¿PENSAMOS?
 
EL CLUB DE LA COMEDIA
"CHISTES"
CURIOSIDADES Y FRASES
CONCURSO DE FOTOGRAFIA
CONCURSO DE CHISTES
¿PENSAMOS?
"RÉCORD"
RINCÓN DE FORMACIÓN
¿QUE DEPORTE ES ESTE?
¿PENSAMOS?

imagen
RELATO DE FÚTBOL INFANTIL ARGENTINO
En el año 1985, el papá de un alumno, vino a la escuela a solicitarme, que dentro de mis posibilidades, exima de las clases de educación física a su hijo de 10 años, porque éste tenia muchísimas condiciones para jugar al fútbol y en el club al cuál iba, le habían aconsejado que tenía que tener cuidado con las clases de Ed. Física , porque podrían ser, contraproducentes para su futura formación futbolística. Es decir de manera indirecta se le estaba prohibiendo al chico compartir, “jugar” y tener un montón de experiencias motrices con sus compañeros. Esto me pareció una falta de respeto hacía los derechos del niño.
Era como si se le estuviera exigiendo empezar a “trabajar” desde esa edad; se me representó la imagen de esos chicos que uno ve continuamente en las calles o estaciones terminales, realizando tareas de adultos que debía hacer mucho mas adelante
Por supuesto, mi negativa fue rotunda, a pesar de ser yo un enamorado del fútbol y todo lo que éste puede representar en la escuela.
El padre me quería matar y no entendía como yo, justamente yo, un especialista en la materia, le dijera que no, y terminó sacando al nene de la escuela, porque él decía que ese chico podría ser la salvación económica de la familia y que por culpa mía no lo iba a lograr.
Pero que distinta fue la historia de otro chico del que tampoco voy a dar el nombre. A éste lo tuve de más grande, como jugador de un importante club, de Mar del Plata. Con él era todo diferente; el siempre me contaba que de chico, cambiaba el fútbol por ir a pescar, cazar pajaritos, salir con los chicos del barrio, le gustaba todo. Lo llevaron a Buenos Aires y debido a las presiones sufridas decidió volverse a Tandil de donde el es oriundo. Aún teniendo 18 años y con unas condiciones increíbles para jugar a este deporte, seguía sin importarle demasiado. Cuando yo intentaba aconsejarlo, sobre lo que el tenia que hacer, siempre me decía, Profe:
- Yo lo único que quiero es divertirme, me molestan estas presiones del entrenamiento y el sacrificio, para mí el fútbol es alegría.
- Era capaz de quedarse a jugar una cabeceada o una arco a arco, que ir a jugar una final del torneo juvenil, clasificatorio para los Bonaerenses.
Un día en el club decidieron venderlo porque veían que no lo iban a poder cambiar, y allá se fue, a México a seguir disfrutando como el siempre decía.
Cuando cumplió 22 años se planteó o juego al fútbol o vuelvo a Tandil a cazar pajaritos y a vivir de algunas changas. Se decidió por el fútbol y se entrego a este como un trabajo, ya que su edad le exigía cumplir con ciertas pautas.
Hoy leí en un diario que un club europeo paga no sé cuantos millones de dólares por su pase. Es una de las grandes figuras, de Italia.
Un periodista le preguntó cuál había sido su secreto para llegar a tanto.
- Ningún secreto, solo hice las cosas a su debido tiempo, jugué con mis amigos cuando lo tenía que hacer y asumí responsabilidades en el momento que lo tenía que hacer. Ese es mi consejo; para los pibes que se vuelven locos o para los padres y técnicos que los vuelven locos.
Que bárbaro todo a su tiempo y en su debido lugar, pues la vida nos da siempre lo que merecemos, ni más ni menos.
¡Ah, me olvidaba! Ayer me encontré con el pibe que el papá cambió de escuela, Todavía no lo pudo perdonar y me dijo: Profe a mí me robaron la infancia.
Empezó a estudiar de noche porque quiere ser contador, mientras se mantiene trabajando de ordenanza.
El club de Mar del Plata aludido, es Aldosivi. Año 1995. El jugador que está en Italia es Mauro Camoranessi, la historia es casi toda verídica. (*)
Esta historia fue publicada en la revista de la Dirección de Educación Física de la provincia de Buenos Aires, como un ejemplo, de cómo respetar los tiempos.

(*) Mauro Camoranessi jugo en el cruz Azul de México. Fue transferido al Verona de Italia y en la actualidad - Noviembre del 2002- juega en el club Juventus de Italia.
imagen
LA VIDA ES UNA PELOTA
Cómo vas a saber lo que es el AMOR si nunca te hiciste hincha de un club.
Cómo vas a saber lo que es el DOLOR si jamás un zaguero te azotó la tibia y el peroné.
Cómo vas a saber lo que es el PLACER si nunca ganaste un clásico barrial.
Cómo vas a saber lo que es LLORAR si jamás perdiste un clásico sobre la hora con un penal dudoso.
Cómo vas a saber lo que es el CARIÑO si nunca acariciaste la redonda de chanfle entrándole con el revés del pie en el cachete para dejarla jadeando bajo la red.
Cómo vas a saber lo que es la SOLIDARIDAD si jamás saliste a dar la cara por un compañero golpeado sin fe desde atrás.
Cómo vas a saber lo que es la POESÍA si nunca tiraste una gambeta,
Cómo vas a saber lo que es la HUMILLACIÓN si jamás te hicieron un caño.
Cómo vas a saber lo que es la AMISTAD si nunca devolviste una pared.
Cómo vas a saber lo que es un ORGASMO si jamás diste una vuelta olímpica de visitante,
Cómo vas a saber lo que es el PÁNICO si nunca te sorprendieron mal parado en un contragolpe.
Cómo vas a saber lo que es MORIR un poco si jamás fuiste a buscar la pelota adentro del arco.
Cómo vas a saber lo que es la IZQUIERDA si nunca jugaste en equipo.
Cómo vas a saber lo que es la XENOFOBIA si en ninguna cancha te gritaron "negro de míerda".
Cómo vas a saber lo que es la SOLEDAD si jamás te paraste bajo los tres palos a doce pasos de un fusilero dispuesto a acabar con tus esperanzas.
Cómo vas a saber lo que es el BARRO si nunca te tiraste a los pies de nadie para mandar la pelota sobre un lateral.
Cómo vas a saber lo que es el EGOÍSMO si nunca hiciste una de más cuando tenías que dársela al nueve que estaba mejor ubicado.
Cómo vas a saber lo que es el ARTE si nunca inventaste una rabona.
Cómo vas a saber lo que es la MÚSICA si jamás cantaste haciendo equilibrio sobre un paraavalancha.
Cómo vas a saber lo que es el SUBURBIO si nunca te paraste de wing.
Cómo vas a saber lo que es la CLANDESTINIDAD si nunca te tiraron un pelotazo para que te aguantes vos sólo a toda la defensa rival.
Cómo vas a saber lo que es la INJUSTICIA si nunca te sacó tarjeta roja un referee localista.
Cómo vas a saber lo que es el INSOMNIO si jamás te fuiste al descenso.
Cómo vas a saber lo que es el ODIO si nunca hiciste un gol en contra.
Cómo vas a saber lo que es la VIDA, hijo mío, si nunca, jamás, jugaste al FÚTBOL.
imagen
CON UN BARÓMETRO
Sir Ernest Rutherford, presidente de la Sociedad Real Británica y Premio Nobel de Química en 1908, contaba la siguiente anécdota:
Hace algún tiempo, recibí la llamada de un colega. Estaba a punto de poner un cero a un estudiante por la respuesta que había dado en un problema de física, pese a que éste afirmaba con rotundidad que su respuesta era absolutamente acertada. Profesores y estudiantes acordaron pedir arbitraje de alguien imparcial y fui elegido yo.
Leí la pregunta del examen y decía: Demuestre cómo es posible determinar la altura de un edificio con la ayuda de un barómetro.
El estudiante había respondido: Lleva el barómetro a la azotea del edificio y átale una cuerda muy larga. Descuélgalo hasta la base del edificio, marca y mide. La longitud de la cuerda es igual a la longitud del edificio.
Realmente, el estudiante había planteado un serio problema con la resolución del ejercicio, porque había respondido a la pregunta correcta y completamente.
Por otro lado, si se le concedía la máxima puntuación, podría alterar el promedio de su año de estudios, obtener una nota más alta y así certificar su alto nivel en física; pero la respuesta no confirmaba que el estudiante tuviera ese nivel.
Sugerí que se le diera al alumno otra oportunidad. Le concedí seis minutos para que me respondiera la misma pregunta pero esta vez con la advertencia de que en la respuesta debía demostrar sus conocimientos de física.
Habían pasado cinco minutos y el estudiante no había escrito nada. Le pregunte si deseaba marcharse, pero me contestó que tenia muchas respuestas al problema. Su dificultad era elegir la mejor de todas. Me excusé por interrumpirle y le rogué que continuara.
En el minuto que le quedaba escribió la siguiente respuesta: coge el barómetro y lánzalo al suelo desde la azotea del edificio, calcula el tiempo de caída con un cronometro. Después se aplica la fórmula altura 0, 5 por A por T2. Y así obtenemos la altura del edificio. En este punto le pregunté a mi colega si el estudiante se podía retirar. Le dio la nota más alta.
Tras abandonar el despacho, me reencontré con el estudiante y le pedí que me contara sus otras respuestas a la pregunta. Bueno, respondió, hay muchas maneras, por ejemplo, coges el barómetro en un día soleado y mides la altura del barómetro y la longitud de su sombra. Si medimos a continuación la longitud de la sombra del edificio y aplicamos una simple proporción, obtendremos también la altura del edificio.
Perfecto, le dije, ¿y de otra manera? Si, contestó, este es un procedimiento muy básico para medir un edificio, pero también sirve. En este método, coges el barómetro y te sitúas en las escaleras del edificio en la planta baja. Según subes las escaleras, vas marcando la altura del barómetro y cuentas el numero de marcas hasta la azotea. Multiplicas al final la altura del barómetro por el número de marcas que has hecho y ya tienes la altura. Este es un método muy directo.
Por supuesto, si lo que quiere es un procedimiento más sofisticado, puede atar el barómetro a una cuerda y moverlo como si fuera un péndulo. Si calculamos que cuando el barómetro está a la altura de la azotea la gravedad es cero y si tenemos en cuenta la medida de la aceleración de la gravedad al descender el barómetro en trayectoria circular al pasar por la perpendicular del edificio, de la diferencia de estos valores, y aplicando una sencilla fórmula trigonométrica, podríamos calcular, sin duda, la altura del edificio.
En este mismo estilo de sistema, atas el barómetro a una cuerda y lo descuelgas desde la azotea a la calle. Usándolo como un péndulo puedes calcular la altura midiendo su periodo de precesión. En fin, concluyó, existen otras muchas maneras. Probablemente, la mejor sea coger el barómetro y golpear con él la puerta de la casa del conserje. Cuando abra, decirle: señor conserje, aquí tengo un bonito barómetro. Si usted me dice la altura de este edificio, se lo regalo. En este momento de la conversación, le pregunté si no conocía la respuesta convencional al problema (la diferencia de presión marcada por un barómetro en dos lugares diferentes nos proporciona la diferencia de altura entre ambos lugares). Evidentemente, dijo que la conocía, pero que durante sus estudios, sus profesores habían intentado enseñarle a pensar.
El estudiante se llamaba Niels Bohr, físico danés, premio Nobel de Física en 1922, más conocido por ser el primero en proponer el modelo de átomo con protones y neutrones y los electrones que lo rodean. Fue fundamentalmente un innovador de la teoría cuántica. Al margen del personaje, lo divertido y curioso de la anécdota, lo esencial de esta historia, es que LE HABÍAN ENSEÑADO A PENSAR.

imagen
GRACIAS POR ENSEÑARME
"Una vez un padre de una familia muy rica, llevó a su hijo a pasear por el campo con el firme propósito de que su hijo viera cuán pobres eran esos campesinos.
Pasaron un día y una noche completas en la destartalada casita de una familia muy humilde.
Al concluir el viaje y de regreso a la casa en su flamante automóvil, el padre le preguntó a su hijo:
Que te pareció el viaje?
Muy bonito papi!!
Viste que tan pobre puede ser la gente? insistió el papá
Si, respondió el niño.
Y que aprendiste, hijo? insistió nuevamente el padre.
Vi, dijo el pequeño, que nosotros tenemos un perro en casa, ellos tienen cuatro.
Nosotros tenemos una piscina que llega hasta la mitad del jardín, ellos tienen un arroyo que no tiene fin.
Nosotros tenemos unas lámparas importadas en el patio, ellos tienen las estrellas.
El patio de nosotros llega hasta la pared junto a la calle, ellos tienen todo un horizonte de patio.
Al terminar el relato, el padre se quedó mudo.... Y su hijo agregó
Gracias papi, por enseñarme lo pobres que somos!!!"
imagen
EL ÁRBOL DE LOS PROBLEMAS
El carpintero que había contratado para ayudarme a reparar una vieja granja, acababa de de finalizar un duro primer día de trabajo. Su cortadora eléctrica se dañó, lo hizo perder una hora de trabajo y ahora su antiguo camión se niega a arrancar.
Mientras lo llevaba a su casa, se sentó en silencio. Una vez que llegamos me invitó a conocer su familia. Mientras nos dirigíamos a la puerta, se detuvo brevemente frente a un pequeño árbol, tocando la punta de las ramas con ambas manos.
Cuando se abrió una puerta, ocurrió sorprendentemente una transformación. Su bronceada cara estaba plena de
sonrisas. Abrazó a sus dos pequeños hijos y le dio un beso a su esposa. Posteriormente me acompañó hasta el carro.
Cuando pasamos cerca del árbol, sentí curiosidad y le pregunté acerca de lo que había visto hacer un rato antes. "
Oh, ese es mi árbol de problemas ", contestó. " Sé que no puedo evitar tener problemas en el trabajo, pero una cosa es segura: los problemas no pertenecen a la casa, ni a mi esposa ni a mis hijos. Así que simplemente los cuelgo en el árbol cada noche cuando llego a casa. Luego mañana los recojo otra vez ".
" Lo divertido es ", dijo sonriendo, " que cuando salgo en la mañana a recogerlos, no hay tantos como los que
recuerdo haber colgado la noche anterior ".
imagen
LA MEDIA COBIJA
Luis era ya un anciano cuando murió su esposa. Durante largos años había trabajado con ahínco para sacar adelante a su familia. Su mayor deseo era ver a su hijo convertido en un hombre de bien, respetado por los demás, ya que para lograrlo dedicó su vida y su escasa fortuna.

A los setenta años, Luis se encontraba sin fuerzas, sin esperanzas, solo y lleno de recuerdos. Esperaba que su hijo, ahora gran profesional, le ofreciera su apoyo y comprensión, pero veía pasar los días sin que este apareciera, y decidió por primera vez en su vida pedirle un favor.

Tocó la puerta de la casa donde vivía el hijo con su familia.

- ¡Hola papá, qué milagro que vienes por aquí!
- Ya sabes que no me gusta molestarte, pero me siento muy solo; además estoy cansado y viejo.
- Pues a nosotros nos da mucho gusto que vengas a visitarnos, ya sabes que esta es tu casa.
-Gracias hijo, sabía que podía contar contigo, pero temía ser un estorbo. Entonces, ¿no te molestaría
que me quedara a vivir con ustedes? ¡Me siento tan solo!

- ¿Quedarte a vivir aquí? Si... claro... pero no sé si estarías a gusto. Tú sabes, la casa es
pequeña... mi esposa es muy especial... y luego los niños...

- Mira, hijo, si te causo muchas molestias olvídalo. No te preocupes por mí, alguien me tenderá la mano.

- No padre, no es eso. Solo que... no se me ocurre donde podrías dormir. No puedo sacar a nadie de su cuarto, mis hijos no me lo perdonarían... o solo que no te moleste...
- ¿Qué hijo?
- Dormir en el patio...
- Dormir en el patio... está bien.

El hijo de Don Luis llamó a su hijo de doce años.

- Dime papá.
- Mira, hijo, tu abuelo se quedará a vivir con nosotros. Tráele una cobija para que se tape en la noche.
- Sí, con gusto... y ¿dónde va a dormir?
- En el patio, no quiere que nos incomodemos por su culpa.

El niño subió por la cobija, tomó unas tijeras y la cortó en dos. En ese momento llegó su padre.

- ¿Qué haces Luis? ¿Por qué cortas la cobija de tu abuelo?
- Sabes papá estaba pensando...
- ¿Pensando en qué?
- En guardar la mitad de la cobija para cuando tú seas ya viejo y vayas a vivir a mi casa.

Autor anónimo
imagen
AMIGOS
Dice una linda leyenda árabe que dos amigos viajaban por el desierto y en un
determinado punto del viaje discutieron. El otro, ofendido, sin nada que
decir, escribió en la arena:
HOY, MI MEJOR AMIGO ME PEGÓ UNA BOFETADA EN EL ROSTRO.
Siguieron adelante y llegaron a un oasis donde resolvieron bañarse. El que
había sido abofeteado y lastimado comenzó a ahogarse, siendo salvado por el
amigo. Al recuperarse, tomó un estilete y escribió en una piedra:
HOY, MI MEJOR AMIGO ME SALVÓ LA VIDA.
Intrigado, el amigo preguntó: ¿Porqué después que te lastimé, escribiste en
la arena y ahora escribes en una piedra?
Sonriendo, el otro amigo respondió:
"Cuando un gran amigo nos ofende, deberemos escribir en la arena, donde el
viento del olvido y el perdón se encargarán de borrarlo y apagarlo; por otro
lado cuando nos pase algo grandioso, deberemos grabarlo en la piedra de la
memoria del corazón, donde viento ninguno en todo el mundo podrá borrarlo".

Amigos, que tal como los definía J.L. Borges son: "uno mismo en la piel de otro..."
imagen
NECESITO DE ALGUIEN... QUE ME MIRE A LOS OJOS CUANDO HABLO.
Que escuche mis tristezas y neurosis con paciencia y aun cuando no comprenda, respete mis sentimientos.

Necesito de alguien que venga a luchar a mi lado sin ser llamado.

Alguien lo suficientemente amigo para decirme las verdades que no quiero oír,
aun sabiendo que puedo irritarme.

Por eso, en este mundo de indiferentes,
necesito de alguien que crea en esa cosa misteriosa,
desacreditada, casi imposible: la amistad.

Que se obstine en ser leal, simple y justo.

Que no se vaya si algún día pierdo mi oro y no pueda ser mas la sensación de la fiesta.

Necesito de un amigo que reciba con gratitud mi auxilio, mi mano extendida,
aun cuando eso sea muy poco para sus necesidades.

No pude elegir a quienes me trajeron al mundo, pero puedo elegir a mi amigo.
En esta búsqueda empeño mi propia alma, pues con una amistad verdadera,
la vida se torna mas simple,
mas rica y mas bella...

Charlie Chaplin
imagen
¿CUANTO GANAS POR HORA?
- Papi ¿ Cuanto ganas por hora?
Con vos tímida y ojos de admiración un pequeño recibía a su padre al termino de su trabajo.
El padre dirigió un gesto severo al niño y repuso:
- Mira hijo: esos informes, ni tu madre los conoce, no me molestes que estoy cansado.
-Pero papi, -insistía- dime por favor ¿ cuanto ganas por hora?.
La reacción del padre fue menos severa, solo contesto:
- 30€,- la hora-
- Papi, me podrías prestar 15€,.? - Preguntó el pequeño
El padre monto en cólera y tratando con brusquedad al pequeño le dijo:
- Así que era es la razón de saber lo que gano, vete a dormir y no molestes, muchacho aprovechador -.
Había caído la noche. El padre, había meditado lo sucedido y se sentía culpable. Tal vez su hijo quería comprar algo. En fin, queriendo descargar su conciencia dolida se asomó al cuarto de su hijo.
-¿ Duermes hijo ? preguntó el padre.
- Dime papi - contesto entre sueños.
- Aquí tienes el dinero que pediste- respondió el padre.
- Gracias papi - contesto el pequeño y metiendo su mano bajo la almohada sacó billetes.
- Ahora ya completé papi, tengo 30€.- ¿ Me podrías vender una hora de tu tiempo?
Pregunto el niño

Anónimo
imagen
TODOS, ALGUIEN, CUALQUIERA y NADIE.
Había que hacer un trabajo, responsabilizarse de una acción,
y se le encomendó a TODOS.
TODOS estaban seguros de que ALGUIEN lo haría, pero NADIE lo
hizo.ALGUIEN se enojó porque era un trabajo de TODOS.
TODOS pensaban que CUALQUIERA pudo haberlo hecho,
Pero NADIE se dio cuenta de que TODOS no lo iban a hacer.
Al fin TODOS acusaron a ALGUIEN cuando NADIE hizo lo que
CUALQUIERA pudo haber hecho.

Moraleja: Si TODOS fuesen ALGUIEN, NADIE sería CUALQUIERA.
imagen
EL DINERO; COMPRA TODO?
ES IMPORTANTE RECORDAR QUE LAS COSAS MAS IMPORTANTES DE LA VIDA NO TIENEN UN PRECIO QUE PUEDA MEDIRSE EN DINERO. ASÍ CON DINERO PODEMOS COMPRAR :
UNA CAMA..................PERO NO SUEÑO

LIBROS.......................PERO NO INTELIGENCIA

COMIDA......................PERO NO APETITO

ADORNOS...................PERO NO BELLEZA

UNA CASA...................PERO NO UN HOGAR

MEDICINAS..................PERO NO SALUD

LUJOS..........................PERO NO ALEGRÍA

UN COMPAÑERO...........PERO NO UN AMIGO

DIVERSIONES...............PERO NO FELICIDAD

UN CRUCIFIJO..............PERO NO UN SALVADOR

UNA IGLESIA................PERO NO EL CIELO.
imagen
IMPORTANCIA DEL TIEMPO
Imagínate que existe un banco, que cada mañana acredita en tu cuenta, la
suma de 86,400.
No arrastra tu saldo día a día.
Cada noche borra cualquier cantidad de tu saldo que no usaste durante el día.
¿Que harías? Retirar hasta el ultimo centavo, por supuesto!!!!
Cada uno de nosotros, tiene ese banco.
Su nombre es tiempo.
Cada mañana, este banco te acredita 86,400 segundos.
Cada noche, este banco borra , y da como perdido, cualquier cantidad de ese crédito que no has invertido en un buen propósito.
Este banco no arrastra saldos. Ni permite sobregiros.
Cada día te abre una nueva cuenta.
Cada noche elimina los saldos del día.
Si no usas tus depósitos del día, la pérdida es tuya.
No se puede dar marcha atrás.
No existen los giros a cuenta del depósito de mañana.
Debes vivir en el presente con los depósitos de hoy.
Invierte de tal manera, de conseguir lo mejor en salud, felicidad y éxito.
El reloj sigue su marcha.
Consigue lo máximo en el día.
Para entender el valor de un año, pregúntale a algún estudiante que perdió
el año de estudios.
Para entender el valor de un mes, pregúntale a una madre que alumbró a un
bebe prematuro.
Para entender el valor de una semana, pregúntale al editor de un semanario.
Para entender el valor de una hora, pregúntale a los amantes que esperan a
encontrarse.
Para entender el valor de un minuto, pregúntale a una persona que perdió el
tren.
Para entender el valor de un segundo, pregúntale a una persona que por ese
tiempo evitó un accidente.
Para entender el valor de una milésima de segundo, pregúntale a la persona
que ganó una medalla de plata en las olimpiadas.

Atesora cada momento que vivas. Y atesóralo más si lo compartiste con alguien especial, lo suficientemente especial como para dedicarle tu tiempo.
Y recuerda que el tiempo no espera por nadie.

Ayer es historia.
Mañana es misterio.
Hoy es una dádiva.
Por eso es que se le llama el presente!!!
imagen
PARADOJA DE NUESTRO TIEMPO
La paradoja de nuestro tiempo es que tenemos edificios mas altos,
pero temperamentos mas cortos.
Autopistas mas anchas,
pero puntos de vista mas estrechos
gastamos mas, pero tenemos menos,
compramos mas , pero disfrutamos menos.
Tenemos casas mas grandes, pero familias mas pequeñas.
Más compromisos, pero menos tiempo.
Tenemos mas títulos pero menos sentido común,
mas conocimiento , pero menos criterio,
mas expertos , pero mas problemas
mas medicina, pero menos salud
Hemos multiplicado nuestras posesiones,
pero hemos reducido nuestros valores,
Hablamos mucho, amamos poco, odiamos demasiado.
Aprendimos a armar una vida pero no a vivirla plenamente.
Hemos llegado a la luna y regresado pero tenemos problemas a la hora de cruzar la calle y conocer a nuestro vecino.
Hemos conquistado el espacio exterior, pero no el interior
limpiamos el aire, pero polucionamos nuestras almas
Tenemos mayores ingresos, pero menos moral.
hemos aumentado la cantidad , pero no la calidad
Estos son tiempos de personas altas, con caracteres débiles
con libertad, pero menos alegría,
con comida, pero menos nutrición
son días en los que llegan dos sueldos a casa,
pero aumento de divorcios;
son tiempos de casas lindas, pero hogares rotos.
"No guardes nada para una ocasión especial":
cada día en que vives es una ocasión especial , por eso...
lee mas y limpia menos, siéntate en la terraza y admira la vista sin fijarte únicamente en las malas hierbas pasa mas tiempo con tu familia y amigos y menos tiempo trabajando.
La vida es una sucesión de experiencias para disfrutar , no para
sobrevivir...
No guardes tu mejor perfume para esa fiesta especial,
úsalo cada vez que te den ganas de hacerlo.
Las frases "algún día".... "uno de estos días" , quítalas de tu
vocabulario.
Si vale la pena hacerlo, oírlo, verlo, disfrútalo ahora.
Si supiéramos el tiempo de vida que nos queda, seguramente desearíamos estar con nuestros seres queridos, iríamos a comer nuestra comida preferida, visitaríamos los sitios que amamos...
Son pocas las cosas que nos harían enojar,
si supiéramos que nuestras horas están limitadas....
Por eso... no intentes retardar o detener o guardar nada que
agregara risa, alegría a tu vida, cada día, hora, minuto, cada semana especial...
imagen
PAPÁ.. ¿QUÉ ESTÁS HACIENDO?
Historia frecuente de un "papi" en el fútbol
No sé como decírtelo. Seguramente crees que lo estás haciendo por mí bien, pero no puedo evitar sentirme raro, molesto, mal.

Me regalaste un balón cuando apenas empezaba a andar. Aún no iba a la escuela cuando me apuntaste al equipo. Me gustaba entrenar durante toda la semana, bromear con los compañeros y jugar el Domingo como lo hacen los equipos grandes.

Pero cuando vas a los partidos... no sé. Ya no es como antes.
Ahora no me das una palmada cuando termina el partido, ni me invitas a un bocata. Vas a la grada pensando que todos son enemigos; insultas a los árbitros, a los entrenadores, a los jugadores, a otros padres..

¿Por qué has cambiado? Creo que sufres y no lo entiendo....
Me repites que soy el mejor, que los demás no valen nada a mi lado, que quien diga lo contrario se equivoca, que solo vale ganar.

Ese entrenador del que dices que es un inepto es mi amigo, el que me enseñó a divertirme jugando.

El chaval que el otro día salió en mi puesto, ¿te acuerdas?, sí, hombre, aquel a quien estuviste toda la tarde criticando porque "no sirve ni para llevarte la bolsa" como tú dices. Ese chico está en mi clase. Cuando lo ví el lunes, me dió vergüenza.

No quiero decepcionarte. A veces pienso que no tengo la suficiente calidad, que no llegaré a ser profesional y a ganar cientos de millones, como tú quieres.
Me agobias. Hasta he pensado en dejarlo; pero me gusta tanto... PAPÁ, POR FAVOR, NO ME OBLIGUES A DECIRTE QUE NO QUIERO QUE VENGAS MÁS A VERME JUGAR.
imagen
EL SECRETO DEL ÉXITO EN EL FÚTBOL
Es imposible conseguir la perfección, pero este debe ser el objetivo
El verdadero éxito solo puede ser conseguido a través de la satisfacción de saber que hiciste todo, dentro de tus posibilidades, para llegar a ser lo mejor posible. Solo analizándote a ti mismo puedes determinar si tu éxito es verdadero. Puedes engañar a otro pero no a ti mismo.

Es imposible conseguir la perfección, pero éste debe ser el objetivo. Y menos del 100% en cada aspecto referente a tu objetivo no es éxito.

Todos no somos iguales. Otros pueden tener mas habilidad de la que tu tienes; pueden ser mas altos, mejores saltadores o superiores en otras cualidades físicas. Pero nadie debe superarte en actitud, entusiasmo, determinación, lealtad, honestidad, sinceridad e integridad. Consigue y manten estas cualidades y tarde o temprano llegara el éxito. Tienes que tener paciencia y entender que todas las metas valiosas llevan tiempo, las cosas que vienen fácilmente generalmente no son muy importantes.

Principios importantes para ser un buen competidor son: 1) nunca descuidarse en los entrenamientos, ya que se juega como se entrena. Concentrarse en el objetivo es un deber. Nunca tenes que estar satisfecho y trabajar constantemente para mejorar. 2) lo importante no es todo lo que seas capaz de hacer, sino lo bien que lo hagas. 3) nunca subestimes los pequeños detalles, son las pequeñas cosas las que hacen la diferencia entre el ganador y el perdedor. 4) tenes que estar preparado para tu oponente, pero nunca preocuparte por él, deja que el se preocupe por vos.

Todo esto no significa que no tengas que entrenar para ganar. Debes jugar para ganar y hacer todo lo que este a tu alcance, dentro de las reglas, para ello. No me gustan los jugadores que no tengan un claro deseo de ganar y no jueguen duros para conseguirlo. Solo haciendo lo mejor se consigue la victoria. Todo lo que espero de los jugadores es su mayor esfuerzo, que se conviertan en los mejores que sean capaces de ser.

No basta con soñar con ganar, tense que trabajar para ganar. No basta solo con talento. El ganador es: talento+deseo+actitud. Talento y deseo, deben querer ser ganadores. Actitud, ganar es una actitud, nadie es un perdedor hasta que empieza a pensar que lo es; hay que rechazar la derrota y sacrificarse por victoria, así, de seguro, serás un ganador.

Por otro lado, el éxito no llega por uno solo sino por el trabajo en equipo.

A partir del trabajo en equipo va a nacer nuestra capacidad ganadora. Cualquier aspiración personal debe adaptarse al bienestar del equipo. Aquí no hay acuerdos, o trabajas para el equipo y estas dentro, o estas fuera. Cuando sé esta dentro, sé esta cuando se gana y cuando se pierde. Todos ganamos y todos perdemos, ninguno es totalmente responsable de lo uno o de lo otro. Nunca te olvides que en la cancha contas con vos mismo y con tus compañeros, ninguno puede mas que todos nosotros juntos, solo el trabajo en equipo nos va a dar la victoria. Nadie puede ganar solo.

Es fácil encontrar jugadores, pero lo que siempre estoy buscando son aquellos jugadores que sobresalgan cuando es necesaria una excelente actuación y que permanentemente estén buscando mejorar. No piensen que ya son todo lo bueno que pueden y que ya alcanzaron su limite, el ciego que se apoya en un muro piensa que este es el limite del mundo. No te limites a vos mismo y trata siempre de llegar un paso mas lejos o un escalón mas alto.

No siempre se puede ganar. Si toca una situación difícil hay que hacerle frente y superarla. Odio a los jugadores que ante una dificultad se entregan o bajan la cabeza. No hacer nada es más fácil que actuar.

Por ultimo, recuerden que el fracaso comienza cuando se acaba el esfuerzo.
imagen
LOCOS DEL ÁREA CHICA
¿EL PROBLEMA DE LOS PORTEROS CONSISTE EN QUE ESTÁN LOCOS?
Fabien Barthez, calvo famoso, amante preclaro de Linda Evangelista y arquero campeón del mundo con Francia, está siendo proclive al ridículo en sus postreras actuaciones. Sus errores de los últimos meses han sido tan groseros que ciertos comentaristas creen ver una maniobra premeditada para romper con su club inglés y marcharse con Linda (y acaso con David y Victoria Beckham) a Italia o España. Se equivocan: esa perfidia sólo entraría en una mente fría y calculadora, mientras que se sabe que el problema de los arqueros consiste en que están locos.


No hablamos de locura clínica, claro, aunque puede ser el caso en más de uno de los personajes que mencionamos en este artículo. Hablamos de locura en sentido figurado, de ese factor individual que aparta a cierta gente de la "sensatez" del rebaño y la condena a la soledad del arco y de las recriminaciones.

La enajenación de los sentidos es parte del precio que deben pagar para alcanzar la grandeza deportiva. Esto es evidente en gente como el paraguayo Chilavert, el colombiano Higuita, el argentino Gatti. Y ahora lo detectamos también en Barthez. En todos los países la leyenda popular atribuye el nacimiento de los guardavallas a su incompetencia inicial en el fútbol: "No sirves para nada, quédate en el arco", "You are useless, just keep the goal", "Tu peux garder le but", "Tu sei un cretino, il tuo posto è la porta."

En realidad, todos los arqueros dignos de ese nombre son atletas formidables y conocen el juego al derecho y al revés, pero en algún momento, al descubrir que eran diferentes, decidieron refugiarse en el arco. El factor que precipita el nacimiento del arquero, entonces, no es la torpeza, sino la inconformidad. Tal ha sido el caso de dos personajes famosos que jugaron al fútbol como guardavallas: Karol Wojtyla, más conocido como Juan Pablo II, y Albert Camus, el novelista de El Extranjero y La Peste. El futuro Papa fue al arco como a un confesionario o a un retiro espiritual (a fin de cuentas, ¿qué es la vida religiosa sino un retiro del mundo?), mientras que Camus era un pied noir, un colono de origen francés en Argelia: el arco era su destino. Camus escribió alguna vez "le debo al fútbol todo lo que sé sobre moralidad y las obligaciones del ser humano". Acaso hubiera debido precisar aun más: "Le debo al arco..."

Los intelectuales ridiculizaron durante mucho tiempo la defensa que Camus hacía del fútbol como actividad trascendente. Ahora están cambiando de opinión. Los franceses están a la vanguardia de la revisión, por supuesto, ya que para ellos el fútbol ha dejado de ser un deporte de morondanga y de repente expresa los aspectos más nobles del alma gala, en vez de los más oscuros. Francia vive una historia de amor con el fútbol, traicionando al rugby, su amante tradicional.

No escuchemos a los franceses, entonces, que recién descubren el verbo. Vayamos a los intelectuales alemanes, tan serios ellos. Allí está Günther Gebauer, por ejemplo, profesor de Filosofía del Instituto de Deportes de Berlín, hablando en un congreso realizado en Lens, Francia. Para Gebauer, la pelota de fútbol es un símbolo de santidad ("la maltratan pero siempre vuelve a los pies... es como el santo expulsado de la ciudad, que vuelve a conquistar las almas") y el guardavallas una prenda de honor.

Sean pacientes y lean un párrafo entero de su disertación sobre el arquero, porque vale la pena. Tomo los datos de la crónica del Times de Londres del 1 de diciembre del 2000. "Los arqueros se comportan según valores intrínsecamente europeos, en los que nuestra casa es nuestro castillo y fuente de orgullo y honor. Convertir un gol es como penetrar en la casa de un extraño, incendiar sus pertenencias y violar a su mujer e hijas. En Estados Unidos es menos fuerte el lazo con las nociones de honor y orgullo y esto puede explicar por qué su versión del fútbol no tiene arco ni arqueros."

Como ven, el elogio de Camus era modesto en comparación con éste del filósofo alemán. Será mejor que nos quedemos en la literatura. Un partido de fútbol funciona en la imaginación popular como una narración clásica, con un héroe que es casi siempre el delantero que marca los goles. Las hazañas de un arquero no son tan aplaudidas, porque la defensa no inflama la imaginación. Esta distinción se advierte claramente en las repeticiones de las jugadas en televisión. El error de un delantero no se muestra más de dos o tres veces, porque no hay gol, sólo frustración. El error de un arquero, en cambio, se muestra mil veces, porque hay gol y ridículo, triunfo y fracaso.

Cuando el arquero juega para el equipo rival al nuestro, es un bellaco. Cuando lo hace para el nuestro, lo más a lo que puede aspirar es a la bandera del antihéroe. En este marco, un arquero no puede ser como el Cid, pero puede llenar el destino glorioso de Don Quijote.

A diferencia de los jugadores de campo, los arqueros pueden utilizar las manos y esta licencia los lleva a ejercitar el cerebro. Suelen ser los jugadores más inteligentes de un equipo, los que mejor ven el juego. Pero la naturaleza impone límites. Como le pasó a Alonso Quijano, los arqueros suelen perder el juicio bajo el sol manchego del área chica.
imagen
EL CAPITÁN
El capitán juega un doble papel en los equipos deportivos, por una parte están sus derechos y deberes como capitán y por otra como jugador principal. Entre sus funciones como capitán se asigna la tarea de representar al equipo. Las tareas del capitán van encaminadas a elevar la efectividad del equipo y acrecentar los rendimientos deportivos. Es el miembro del equipo que con mayor exigencia se le plantean los resultados anteriores.
En las situaciones más difíciles se espera que el capitán tenga la actuación más sobresaliente, que logre controlar no solo sus emociones sintió la del resto de los deportistas.
Por otra parte el capitán debe dentro de sus funciones hacer un profundo papel de intermediario entre los deportistas y los entrenadores.
Durante el juego el capitán mantiene una estrecha subordinación (al igual que los otros miembros del equipo) al entrenador. Aunque puede decirse que el capitán debe, en mayor medida, subordinarse a los entrenadores, para resaltar su capacidad para dirigir el grupo. Esto aparentemente se puede convertir en una contradicción en su rol de líder, ya que su liderazgo estará constantemente mediatizado por las orientaciones de los entrenadores y en cierta medida restringida su capacidad de independencia e iniciativa. Las acciones del capitán en el terreno se manifiestan en situaciones conflictivas y críticas y también cuando hay intercambios entre los miembros del equipo y los árbitros.
El capitán debe ser muy cuidadoso en estas situaciones para evitar no realizar él u otro de los jugadores de su equipo un ataque no justificado contra los adversarios o con su comportamiento estimular a algún deportista a realizarlo. Sobre todo a aquellos jugadores que presentan inestabilidad emocional y que pueden cometer errores de esta naturaleza.
Teniendo en cuenta que el papel del capitán esta bien definido con las reglas correspondientes, con las obligaciones y los deberes, se presupone, que él debe influenciar positivamente sobre el desarrollo de los rasgos y cualidades determinados de la personalidad y la conducta de los deportistas.
Las relaciones entre el entrenador y el capitán tienen una gran importancia en el plano de la colaboración del entrenador con el equipo, específicamente en las situaciones, cuando exista rivalidad o cualquier otra forma de divergencia y se necesite conocer la opinión de los miembros del equipo. Es necesario señalar que en cuanto el capitán es un líder elegido por los deportistas, él puede ponerlos a ellos en contra del entrenador. El capitán con frecuencia contribuye al fracaso inexplicable del equipo, al conflicto y hasta la salida del equipo del entrenador.
El entrenador experimentado, que tiene buenas relaciones con los miembros del grupo, puede en mayor medida consolidar éstas, si combina la dirección con relaciones emocionales amistosas con los deportistas. esta afinidad puede lograrse cuando el entrenador brinda su asesoramiento y consejo a los deportistas y se acorta la distancia que existe entre él y ellos, debido a la diferencia de edad, experiencia, así como derechos y deberes.
Para establecer y mantener unas relaciones estables y favorables con el equipo, es importante que el entrenador sepa establecer sus relaciones con el capitán, prestándole atención a lo siguiente:
· Los objetivos y las tareas del capitán y de los otros jugadores deben concordar.
· El capitán, al cumplir la orientación general del entrenador, desempeña el papel dirigente "parcial" sólo en situaciones determinadas.
· El papel de capitán es más responsabilidad que privilegio.
· El papel del capitán trae consigo el cumplimiento de funciones determinadas inclusive fuera de la actividad deportiva.
· El capitán debe saber diferenciar la relación positiva o negativa de todos los miembros del equipo hacia un jugador determinado, independientemente de su relación personal hacia el deportista dado.
Las relaciones de los diferentes miembros del equipo con el capitán tienen mayor importancia que las relaciones entre los jugadores "simples". A esto se le debe prestar una atención especial.
Todas estas exigencias deben de tenerse en cuentas al elegir al capitán. Por eso a diferencia de líder, que aparece en gran medida de forma espontánea y accidental, la situación del capitán es administrativa. En virtud de esto la elección del capitán está condicionada por una serie de principios y criterios tradicionales, que tienen en cuenta la edad y la experiencia del candidato, su categoría deportiva en el equipo, la capacidad para establecer contacto con los superiores, dirigentes y entrenadores, su nivel cultural y educacional y sus éxitos fuera de la actividad deportiva.
La elección del capitán le brinda la posibilidad al deportista de expresar su opinión y la decisión final, sin embargo, la organización y la realización de este procedimiento tiene con frecuencia, un carácter directo. En este caso, las necesidades del equipo podrían carecer de la cortesía necesaria. Si la elección del Capitán fue realizada de una manera directa, y sin la emotividad necesaria éste fue aceptado por parte de los jugadores, entonces ya desde el inicio podría surgir una situación desfavorable, tanto para el equipo como para el Capitán. Si además de esto en este equipo existe un líder informal, entonces el Capitán que fue elegido de la forma antes mencionada, solo agravará las relaciones existentes entre los jugadores, lo que indiscutiblemente provocará la formación de grupo, disminuyendo así la cohesión del equipo.
La designación del capitán en contra de las tradiciones existentes en el equipo pueden traer como resultado, tales consecuencias desfavorables. En estos casos, en el equipo solo existirá formalmente el capitán, y la situación de los problemas puede conducir a que se plantee la pregunta acerca de su permanencia en el equipo en calidad de jugador "simple". En casos similares, el equipo idea diversas variantes de compromiso, las que, sin embargo no alivian las situaciones ni del equipo, ni del capitán.
Teniendo en cuenta todo esto, hay que decidir categóricamente, si el papel del capitán se determinará realmente por elección o estas funciones, para reafirmar el orden serán confiadas al deportista, que fue designado para este cargo para un plazo determinado.
Indudablemente, los criterios de la elección del capitán no deben determinarse con excesiva rigidez. Veremos que en un equipo, los juveniles querían elegir como su capitán a un jugador, que estaba mal en los estudios, y que además de esto tenia algunas conductas inapropiadas como lo es fumar. Sin embargo, el candidato se conocía que tenía capacidades organizativas evidentes, las que ya le había demostrado, por lo que el grupo lo prefería precisamente a él.
Con frecuencia en la practica nos encontramos con aquellos casos, cuando el equipo, en la persona del capitán tienen a un líder formal, y cualquier otro jugador principal, es el líder informal. (real o verdadero). Se produce una situación compleja, en la que las cualidades personales de estos jugadores y el carácter de las relaciones existentes entre ellos adquieren una gran importancia. Los contactos personales desfavorables que se producen entre estos jugadores pueden conducir a la disminución de la efectividad del juego de uno de ellos o de ambos, a la pasividad, a la rivalidad, así como también el conflicto oculto o manifiesto, tanto en el terreno deportivo como fuera de este.
Situaciones semejantes son peligrosas no solo para estos dos deportistas, sino también, para el equipo en general. El conflicto oculto podría ser velado como una interacción y colaboración formal, pero manifestarse también en el transcurso del juego, al mismo tiempo, el líder tendrá una superioridad palpable. Debido a que la organización del juego se encuentra fundamentalmente en sus manos, él puede influir sobre la efectividad del juego de su "rival".
Incluso, aunque no existan indicios externos de conflictos y de intolerancia, cuando ambos jugadores dediquen grandes esfuerzos para no demostrar sus sensaciones internas, puede encontrar pruebas convincentes de la influencia negativa de sus relaciones durante el juego.
Durante las investigaciones sociométricas, a uno de los equipos se le analizaron las relaciones existentes entre el capitán y el jugador principal del equipo. Ambos poseían un intelecto suficiente, con suma atención completaban cada columna del cuestionario, tratando de encontrar en la instrucción dada la respuesta deseada. La mayoría de las preguntas ellos la respondieron de forma tal, que el investigador podría tener la impresión de que entre ellos no existía la menor antipatía ni enemistad. Y solo en una de las columnas del cuestionario la respuesta deseada resultó tan confundida, que uno de los líderes expreso su verdadera opinión.
imagen
EL EQUIPO SIN LIDER
A veces nos encontramos con equipos en los que no existe un verdadero líder, es decir, el jugador que arrastra consigo a sus compañeros y puede dirigir activamente sus acciones. Las causas de esto pueden ser muchas. En una serie de casos esto está relacionado con la influencia manifiesta de la personalidad del entrenador, desde las fases de selección mas tempranas de los jugadores y de la formación del equipo.
La carencia de líder es catalogada como deficiencias del equipo. Por consiguiente, desde su "nacimiento", el equipo debe dirigirse de forma tal, que en el mismo debe existir un deportista que posea un buen potencial de posibilidades para que sea elegido líder. Este potencial se manifiesta en la conducta general del jugador, en sus puntos de vista y en sus habilidades. Desde sus primeros contactos con el deportista, el entrenador puede observar al líder "encubierto". Durante esto el entrenador puede interesarse por: "quién es fundamental en su terreno, cuando juegan; quién es el organizador de las acciones, que muchachos son considerados fundamentales; cuántos de los jugadores mantienen relaciones estrechas con él. Y para finalizar es mucho mejor descubrir el líder potencial durante el juego: el más decidido, con más iniciativa, ingenioso y, como regla, coopera activamente con los jugadores.
Un equipo mal seleccionado puede tener un grado de no heterogeneidad tal, que esto pueda ser la causa de su discapacidad para seleccionar de sus filas el líder. La crisis en las relaciones a veces alcanza un nivel tal, que el grupo no está en condiciones de hallar el mínimo de cohesión, necesario para su funcionamiento normal, ya que ésta se descompone en diferentes grupos.
El equipo que es dirigido por el entrenador utilizando un estilo anárquico, con frecuencia no tiene "lugar" inclusive, para el líder, lo más seguro es que el líder no podrá existir sin una reorganización sólida de las relaciones, las que deben ocupar el lugar correcto entre el entrenador y el equipo.
El equipo que carezca de líder no está en condiciones de mostrar todas sus posibilidades. Este tipo de equipo es especialmente sensible a las situaciones críticas y prácticamente no esta capacitado para en el momento necesario introducir los cambios activos en el transcurso de los acontecimientos y alcanzar el resultado. Un desarrollo desfavorable de los acontecimientos origina la escisión en las relaciones entre los jugadores, el equipo se convierte en un grupo que no tiene unidad entre los individuos y por lo tanto, deja de ser un grupo cohesionado.
imagen
LA EXISTENCIA DE VARIOS LIDERES
No es difícil analizar la situación que existe en un equipo que tiene dos líderes y un capitán, que posee además, status sociométrico negativo. Esta situación se hará aún más compleja cuando a estos dos líderes se adicione otro jugador. En este caso, el empeoramiento del juego del equipo podrá ser observado inclusive, por un espectador no calificado. Con frecuencia el contrario planifica su plan táctico teniendo en cuenta precisamente estos factores, que debilitan considerablemente la capacidad combativa del equipo. Con esta situación, las relaciones entre los jugadores se alteran y habitualmente salen fuera del marco de su actividad de juego, los conflictos conmocionan a todo el equipo. Este puede en el momento decisivo del campeonato dar muestra de todos los índices de una gran caída.
Las causas fundamentales de esta situación hay que buscarlas en el propio equipo. Es posible, que la rivalidad recíproca entre los líderes potenciales no se dirigió a su tiempo de forma adecuada, por el contrario, esta rivalidad pudo verse formando artificialmente o estimulada en el equipo, porque de los diferentes jugadores "claves" se esperaba más de lo que ellos podrían dar. Y de esta manera en el propio equipo surgió una situación de rivalidad, de lucha por el papel principal. Como regla, a esto hay que adicionarle también los factores externos: los espectadores, la prensa, los agrupamientos en el staff de entrenadores y la dirección del deporte. Los conflictos abiertos, los acontecimientos, las reacciones emocionales excesivas contribuyen mucho más al desarrollo desfavorable de las relaciones complejas.
Al mismo tiempo, los dos líderes que existen en el equipo no representan en sí ningún problema serio y no obligatoriamente deben alterar las relaciones interpersonales en el grupo. El problema surge sólo en caso, cuando el grupo fue conformado de manera tal, que a éste le sea necesario o un líder, o que las cualidades de ambos no responden en la medida necesaria, a la necesidad del grupo.
Como lo demuestra la experiencia, ambos líderes pueden colaborar exitosamente en un equipo si ellos se completan uno al otro, si combinan su juego con el juego de todo el equipo. Esto puede observarse también en algunos equipos deportivos de clase superior. Resulta, que el grupo no solo acepta a ambos líderes, sino que también reconoce este estilo de dirección, lo que contribuye a que exista una mayor cohesión entre los jugadores y que desarrollen un juego exitoso. Por otra parte, por ejemplo, en una serie de equipos de fútbol puede encontrarse a los líderes, que inspiran a los jugadores restantes no sólo en el plano competitivo, en el plano del juego, sino que también influyen sobre el equipo fuera de los marcos de la actividad deportiva. Como regla, las combinaciones de líderes "emotivos" y "laboriosos" tiene gran acierto en el equipo.
imagen