Misiones Internacionales de
Venezuela
Bienvenidos a la página con una visión de alcanzar a los no alcanzados


Misioneros: vayan y prediquen su fe


Jenny Lozano

El Universal

Caracas.- 'Id por el mundo entero, predicad el Evangelio a toda la creación', este texto del evangelio de San Marcos, narra el último mandato que dio Jesucristo a sus apóstoles.

A partir de ese momento los discípulos de Jesús decidieron dejar sus tierras y difundir la doctrina cristiana en otras partes del mundo.

Esta labor emprendida por los apóstoles aún continúa, las iglesias cristianas siguen enviando hombres y mujeres a predicar el evangelio en tierras lejanas.

Hoy muchas son las personas en el mundo que deciden abandonarlo todo para divulgar sus creencias religiosas en lugares distantes: se les conoce con el nombre de misioneros.

A juicio de Fernando Castillo, jefe del Departamento de Misiones de la Iglesia Pentecostal Las Acacias, 'un misionero es un enviado'. Es un hombre que 'tiene un compromiso fuerte con Dios, un sentido de conciencia, un sentido de fe y obediencia. Es una persona que ha entendido que ha sido llamada para realizar una labor importante'.

Todos ellos tienen una vocación muy fuerte, explica Castillo, y son capacitados y entrenados para poder transmitir el mensaje evangélico a hombres con creencias y costumbres diferentes.

Para Luis Magín Alvarez, de la iglesia bautista, 'los misioneros son personas que van al mundo para cumplir el mandato que recibieron los primeros cristianos de ser los portadores de la Buenas Nuevas de Salvación de Dios. Los cristianos tenemos ese mandato de ir a evangelizar y eso lo hacemos no por proselitismo ni por ganar adeptos, como se pudiera pensar, no somos conquistadores, lo hacemos porque sabemos que la verdad del evangelio no debe quedarse sólo con nosotros'.

Los misioneros van a los países donde exista la necesidad, destaca Alvarez, ellos deciden el tiempo que se quedarán.

'No hay tiempo definido para la misión, sin embargo en muchas ocasiones los misioneros se enamoran del país a donde se les envía y deciden quedarse por muchos años y tener hijos'.

Esto hace más fácil el proceso de adaptación y el trabajo se realiza con menos dificultad. La mayoría de los misioneros bautistas, según Alvarez, son familias enteras, en pocas ocasiones se envían misioneros solteros. Estas familias se preparan a trabajar en unión y establecen iglesias con las personas de la región en donde se encuentran.

Según Castillo, gracias a la llegada de misioneros, en su mayoría norteamericanos, surgieron las iglesias evangélicas en Venezuela.

Estas personas llegaron al país con sus familias y decidieron radicarse por muchos años 'tal es el caso de nuestro pastor Samuel Olson, él es hijo de una de las primeras familias misioneras que llegaron a Venezuela. Ellos eran misioneros biocupacionales, es decir, personas profesionales que además de dedicar tiempo a transmitir el mensaje de Jesús trabajaron en Venezuela durante muchos años, en empresas establecidas en el país'.

Ese es el caso de la mayoría de los misioneros norteamericanos que llegan a Venezuela, explica Castillo, muchos son profesionales psicólogos, biólogos e ingenieros. En Venezuela la mayoría de los misioneros protestantes son norteamericanos. En Caracas existen más de 40 centros misioneros conformados por estadounidenses, dedicados a predicar el mensaje bíblico. Además, y a la preparación de nuestros jóvenes y tienen la tarea de formar un liderazgo local capaz de continuar luego la labor iniciada por los misioneros.

Los católicos

Los católicos cuentan con una extensa historia misionera en Venezuela. El director de las Obras Misionales Pontificias, el sacerdote Oswaldo Roche, manifiesta que 'desde la llegada de los colonizadores españoles contamos con misioneros en el país, han sido muchas las congregaciones religiosas que han venido al Venezuela a colaborar y a transmitir su mensaje cristiano'. Para la Iglesia Católica es importante la presencia de misioneros en lugares cuyos habitantes se encuentran alejados de la palabra de Dios.

'El misionero católico además de llevar un mensaje de fe se encarga de actividades de carácter social, de ayudar a aquellos más necesitados, por eso enviamos misioneros preferiblemente profesionales, capaces de brindar apoyo en comunidades realmente carentes de servicios básicos, como es el caso de las zonas indígenas venezolanas', destaca Roche.

Con relación a la manutención del misionero, generalmente son las mismas comunidades religiosas las que se encargan de enviar el dinero necesario para su sostenimiento.

El padre explica que las Obras Misionales Pontificias se encargan de recoger donaciones tanto de venezolanos como extranjeros y cuentan con un equipo juvenil que trabaja en la recolección del material necesario para la labor de los misioneros.

Los bautistas

Del mismo modo, los bautistas buscan la manera de proporcionar los insumos necesarios a sus misioneros, Luis Magín Alvarez comenta que 'ellos vienen a dejar, no vienen a sacarle dinero al país. No reciben ayuda del Gobierno y tampoco la aceptarían. Las misiones cristianas no deben hacerse con aporte del Gobierno, sino con el bolsillo de los nacionales, de los creyentes'.

Esto hace aún más loable la labor del misionero, que no sólo deja su vida y su país, sino que además se conforma con una pequeña cantidad mensual para satisfacer sus necesidades primordiales.

La fuerza que los mueve para realizar este tipo de iniciativas no es más que vocación. En esto coinciden tanto los católicos como los protestantes, es esa vocación el impulso necesario del misionero, la materia prima para su labor y el motor de su trabajo.

Para los miembros de las sociedades modernas sería difícil poder observar ganancia alguna de este trabajo. Sin embargo, tanto para el sacerdote Oswaldo Roche, como para los miembros de las comunidades bautista y pentecostal, la ganancia está en lograr la tan anhelada salvación del hombre.

Si deseas entregar tu vida a favor de los no alcanzados, comunícate con nosotros para trabajar en llevar ese precioso mensaje:

54-0414-8464250
54-0283.2359494
misionesivenezuela@hotmail.com

Dios te bendiga
Tu hermano y amigo en Cristo:
Jairo Rolando Mendoza
Misiones internacionales de venezuela (MIV)

Jairo Mendoza, todos los derechos reservados.