2.- LA MEDIACIÓN: SOPORTE LEGAL
 
1.- LA MEDIACIÓN: QUE ES?
2.- LA MEDIACIÓN: SOPORTE LEGAL
3.- LA MEDIACION: OBJETIVOS
4.- LA MEDIACIÓN: MODALIDADES DE INICIO
5.- LA MEDIACIÓN LABORAL
6.- LA MEDIACIÓN CIVIL Y MERCANTIL
7.- LA MEDIACIÓN: Prácticas de Procedimientos de Mediación.
8.- LA MEDIACION: NOTICIAS
9.- Credenciales de Mediador
10.- CONTACTO

11.- La Mediación: Tendencias
12.- La Mediación en República Dominicana
2.- LA MEDIACIÓN: SOPORTE LEGAL

Imagen
La mediación es la intervención de una tercera parte, competente e imparcial, en una disputa, con el propósito de ayudar a las partes a resolver sus diferencias y a mejorar sus relaciones en el futuro, proveyéndolas de un ambiente seguro.

Existen dos aspectos relevantes de las intervenciones de mediación, que ya se anuncian en la definición, los cuales se refieren a la competencia y la imparcialidad de las personas que asumen el rol de la mediación.

- La competencia se refiere a la preparación, formación, y habilidad de los miembros del equipo mediador en técnicas relativas al proceso y la comunicación entre las partes.
 La mediación es un rol complejo, que no puede ser asumido por la clásica concepción del ‘buen hombre’ o el ‘patriarca’. Si bien la proximidad del mediador/a a las partes facilita la aceptación y confianza de las partes en su buen hacer, sin embargo, la efectividad de la mediación requiere que las personas que asuman dicho rol estén formadas en las estrategias y tácticas disponibles para la mediación.
 Como han indicado Carnevale y Pruitt (1992), el éxito de la mediación depende:
a) Del grado en que las partes acepten al mediador/a – de la confianza, imparcialidad y honestidad transmitida por la persona que ejerza dicho rol, y
b) De los conocimientos de las técnicas y estrategias de negociación y mediación de la persona que asuma dicho rol, que requieren,
generalmente, de una formación y entrenamiento previo en la gestión de
disputas.
 De un modo similar, han indicado Rodríguez-Piñero, Del Rey y Munduate (1993), que la dificultad de un sistema de mediación consiste en encontrar buenos/as mediadores/as que sepan cómo intervenir, en qué momento, con quién, producir un clima favorable y descubrir posibles áreas de compromiso.

- En cuanto a la imparcialidad, significa que no se favorece a una de las partes sobre la otra, ni se persigue un interés propio en el resultado del acuerdo.
 La persona que desempeña dicho rol, puede no ser neutral con el proceso, en el sentido de encontrarse más próxima a una de las partes por razones diversas - como el conocimiento o las relaciones previas a la mediación, o la elección/asignación realizada por una de las partes sobre dicha persona como mediadora-, lo importante es que dicha persona ejerza y transmita imparcialidad, durante todo el proceso, de un modo que sus actuaciones no vayan a perjudicar o favorecer a ninguna de las partes implicadas en la disputa en curso (Kleiboer, 1996)

El estatuto del mediador civil y mercantil

Resumen:

En el presente trabajo se van a analizar los distintos aspectos relacionados con el estatuto del mediador, en el orden que vienen regulados en el Título III de la Ley 5/2012, de 6 de julio, de mediación en asuntos civiles y mercantiles, comenzando por las condiciones exigidas para el
desempeño profesional de la labor de mediador y el importante papel que habrán de desempeñar las instituciones en cuanto a la calidad de la mediación, para seguir por el papel del mediador civil y mercantil durante el procedimiento de mediación, y finalizar con la posible responsabilidad en que pueden incurrir los mediadores en el desempeño de su labor profesional, así como las instituciones de mediación para las que presten sus servicios.



TEXTO COMPLETO de "El estatuto del mediador civil y mercantil"
VER EN EL ENLACE (Copia y pega en el navegador):
https://revistademediacion.com/wp-content/uploads/2014/05/Revista-Mediacion-13-2.pdf
AUTOR:
Emiliano Carretero Morales
Doctor en Derecho
Profesor de Derecho Procesal y Resolución Alternativa de Conflictos
Universidad Carlos III de Madrid
Mediador
emiliano.carretero@uc3m.es
Manuscrito recibido: 08/04/2014
Manuscrito aceptado: 29/04/2014
Imagen
CONTACTO
.
.
Situación de la Mediación en la República Dominicana.
La República Dominicana carece de una ley especial que trate el tema de mediación de conflictos, por lo que se hace necesario avanzar con el referido tema, como lo han hecho muchos países de la región.

Así lo afirmaron Celeste Intriago Fernández, coordinadora de proyectos del Instituto de Estudios para la Paz y Cooperación, y Alexis Rafael Peña, director del Centro de Mediación Familiar del Poder Judicial, quienes consideraron como un desafío la elaboración e implementación de una Ley de Mediación en el país.

Alexis Rafael Peña aclaró que en el país solo existen dos resoluciones emitidas por la Suprema Corte de Justicia, una que declara como política pública los métodos alternos de solución pacífica de conflictos y la otra que es la que crea el Centro de Mediación Familiar.

Esas dos resoluciones, que son jurisprudencia, en el sentido de que son resoluciones emitidas por el pleno de la Suprema Corte de Justicia, pero hasta ahora, no se ha planteado la elaboración de una Ley, pero sería bien importante ya que hay otros países latinoamericanos que tienen leyes de mediación, en este caso Argentina, Chile, Panamá, Uruguay, Paraguay, o sea, hay varios países de la región que tienen legislación en ese sentido, precisó.

Indicó que el Código Procesal Penal de la República Dominicana, en sus artículos 37 y siguientes, contempla la conciliación y la mediación como forma de resolver conflictos.

Sería interesante y necesario la elaboración de una ley de mediación, porque es una forma de regular algo que se está haciendo por más de seis años en la República Dominicana&, dijo.

La Ley de Mediación Familiar regiría los casos en que se pueda aplicar la mediación, procedimientos de solicitud, quien puede ser mediador y quien no lo es, entre otros puntos.

Intrago considera que en el país falta mucho por avanzar en términos de mediación.

EL MEDIADOR.-

De acuerdo a Celeste Intriago Fernández, un mediador debe ser una persona que este formada para esos fines.

Porque la mediación no es informal es un proceso muy estructurado que tiene unas fases, y el mediador tiene que desarrollar una serie de habilidades para poder ser mediador. Es un profesional del conflicto, cualquier persona no puede ser mediador. En las leyes que yo conozco se le exige una formación previa, que suele ser una licenciatura en derecho, trabajo social, y psicología, explicó.

Casos resueltos satisfactoriamente

El Centro de Mediación Familiar del Poder Judicial recibe mensualmente cerca de 140 solicitudes de mediación de conflictos en el ámbito familiar y comunitario, y de esa cifra un 63 por ciento llega a un acuerdo satisfactorio cuando se trata de conflicto familiar, en tanto que en términos comunitarios que el porcentaje es mayor.

Celeste Intrago Fernández y Alexis Rafael Peña ofrecieron sus declaraciones durante una visita realizada el periódico El Día donde anunciaron la celebreción del Primer Seminario Internacional de Mediación en República Dominicana, el cual será desarrollado los días 27 y 28 de este mes DE Junio de 2011, en el auditorio de la Suprema Corte de Justicia, y que contará con la participación del experto en investigación sobre la paz y los conflictos sociales, Johan Galtung.
.
.
imagen
Procuraduría General de la República
Sistema Nacional de Mediación y Conciliación de Conflictos
.
.
imagen
Directrices de las Naciones Unidas para una mediación eficaz
Las Directrices de las Naciones Unidas para una mediación eficaz se publicaron como anexo del informe del Secretario General sobre el fortalecimiento de la función de mediación en el arreglo pacífico de controversias, la prevención de conflictos y su solución (A/66/811, 25
de junio de 2012)


imagen
PROPUESTA ACADÉMICA

Sistema Nacional de Resolución de Conflictos

PROGRAMA DE CAPACITACION
Propuesta de Ángel Gomera
El Sistema Nacional de Resolución de Conflictos, se crea como respuesta a las continuas y alarmantes situaciones de conflictos y controversias originadas como resultado de la convivencia e interacción cotidiana de sus ciudadanos/as, y que en muchas ocasiones degeneran en actos violentos y trágicos, pueden ser abordadas mediante el diseño, implementación y monitoreo de políticas públicas, destina a incorporar mecanismos alternos de resolución de conflictos.
imagen