Terroristas del Sonido

Y un día Jedbangers se hizo famoso, bueno no tanto, pero por lo menos en el último tiempo han cosechado los frutos del buen trabajo que hacen en Internet, eso mismo los llevo primero a la radio y ahora a la edición impresa. Este primer festival de Terroristas del Sonido, era también la primera fiesta de www.jedbangers.com.ar y el lanzamiento de la revista Jedbangers (que por cierto, esta buena) ¿Qué mejor que metal extremo para el festejo? Metal extremo hecho por las bandas más importantes dentro del género en el país.

La Revancha de Olavarria

Pero la cosa se hizo esperar y más de una hora más tarde que lo anunciado, Vampiria tomo el escenario dispuestos a demostrarnos que su pálida actuación como invitados de Lacrimosa se debió solamente problemas de sonido. Justamente el sonido del lugar fue más que correcto durante toda la noche cosa que ayudo al desempeño de una banda tan ajustada y a su vez brutal como Vampiria.
No quiero deshacerme en elogios para con los muchachos de Olavarria, pero me resulta imposible no destacar la contundencia que ofrecieron en su corto pero efectivo set, "Brother Wolf", "Legacy in Blood", "Break The Seal" (como adelanto del segundo disco "Wicked Charm") y "Grull Has Arrived" como los momentos más destacados de una actuación sin fisuras y cuya única pega sea la no inclusión de la estupenda introducción de teclas que posee "Satan´s Legions Comes" (intro que la banda no ejecuta desde que Oswalth dejo los teclados para dedicarse a la guitarra) que le resta sorpresa y efectividad al tema. Cerraron con un bis a pedido del público, que confirmo que todos teniamos la misma sensación, lo de Vampiria había sido formidable.
¿Se acuerdan que luego del show de Vampiria junto a Lacrimosa les dije que habría revancha? La revancha llego y la diferencia de goles fue tan grande que no hizo falta ir a los penales.

La Resurrección de Jesus (y mierda que soy original)

Creo realmente que los organizadores no esperaban tanta gente, soy un inepto para calcular (y para muchas otras cosas) pero me arriesgo a decir que había bastante más de 300 personas y el lugar quedo chico (increíble en esta Argentina modelo 2002) lo cual fue bastante molesto y es un punto a mejorar en el futuro, más aún cuando en el ínterin entre Vampiria y Jesus Martyr se corto la luz, quedando el Salón Pueyrredon a oscuras. Curiosamente no hubo ningún idiota al cual se le ocurriera alguna ocurrencia (valga la redundancia) de las cuales el metal argentino conoce y padece, por suerte la interrupción de la electrecidad fue temporal y a los pocos minutos estábamos disfrutando del metal (!) nuevamente.
Bastante era la expectativa para saber como funcionaria Jesus Martyr en su regreso, luego de más de un año fuera de los escenarios y estrenando formación ¿Temían que la banda haya perdido su poderío? Nada de eso, si hasta tuve que contarlos varias veces para convencerme que había solo 4 miembros, que sonaran como si fueran 4.000 es otra cosa, las guitarras se multiplicaban en el aire y tengo una sospecha que es saber si escondido debajo de la batería, en lugar del doble pedal (¡ ni siquiera doble bombo !) no había un enano con un prominente marulo dándole cabezazos al bombo y facilitando la tarea inhumana del baterista Guillermo Gomez. Otra de las dudas era la tarea que realizaría vocalmente el también bajista Bruno Nasute, quien hizo un trabajo más que digno aunque no es fácil reemplazar a Santiago Ferrer y va a llevar un tiempo para que olvidemos por completo a aquel Jesus Martyr.
"Anima Sonica" (como adelanto de "Pampa Awaken" lo nuevo de JM) y el cierre con "Nutritive Soul" (la letra de este tema es lo más) como los momentos más calientes del show. Quizás algunos samplers y la exclusión de los teclados sean los puntos en los cuales menos concuerdo, pero Jesus Martyr fue una pared, y no solo eso, sino que la pared que se nos cayo encima.

El Death Metal no se olvida

De la escena de Death Metal nacional que existía a principios de los ´90, la misma que formaban Pandemia, Carnarium, Zoofilia y tantas otras ¿Cuántas bandas quedan? Pocas, realmente muy pocas, más si tenemos en cuenta que los Avernal son (creo yo) un poco posteriores. Sin embargo pocas bandas se mantuvieron dentro de los límites del género, aún así los Avernal se volcaron en su último trabajo al costado más rockero del mismo sin perder su esencia Death.
Luego de semejante dos descargas por parte de las bandas que abrieron la noche, decidí ver el show de Avernal desde el hall previo al lugar más cercano al escenario. Tantos años arriba de las tablas hacen casi imposible que la banda suene mal, sin embargo por momentos me parecian monótonos y las canciones repetían bastante en sus formulas, eso si, contundencia no les falta y quien esto escribe no es precisamente un fanático del estilo que estos muchachos practican, saquen sus propias conclusiones.

Jeremias no tiene nada de manso (y la originalidad me abrume, la mierda)

Para cerrar la noche, nada menos que el debut del Primer "Supergrupo" Oficial del Metal Argentino, si amigos, esa modalidad (que le dio al metal grandes bandas como Borknagar o Lock-up) de "Supergrupo" tan común en Noruega o en EEUU se da por ¿primera vez? en el metal vernáculo. La formación de Manso Jeremías incluyen a Martín Furia en guitarra (Jesus Martyr), Gabriel Raimondo en voz (Taura), Claudio Filadoro en guitarra (ex Natas, Santoro, entre otros, actual Gallo de Riña), Rafael Demoro en bajo con la remera más notable entre los presentes y Mariano Miranda en batería.
Acaso estamos ante una banda que tiene lo que a otras le falta, actitud, (el demo se llama "Se van todos a la mierda" y no parecían estar muy preocupados por la reacción del público), sin embargo debo decir que no me volaron la cabeza como esperaba, ni siquiera colmaron mis expectativas (supongo que a ellos les chupa un huevo, así que sigamos), pero debo hacer una salvedad, si el flyer promocional los "vendía" como más que aptos para los fanáticos de Entombed y Slayer, no soy precisamente lo que puede considerarse como un seguidor de esas bandas, es más Entombed directamente no me gusta.
A favor tenían que a pesar de ser su primer show, sonaban como si fuera su presentación número 472 y que los solos de guitarra que se repartieron entre Martín Furia y Claudio "El Pastor" Filadoro eran realmente formidables.
En contra, alguna frase "desafortunada" por parte del cantante Gabriel Raimondo, quien se refirió al público (que se mostró bastante frío durante el set) casi despectivamente, quizás sea esto parte de la actitud que tiene la banda, pero la frialdad del público, al contrario de lo que pienso que creyó el vocalista, no se debió para nada porque le disgustase la banda, sino por dos factores típicos de un show de estas características, el cansancio luego de ver tres bandas del calibre de las que se presentaron y, el más importante, el desconocimiento absoluto por parte del público del material de la Manso Jeremias (repito, era su primer show). Les aseguro que con el correr de las fechas, veremos una banda aún más afianzada y también a un público más involucrado con su propuesta, que te podrá interesar o no, pero que no podes negar que Manso Jeremias tiene resto suficiente para agradar a buena parte de la escena.

Buenas Noches

La fiesta de los terroristas termino en paz (estoy haciendo todos los chistes fáciles e imbeciles posibles, pido disculpas). Solamente quiero recalcar una cosa, acá no hubo gente que se lleno la boca diciendo que defiende el under y toda esa demagogia baratísima a la cual el metalero promedio argentino esta acostumbrado, es más esta gente también escucha Korn (uh son falso metal!!!). Aquí lo que se pudo demostrar, es que con ganas de hacer las cosas bien, objetivos bien planteados y el apoyo necesario se pueden hacer grandes cosas, ojalá este solo sea el comienzo.

Matías Conde

Para más info visiten www.jedbangers.com.ar