sociedad, en general,  indiferente ante la corrupción y la pobreza. De hecho, en la obscuridad de la historia se incuba el destino trágico de la humanidad.[26]

 

 

3.4   CAUSAS  CULTURALES

 

La corrupción al trastocar valores de la  sociedad, confunde  y vuelve casi intangible la distinción entre los correcto y lo incorrecto, dando lugar a la formación de la Cultura de La Amoralidad, misma que permite la convivencia con el pícaro triunfador, y éste, en lugar de ser estigmatizado, se convierte en el prototipo del  líder supuestamente hábil y del ingenio exitoso. Aquel, es el audaz que ejerce influencia en el ámbito social, gremial, profesional  o político, mientras que, la sociedad - sin ruborizarse – en una actitud cómplice y complaciente  acepta  y tolera  ésa vanalización de la moral pública como un  comportamiento usualmente legítimo.

 

 

3.5   CAUSAS  ADMINISTRATIVO ESTATALES

 

En ingles - el idioma universal de los negocios - se dice : "business  are business" (negocios son negocios) . En el mundo de los negocios impera la Ley de la selva  y todo vale con tal de vender y ganar.  Los empresarios deshonestos  no tienen ningún escrúpulo  en utilizar el Estado, explotar a los trabajadores, evadir impuestos o estafar a los clientes, tienen fincado la razón de su existencia en su mundo ideal lleno de dólares. Y viven, soñando  en hacer crecer su dinero[27]

 

Los procesos de privatización de empresas estatales son fuente de corrupción por el apetito voraz, desmedido y cínico de ciertos empresarios inescrupulosos y sus testaferros incrustados en los gobiernos de turno[28]

 

Los contratos denominados "llave en mano" son créditos de gobierno a gobierno, en los cuales la empresa contratista realiza todas la obras, se podría suponer que hay transparencia, pero desgraciadamente no es así, también existe actos de corrupción en la estructura misma del procedimiento, como son:

 

-  La exigencia de contratar consultorías , insumos y maquinarias con el país financista

- Los gobiernos son intermediarios de fondos  que financian empresas privadas

-  Hay imposición tecnológica  y dependencia exclusiva en el mantenimiento y la adquisición 

    de repuestos, etc.

 

La conformación de empresas electorales predispone  a la corrupción política,  es que siguiendo el mal ejemplo  de las grandes potencias democráticas, en el país también se contratan  expertos mercaderes de la  publicidad para montar campañas millonarias,  baratillos de ofertas demagógicas, maquillaje de la imagen del candidato , estrategias perversas de manipulación de la opinión pública,  en donde lo único real,  es la ambición de llegar al poder  para repartirse  en botín del erario nacional.

 

En este tipo de empresas, no hay ningún filántropo  que invierta por causa  altruista, son campañas financiadas con  fondos de cualquier origen con la obsesión de llegar al poder y, cuando el candidato es ganador, se convierte  en  marioneta del poder económico de un reducido grupo de inversores, en rehén  sin independencia, sin autonomía ni autoridad propias de su investidura.  Así, las finanzas del Estado se convierten en patrimonio pecuniario de los corruptos  y las organizaciones estatales en serviles operadores de los deseos de la oligarquía, Entonces,  las leyes, las organizaciones y la  estructuras estatales  son  simples instrumentos a su servicio.

 

 

3.6     CAUSAS ETICO-ESTRUCTURALES

 

La corrupción en el Ecuador  es un problema de orden estructural. Esta corrupta nuestra democracia[29]. Somos rehenes de una democracia mal formada en donde cualquier iniciativa moralizadora  se pierde en la impenetrable  muralla de las instituciones republicanas refractarias a todo cambio e innovación. Es obvia la íntima relación que existe entre la corrupción y la gravedad de la crisis que vive el país.  La corrupción y la impunidad provocan  negativos efectos en la ciudadanía, sobre todo, en  los sectores más empobrecidos y vulnerables de la sociedad . Mientras las carencias  de los sectores populares se agravan y su miseria persiste,  los usufructuarios  del poder se enriquecen vilmente.

 

La corrupción  posterga la solución de las requerimientos básicos de la población por el alto costo financiero que representa, lo cual genera pobreza y marginación. En el Ecuador, en 1997 se calculo en aproximadamente mil quinientos millones de dólares el costo que deja de percibir el Estado por sobornos y  evasión tributaria. En el presupuesto público ecuatoriano para 1997,   constaba la cantidad espeluznante de 1.2 billones  de sucres  en el rubro "erogaciones globales" que eran  recursos destinados a gastos imprevistos y gastos reservados, mismos que fueron utilizados abusiva y arbitraria por un  Ministro de Gobierno del tristemente celebre Alarconato[30]

 

Pero, ha llegado el momento histórico de hacer una  consciente valoración de la forma democracia  y del modelo de organización vigente. Nuestro país no puede convertirse en el paraíso de los vivarachos , para quienes  la  honradez  es sinónimo de estupidez y la impudicia de inteligencia.

 

El Mejicano  Ramón Zapico Medina en la obra "Los Pecados del Ejecutivo" advierte que  la crisis  en las que viven la mayoría de las empresas  privadas  se debe a la situación de corrupción en la que se desenvuelve la sociedad. "Entonces, empresarios y servidores públicos están en su mayoría, embarcados  en la nave de la corrupción : perdidos sin rumbo ni brújula .. Ya no se puede hablar de moral   sino del hombre inmoral  y del amoral  que están en contra de lo bueno,  correcto y verdadero. Es más,  pretenden ignorar, con mezquindad, que la satisfacción de sus intereses y ambiciones se nutren a expensas  del dolor, la explotación, la pobreza y la miseria de las mayorías.

 

Se dice que el dinero es la sangre de la corrupción, y de ser así, la mayor concentración de dinero está en manos de los banqueros, tanto que, hasta la impagable y eterna deuda pública de los países del Tercer Mundo se registra en su contabilidad bajo el rubro “cuentas por cobrar”. En este sector –dice la ponencia del Ecuador en la Cumbre Anticorrupción de Washington- “las  pruebas demuestran que hubo  un afán personal  de los accionistas y funcionarios  de las entidades bancarias para acusar perjuicio a muchas personas, quienes creyeron en datos contables y financieros que ocultaban la verdadera situación patrimonial y de solvencia”

 

 

4.      LUCHA  CONTRA LA CORRUPCION

 

La corrupción, particularmente la política, es un hecho que esta a la vista de todos , por tanto, todos estamos, moralmente, los obligados  a participar  en su combate; y los gobiernos, elegidos  para representar el pueblo y velar por el desarrollo social, deberían ser los primeros en adoptar la normas éticas indispensables para que la conducta de sus funcionarios sea transparente , efectiva y legitimada por la opinión pública[31] 

 

 

 En la medida que nuestra sociedad se encuentre  girando en un circulo vicioso , alrededor de ingentes capitales de espúrea procedencia destinados a engordar las finanzas de los partidos políticos  y, estos a su vez,  auspician  candidatos que al ser electos,   están prestos a devolver  los  favores  succionando las arcas fiscales del Estado, a sabiendas que,  también, los Organos de Control  encargados de prevenir, descubrir o sancionar la corrupción se encuentran envilecidos y , por lo tanto, subordinados  a su voluntad.

 

 4.1    INICIATIVAS INSTITUCIONALES

 

Se ha querido promover la conciencia cívica anticorrupción de la colectividad mediante creativas iniciativas de organismos ciudadanos. Así, la Organización de estados Americanos, el 29 de marzo de 1996 en Caracas llevó a efecto la CONVENCION  INTERAMERICANA CONTRA LA CORRUPCION, estableciendo como propósitos: la promoción, el fortalecimiento y  desarrollo de mecanismos  para prevenir, detectar , sancionar y erradicar la corrupción .

 

El Consejo Episcopal Latinoamericano, CELAM, en Santiago de Chile en mayo de 1997 desarrollo el seminario denominado "PROBIDAD O CORRUPCIÓN, UN DESAFÍO PÚBLICO Y PRIVADO", suscribiendo la declaración ética contra la corrupción, en la se afirma: si la Democracia es una forma de vida, necesitamos vivir honestamente para erradicar la corrupción. No hay regímenes  de gobiernos - así fuesen democráticos - inmunes a la corrupción, lo que existe es hombres honestos y funcionarios probos  que, utilizando los procedimientos de gestión idóneos, pueden erradicar la inmoralidad . "No es suficiente  para evitar o erradicar  la corrupción con la voluntad  política de un gobernante austero en su gestión... Es necesario que todos seamos honestos, en todos los actos  de la vida pública y privada. El  testimonio  personal de honradez, sacrificio,  sencillez y solidaridad es el mejor antídoto contra la corrupción. No puede prosperar un gobierno honesto  en una sociedad corrupta"[32]

 

Desde luego que, es plausible  el esfuerzo que promueven los organismos financieros nacionales e internacionales en aras  de generar conciencia anticorrupción  mediante la celebración de foros y eventos que implican movilización de recursos financieros y humanos  de destacados  funcionarios y expertos del tema, utilizando  - muchas veces -  suntuosos locales y hoteles de lujo, por ello, es de desear que tan cuantiosa inversión económica esté en proporción directa al beneficio obtenido, caso contrario,   habría que establecer también como  corrupción, la utilización de los recursos financieros  por los promotores de la lucha anticorrupción.

 

 

4.2   LA COMISION ANTICORRUPCION

      

Después del levantamiento del 5 de febrero que dio al traste con el representante de corrupta  la horda beduina, el presidente interino que lo sucedió, mediante Decreto  Ejecutivo 107/A del 4  de marzo de 1997,  crea la Comisión Anticorrupción revestida de inmenso poder moral pero sin recursos legales efectivos. El 31 de julio  mediante Decreto Ejecutivo 506 se le incorpora atribuciones. La Asamblea Nacional Constituyente institucionaliza la Comisión  del Control Cívico de la Corrupción  como órgano de control constitucional, otorgándole facultades  para investigar casos de corrupción  y remitir sus pronunciamientos e informes al Ministerio Público, Contraloría, Fiscalía y a la función Judicial.

 

Entre mayo de 1997 y agosto del 2000, la Comisión recibió 1676 denuncias, de las cuales, 408 ( 24%) fueron investigadas por la propia Comisión,  413 fueron remitidas a otros Organismos de Control, 395 fueron archivadas por falta de competencia y 460 (28%) se encuentran en proceso de   investigación[33]

 

4.3   PLANTEAMIENTO DE PROBABLES SOLUCIONES

 

Es ingenuo suponer que la sencilla enumeración de recomendaciones, sea el recetario Anticorrupción, simplemente intentamos deslizar algunas reflexiones que permitan atisbar la imbricada maraña de la corrupción, al rededor de tres ejes temáticos en el ámbito de las reformas Legales y Constitucionales, del sistema Político Administrativo y de la Educación Cívica en Valores.

 

AMBITO LEGAL Y CONSTITUCIONAL

 

"Si no se diseña una doctrina constitucional  vinculada a los auténticos intereses populares no se podrá cambiar  el sistema en base de una  doctrina clara que privilegie a los indiscutibles valores de la justicia, la libertad, la dignidad y la paz", decía El Dr. Ramiro Larrea Santos, Presidente de la Comisión Anticorrupción

 

"El fin de la toda constitución política - sostiene James Madisón, constitucionalista de Estados Unidos -, debería ser, conseguir primeramente como gobernantes a los hombres que posean mayor sabiduría para discernir  y mas virtud para procurar el bien público; y en segundo lugar, tomar las precauciones más eficaces para mantener esa virtud mientras dure su misión oficial"

 

En nuestro país no faltan leyes para castigar la Corrupción, existen  más de noventa mil  disposiciones  legales[34], entre 1830 y 1979 se emitieron 41.271 disposiciones normativas principales y secundarias, y en el período democrático vigente desde el año 1979 a 1999, se expidieron  52.256, lo que representa el  55% de las normas  realizadas en 169 años de vida republicana.[35]  Lo que  acontece es que los encargados de aplicarlas  carecen de la probidad  y entereza moral para hacerlo.

 

Para  abundar en la recta aplicación de la  Ley, también se debería:

 

-         Precisar con mayor  claridad las atribuciones de las tres funciones del estado: al Congreso le corresponde  legislar en forma exclusiva,  y fiscalizar en forma preventiva y correctiva. En la Corte Suprema de Justicia,  hay modificar la forma de nominación para despolitizarla

 

-     Modificar la forma de elección  y reformar las atribuciones de las Entidades de Control:   Fiscal General de la Nación,  Contralor General del Estado, Superintendencia de Bancos, Compañías y Telecomunicaciones para que no sean influidas por los dictados corruptos del poder político coyuntural  y las  conviertan en instrumentos de persecución a los adversarios políticos,  y  de encubrimiento  y  de impunidad  para sus adláteres.     

 

-  Habrá que reformar la ley,  para que la figura doctrinariamente democrática del Derecho de Asilo no se convierta  en una inmoral institución jurídica que ampara la impunidad de los prófugos de la justicia nacional  y que, por obra y gracia del poder económico del "Tio Sam", las cálidas playas de Miami se convierten en  paradisiacos antros  de diversión donde regodean su concupiscencia la caterva de corruptos que han sumido al país en la más trágica miseria.

 

 

 EL SISTEMA POLITICO ADMINISTRATIVO

 

La corrupción política  no es una ficción ni una quimera etérea, es un fenómeno  real, actual, envolvente y progresivo  que inhibe el desarrollo de los pueblos, debilita la institucionalidad democrática, vulnera  la confianza en la clase dirigente y  erosiona la formación de valores  ciudadanos, haciendo propicio el ambiente para que germinen y se masifiquen otros tipos de corrupción[36] por eso los gobernantes  deben dar muestra de voluntad  para castigar, ejemplarmente,  a los funcionarios involucrados en actos de corrupción.

 

Como la contratación pública es proclive a la corrupción porque el soborno se ha convertido en un rubro presupuestario de la obra pública, los procesos de contratación pública deben ser ágiles y transparentes Y el mecanismo gubernamental de declarar "emergencia" para evitar los  requisitos  contractuales debe terminar

 

Los contratista de las obras del Estado deberían presentar  una declaración juramentada sobre el cumplimiento de concursos pasados y,  en los presentes, afirmar expresamente que no pagarán  ningún tipo de comisión  ni propiciarán otras forma de ilícitos que fomenten  corrupción administrativa

 

La extradición no solamente debe involucrar delitos comunes sino también políticos. Los reos de peculado, concusión, cohecho,  y enriquecimiento ilícito debe ser  juzgados en ausencia y esos delitos no deberían prescribir.

 

En el orden político electoral:

 

Debería  existir un control riguroso sobre el  origen de  los fondos de campañas electorales y  la transparencia del gasto de partidos políticos y candidatos; la supervisión de los recursos financieros entregados por el Estado, evitando la infiltración de la corrupción política.

 

Habrá  que propiciar la democratización de los partidos políticos, abriendo la posibilidad de

integrar  nuevos  talentos y  permitir renovar el liderazgo perdido.

 

En el ámbito jurídico administrativo:

 

-  El control en  la evasión de impuestos

-  El fortalecimiento de la sociedad civil  para robustecer el sistema democrático

-  El rendimiento de cuentas de la gestión gubernamental

-  La Revocatoria del mandato de los funcionarios electos que hayan caído en corrupción

-  Los contratos de la obra pública deben publicarse en el Registro Oficial y,  bajo juramento se obligue a su cumplimiento

-  Los funcionarios públicos y de elección deben declarar el origen se sus bienes tanto al iniciar como al concluir su gestión.

 

CULTURA  CIVICA Y  DE VALORES

 

Para enfrentar la corrupción, habrá que implementar un comportamiento colectivo basado en una nueva cultura política, en la cual el interés nacional prime sobre los intereses  particulares, rompiendo así, el perverso vínculo entre la política y la corrupción. Una cultura  cimentada  en la profunda convicción  de que la corrupción no es inmortal ni es invulnerable si juntamos esfuerzos y luchamos por utopías[37]

 

Si la corrupción no es sino la consecuencia  de la crisis de valores morales. La regeneración ética es lo que nos permitirá luchar contra esa execrable  patología social que es la corrupción.

Siendo el jinete de la corrupción  la mayor amenaza de la Apocalipsis social, debemos librar la batalla  con una nueva educación en valores y civismo. Un verdadero "maestro" no debe formar discípulos que lo sigan , sino hombres que lo superen"

 

Habrá que dar paso a la imaginación e inventiva humana para aplicar las más variadas medidas contra la corrupción[38] La indiferencia ciudadana  ante el apetito voraz, desmedido y cínico de ciertos empresarios inescrupulosos y sus testaferros incrustados en los gobiernos de turno, es cobardía cívica y encubrimiento moral porque luchar contra la corrupción, en síntesis, es enfrentar al bien con el mal [39]

 

La participación ciudadana, es indispensable mediante la creación de una cultura anticorrupción y la contraloría social  que hace referencia a la vigilancia que deben ejercer los grupos cívicos   sobre la gestión pública y la correcta utilización de los recursos del Estado

 

 Debe informarse a todos los estamentos nacionales e internaciones la identidad de los funcionarios corruptos para evitar que sean ungidos ó como funcionarios internacionales o como conferencistas universitarios. Poniendo en evidencia, ésa doble moral  de, algunos países y organizaciones que, supuestamente, luchan contra la corrupción mientras, en la practica,  protegen y hasta  promueven a ex funcionarios  involucrados en gubernamental, otorgándoles la calidad de expertos o de figuras prototipo de la modernidad económica, pues, aquello también, es una forma nefasta de corrupción.

 

En democracia, la opinión pública juega un papel transcendental  en la lucha anticorrupción y los medios de comunicación social honestos y objetivos tienen una importancia vital. La denuncia, el proceso y la sanción de actos y hechos corruptos es indispensable. Y la estigmatización social a los corruptos resulta  imprescindible.

 

Es indispensable precisar y sancionar el nepotismo en la administración pública, pues la ambigüedad normativa actual permite que mantenga esta irregularidad proclive a la corrupción. En la actualidad, es público y conocido el caso de un hijo que prestando su contingente laboral en calidad de asesor “ad-honorem” se halla involucrado en  espléndidos negociado de calendarios  y vasos mientras su padre afirma defender su honor y “la majestad de la democracia” del recinto que preside; ó  que un hermano,  apertrechado en los "grupos de oración" de los "gustavinos" arme el tinglado "legal" de los negocios públicos  para que el otro, cándidamente, firme  el ejecútese, disimulado con la sórdida ironía del "chispoteo" el daño que infiere a los sectores más vulnerables, cada vez, más empobrecidos.

 

5.      REFLEXIONES FINALES

 

Por nada del mundo,  podemos quedarnos indiferentes ante la arremetida de la corrupción,  nos corresponde hacer mucho, muchísimo  porque se torna obscuro nuestro futuro  e incierto el futuro de nuestros hijos. Ya no más palabras, ya  no más indiferencia. Ha llegado la  hora de la acción. Parecería contradictorio, pero jamás han tenido tanta certeza las palabras  del caudillo populista José Velasco, a cuya sombra medraron importantes grupos corruptos de la oligarquía, especialmente costeña, cuando expresaba: "si queréis revolución, hacedla primero dentro de vuestras almas" 

 

Empecemos generando una cultura ética y de valores en el escenario vital de nuestra existencia, nuestra familia y, desde la célula del hogar  irradiemos la luz que ilumine el sendero de nuestra sociedad hacia horizontes límpidos  donde la honestidad, la solidaridad y la decencia sean patrimonio universal.

 

Si la corrupción es la representación masónica del vicio, es “el defecto moral” en nuestras acciones, dice nuestro ritual y nos conmina a “poner freno  impetuoso a la concupiscencia  para hacernos superior a los mezquinos intereses  que atormentan al vulgo”.[40] Entonces, un  masón “debe ser el mejor, el más cabal, el más completo de los seres humanos, pero siempre, por sobre todas las cosas, un  ser humano” total

 

La corrupción como vicio social, habrá de terminar – afirmaba Leonidas Proaño, el Obispo de los Indios - cuando podamos caminar  tomando conciencia todos de ir  hacia una sociedad nueva, hacia una sociedad justa, una  sociedad humana,... hacia una sociedad fraterna, una sociedad sin hombres pisoteados, una sociedad sin hombres necesitados  ni hambrientos.

 

Es mi palabra, VM

 

Quito, 10 de Abril del 2001

 

Enrique Robles, M:.M.:

 

 

 

 

BIBLIOGRAFIA

 

Maldonado, Milton. :"ADMINISTRACION SOCIAL: Una alternativa Contra la Corrupción Administrativa, la Pobreza y la Injusticia laboral, Ed. Gráficas Ortega, Quito, 1994

 

Oleas, Medardo. :"Como Combatir la Corrupción en el Ecuador", Ed. Abya-Yala, Quito, 1997

 

Zavala, Javier.            : "Corrupción Política: El caso del Ecuador", www. clad.org.ve/zavala. html

 

Contreras, Rafael. : "La Corrupción Política , Una Visión desde El Salvador"    

 

Ruilova, Alfonso. : “Corrupción Científica en el Ecuador, Ed. Tinta Fresca, Quito, 1997

 

Samaniego,  José. : "Crisis Económica del Ecuador, Ed. Banco del Ecuador, Quito, 1988.

 

CENTRO DE ESTUDIOS Y DIFUSION SOCIAL. :"La Deuda Externa", No. 5, Ed. CEDIS, Quito, 1988

 

Delgado, Diego.   : "Atraco bancario y Dolarización", Ed.  Gallo Rojo, Quito, 2000

 

La Sociedad Civil en la Lucha Anticorrupción.  : “Conferencia Nacional”, Ed. El Conejo, Quito, 2001

 

Larrea, Ramiro. : “Ponencia presentada en la Cumbre Anticorrupción”, Washington, septiembre 2000



[1] Fraga, Rosendo.     : "La corrupción en América Latina". En: Revista Mensaje, junio 1997

[2] Oleas, Medardo.     : “Como Combatir La Corrupción En El Ecuador” , Ed. Abya yala, Quito, 1997, p. 21

[3] Fundación  Esquel.  En: Revista "Aquí hay Corrupción", Ed. EDIPRES, Quito, p. 17

[4] Ibidem

[5] Fundaciíon Esquel.  Ob. Cit., p. 3

[6] Contreras, Rafael.     : "La Corrupción Política , Una Visión desde El Salvador" WWW .providad.org.sv/contreras. htlm.

[7] Maldonado, Milton.     :"ADMINISTRACION SOCIAL: Una Alternativa  Contra la Corrupción Administrativa, la Pobreza e Injusticia social", Ed. G´raficas Oretga, Quito, 1994, p. 1

[8] Báez, René et al.     : “Ecuador: Pasado y Presente”, Ed. Ecuador, Quito, 1995. P. 82

[9] Idrovo , Franklin.          : “Corrupción y Amnesia”, Ed. Impreseñal Cia Ltda, Quito, 1997, p. 18

[10] Ibid, p. 24-26

[11] Ibid, p. 33

[12] Centro de Investigaciones de la Realidad Ecuatoriana.   : “Economía y Política”, Ed. CIRE,  Quito, 1988 p. 12

[13] Ibid.  p. 16

[14] Samaniego, , José. : "Crisis Ecónomica del Ecuador, Ed. Banco central del ecuador, Quito, 1988.  p. 120

[15] CENTRO DE ESTUDIOS Y DIFUSION SOCIAL.:"La Deuda Externa", No. 5, Ed. CEDIS, Quito, 1988

[16] Tafur, Marco.  : "Los beneficiarios de la sucretización". En: Rev. Orientación, No. 8, Quito, Escuela de Estadística  y Banca , UCE, marzo 1986, p. 47

[17] Fundación Jose Peralta.  :" Ecuador, su realidad", Ed. Impresiones América, Quito, 1994 p. 146

[18] Montufar, César et al. : ""la Crisis  y el Desarrollo Social en el Ecuador", Ed. El Conejo, Quito, 1990  p. 101

[19] Colección "Ecuador  Debate", No. 8, Ed. CAAP,  Quito, Abril de 1985, p.14

[20] Fundación José Peralta.  : Ob. Cit, p.  147

[21] "Los Deudores y La Concentración del Crédito".    En: Rev. "Qué Fue...", Año VIII, No. 2,  2000, Ed. CEQUIPUS, Quito p.  14

[22] Delgado, Diego.   : "Atraco bancario y Dolarización", Ed.  Gallo Rojo, Quito, 2000  p. 14

[23] Zavala , Javier.     : "Corrupción Política: El caso del Ecuador". www. clad.org.ve/zavala.html p.10

[24] Ibidem

[25] La Sociedad Civil en la Lucha Anticorrupción.     :Conferencia Nacional, Ed. El Conejo, Quito, 2001 p. 30

[26] Maldonado, Milton.  : Ob Cit, p. 1

[27] Ibid, p. 43

[28] Ibid, p. 76

[29] La sociedad Civil en la lucha Anticorrupción.  : Ob. Cit p.49

[30] Zavala, Javier.

[31] Contreras, Rafael.   : Ob Cit. p.4

[32] Egas Javier.     : Ob Cit. p. 3

[33] Larrea, Ramiro. :     “Ponencia presentada en la Cumbre Anticorrupción”, Washington, septiembre 2000

[34] Maldonado, Miltón.  : Ob. Cit p.34

[35] La Sociedad Civil en la Lucha Anticorrupción.  Ob. Cit  p. 26

[36] Contreras, rafale.    : Ob Cit p.4

[37] La Sociedad Civil en la Lucha Anticorrupción.    :CONFERENCIA NACIONAL, Ed. El Conejo, Quito, 2001   p. 16

[38] Maldonado, Milton.  Ob Cit p. 36

[39] Ibid, p 2

[40] Ritual del aprendiz, p 34