Atenea/Minerva | Apolo/Febo | MITOLOGIA GRECOLATINA | Zeus/Jupiter | Hera/Juno | Artemisa/Diana | Hefesto/Vulcano | Hermes/Mercurio | Ares/Marte | Afrodita/Venus | Rea/Cibeles | Poseidon/Neptuno | Demeter/Ceres | Dionisios/Baco | Hades/Pluton | Heracles/Hercules | Hestia/Vesta
 
Rea/Cibeles
 
 
Rea
Cuentan las más legendarias narraciones que Rea es la diosa que nació de la relación que mantenían Gea y Urano, es decir, los dioses de la Tierra y el Cielo, respectivamente. Cuando tuvo edad, Rea se casó con su hermano Cronos, aunque no podría decirse que felizmente ya que, desde que nació su primer hijo, el poderoso dios decide devorar a todos sus descendientes para evitar un Oráculo que le anunciaba que uno de ellos le arrebataría su poder. Rea y Cronos tuvieron a Zeus, Poseidón, Hades, Hera, Deméter y Hestia. Sólo Zeus se salvó de morir nada más nacer a manos de su padre, gracias a la astucia de su madre. Ésta entregó una piedra envuelta en pañales al cruel Cronos que, sin miramiento alguno, la engulló en un abrir y cerrar de ojos.

Mientras, el niño fue puesto en manos de las ninfas que moraban en los montes de Creta, quienes lo ocultaron en una escondida gruta. Allí, lo cuidaron y amamantaron con leche de una famosa cabra de nombre Amaltea y lo protegieron hasta la edad adulta. Para que el llanto del pequeño no fuera nunca oído por el temible Cronos, los fieles sacerdotes de Rea, llamados "coribantes", tenían encomendada la delicada misión de hacer sonar cascabeles, tambores y címbalos, con cierta regularidad y, al propio tiempo, entrechocar sus escudos de metal. Hacían tal ruido que evitaban que se oyeran los potentes lloros de un niño tan especial como Zeus.

En cuanto el bebé creció se dispuso a salvar a sus hermanos para, a continuación, enfrentarse a su padre. Abandonó las montañas en donde había sido, hasta entonces, feliz; y fue a pedir ayuda a Metis, porque era célebre por su astucia y sabiduría. Curiosamente, cabe decir que ella será más adelante la primera esposa de Zeus. El caso es que, por el momento, lo que consigue el joven es que Metis le dé una pócima para el temible Cronos. Este titán, nada más ingerirla, fue presa de compulsivos vómitos y, así, pronto expulsó de su abultado vientre a todos los hijos que había engullido, entre los que también se encontraba la piedra que usó Rea para salvar a Zeus.
Hesíodo lo explica en su obra "Teogonía", de la siguiente manera: "Entre tanto, el joven dios se criaba rápidamente; su fuerza crecía al mismo tiempo que su valor. Cuando fue preciso, sorprendido por la astucia de Metis, vencido por el brazo y poder de su hijo, el taimado Cronos volvió a la luz a los hijos salidos de su sangre que había tragado y, ante todo, la piedra engullida tras ellos, Zeus la fijó en la tierra, en la divina Pito, al pie del Parnaso, para que fuese un día, ante los ojos de los mortales, el monumento que proclamase sus maravillas".

Cuando ya los hermanos se hallaron a salvo, Zeus les propuso luchar contra su propio padre, al que vencerían al cabo de diez años de cruentos combates. Con esta lucha entre padres e hijos, se ponía fin a la denominada "Edad de Oro" y comenzaba el reinado del dios de los dioses, es decir, de Zeus